miércoles, 7 de junio de 2017

Testosterona e invasión: la clave biológica tras el movimiento "Refugees Welcome"






Mateo 21: 43.


Desde mil enfoques se ha querido entender la así llamada "crisis de los refugiados". Como se sabe, Europa lleva varias décadas siendo punto de llegada de inmigración procedente de países más pobres, fundamentalmente de África (tanto la árabo-mora como la subsahariana), Próximo Oriente, el subcontinente indio e Iberoamérica. Ese proceso de trasvase poblacional se ha recrudecido en el presente siglo XXI y ha ido a más de manera acelerada en la presente década. Visto tal proceso desde la perspectiva más racional, objetiva y ecuánime posible, tengo que decir que hay muchas cosas que pueden parecer incomprensibles. 

-Se nos dice que las gentes que llegan en oleadas en los últimos años como refugiados están escapando de guerras, especialmente la guerra civil de Siria, cuando en realidad ése es un pequeño porcentaje de las oleadas.

-Asimismo, se esperaría que las masas de refugiados estuviesen compuestas abrumadoramente por mujeres, niños y ancianos, quedando los varones jóvenes luchando en el lejano frente. Sin embargo, un vistazo a las masas de refugees desmiente por completo esa expectativa, pues encontramos sobre todo a varones entre los 20 y los 40 años.

-Se nos enseña a estar siempre identificados. Se nos da un DNI. Se nos monitoriza desde las distintas administraciones públicas. Se sabe todo de nosotros. Pero a nadie parece resultarle contradictorio que los poderes públicos, la mayoría de los partidos políticos institucionales y casi todos los medios de comunicación preconicen la llegada de gente que no conocemos, de la que nada sabemos y de cuya historia personal lo ignoramos todo. 

-Se nos enseña a tratar a las mujeres como iguales a los hombres, y a no discriminar a los homosexuales. Sin embargo, todo ese conjunto de instituciones, partidos y formadores de opinión no parece preocuparse demasiado de que un porcentaje elevado de refugees provienen de culturas netamente misóginas y homófobas. 

-Se nos educa desde muy niños, llenándonos la cabeza de datos y conocimientos, insistiendo en la importancia que tienen para el futuro y para el sostenimiento de las sociedades la mano de obra cualificada, la cultura amplia y la carrera universitaria. Pero por otra parte el sistema se contradice alentando la llegada de gentes con escasa o nula preparación, que por no saber no saben ni el idioma del país de acogida. ¿Dónde está ese interés en la mano de obra cualificada?

-Se nos dice que los refugees son un factor de sostenibilidad del sistema. "Vienen a pagarnos las pensiones", se nos dice. Pero ese discurso -que de ser cierto sería profundamente egoísta por parte de quien lo dice- se contradice con el de la caridad, que son acogidos por humanidad. 

-Se nos dice que vienen a animar la alicaída natalidad europea y española. Eso sería creíble si también vinieran mujeres en números similares. Pero si uno ve las imágenes de riadas humanas de refugiados como las que hemos visto en los últimos tres o cuatro años le costará encontrar a una chica.

-Se nos dice que la diversidad es buena, que hay que mezclarse, que hay que dejar entrar. Pero ese fomento de la diversidad parece ser unidireccional. En países emisores de migrantes como los islámicos, un cristiano no tiene la libertad religiosa que sí tienen los musulmanes en los países postcristianos. Nadie parece estar insistiendo a Japón o a Israel a que dejen entrar a oleadas de "enriquecedores". Japón está lejos y es una isla; Israel está en el meollo geopolítico de este trasvase pero se ha hecho isla a sí mismo para sobrevivir. La presión es mayor hacia países europeos que no quieren entrar en ese juego, como Polonia o Hungría. Es significativo que se dé una mayor resistencia a la admisión de refugiados en los países europeos del Este en comparación con los occidentales. Son países más pobres que Alemania o Francia, por lo cual tienen menos margen para jugar a ser progres. Ser progre es un lujo bastante caro, que en Occidecadente se ha pagado con nuestros impuestos y ahora se paga con deuda soberana. Los países eslavos no pueden permitírselo y tampoco quieren.

-Se nos dice que todos somos iguales. Pero incluso en tema de inmigración para el sistema político, institucional y mediático no todos los inmigrantes son iguales. El sistema suele presentar como cara amable de la inmigración a un chico negro fibroso y sonriente o a una chica siria de ojos grandes y hiyab de seda colorida, pero nunca presenta como ejemplo de inmigración enriquecedora a un tendero chino. Es curioso, porque los chinos parecen un ejemplo perfecto de integración. Son pacíficos, no dicen una palabra más alta que otra, son extremadamente laboriosos, no hacen ruido por las noches, educan bien a sus hijos (que suelen ser buenos estudiantes), ahorran, no delinquen, son una cultura realmente exótica y lejana .... pero no entusiasman a los progres. Un malpensado diría que los chinos, acostumbrados a que el sistema de su país de origen les deje vendidos a su suerte, se afanan para conseguir ser independientes, gracias a sus negocios y a sus redes familiares de apoyo. Por tanto, no son carne fácil de pastoreo por parte del sistema. Sintomáticamente, el sistema permite los "chistes sobre chinos" mientras que censura, con el ceño fruncido, cualquier comentario crítico hacia el islam, por ejemplo.

-Se nos dice que vienen los más pobres entre los pobres. Sin embargo para engrasar las verdaderas odiseas que esos chicos afrontan hace falta dinero. Solamente llegar a España escondido en los bajos de un coche cuesta 6000 euros, según EFE. Todo el trayecto desde un país subsahariano puede suponer una auténtica fortuna para el inmigrante. Los más pobres entre los pobres se tienen que quedar en su país natal, mientras que los que tienen algo de dinero (en vez de quedarse allí intentando mejorar su país con ese dinero y con su capacidad de trabajo) intentan el salto al paraíso europeo.

-Se nos dice que el paro es el problema por excelencia de nuestras sociedades. No obstante, el sistema no tiene empacho en inyectar más gente para competir con los autóctonos por los puestos.

-Se nos dice que países como Usa fueron erigidos gracias a la inmigración. Ahora bien, evitan aludir al terrible destino que sufrieron los autóctonos pieles rojas ante las oleadas migratorias europeas. 

Cuanto más reflexiono sobre el tema de los refugiados, más contradicciones encuentro, pero eso no parece preocupar mucho a los poderes públicos, empresariales y mediáticos de Occidecadente (que nunca se han opuesto a las riadas inmigratorias), ni a gran parte de la población europea que les recibe con carteles de bienvenida. A título personal, y dado que soy de Galicia, me sorprende bastante la postura del nacionalismo gallego sobre el tema. Los nacionalistas pivotan la identidad de Galicia obsesivamente sobre el idioma. Para ellos Galicia está siendo colonizada por el idioma castellano, mientras que el idioma gallego es el que conserva el alma del país. Y, a pesar de esa convicción, jamás han criticado la inmigración masiva de gentes que, o ya hablan el castellano y no necesitan aprender gallego, o no conocen ninguno de los dos pero se limitarán a aprender el castellano porque consideran que les llega y sobra. El arrinconamiento minoritario de la lengua gallega no parece importarles en ese caso a los hijos espirituales de Breogán.


Crédito: soshable.com. Abundante fuerza masculina, embalsada a duras penas por más fuerza masculina. ¿Dónde están las mujeres, combatiendo en el frente?


Supongamos que la mayoría de los inmigrantes de países más pobres no son realmente refugiados. Supongamos que no están huyendo de una guerra o de persecución política o religiosa. Supongamos que simplemente quieren optimizar sus expectativas económico-sociales viviendo en países más prósperos, más tranquilos, más asistenciales. 

Visto así, no tiene nada de chocante para el espectador ecuánime. Esas gentes se han enterado de que aquí se vive bien, y aquí se vienen. Habitualmente no se quedan en los países de acceso, como España o Italia (que es lo que haría un refugiado, solicitar asilo en cuanto le fuera posible), sino que siguen dirigiéndose más al norte. Hace unas décadas era la televisión occidental la que hacía de "efecto llamada". Sobre todo la publicidad. Qué bien se vivía en Occidecadente según la publicidad: las casas enormes, mujeres guapas sin una figura masculina vigilante cerca, abundante comida ¡incluso para perros! Últimamente el reclamo viene de Internet y de los smartphones. Gracias a tres o cuatro whatsapps, una pandilla de jóvenes de alguna barriada de una ciudad africana o próximo-oriental están al tanto, céntimo a céntimo, de toda la red de ayudas que el ciudadano occidental con sus impuestos pone a su disposición si se presentan allí y piden cobertura social. A eso hay que sumarle las ayudas de las ONG. Si el caso de Cáritas financiando el cambio de pantalla del móvil de una mujer marroquí (65 euros) no es "efecto llamada", no sé qué podría serlo. Eso por poner un caso como hay muchos.

Lo que ya entiendo menos es la política del otro lado, la de los países de acogida, por lo contradictoria que me resulta. Casi todos los poderes institucionales y parte de la población blanden el "Refugees Welcome". Y eso, aunque no se entienda, tiene necesariamente un porqué. Nada sucede porque sí. 


Luminosas palabras de César Vidal, hecho una "máquina de matar" últimamente.


Se pueden esgrimir una serie de explicaciones para entender por qué los poderes institucionales están llevando esa política pro-inmigracionista. Pero dado que quiero resumirlas en una sola idea-fuerza lo bastante potente e ilustrativa, lo diré así: el sistema actúa como un ser vivo.

Es así. La administración estatal, la autonómica, la municipal, las demás administraciones territoriales, la administración institucional, la administración corporativa, los sindicatos afectos al régimen, el empresariado próximo a las concesiones y obras públicas, los emprendedores con el BOE en la mano, los voceros mediáticos dependientes de publicidad institucional, los chiringuitos, la Iglesia Católica, los distintos partidos políticos que reciben fondos, los bancos, las terminales formadoras de opinión pública .... todo ese sistema de vasos comunicantes que se refuerza a sí mismo se ha convertido en un gigante monstruoso, al que Octavio Paz llamaba "ogro filantrópico", y que vive de nuestros impuestos así como de endeudarnos a nosotros y nuestra descendencia mediante la emisión de deuda soberana. Ese ogro no va a empequeñecerse a sí mismo por las buenas. No va a renunciar a ninguno de sus innumerables tentáculos. Y como el sistema de seguridad social tiene un esquema de estafa piramidal que se está viniendo abajo antes de lo que el ogro calculaba porque las mujeres ya no tienen hijos para cubrirlo, el ogro importa millones de potenciales cotizantes. Da igual que el valor añadido de la mano de obra de esa gente sea ínfimo, o que en vez de cotizar perciban ayudas. En una mezcla de voluntarismo y ceguera, el ogro ha optado por la "huida hacia delante", imaginando que tras unos años sostenido por más deuda soberana las cosas cambiarán.

Asimismo, el sector más izquierdista del poder político preconiza la llegada de inmigración pensando en su potencial de voto para cuando puedan votar. Un buen ejemplo es el de Francia. Aunque las estadísticas étnicas están allí prohibidas, los sondeos de opinión parecen indicar que en 2012 el voto musulmán francés se dirigió en un 86% a la opción de François Hollande. ¿Votaron a una opción ideológica laicista, globalista, pro-abortista por convicción? Más bien lo harían porque, aunque les repugne la ideología socialista occidental, les conviene para sus intereses. Y conforme pase el tiempo y con él la demografía francesa cambie más de signo, las opciones de Marine LePen serán cada vez menores. La izquierda quiere pastorear al electorado. En eso recoge el testigo del catolicismo, cuyos papas lucen enjoyados báculos pastoriles de fantasía.

Ahora bien, si para el sistema el pro-inmigracionismo es un balón de oxígeno y por tanto se puede entender -aunque no se aplauda- por qué ha adoptado las políticas que ha adoptado, siempre queda la pregunta de por qué buena parte de la población no mira críticamente la riada migratoria masiva sino que le da una efusiva bienvenida.





Vista en abc.net.au.

Crédito de esta imagen: R4vi, en Flickr.


Las imágenes que acabo de insertar, alguna ya icónica, son sólo un botón de muestra que se ajusta apropiadamente a lo que es el grueso de las manifestaciones en favor de la llegada masiva de los así llamados refugiados. En esas manifestaciones la presencia de mujeres jóvenes básicamente veinteañeras y europeas autóctonas es hegemónica. En algunas imágenes es prácticamente total. Es fácil de comprobar empleando el motor de búsqueda de la preferencia de cada uno. Miles de imágenes de manifas con chicas blancas jóvenes a la cabeza ilustran el fenómeno. Se piense lo que se piense acerca de qué hacer con la inmigración masiva, una cosa está clara: eso no es casual. Que haya tanta chica en las manifas no es casual.

Búsquense en un motor de Internet imágenes de manifestaciones pro-refugiados, y búsquense imágenes de refugiados. Por una parte, veremos mayoritariamente mujeres en su plenitud biológica para ser madres. Por la otra, veremos casi exclusivamente varones igualmente en plenitud biológica. 

La plenitud biológica de la mujer es distinta de la del hombre, respecto de las opciones de tener descendencia. Un hombre puede fecundar a una mujer incluso siendo muy anciano, y su carga de semen es repuesta de manera relativamente rápida tras la última eyaculación. Por el contrario, las mujeres tienen un reloj biológico más restrictivo, alcanzando el fin de su edad fértil entre los cuarentaitantos y los cincuentaitantos en promedio, y su carga de óvulo es un proceso costoso e incluso penoso que dura cuatro semanas. La mejor edad para tener hijos en la mujer es en sus veintitantos (I), mientras que el hombre tiene más margen. Cuando digo que los refugiados están en plenitud biológica no me refiero sólo al poder para fecundar a una mujer, sino al hecho de que parecen estar en forma, no están gordos sino fibrosos, y su aspecto es masculino, rudo incluso.

En mi opinión, la clave está más allá del ogro filantrópico y más allá del humanitarismo -criticable o no, eso lo dejo al parecer de cada cual-. Hay una clave biológica. Y en esa clave el elemento fundamental es la testosterona

Tal vez me equivoque y la testosterona no cuente. Tal vez esas chicas habrían recibido con el mismo júbilo y las mismas pancartas multicolor a riadas de bellísimas refugiadas ucranianas .... aunque permitidme que lo dude mucho. Dedicaré el resto del ensayo a explicar por qué creo que no me equivoco.

Hablemos de la testosterona.



Imagen: Getty, vista en The Independent. El luchador Conor McGregor.


LA HORMONA DEL PODER

La testosterona es una hormona esteroidea de carácter andrógeno, cuya función principal es la manifestación de los caracteres sexuales masculinos. Las mujeres también sintetizan esa hormona, si bien en mucha menor cantidad (aunque son más sensibles a ella). Casi toda la testosterona masculina es sintetizada en los testículos, concretamente en las células de Leydig. Un pequeño porcentaje es secretado por las glándulas suprarrenales.

La testosterona en cantidades aceptables va haciendo del niño un hombre. Desarrollo de los genitales, masa muscular, densidad ósea, voz profunda, mayor pilosidad, proyección de la nuez, amplitud de tórax y hombros, olor corporal, rasgos faciales marcados, mandíbula fuerte, despojamiento de grasa subcutánea y multiplicación del recuento espermático. Asimismo, la testosterona en niveles sanos tiene efectos psicológicos y espirituales en el hombre. Es la hormona de la seguridad, de la confianza, de la serenidad relajada. Es también un potente antidepresivo pues varias áreas del cerebro dependen de ella para sintetizar dopamina. Mejora la memoria impulsando la síntesis del neurotransmisor acetilcolina y la neurogénesis en el hipocampo, generalmente relacionado esto último con el ejercicio físico. También mejora el rendimiento cognitivo, sobre todo la inteligencia espacial.

Si un hombre tiene un índice de grasa corporal muy reducido, rasgos faciales angulosos y marcados, voz grave, nuez, musculatura recia, vello corporal, pecho amplio y gestualidad confiada, puedes dar por casi seguro que sus niveles de  testosterona son los apropiados en un varón humano. La sensación de confianza que esos niveles dan al hombre se refleja en su postura, en sus gestos, en su actitud. Tiende a abarcar mucho espacio con su cuerpo, brazos y piernas (es el famoso "manspreading" que tanto odian las feministas y que quieren prohibir). Alza el mentón y descruza los brazos, a menudo apoyando las manos en la cadera. Ahí se demuestra la confianza del varón con testosterona alta, pues no tiene problema en mostrar despreocupadamente puntos débiles ante un posible ataque: barbilla, cuello, esternón, bajo vientre, genitales. Por contra, un varón con baja testosterona adoptará posiciones tímídas. Un tímido, etimológicamente, es alguien que teme. Por eso el tímido esconde la cabeza o cruza brazos y piernas ante sí, procurando ocupar el menor espacio posible. Su respiración es angustiosa, procura no dilatar el pecho al inhalar aire. Es una forma de decir "me someto", un mensaje al mundo de su poca hombría.

Los hombres con más testosterona tienden a preferir a mujeres con rostros muy simétricos y muy femeninos, más suaves, sin rasgos duros. También otro rasgo femenino fundamental es la ratio entre cintura y caderas, la silueta reloj de arena, un rasgo aún más determinante que el manido tamaño de los senos (II).


La notoria simetría facial de Scarlett Johansson y Natalie Portman es idónea para encandilar a hombres de altos niveles de testosterona. Esa armonía no es privativa de las dos hebreas sino que resulta bastante común entre las estrellas hollywoodienses.


Como se ha dicho, las mujeres también producen testosterona, en mucha menos cantidad pero con una mayor sensibilidad para su absorción. La testo femenina eleva el deseo sexual, la función erógena, la densidad ósea, la cognición y la psique optimista y confiada. Asimismo, las mujeres con niveles óptimos de testosterona saben reconocer a los hombres que la tienen igualmente elevada, tan sólo mirándoles el rostro.

Por tanto, para una sociedad sana es necesario un balance endocrino sano. A despecho de quienes nos consideran entes puros y angélicos que se han encarnado durante una temporada, lo cierto es que hombres y mujeres somos realidades biológicas, somos organismos, y esa señal de nuestra época que es el olvido de la biología tiene consecuencias. Las anteriores épocas carecían de la base teórica que tenemos nosotros ahora, de modo que procuraron organizar los temas de sexo, seducción, matrimonio y procreación teniendo en cuenta lo que habían visto y experimentado mediante ensayo y error. Poco a poco sus conclusiones iban cristalizando en formas de cultura que regulaban los patrones de comportamiento masculino y femenino bajo el prisma de lo que llamamos moral y familia tradicionales. Eso se ha disipado en Occidecadente, pero tal cosa no significa mucho dado que nuestra sociedad actual es una peculiar anomalía en la Historia, concentrada en unos pocos países de natalidad declinante, y con porvenir incierto.

Pero sí hay algo que no se puede negar: la biología masculina en nuestro mundo ya está declinando. Los niveles de testosterona de los varones occidentales han caído respecto de los que tenían sus padres y abuelos. Ese fenómeno es observable de manera generalizada en las sociedades blancas tecnológicas. Asimismo, las concentraciones de espermatozoides en los países occidentales -Europa, Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda- se han desplomado a la mitad en cuatro décadas, mientras que en los países no-occidentales no se ha apreciado variación significativa.

Se suele decir que "ya no hay hombres como antes". Es un tópico cultural como muchos otros, pero en este caso sí parece ser cierto, ya no hay hombres como antes y la clave es sobre todo biológica. Occidecadente pierde masculinidad. Por tanto, la primera conclusión que salta a la vista es que en cierto modo mediante el movimiento "Refugees Welcome" Occidecadente está queriendo importar masculinidad en su regazo feminizado. Ésa es la primera idea-fuerza del presente ensayo. 

Los motivos que han llevado a esa decadencia de la masculinidad occidental, y especialmente de la europea, son varios y están casi todos relacionados entre sí. Veámoslos:

-Una intensa estrogenización ambiental. La economía productiva-consumista nos ha rodeado de una serie de productos químicos que al entrar en nosotros funcionan como disruptores endocrinos, siendo adoptados por nuestro organismo como si fuesen hormonas femeninas. Es un caso de contaminación discreta, que ha llamado menos la atención que la contaminación más visible pero cuyos efectos son como mínimo igual de peligrosos para nuestro presente y, desde luego, para nuestro futuro.

-Alta alcoholización de la sociedad. Tasas elevadas de consumo de alcohol derivan, entre otros muchos problemas, en descenso de los niveles de testosterona. Nuestra permisiva forma de vida, la tolerancia social, la costumbre de celebrar cualquier nimiedad con una embriaguez, la huida del aburrimiento y del tedio, o la compensación psicológica tras una jornada laboral antipática, la burbuja del "finde", hacer soportables las fases de seducción en la barra de los bares y pubs, lo que sea, todo ello hace que Occidecadente esté alcoholizado.

A ello se debe sumar la presencia de estrogenizantes que acompañan al alcohol, como los refrescos y el lúpulo de la cerveza. El lúpulo brinda aroma y amargor a la birra, así como estabilidad a la espuma, pero es una bomba estrogénica. Los grandes cerveceros rara vez tienen el pecho plano.

-Ropa interior masculina demasiado ceñida. La Naturaleza diseñó la bolsa escrotal separada del perineo para que estuviera a dos grados centígrados más fría que la temperatura corporal media; sin embargo, los diseñadores (y compradores) de slips y bóxers llegaron a la conclusión de que eso es un error de la Naturaleza y que hay que comprimir los testículos contra el cuerpo, con consecuencias nefastas.

-Malos hábitos alimentarios, con olvido de la cocina tradicional. Así, las verduras crucíferas (nabo, col de Bruselas, brécol, espinacas, berzas ....) son rechazadas por muchos occidentales porque no les saben "ricas", a pesar de que esos alimentos ayudan a tener alta testosterona, pues impiden la conversión de testo libre en estrógeno. Así también, las grasas saturadas y alimentos como el huevo de ave son mal vistos, pues han sido demonizados por la lipofobia imperante en Occidecadente desde hace medio siglo, lipofobia que sólo nos ha traído obesidad, diabetes, enfermedades coronarias y grandes dividendos para la industria de lo light. A destacar asimismo el descenso en la facturación de carne roja, al menos en USA, siendo como es un alimento aliado de la masculinidad por sus notables aportes de zinc.

No hay que comer solamente lo que "nos gusta", sino lo que nos viene bien. El paladar occidental está distorsionado por los aditivos (sacarosa, fructosa de maíz, glutamato monosódico, etc), y nuestra dieta se ha extraviado precisamente en una época en la que hay abundancia.

-Estilo de vida generador de estrés, lo que lleva a la secreción de hormona cortisol, que inhibe la de la testosterona. Los trabajos de oficina, sedentarios y sin expansión física, en los que uno no puede desahogarse y está todo el tiempo separado de la Naturaleza, generan altos niveles de cortisol. Y curiosamente la forma que tiene nuestra clase media de sacudirse el sedentarismo es hacer ejercicios aeróbicos, que tienden a generar más cortisol.

-Plaga de obesidad, como corolario de todo lo anterior. Llevamos décadas de vida en un entorno de abundancia que nos es extraño en términos evolutivos, lo que pagamos con sobrepeso. Éste, que no ha dejado de crecer (la tasa de obesos en Occidecadente se ha doblado desde 1980), hunde los niveles de testosterona. Un varón bien hormonado luce vientre liso, pecho plano o cuadrado pero no con mamas, y nuez de Adán en vez de papada. Además la grasa abdominal está en relación inversa con la masa muscular, lo que ayuda a tirar a la baja más aún los niveles de hormona masculina.

-Exceso de masturbación. Los períodos de abstinencia aumentan la tasa de testo en los varones, Téngase en cuenta que el semen, aunque relativamente sencillo de sintetizar por nosotros en comparación con la penosa ovulación femenina (de hecho las mujeres nacen ya con toda la dotación de óvulos para su vida fértil: desde la novena semana de gestación el feto femenino sintetiza sus primeros ovocitos y para el quinto mes de gestación contiene ya unos siete millones de ovocitos: una mujer no puede fabricar más óvulos en su vida adulta mientras que el varón fabrica espermatozoides en números de vértigo), tiene un coste para el organismo.

La soledad producto del desparejamiento en Occidecadente es paliada mediante la masturbación compulsiva contemplando porno, antes en revistas y películas, ahora de manera masiva y siempre renovada mediante Internet, manteniendo sedado y con bajos niveles hormonales al varón que no liga y que para ligar necesitaría irradiar niveles hormonales altos. El porno y la masturbación es una doble trampa.

-Presencia asfixiante del Estado-providencia rigiendo nuestras vidas. Es cómodo para la población disponer de un Estado del Bienestar velando por ella, al menos teóricamente, sin pararse a pensar en su pertinencia o en su sostenibilidad en el tiempo. En otras épocas la gente espabilaba antes, maduraba antes, porque si no lo hacían el mundo se los comía. Ahora no, ahora damos por descontado que llegaremos a los 90-100 años sin hacer mayores esfuerzos, sin conocer el hambre ni la violencia, y sin tener que madurar deprisa. Por eso la población occidental ha socializado la inmadurez como forma de vida.

Es cierto que hay casos de pobreza ciertamente severos en nuestras sociedades. Pero no tiene nada que ver con las hambrunas de los países del Cuerno de África o la que asoló Corea del Norte hace dos décadas. Damos por supuesto que tendremos comida, calefacción y seguridad a poco que nos esforcemos, y si no tenemos medios económicos el Estado-providencia igualmente nos sufragará todo ese confort. Ese providencialismo estatal tiene consecuencias.


Visto en Wikimedia Commons. El paraíso de los ratones.

Durante la segunda mitad del siglo pasado el etólogo John B. Calhoun (1917-1995), useño de Tennessee, adquirió renombre con sus experimentos acerca de superpoblaciones de roedores en entornos controlados. Su proyecto más ambicioso fue el llamado Universo 25 o paraíso de los ratones, acometido en 1972. Con anterioridad había recreado otros universos, pequeñas granjas para ratas en las que la abundancia de alimento y la ausencia de depredadores le permitieron estudiar los efectos de la superpoblación en esos animales. Animado por sus éxitos, Calhoun acometió Universo 25 como el más crucial de sus desafíos.

En situaciones normales los mamíferos y en general los animales encuentran un equilibrio con los recursos que su hábitat provee. Cuando los recursos se multiplican por algún motivo, las poblaciones tienden a crecer en número aprovechando la bonanza; cuando esos recursos se agotan por sobreexplotación, sobreviene una hambruna malthusiana que reduce los números de esa población a un rango más sostenible. Pero ¿qué pasaría si esos recursos extra nunca se agotasen? ¿Qué pasaría si el ajuste malthusiano por hambre no se cumpliera? De eso iba Universo 25.

Se introdujeron ocho ratones, cuatro machos y cuatro hembras de genética intachable, libres de enfermedades, en una granja aislada, sin depredadores y con una temperatura ambiente constante y agradable. Los ratones tenían siempre comida y agua disponibles. La primera consecuencia predecible sería que los animales se multiplicarían de manera muy rápida. Así fue: cuando se llevaban 560 días de experimento, la población de ratones alcanzó su pico, 2200 ejemplares. Sin embargo, a partir de entonces la población comenzó a decrecer. Los ratones comenzaron a adoptar conductas erráticas. Buena parte de los machos perdieron interés en las hembras. Un porcentaje significativo de ellos, los llamados "the beautiful ones" por Calhoun, se quedaban aparte sin relacionarse socialmente con sus congéneres, limitándose a desplazarse sólo para comer y dormir. Las hembras se volvían agresivas, adoptaban actitudes desafiantes de macho, se despreocupaban de su prole o incluso la devoraban en un banquete caníbal. Al llegar el día 600, Calhoun concluyó el experimento porque su propósito había concluido: no quedaban ratones jóvenes y ninguna hembra estaba preñada. La sociedad ratonil estaba técnicamente extinta.

El experimento de Universo 25 se realizó en una época en la cual existía una creciente preocupación por la superpoblación humana y por el hacinamiento urbano, preocupación reflejada en la literatura y el cine de entonces (como la famosa "Soylent Green"). El trabajo de Calhoun puede tomarse como una seria admonición ante los desafíos del crecimiento demográfico, en la línea de otro célebre trabajo de 1972, el informe Los límites del crecimiento del Club de Roma. En efecto, los humanos hemos vivido siempre en bajos números, de modo que el hacinamiento y la proliferación de rostros extraños en nuestro hábitat pueden influir no sólo en los recursos disponibles -como decía el Club de Roma- sino también en nuestra psique, destruyéndonos por dentro y llevándonos a la extinción -como decía Calhoun-.

Desde ese punto de vista Universo 25 es sin duda interesante pero, a mi entender, eso no basta pues no agota sus posibilidades como alegoría del mundo humano actual. Para enriquecer su interpretación, ha de tenerse en cuenta que Universo 25 es un Estado-providencia a escala, un "Welfare State" para roedores. Si a un mamífero le das todo sin que tenga que esforzarse, si no tiene que preocuparse de sus depredadores, si no tiene que hacer su nido porque lo encuentra hecho y permanentemente renovado, si nunca pasa frío, si va a los comederos y bebederos encontrando siempre comida y bebida, vas minando su espíritu. Si lo haces con toda la sociedad, la aniquilas. Las especies han evolucionado en entornos de escasez, de exigencia, de cuello de botella, de desafíos. Si se les quita esa presión selectiva que es similar a la piedra que mantiene filoso el cuchillo, ratones y seguramente humanos pierden el espíritu, el impulso vital, ese empuje y ese propósito que nos habita. Hay también paralelismos entre Universo 25 y la sociedad occidental humana de las últimas décadas, con sus beautiful ones asociales -llamados en Japón "hikikomoris"- y las hembras adoptando patrones masculinos y controlando drásticamente su propia natalidad -entre las humanas sustituyendo el canibalismo post-parto por los anticonceptivos y los abortos-. La gran diferencia entre Occidecadente y Universo 25 -aparte de que, a riesgo de que me tilden de especista, nosotros somos humanos y tenemos otro rango ontológico- es que nuestro mundo no está herméticamente cerrado y desde dentro se pide que no haya frontera alguna con el exterior.


Cada vez más mujeres -entre ellas la brillante Iben Thranholm- están notando, y haciendo notar en voz alta, esa feminización social del varón europeo, la cual tiene raíces biológicas. Un ejército de varones en minifalda sólo puede vencer, y no siempre, en pelis como "Braveheart", no en la realidad. El hombre emasculado vive de espaldas a la realidad. 

Si observamos el perfil del "refugee" medio que llega a Europa, comprobaremos que la vida que ha llevado es muy distinta de la del occidental medio. Ha sufrido menos estrogenización química, no está alcoholizado -si es musulmán, presumiblemente será abstemio-, viene de países donde se lleva la ropa holgada, se ha alimentado según su tradición culinaria de origen, no ha tenido vida de oficinista, no ha sufrido estrés artificial, no se ha dedicado a ver porno diariamente durante horas, y está delgado. Y, por supuesto, no conoce un "Estado del Bienestar" ni en pintura. Es el opuesto absoluto del occidental. Sus niveles de testosterona son innegablemente mejores, lo que le hace más atractivo para muchas mujeres. Es el hombre-hombre, comparado con el cuck occidental (III).

Por tanto, si desde las altas instancias de la UE la política pro-inmigración de varones jóvenes del Tercer Mundo es deliberada, una decisión consciente o un conjunto de ellas, la asunción del lema "Refugees Welcome" por parte de un sector poblacional amplio y encabezado por mujeres jóvenes obedece a una serie de resortes inconscientes o subconscientes que se disparan en el seno de una sociedad emasculada, donde el varón es culpabilizado y a menudo ridiculizado (como los padres de familia de incontables series televisivas). Llegados a este punto, debemos decir algo sobre los sexos y géneros.


LA MASCULINIDAD, LUJO BIOLÓGICO

La mayoría de bajas en las guerras corresponden a hombres. La mayoría de accidentes de tráfico y de siniestros laborales afectan a hombres. Los hombres son más dados a las actividades de riesgo y mueren en más cantidad que las mujeres. Los hombres viven de media considerablemente menos que las mujeres. Los hombres realizan más actividades autodestructivas que las mujeres. Si una mujer llora, es una tragedia y todos acuden a consolarla; si es un hombre el que llora, a menudo recibe burlas. Si una mujer es golpeada por un hombre, rápidamente interviene alguien para detenerle; si una mujer golpea al hombre, posiblemente éste se verá ridiculizado y a nadie se le pasará por la cabeza que pueda responder a su vez golpeándola. Las mujeres y los niños primero. La violencia del hombre sobre la mujer acapara la atención mediática; la violencia de la mujer sobre el hombre tiene una cobertura anecdótica. Y el feminismo reivindica cuotas para las mujeres en empleos y cargos que no se caracterizan por su penosidad, como pueden ser la minería, la seguridad o la navegación.

En su momento Ashley Montagu llamó la atención con sus afirmaciones sobre la superioridad biológica de la mujer. En algunos aspectos parece ser así. La mujer es más resistente, más resiliente, más superviviente que el hombre. Desde siempre la mujer ha trabajado y se ha afanado tanto como el hombre, o incluso más, especialmente en la cría de la prole pero también en muchas otras tareas desde que existe la división del trabajo. El ensayista Luis Moure-Mariño, quien como notario visitaba muchas aldeas lucenses y conocía su realidad social, comentaba lo mismo: la base de la familia, su piedra angular, es la mujer fuerte y tenaz, la mujer eterna, a cuyo alrededor revolotean los hombres de la casa. De hecho cuando un hombre no trabaja en nuestra cultura se le llama zángano, como los machos de abeja cuya laboriosidad tiende a cero en comparación con las obreras.

Otro interesante autor, el neurobiólogo Gerald Hüther, hizo notar que en tiempos de escasez las mujeres tienden a tener más niñas que niños. Es una manera que tiene la Naturaleza de garantizar más úteros fértiles para el futuro. En contrapartida, los clanes acomodados tienen una ratio de niños algo superior a la de niñas. Eso se debe a que la masculinidad es un lujo biológico. Lo que acabo de escribir fue en su momento una pastilla roja para mí, porque me permitió contemplar la realidad de las cosas y de nuestro mundo con otros ojos. Cualquiera puede darse cuenta. La mayoría de los varones sobramos, a efectos de supervivencia de la especie. Un varón puede fecundar a decenas de miles de mujeres distintas, durante la mayor parte de su existencia (mediante técnicas actuales de fecundación, podría embarazar a la totalidad de la población femenina fértil mundial). En contrapartida, una mujer sólo podrá ser fecundada como muchísimo por una treintena de varones distintos hasta la llegada de la menopausia, y si amamanta a su prole tendrá menos embarazos posibles -por la secreción de la hormona prolactina, que favorece la lactancia y estorba la ovulación-. Por tanto, los varones somos prescindibles, somos desechables, en gran medida.

Esa pastilla roja explica muchas cosas. Explica la preeminencia de la mujer a la hora de elegir. Desde los 18 años hasta los 35, digamos esas edades para establecer una horquilla razonable, las mujeres en plenitud biológica tienen una gran cantidad de pretendientes. Incluso si tienen pareja, no es extraño que tengan "en la recámara" a varios esperando turno y recordándole a la chica, mediante whatsapps estratégicamente enviados, que están ahí y que están disponibles. Si una chica medianamente guapa va un día a la semana a bares nocturnos, pubs y discotecas, tendrá una media de pretendientes de pongamos unos cinco cada vez, entre los que se acercan a hablarle y los que se limitan a mirarla fijamente a ver si ella hace un gesto favorable. Si lo multiplicamos por diecisiete años de salidas nocturnas, estamos hablando de miles y miles de proposiciones. Y, claro está, ella se quedará con el que le parece mejor. Ahí empieza una carrera frenética de los varones para ser ese Alfa que la conquiste: ropa chula, conversación banal, invitar a copas y chupitos, presumir de coche ofreciéndose para hacer de taxista gratuito, aguantar rollos, bailar música que se aborrece, encajar deportivamente los rechazos, salir y salir y salir todos los findes a ver si esta vez suena la flauta, y cansarse. El varón se cansa y recurre a las páginas de contactos, donde se reproducirá la misma historia, a un coste algo menor pero con un grado de desquiciamiento aún mayor: en esas páginas una chica fea y gorda puede permitirse el gusto de rechazar a chavales guapos y deportistas, o de hacerles un "shit test" tras otro.


Esa masculinidad como lujo biológico explica muchas otras cosas, como el escaso eco que recibe la violencia contra el varón e incluso la poca importancia que el varón le da a esa violencia que recibe. He visto muchas veces que una pelea entre hombres termina al poco rato en camaradería tomando birras, mientras que la enemistad entre dos mujeres se hereda, sobre todo en los pueblos pequeños.


Todo ello tiende a derivar, de manera natural, en una ginarquía de facto. La mujer tiene el poder, la decisión, mientras que los varones se convierten en satélites suyos que intentan impresionarla. Más que de matriarcado, habría que hablar de ginarquía pues la capacidad de decidir y de influir no corresponde a la mujer en tanto madre, en tanto dadora de vida y por tanto controladora de la continuidad de los linajes, sino en cuanto hembra deseable (IV). Además, los hombres no sólo ponen a las mujeres como prioridad -no conquistar, no copular, no fecundar se convierte en algo muy frustrante para la mente masculina- y las colocan en un pedestal -en chocante divergencia con ellas: cuando comienzas a salir con una chica no eres su prioridad, pues antes está siempre su carrera, su trabajo o su prole si es madre soltera o divorciada, y si se da el caso de que no es así y tú eres su prioridad absoluta entonces socialmente se piensa que hay un fondo patológico en la conducta de ella (V): sabiendo que el hombre es biológicamente desechable todo esto se entiende mejor- sino que están dispuestos a defenderlas con su vida. Es una de esas paradojas de nuestra especie: cuanto menos trato sentimental o carnal tienes con mujeres, más las idealizas y eres proclive a partirte la cara por ellas, mientras que el Alfa triunfador se caracteriza por su despreocupación y ausencia de compromiso, lo que no le impide seguir conquistando.

Admitiendo que las mujeres tienen la última palabra, que deciden ellas, eso no importaría demasiado si sus decisiones tendiesen a ser igualitarias, "democráticas", en el sentido de que podrían elegir a cualquiera porque todos los varones somos más o menos el mismo percal. Pero no es así. Las mujeres eligen, sí, pero suelen elegir al mismo tipo de hombres. Según dice el principio de Pareto o regla 80-20, se puede pronosticar que el 80% de las mujeres sienten un interés prioritario por el 20% de los hombres, los cuales tienen una serie de características que les hacen irresistibles. Son los Alfas de nuestra especie. Luego habría un 20% de mujeres dispuestas a una relación monógama con un macho-beta afortunado: otro 20% de hombres que obtienen acceso a una hembra. Y restaría un 60% de varones que se quedan afuera, sin acceso a mujeres.

¿Los datos que tenemos apoyan esa distribución? Eso parece. Antes de la Era Moderna, el 80% de las mujeres consiguieron tener descendencia, pero los hombres sólo lo lograron en un 40% o puede que en un 20%. Ese dato ha de enmarcarse en el contexto de sociedades patriarcales, en las que las mujeres están sujetas a la monogamia. ¿Qué pasaba  antes de la expansión indoeuropea (patriarcal) y de la imposición de cultos patriarcales abrahánicos (judaísmo, cristianismo, islamismo)? Algo aún más radical: sólo un hombre obtenía descendencia por cada diecisiete mujeres que sí lo conseguían. El alfa poniéndose las botas y una muchedumbre de betas frustrados e improductivos, potencialmente revolucionarios y violentos. Ese panorama es un peligro para la continuidad de cualquier sociedad.


MACHO ALFA vs. MACHO BETA

La primera vez que leí acerca de los Alfa fue en un libro del maestro Félix Rodríguez de la Fuente en el que glosaba un safari fotográfico en África oriental durante el cual tuvo la oportunidad de observar las costumbres de una manada de babuinos. Los machos Alfa eran los privilegiados de la manada, porque eran los que podían cubrir a todas las hembras. Ellos decidían cuándo montar a la hembra. Si una hembra tomaba la iniciativa, recibía un mordisco del Alfa. Decidían la dirección de la manada, flanqueándola. Cada cierto tiempo un proto-Alfa, un aspirante, desafiaba a un Alfa. Si le vencía, el anterior quedaba destronado. Pero si el aspirante perdía, el Alfa le humillaba simulando un coito con él, como para restregarle su poca masculinidad, y le mordía en el cogote hasta causarle una hemorragia, pasando el perdedor a ser un Beta.

Visto así, ¿qué justificación biológica-evolutiva hay para que los Alfa tengan su rol privilegiado en el grupo? La justificación aparecía en momentos de peligro. Un leopardo aparecía en escena dispuesto a cobrarse una pieza fácil, provocando un tumulto en la manada. Los Betas, las hembras, las crías y los ancianos se escabullían como podían mientras que los Alfas, saltando como resortes, creaban un frente de contención, interponiéndose entre el depredador y los fugitivos, mostrando sus terribles dentaduras y adoptando una gestualidad inequívoca de estar listos para dar la vida y quitarla. En esos momentos dramáticos los Alfas redimían toda una vida de privilegiados, mirando al frente, aceptando lo que pudiera venir.

El concepto de Alfa tiene en nuestra especie un sentido distinto. Es normal que sea así porque somos más complejos, no nos regimos estrictamente por los instintos. A nivel sociológico, un Alfa es un hombre de gran éxito entre las mujeres, que se aparea con muchas. No se aparea por celo ni por la fuerza, sino por el gusto de la mujer. Los Alfa son los que más gustan. Son ese porcentaje pequeño de hombres que gustan a un porcentaje elevado de mujeres.

El Alfa es la versión masculina de la mujer veinteañera, en el sentido de que dado su atractivo tiene un amplio abanico de posibles parejas. Tiene poder de decisión, de elección. Eso suele conllevar un desapego y una irresponsabilidad respecto de sus conquistas anteriores. Es el hombre que te lleva a la cama y luego no se preocupa más por ti, ni devuelve los whatsapps ni intenta quedar contigo. Es libre y hay más chicas esperándole, ¿para qué va a atarse al rollo de una noche o a una mini-relación de unas pocas semanas? Quizá algún día él vuelva a llamar a la chica, una noche en la que lleve unas copas de más, ella caiga porque le resulta irresistible .... y vuelta otra vez a la casilla de inicio.

A menudo la despreocupación del Alfa no rige solamente respecto de las mujeres sino también de la sociedad en la que vive. No se siente comprometido en especial con ella. Si tiene hijos tras sus devaneos carnales, serán para él un accidente, no una continuidad de linaje amorosamente buscada. Procurará rehuir sus responsabilidades para con las criaturas que llevan su sangre. Su país no le importará gran cosa, ni su cultura, ni su tradición. Él vive de sensaciones, del placer de ligar, es cortoplacista y egocéntrico. Además, no es extraño que muchos tíos ligones, de los de tatuajes, frente estrecha sin entradas y gorra de béisbol que sólo se quitan para dormir, vivan de cobrar rentas de inclusión social que los Betas pagan con sus impuestos. No tienen ni siquiera compromiso con el mercado laboral de la sociedad en la que viven (y viven bien, sin ofrecer gran cosa a cambio).

El Beta es el varón que, con independencia de sus valores personales, de su honor, de su laboriosidad, de su cociente intelectual, de su conciencia, de sus conocimientos, de su profesión o de cualquier otra característica individualizadora, no interesa particularmente a las mujeres y no las hace derretirse. El Beta desempeña otro rol, tiene otra actitud, está más comprometido, es más preocupado -incluso demasiado-, se estresa, contribuye a la sociedad y espera la oportunidad de amar y ser amado sin que eso le resulte nunca fácil. El Beta busca a la mujer soñada, pero le cuesta encontrarla. En tiempos de sus abuelos todo parecía más fácil. Si eras un tío trabajador, cumplidor, serio, bien arreglado, agradable, ni muy guapo ni muy feo, "te tocaba una mujer" y con ella hacías la vida, teniendo la oportunidad de perpetuar tus genes y auto-otorgándote un motivo serio para ser productivo y sensato. Ahora no es así. Si el Beta sigue en el año 2017 con ese sistema serio y ordenado de vida, es muy probable que se muera del asco a efectos de conseguir una mujer.

¿Qué hacer? La sociedad, y las propias mujeres, lanzan mensajes que generan confusión en los Betas. Éstos, poco a poco, se van convenciendo de que una cosa es lo que las mujeres dicen que les gusta y otra muy distinta lo que realmente les gusta. Por qué esa chica no me quiere si tengo un buen trabajo, coche, dinerito en el banco, voy al gimnasio, puedo hablar tanto de la Teoría de Cuerdas como del Barroco siciliano, pago las cenas y me muestro siempre sinceramente interesado en hacerla feliz. Y por qué esa chica bebe los vientos por un malote de mirada opaca y frente estrecha, que la trata como un trapo, que no aguanta tres días seguidos en un trabajo y al que se le nota que está listo para lanzarse a ligar con cualquier otra chica en cualquier momento.


Visto en Pinterest. Arte prerrafaelita idealizador. Con esa pinta y ese gesto galante puede convencer al futuro suegro, pero ¿entusiasmará a la chica?. Permítasenos dudarlo.

El hombre educado, el hombre sensible, el hombre feminizado, el hombre galante, el hombre cortés, el hombre de manicura impecable, el hombre que combina bien los colores de la ropa que se pone, el hombre que improvisa poesías con facilidad, el hombre que sabe cuál es el cubierto del marisco, el hombre romántico y dulce, el hombre culto, sigue una estrategia de seducción muy útil en las sociedades patriarcales, en las que rige el matrimonio tradicional y en las que hay que convencer a los padres de la chica para que den su plácet. Los padres quieren lo mejor para la niña de sus ojos, de modo que esa estrategia puede vencer su oposición. En las sociedades patriarcales el Alfa asilvestrado no tiene acceso a la chica porque el padre o el hermano lo ahuyentan con cajas destempladas, mientras que el Beta tiene opciones. Sin embargo, lo que vale para los padres de la chica no vale para ella, por la sencilla razón de que el cableado bioquímico-evolutivo femenino no está diseñado para sentir atracción por hombres así.

Si éste es el orden natural de las cosas, da que pensar. Si es así debe aceptarse porque la realidad hay que aceptarla, pero da para devanarse la sesera. Supongamos que ha habido sociedades así. Supongamos que en alguna época remota de nuestra historia como especie una comunidad humana se organizó espontáneamente así en vez de autoimponerse una estructura distinta. Supongamos que hubo en algún lugar una comunidad en la que un 10% de Alfas consigue los favores del 80% de las mujeres, que un 20% de Betas logran la adhesión monógama del restante 20% de mujeres, y un 70% de otros Betas a los que se podría incluso llamar Omegas que se han quedado solos. ¿Quién sale beneficiado y quién perjudicado?

-Los beneficiados, al menos a corto-medio plazo, son los Alfas (que hacen lo que quieren, y poco más hay que puntualizar sobre ello) y las chicas jóvenes en plenitud biológica, las cuales no tienen inconveniente en ser la cuarta o quinta opción del Alfa despreciando así a una muchedumbre de Betas. Prefieren las migajas de atención del Alfa antes que el amor sincero y completo del Beta.

-Los perjudicados son los niños que nacen de las correrías sexuales de los Alfas, que tienen que ser criados sólo por la madre o de manera más difusa por todo el grupo social. Perjudicadas las chicas que ya no son tan chicas, que pierden atractivo con la edad o que cargan con uno o varios hijos, y que son sustituidas en el interés de los Alfas por otra hornada fresca de jovencitas. Las que fueron veinteañeras experimentan lo que se ha venido en llamar el Muro, tras el cual comprueban que aquello que les dio influencia se ha marchitado. Perjudicados los Omegas, relegados a ser una masa de varones resentidos, ociosos, deprimidos, improductivos e inestables. Y perjudicados los Betas monógamos, porque sobre sus espaldas va a recaer el mantenimiento de su sociedad.

¿Ha llegado hasta nosotros alguna sociedad así, organizada de manera natural según las preferencias femeninas y el atractivo de una minoría masculina? ¿Alguna comunidad estructurada así ha superado la prueba del tiempo? No, ninguna. Habría sido asombroso que alguna hubiera durado hasta el día de hoy. Sociedades así son extremadamente frágiles, y su fin relativamente rápido:

  • Porque los Omegas, sin ningún tipo de distracción -ni fútbol ni porno ni Sálvame ni spinners ni hobbys-, estallan un día en ira y destruyen la comunidad.
  • Porque las mujeres, ante la perspectiva de cargar en solitario con la prole, adoptan modos de control natalicio que enfilan a la comunidad a la extinción.
  • Porque los Betas se hartan de tener que sufragarlo todo y abandonan la comunidad, dejándola sin proveedores y amenazada por el hambre.
  • Porque los Betas dan un golpe de Estado, apoyados por Omegas a los que han engatusado, y deciden que la sociedad se organizará patriarcalmente.
  • Porque al territorio de esa comunidad llega otro grupo humano organizado patriarcalmente -con varones productivos, casados y socialmente cohesionados- que la derrota con facilidad y pone fin a su existencia como experimento social. Los Alfas huyen, los Betas negocian con los recién llegados, y los Omegas se adhieren esperanzados con furor de converso a ver si con ese nuevo modelo patriarcal les va mejor socialmente.

Puede que no nos hayan llegado noticias inequívocas de sociedades así en el pasado, pero la dinámica de atracción entre los sexos nos empuja a pensar que las sociedades humanas tienden a que se organicen internamente así. Su efecto disgregador y su fragilidad impiden que duren demasiado. Parece que es necesario contradecir la tendencia natural de las elecciones sexuales, mediante una política impuesta deliberadamente por una élite, para que la sociedad dure en el tiempo y sea productiva, que dé frutos duraderos, y para ello esas élites dirigentes del pasado histórico en todas partes del planeta decidieron meter en cintura a los Alfas y a las veinteañeras para garantizar a los Betas acceso a las mujeres y con ello estimular su productividad. Algunas sociedades lo decidieron antes, otras más tarde, pero finalmente todas lo hicieron porque si una sociedad quiere ser poderosa y duradera, si quiere edificar pirámides, componer sinfonías, circunnavegar el mundo o pisar la Luna, ha de adoptar modos patriarcales que garanticen la productividad del Beta. De lo contrario, se verán reducidas a pequeñas tribus de costumbres raras perdidas en hábitats que nadie quiere, y que han quedado confinadas allí por haber sido barridas por otras tribus patriarcales o por implosión interna debida a su baja productividad.

El mejor indicio de que hubo sociedades así es que la sociedad actual, Occidecadente, está pareciéndose a ellas. Vemos Alfas que arramblan con casi todas las chicas, vemos veinteañeras livin' la vida loca, vemos Betas agobiados por la carga financiera que supone tener que ser ellos los que lo paguen todo, vemos mujeres anímicamente desorientadas tras la llegada del Muro, vemos control natalicio intenso y descenso del número de niños, vemos a más niños criados sin figura paterna y adoctrinados difusamente por la sociedad (a cargo de los impuestos que paga el Beta), vemos Omegas enfrascados en la pornografía, los hobbys, la tele, el móvil y los foros frikis de Internet, y vemos a otra sociedad patriarcal ad portas que amenaza con destruir nuestro modo de vida, que puede resultar atrayente pero que ellos juzgan corrupto y autodestructivo.

Las grandes civilizaciones del pasado eran patriarcales. El patriarcado, al menos en suelo europeo, está bien representado por las expansiones arias o indoeuropeas, y después por la implantación del cristianismo. En las antiguas Grecia y Roma el sistema patriarcal frenaba el juego de Alfas y veinteañeras libres, porque los hombres sabios de la Antigüedad habían llegado a la conclusión de que ese juego destruye las sociedades. El cristianismo siguió por ese camino, con más dulzura y elevando el papel de la mujer, pero advirtiendo en contra de la fornicación y del adulterio. Esposo y esposa son una sola carne, algo que no puede ser traicionado ni con el pensamiento, y si la relación fracasa el esposo no tendrá acceso a otras mujeres (VI).

El cristianismo se hizo oficial en el mundo antiguo en el año 380, pero la sociedad no estaba realmente cristianizada. Europa se hizo no cristiana sino católica, que es un pseudocristianismo (la prueba de ello es que el catolicismo ha procurado evitar que el pueblo accediese a la lectura de la Biblia, prohibiendo bajo pena capital su traducción a lenguas populares). Seguía habiendo costumbres disipadas en suelo europeo. Seguía la tendencia a la entropía sexual. Con la llegada del protestantismo, la patriarcal Biblia ocupa su puesto en el centro de las nuevas sociedades capitalistas y las costumbres se hacen más puritanas. A mi entender, el cristianismo comienza en Europa en el siglo XVI. Las sociedades cristianas son idóneas para los Betas, que tienen acceso a mujer y son altamente productivos. La humanidad blanca dispara su creatividad y productividad desde entonces. Sí, otros factores tuvieron que ver: el desarrollo tecnológico, nuevos continentes, acceso a más riquezas naturales .... Pero subyaciendo a todo ello está la productividad del Beta, el cual tiene la oportunidad de perpetuar sus genes y el deber de proveer a su mujer y prole. La energía del varón ni se disipa sexualmente ni se queda ociosa porque no tiene una causa por la cual luchar.


Crédito: Per-Erik Skramstad. El mismo Jesús podría haber sido un Alfa (su encanto natural le hizo tener muchísimas seguidoras: no es extraño que suela representársele como un guaperas), pero dedicó su vida a transmitir una ley moral anti-Alfa.

Jesús de Nazaret, al igual que Buda, Isaac Newton, Nicola Tesla y muchos otros genios, renunció a ser Alfa para transmutar su energía sexual en energía divina, elevadora, abriendo nuevas rutas para la Humanidad. Canalizó su extraordinaria energía hacia el sendero de Dios. Una sociedad realmente cristiana no se disipa con sexo. Le dedica una parte de sus energías para crear descendencia y mantener ardiente la llama del amor en el matrimonio, destinando el grueso de su potencial a otros logros. Todo lo que veis, todo lo formidable, este ordenador, esta calle pavimentada, ese cuarteto de cuerda, aquel teorema, aquella catedral, todo lo que la productividad y creatividad humana ha legado proviene en primer lugar de un acto de abstinencia sexual. 

En su mítico Piense y hágase rico (1938), el autor Napoleon Hill establecía una relación directamente proporcional entre el control del deseo sexual y el éxito en la vida. Consiguió entrevistarse con lo mejorcito de la élite dirigente useña y llegó a la conclusión de que en su momento de mayor creatividad y productividad los pertenecientes a esa élite habían embridado su energía vital impidiendo que se disipase en excesos sexuales. A ello le dedicó un capítulo del libro, capítulo titulado "El misterio de la transmutación sexual". Eso estaba en consonancia con las opiniones de Sigmund Freud, para quien la civilización es la sublimación de los deseos más naturales, más fisiológicos: el Ello quiere una cosa pero el Superyó no la acepta porque la considera vil de manera que el Yo se afana en hacer algo con esa energía, algo que contente al despótico Superyó. 

El Superyó en las civilizaciones blancas de los últimos siglos ha sido la moral cristiana. Si sustituyes al Superyó patriarcal y moralizante por otro más permisivo, o simplemente lo aniquilas mediante ingeniería social sin sustituirlo por algo, la moralidad de la población decae, su erotización se dispara y su cohesión interna se diluye. Es lo que está pasando en Occidecadente desde hace medio siglo.

Occidecadente se ha descristianizado. Ha decidido que la moral cristiana es un rollaco y que hay que entregarse a la juerga. No se pregunta si merece la pena. No se pregunta quién paga esa juerga. No se pregunta si perdemos cosas mucho más valiosas a cambio. No se pregunta si es sostenible o no (para eso está el Estado-providencia garantizando -presuntamente- que la juerga nunca decaerá). La energía sexual de unos y otros se disipa en algo improductivo: unos en amoríos de barra que casi nunca terminan en relación seria ni en engendrar prole, y otros ante la pantalla del ordenador con el papel higiénico cerca. Es la apuesta del Diablo. El Diablo nos ha tentado con cualquier fruslería, y nos ha estafado. ¿Alguien esperaba otro desenlace? El Diablo tiene inteligencia angélica, muy superior a la nuestra. Nosotros somos biología, y nos estamos empeñando en vivir de espaldas a ella.

La sociedad actual niega la biología, y eso que es devota del evolucionismo. El mensaje que una sociedad cuyo Superyó cristiano ha sido eliminado y sustituido por un hedonismo vulgar envía a la mujer es que tiene que estudiar una carrera, luego el máster, luego insertarse en el mercado laboral, y mientras tanto tener muchas relaciones, muchos ligues, muchos viajes "para encontrarse a sí misma", y al final con 45 años asentarse con un hombre que la quiera mucho, que sea trabajador, que tenga dinero, que tenga coche, que se preocupe por ella pero no la atosigue y un montón de exigencias (VII). Y por fin formar una familia.


Visto en Pinterest. Muchas mujeres "se buscan a sí mismas" en países tropicales caribeños. Nuevamente aparece la testosterona como reclamo.


Ése es un olvido flagrante de la biología. Si la sociedad y la biología van cada una haciendo la guerra por su cuenta, el resultado será desastroso. La plenitud biológica de la mujer no se da a los 45 años, sino mucho antes, en la veintena. Pasado ese pico de plenitud, es más complicado conseguir prole y su calidad biológica será progresivamente peor cuanta más edad tenga la gestante. Además, es puro wishful thinking pensar que la cuarentona socialmente asentada y con posibles va a rendir el corazón de un varón en similar situación. El cuarentón socialmente asentado y con posibles, si tiene que elegir entre ella y una veinteañera más pobre que una rata, elegirá a la veinteañera (salvo que esté tan emasculado que no siga a su propia biología).

El Beta productivo tiene una ventaja, que es una ventaja característica de los varones: envejecemos bien. Las mujeres, en cuanto les sale una cana, se tiñen el pelo mientras que a nosotros las canas nos dan empaque. Una mujer tiene que tener una genética extraordinaria para resultar sexualmente atractiva a los 50. Todo hombre puede, levantando pesas y comiendo bien. Un cuarentón con dinero, con coche, con amistades, que va al gimnasio, con niveles buenos de testosterona, nunca será eclipsado por un veinteañero. Éste parecerá un niño desorientado en comparación con aquél. Sin embargo una cuarentona con todas las buenas cualidades que se nos puedan ocurrir será eclipsada al instante si aparece en escena una veinteañera con top y shorts. Es ley de vida y muchas mujeres no lo quieren ver pero tarde o temprano su poder de decisión desaparecerá y tendrán que dejar su sitio a otra hornada de chicas más jóvenes. Y estarán en su perfecto derecho de preguntarse si mereció la pena.

Mientras, hay mujeres en las sociedades occidentales que aún tienen un Superyó patriarcal, abrahánico. Esas mujeres tienen matrimonios estables que funcionan, y crían prole numerosa. Por lo general las mujeres blancas con muchos hijos están indoctrinadas en credos de raíz abrahánica: las opusinas, las kikas, las mormonas, las baptistas, las huteritas, las menonitas, las hebreas haredíes y las conversas al islamismo baten en fertilidad a las mujeres laicas. La prole de esas mujeres de mentalidad abrahánica será educada en esa misma mentalidad, y heredarán el futuro. Mientras, las laicas tienen menos hijos y ese hueco materno es cubierto con mascotas. De ahí la moda del "perrismo" en la actualidad, jóvenes que no tienen hijos pero que pasean bichos tan afectuosos y adorables como disgenésicos, algunos de los cuales jadean penosamente tras haber andado apenas cincuenta metros. Cuando cualquiera mínimamente observador va por la calle contemplando el panorama de millennials paseando chuchos y no carritos de bebé, tiene que llegar a la conclusión de que algo va mal y que ese panorama humano será sustituido por otro de jóvenes que no paseen chuchos sino a su prole.


Es lo que tienen los genios, que se adelantan y ven las cosas décadas antes de que ocurran. Las "locas de los gatos" ya fueron prefiguradas en "La naranja mecánica". Una señora lejos de su plenitud biológica, en un entorno chirriantemente artificial, acompañada de sus gatitos ("pussy" también significa "coño"), a punto de ser asaltada por un bestia con una polla gigante de escayola: profecía bufa de lo que hoy es una realidad.

Mientras que la occidental laica va de flor en flor y llega bastante arruinada biológicamente al momento que la sociedad actual señala como "el momento de las prisas" para tener marido e hijos, la joven moralmente cristiana ofrece a su marido sus mejores años, teniendo hijos en su cima biológica, y estableciendo con él y con ellos un vínculo muy poderoso, marcado por la secreción de oxitocina. Las jóvenes de nuestra especie establecen un vínculo de oxitocina con el joven a cuyo lado descubren el amor, y con su prole al amamantarla. Ese vínculo es crucial para la supervivencia de nuestra especie, garantizando tanto el altruismo maternal como la cohesión de pareja. Si la mujer tiene muchas parejas, ese vínculo de oxitocina se va degradando hasta que en determinado grado de promiscuidad la mujer tiene muy complicado enamorarse sinceramente y garantizar un matrimonio estable. A más parejas en el historial amoroso de la mujer, más posibilidades de divorcio tendrá cuando finalmente se case (VIII).

Por eso las mujeres tienden a ocultar a su nuevo amor el número de parejas o intercambios sexuales que han tenido con anterioridad. Aluden vagamente a un par de relaciones que no cuajaron -añadiendo que por culpa de la despreocupación de la mitad masculina-, y nada más. Eso contrasta con la tendencia masculina a contar sus aventuras y no sólo a eso, también a inventarlas con todo el descaro, para darse aires de Alfa.

Puede que suene un poco injusto. Así que el hombre puede follar por ahí con unas y con otras, que luego sienta la cabeza y se convierte en un buen marido, ¿y la mujer no puede hacer lo mismo? Pues parece ser que la biología nos dice otra cosa. El vínculo de oxitocina tiene mucho que ver con todo ello. La promiscuidad femenina, así como su iniciación temprana, tienen tremendas consecuencias sobre la salud, la felicidad y la estabilidad matrimonial. Y cada vez la promiscuidad va a más:




El Estado-providencia, el acceso de la mujer al mercado laboral y la aparición de anticonceptivos eficaces, más la permisividad social -y hasta legal- del aborto, han ayudado a que la promiscuidad femenina se dispare. Bueno, eso y la descomposición total de la moral patriarcal, algo en lo que tiene mucho que ver el Estado-providencia. 

Antes las mujeres procuraban por todos los medios no convertirse en madres solteras. Eso era un estigma y el pasaporte para la pobreza y la exclusión. Ahora no hay ese problema, pues los anticonceptivos minimizan ese peligro, y si no ya se encargará el Estado-providencia de tejer su red para protegerlas. Además en las sociedades más asistencialistas los servicios públicos hacen las veces de Dios. Es una de las tesis del libro Why Atheism will replace Religion (2012) del ensayista Nigel Barber. El ateísmo florece en los lugares donde la gente se siente más segura económicamente, y esos lugares son las ciudades occidentales. El asistencialismo público suprime la dosis de misterio e incertidumbre sobre qué nos deparará el futuro, trocando la necesidad psicológica de un hipotético dios protector en favor de un sector público proveedor que así se justifica a sí mismo. Además, Barber ha notado que los deportes-espectáculo son sustitutivos del éxtasis religioso.

Ahora parece que todo cuadra mejor. El asistencialismo estatal, de raíz marxista, ha aprovechado el éxito del capitalismo para volverlo contra el capitalismo mismo, destruyendo su moral -el matrimonio puritano, la necesidad de proveerse por uno mismo, la incertidumbre vital como motor creativo- y sustituyéndola por un Superyó progre, una nueva religión estatal en la que lo público es lo bueno y lo privado es malo, el político es un santo abnegado y altruista mientras que el empresario es por definición un monstruo, y deportes como el fútbol nos son inoculados por cada poro de la piel con el objetivo de ateizarnos. Ésa es la razón por la cual hay un deporte rey del NWO, concretamente el fútbol, programado continuamente para secar en nuestras mentes la necesidad de Dios. Siempre aparece el puñetero Estado-providencia corrompiéndolo todo.


LA GRAN DESTRUCTORA

Las religiones patriarcales siempre han mirado con desconfianza a la mujer o, si se prefiere, a determinados tipos de mujeres más o menos arquetípicos. Consideraban que la mujer contenía un germen de destrucción social. Los ejemplos más prototípicos que saltan a nuestro recuerdo son los de Eva, Pandora y la reina Ginebra, entre otros. Por culpa de la debilidad de la carne o de la mera curiosidad, esas mujeres abrían una fisura en la armonía existente, precipitando el caos y haciendo caer un mundo. Por tanto, para evitar la llegada de la entropía los sabios de las civilizaciones patriarcales quisieron atar en corto a las jóvenes, procurando que llegasen vírgenes al matrimonio y que contrajesen éste en plenitud biológica, y que en todo momento, antes y después, estuviesen tuteladas por figuras paternas fuertes y por figuras maternas sabias -las abuelas de hoy-.

El mito de Eva sigue  resultando fascinante hoy en día. Erich Fromm en su maravilloso librito El arte de amar (1956) bebe del mito para explicar cómo el amor es la solución para la soledad radical del hombre. Adán sin Eva es un apático nihilista. El hombre está radicalmente solo. Ésa es una de sus cualidades ontológicas (IX). No puede volver a unificarse con los demás animales, regresar a la indefinición previa al descubrimiento del Yo, sino que está obligado a seguir marchando hacia delante, siempre hacia delante, y solo. Únicamente el amor puede vencer esa soledad, el amor complementario entre hombre y mujer. Adán y Eva son la pareja perfecta pensada por Yahvé para habitar extramuros del Edén un mundo duro y agreste. Significativamente, y a pesar de que Fromm pertenece a la Escuela de Fráncfort y sería por tanto un "marxista cultural", tilda a la homosexualidad de aberración en las páginas del libro, pues según él la relación homosexual nunca puede ser complementaria y erradicadora de soledad, aparte de que es estéril a la hora de crear vida. Tal vez por eso Fromm es un autor cada día menos citado.

La complementariedad hombre-mujer, ser una sola carne, tiene una raíz clavada profundamente en el humus del patriarcalismo hebreo. A lomos del cristianismo, penetró en Europa y reforzó la idea del matrimonio tradicional, que ha durado hasta hace menos de un siglo en nuestro continente. El matrimonio tradicional se caracteriza por la preeminencia del varón sobre la mujer, pero sin llegar al despotismo. Fue sustituido en nuestras sociedades por el matrimonio igualitario, donde no hay preeminencia masculina sino un "tanto monta, monta tanto". Por desgracia, ese matrimonio ha sido pulverizado, ha saltado por los aires. La legislación y la jurisprudencia feministas han conseguido que el matrimonio sea actualmente un riesgo para el varón, lesivo para sus intereses. El divorcio ha llegado a ser casi tan rápido como un repudio, y sus consecuencias familiares (no ver a los hijos), económicas (piso que se pierde, sueldo con retenciones) y psicológicas pueden llegar a destruir al varón. El divorcismo a favor de la mujer está siendo incentivado, y por ello en las sociedades occidentales los trámites son empezados por la mujer en tres de cada cuatro casos. Esto es un reflejo de todo lo dicho en el ensayo: de la pérdida de masculinidad del hombre occidental, de la condición desechable del varón de cuya suerte no se preocupa nadie, de la desaparición del patriarcalismo, y del intervencionismo corruptor del Estado-providencia.

En las sociedades occidentales, y desde luego en España, la derecha -o lo que quede de ella- no ha sabido o no ha querido responder a este desafío. Es vergonzoso cómo partidos teóricamente defensores de la familia han estado mirando hacia otro sitio mientras el sistema iba minando paulatinamente el matrimonio igualitario, enfrascándose sin embargo en estúpidas polémicas contra el anecdótico matrimonio gay. El resultado lo estamos viendo cada día. Hay siete divorcios por cada diez matrimonios, una ratio que da verdadero pánico. Ante el carácter lesivo del matrimonio hoy en día, muchos varones han decidido quedarse en situación de pareja de hecho con su chica, o bien están optando -en número creciente- por el MGTOW y por las relaciones esporádicas en las que procuran ocultar su nivel de rentas, al contrario que antes de la crisis de 2008, cuando se tendía a alardear más de poder adquisitivo (X).

A fin de cuentas, las mujeres son seres humanos y éstos siempre quieren mejorar su situación. Cuando se procura mejorar la situación empleando la seducción, se la suele llamar hipergamia. Se dice que la especie humana no es monógama. Se dice que los hombres somos naturalmente polígamos y que las mujeres son naturalmente hipérgamas. Es interesante retener ese concepto de hipergamia, porque en buena medida en él está la clave.



Por favor, véase entero aunque no guste lo que en él se dice.

El publicista alt-right Black Pigeon marcó un hito con este vídeo suyo, que ha alcanzado más de un millón de visitas, una cifra muy baja quizá para un clip de Maluma o de Daddy Yankee pero ciertamente alta para un manifiesto ideológico, que conocí por primera vez hace no mucho y cuya influencia reconozco en algunos puntos a la hora de escribir el presente ensayo -a mi entender Black Pigeon es uno de los imprescindibles, y es clara demostración de que la derecha alternativa tiene que currarse vídeos para llegar a la mayor difusión posible-.

No creo que Black Pigeon odie a las mujeres. Desde luego, en mi caso personal, yo no odio en absoluto a las mujeres, no me considero misógino de ninguna manera. Sólo intento entender el mundo y nuestro lugar en él, y sé que la mujer ocupa un puesto absolutamente central en este mundo nuestro. La mujer hace algo que los hombres no podemos hacer: gestar, parir y amamantar nueva vida humana. Esa tarea sagrada, más que cualquier otra tarea que se nos pueda ocurrir, corresponde en exclusiva a las mujeres. Asimismo, me gusta que la mujer tenga libertad y que trabaje. Dicho lo cual, sigamos con el tema.

-El primer tema que toca es el de la relación entre mujer y construcción de civilizaciones. Según el vídeo, las mujeres no se preocupan sobre el destino de las civilizaciones porque nunca las han construido. La civilización sería, pues, de impulso masculino.

Como es obvio, cuando un pueblo construye una civilización las mujeres tienen su cuota de protagonismo en ese proceso. Tan sólo por haber parido y amamantado a los guerreros y arquitectos, las mujeres son de por sí imprescindibles. Dejando aparte esta obviedad, y admitiendo que en cada civilización el peso de las mujeres ha sido variable, que el grueso de la carga civilizadora haya correspondido al hombre tiene sentido si tal realidad es conjugada con una de las ideas-fuerza de este ensayo, que los hombres somos biológicamente desechables en una amplia mayoría. Más allá de que los hombres tienen más fuerza para guerrear y de que los conocimientos técnicos avanzados de cada época han sido reservados casi siempre para los hombres, argumentos con los que cualquiera de nosotros concordaría, lo cierto es que biológicamente casi todos los hombres sobran, lo que nos hace prescindibles y nos empuja fuera de la formación de familias. Esa masculinidad sobrante se transmuta en héroes, sacerdotes, exploradores y mendigos -siendo los tres primeros los constructores de civilizaciones y los cuartos quienes viven de ellas sin aportar nada-. De los hombres se espera por la Madre Naturaleza que muramos antes de tiempo o que nos volvamos nuncafollistas, o bien que encontremos mujeres en los territorios que exploramos y en los cuales erigiremos nuevas civilizaciones. La mortandad prematura y el nuncafollismo son lo esperable en la abrumadora mayoría de la condición masculina, y toda esa energía vital que se pierde sólo puede ser transmutada o, al menos, paliada mediante estructuras patriarcales.

-El siguiente punto está relacionado ya con la idea de hipergamia, y versa sobre la deslealtad de la mujer hacia su tribu o pueblo. Ellas buscarían a hombres que transmitan la impronta de ser "más fuertes y dominantes", lo que implicaría que cuando un pueblo vence a otro e invade su territorio a los varones invasores no les faltarían mujeres de los vencidos que se unirían a ellos no por miedo o por hambre sino por la atracción que esa fuerza y hegemonía transmiten.

Relacionado con las ideas-fuerza de este ensayo, tiene sentido que así sea si efectivamente la atracción de la mujer hacia el hombre tiene su clave subyacente en la testosterona. La fuerza y la hegemonía son valores primarios de la Naturaleza que se imponen por sí mismos a cualquier construcción idealista y ética formulada desde la debilidad. Lo siento, pero resulta obvio que es así. Y tanto esa fuerza como esa hegemonía son entendidas desde un prisma femenino como señales de alta testosterona. ¿Lo que conocemos de la historia, como los ejemplos del vídeo, confirman lo dicho? Pues eso parece nuevamente. Así pasó en la Francia de la Ocupación, por aprovechar un ejemplo que sale en el vídeo. Según el polémico 1940-1945: The Erotic Years (2012) de Patrick Buisson mientras en el Reino Unido lacerado por el Blitz y los reveses en las colonias la tasa de fertilidad femenina descendía, en la Francia ocupada se producía un baby-boom directamente relacionado con la formación de parejas francesa-alemán. Cientos de miles de chicas francesas fueron represaliadas -rapado del cabello, mofa pública, oprobio familiar- tras la derrota alemana por haberse entregado a los boches. Lo cierto es que durante la ocupación alemana para mucha juventud francesa, chicas incluidas, "París fue una fiesta". Los modelos patriarcales franceses se habían erosionado totalmente. El modelo patriarcal por excelencia del país, el mariscal Petáin, era vasallo de Berlín. Ese vacío posiblemente estuvo en la raíz de una erupción pre-beatnik llamada Zazou entre la juventud urbana del país vecino, carente de referentes patriarcales nacionales, una juventud que se volcó en la juerga, el baile frenético, la afición a la música negra del momento, el travestismo (las chicas se ponían ropas masculinas) y la más descerebrada useñización cultural. Con posterioridad el discurso oficial de la Resistencia se impuso, pero las cosas no fueron tan heroicas como nuestros colegas de allende los Pirineos nos han querido contar.

-El siguiente punto nos dice que las mujeres votan según sus imperativos biológicos. A pesar de que los mantras del sistema hayan dado la espalda a la biología, ésta se impone de un modo u otro. Asimismo, el vídeo adopta también la regla de Pareto para hacer entender mejor el efecto harén que se dio en nuestra especie a efectos reproductivos en tiempos antiguos. Asimismo, incide en la importancia de evitar ese efecto harén para que las sociedades sean estables y productivas mediante la monogamia socialmente respetable y respetada. Asimismo, reconoce que ese pacto social tan, digamos, "heteropatriarcal" se ha deshilachado a lo largo de la segunda mitad del siglo XX -apunto yo: desde 1945, lo que no es casual, y explicaré por qué no es casual-, teniendo como una de sus consecuencias el descenso de la natalidad en Occidecadente.

Relacionado con las ideas-fuerza de este ensayo, el panorama expuesto por el youtuber se corresponde con el previsto según la hipótesis de la tribu del 10% de Alfas acaparando veinteañeras libres. Si cae el modelo social patriarcal de monogamia respetable -por supuesto con las inevitables infidelidades que siempre ha habido y habrá-, reaparece el esquema de tribu favorable a los Alfas, reaparece el efecto harén, se resquebraja la cohesión social, crece el número de varones inadaptados -que ya no son purgados con guerras y emigraciones masivas, pues la sociedad opulenta no guerrea en su suelo y tiende a acoger inmigración de más varones, lo cual dispara exponencialmente el poder femenino de decisión, incluso de las que ya han llegado al Muro (XI)-, crece la presión fiscal asfixiante sobre los varones productivos, y desciende la natalidad. Nada de sorprendente para mí en lo que está pasando en nuestras sociedades. E incluso en la monogamia se cuela el cuckoldismo o infidelidad consentida de la mujer occidental con un joven no-blanco, no sólo consentida sino incluso filmada y colgada en Internet.

Por tanto, si el voto femenino tiene un trasfondo biológico -como también es de esperar que ocurra con el voto masculino-, ante el declive de masculinidad que se ha producido en Occidecadente en el último medio siglo ese voto femenino ha reaccionado, entiendo que subconscientemente, reclamando una mayor presencia de masculinidad, y ello por dos vías:

  • Votando a favor de opciones políticas que sean proclives a aceptar grandes masas de varones sanamente hormonados provenientes de terceros países.  
  • Votando a favor de opciones políticas que apuntalen un Estado-providencia que haga de Súper-Beta proveedor.

Esas dos vías, notoriamente izquierdistas, son mutuamente convergentes. La primera es la que provee testosterona de manera directa, mientras que la segunda extiende un manto de protección social a los varones portadores de esa testosterona, quienes habitualmente son trabajadores de baja cualificación originarios de culturas distintas de la cultura de acogida y, por tanto, parten con desventaja en el mundo social y laboral. También el Estado-providencia Súper-Beta sanea sus cifras de reposición poblacional. Ante un hueco demográfico producido por el descenso de natalidad de las mujeres occidentales, se rellena aquél mediante inmigración. No se entra en mayores detalles. Para el Estado-providencia las personas son números. ¿Faltan 100000? Se meten 100000, y asunto arreglado. 

Un político que fuese un verdadero estadista miraría más allá, pensando en décadas o incluso en siglos, no sólo en las cifras anuales. Pero los estadistas sobran en Occidecadente. No se ajustan al patrón dirigente de los Estados-providencia, que pide políticos maternales que antepongan la promesa de más derechos y más prestaciones a cualquier otra consideración. Por eso cuando aparece un estadista-outsider estilo Donald Trump, el sistema grita y lloriquea ante ese cuerpo extraño en su seno.

Hemos dicho más arriba que el Estado-providencia actúa como un ser vivo, intentando sobrevivir y perpetuarse, incluso a cualquier coste. Es su supervivencia como ente lo que está en juego, por lo que sigue en su huida hacia delante. Lo han hecho otros Estados-providencia antes, y todos han huido hacia delante. La huida del actual es el proinmigracionismo, esperando que la llegada de millones de varones jóvenes salve las anquilosadas estructuras públicas. Asimismo, y ésta es otra idea-fuerza clave del presente ensayo, también el pueblo-masa occidental actúa como un ser vivo y por ello busca su perpetuación y supervivencia. Al notar la masa poblacional de Occidecadente que sus varones pierden testosterona, intenta buscarla desesperadamente para inyectarla en el seno social. La testosterona es vida, es fertilidad, lo que la hace imprescindible para la supervivencia del pueblo-masa. Si a cambio de ello ese pueblo-masa deja de tener la piel blanca en el curso de unas pocas generaciones, es un peaje que se paga, porque lo primero para el pueblo-masa es sobrevivir. 


Esta fotografía de un "refugee" con dos chicas austríacas es bastante elocuente. El varón con testosterona sana hace un "manspreading" abarcando confiadamente a las chicas, quienes adoptan una pose más tímida, cruzando ambas una mano a la altura de sus genitales. Al tener la testosterona alta, el varón puede aspirar a un "harén", a acceder sexualmente a varias mujeres (XII). La habitación parece no estar amueblada, pero los colchones y cojines favorecen la comodidad horizontal, como se puede suponer.

-El siguiente punto nos dice que las mujeres se sienten atraídas por el hombre agresivo, dominante y canalla (XIII). Incide el youtuber Black Pigeon en un tema muy espinoso y desagradable, como es el de la chocante respuesta de la sexualidad femenina en casos de violación, dándose en muchos de esos casos un cuadro de excitación sexual e incluso de orgasmo en la mujer que está siendo violada (en el vídeo se cifra en un 87% de los casos). Se da a entender que, dado que la mujer desea ser dominada, en el supremo acto de dominación sexual que es la violación ella estaría en su elemento, disfrutando de la experiencia. Horrible leerlo y escucharlo, sin duda, pero forma parte de la argumentación del vídeo.

Siguiendo la idea-fuerza de este ensayo que nos dice que las mujeres siguen las señales de la testosterona alta en los hombres, que sientan interés y deseo por los hombres dominantes e incluso agresivos y desde luego muy despreocupados, confiados, arrojados, estaría en armonía con esa idea y sería de esperar que esa atracción se produzca. La testosterona alta produce esos efectos en el varón: la impresión de dominio, el gesto de líder, la búsqueda de estatus, la respuesta directa e incluso violenta -sobre todo ante la percepción de una injusticia: eso pasa también con las mujeres, pues a mayor nivel de testo femenina le sigue un comportamiento más justo-, la despreocupación respecto de lo que se espera de él -por la mujer o por la sociedad-, el ir "a su aire". El dominante y canalla no mendiga patéticamente la aprobación de la mujer. Es más, las mujeres no sienten interés por los hombres emocionalmente necesitados, algo que es la Primera Ley del arte de ligar: cuanto más interés muestres en ella, cuanto más te postules como dispuesto a complacerla en todo, menos opciones tendrás y sólo si empiezas a pasar de ella tendrás la posibilidad de que vaya detrás de ti. Eso lo hemos comprobado todos. El ganador, el triunfador, es deseado porque se le suponen niveles hormonales más altos. Y eso parece cierto, incluso cuando gana en competiciones sin esfuerzo muscular, como el ajedrez. Pero la mujer, ante el hombre dominante, ¿quiere ser dominada en realidad? Es una duda razonable.

Veamos el caso de la literatura romántica dirigida a mujeres en la anglosfera. Suele seguir un patrón bastante repetitivo, según el cual una chica guapa y vitalista se enamora de un hombre dominante, autosuficiente, viril, totalmente libre de hacer su santa voluntad, y entre 10-15 años mayor que ella. Hay también un pretendiente rival, dulce y considerado, pero que no despierta interés en la chica. Al final, ella consigue domar al canalla, haciéndole entrar en vereda y renunciar a su libertad masculina, para formar una familia y ser felices para siempre, colorín colorado. Es la fantasía de ponerle bridas al Alfa para que la chica pueda disfrutar de su alfismo en exclusiva, borrando el efecto harén del horizonte afectivo-sexual de su hombre. En estos casos la fantasía consiste en una reedición de la fierecilla domada, pero al revés, siendo domesticado el hombre salvaje y libre.

A tenor de esa fantasía literaria recurrente, tal vez en este punto Black Pigeon se equivoque y que la mujer no quiera ser dominada, al menos no en sentido estricto. Puede que junto al Alfa quiera medrar -hipergamia en sentido clásico-, o meramente experimentar sensaciones, o satisfacer un impulso, o ser ella la dominadora por medio de la persuasión y el encanto femenino. Eso estaría más en consonancia con otra idea-fuerza expuesta por el autor de estas líneas, que la mujer es en realidad el sexo fuerte, siendo esa fantasía un exponente de tal realidad biológica.

Veamos el caso de las violaciones. Según el youtuber, en un elevado porcentaje de ellas las mujeres experimentan excitación sexual, lo que incluye lubricación e incluso alcanzar el clímax. Y parece ser que, si bien en porcentajes más reducidos de los que Black Pigeon ha alegado, algunas fuentes apuntan que algo de cierto hay en ello. No obstante, permítasenos discrepar de la argumentación del vídeo. Posiblemente la excitación sexual no sea un reflejo del deseo de la mujer por ser tratada como un pedazo de carne y de recibir humillación -algo que a buen seguro excitará a algunas mujeres, como excita también a los hombres adictos a la FemDom-, sino un mecanismo defensivo ante una agresión de la que no puede zafarse (XIV). La lubricación del vestíbulo vaginal sería una respuesta fisiológica para evitar desgarros y otras lesiones, por ejemplo. Por tanto, en este punto no puedo estar de acuerdo con Black Pigeon. Quizá podría haberse ahorrado ese pasaje, pues en mi opinión empaña su discurso, más allá de que -lo diré de nuevo- el tema es muy desagradable y chungo -lo que yo haría con los violadores no se puede publicar-.

-El siguiente punto del discurso nos dice que el voto femenino está escorado hacia la izquierda o, al menos, ha estado escorándose desde la postguerra mundial. Nos cita el estudio The political gender gap and the decline in marriage (Enlund & Pande, 2001), consultable aquí, que relaciona directamente el auge divorcista con la decantación izquierdista del voto de la mujer cuando la mujer vota. A continuación presenta como argumento de peso el ensayo Sex and culture (1934) del malogrado antropólogo social Joseph Daniel Unwin (1895-1936), según el cual las culturas monógamas son las que florecen, mientras que si se permiten destruir la institución del matrimonio monógamo se vendrán irremisiblemente abajo. Unwin estaría haciendo, pues, una premonición del tiempo actual. Nuestra sociedad, tal como está, ya no podría salvarse a no ser que adoptase nuevamente modos más patriarcales de organización sexual y afectiva, algo altamente improbable y que el mismo Unwin daba por imposible o, al menos, por nunca visto hasta la fecha en la historia de las sociedades.

Las afirmaciones del discurso en este caso están en franca armonía con la idea-fuerza según la cual el voto femenino obra en favor de la instauración y el mantenimiento de los Estados-providencia como Súper-Betas proveedores que extiendan su égida protectora en defensa de la testosterona inmigrante económicamente desfavorecida. Bajo la trillada idea de que el voto izquierdista es el voto "de la compasión", subyace mi íntima certeza -reforzada por todo posible indicio- de que el voto izquierdista es voto pro-testosterona, es voto pro-Alfa en un mundo de hormona masculina declinante. En generaciones pasadas no era así, porque los varones tenían niveles hormonales óptimos y el voto femenino no procuraba subconscientemente reparar la brecha de testo porque ésta no existía. Un ejemplo: en los años treinta en España el voto femenino, flamantemente estrenado, muy probablemente le dio la victoria a las derechas en noviembre de 1933. Pero cuanto más emasculada está la sociedad occidental, más tiende el voto femenino a defender opciones pro-inmigración masculina joven y pro-asistencialismo público que defienda a esa inmigración.


Visto en la web gatesofvienna.net. Decantación de voto en las últimas presidenciales austríacas. 

Un caso muy ilustrativo, y reciente, fue el de las pasadas elecciones presidenciales en Austria, en las que el "xenófobo" Norbert Hofer, a la postre derrotado, fue cordialmente ignorado por las mujeres votantes, quienes dieron su sufragio masivo al falso "outsider" Van der Bellen -tan falso como el francés Macron, sistémico hasta decir basta- en diciembre del pasado 2016. Si observamos los sectores por sexo y edad del electorado veremos que las mujeres en plenitud biológica, en el apogeo de su fertilidad, dieron la espalda al candidato que había prometido una política restrictiva a la llegada de varones altamente hormonados del exterior, apoyando la opción progre del antiguo verde Van der Bellen. En general los tres subsectores del voto femenino optaron por apoyar la opción pro-inmigracionista -que es también la opción más proclive al Estado-providencia y al gasto público que los Beta austríacos pagan de su bolsillo-, pero en el caso de las jovencitas en edad idónea para procrear el apoyo al proinmigracionismo resultó abrumador. Obviamente, no es casual.

Otro caso. En la vecina Alemania, las recientes elecciones generales de septiembre de 2017 han arrojado un fuerte sesgo en cuanto al voto contrario a la inmigración excesiva: las mujeres votan en mucha menor proporción que los varones a AfD, algo sabido de años atrás y confirmado el pasado mes de septiembre. Asimismo, el voto femenino al FDP -uno de cuyos puntos programáticos para los comicios era un mayor control de la inmigración, apostando por la cualificada- fue menor que el masculino. Recordemos, todo esto después de los sucesos de Colonia de Año Nuevo 2016.

Respecto de la tesis de J. D. Unwin, reconozco que no he leído Sex and culture, lo cual lamento porque esa obra se ha convertido en un pequeño clásico oculto que ha dejado huella en quien lo ha leído -es habitualmente citada por una ensayista de peso como Gabriele Kuby, por ejemplo-. Sí he podido leer recensiones de ella, gracias a lo cual me hago una idea razonable de su contenido discursivo. Unwin estudió 86 sociedades del pasado, tanto tribales como civilizadas, encontrando un nexo entre todas ellas: su cenit histórico estaba íntimamente relacionado con su restricción sexual más allá del matrimonio. Cuanta mayor rigidez monogámica, tanto más poder tenía esa sociedad. La relación sería causa-efecto: el puritanismo sexual derivaría en prosperidad y energía social. Unwin llamó "energía expansiva" al acopio de energía humana que al no disiparse en búsquedas sexuales de toda laya se dirigía a alcanzar duraderos logros sociales. La idea le vino de Freud. Para el entonces muy influyente padre del psicoanálisis, en el hombre laten impulsos de sexo y muerte -el Ello- que chocan con el discurso moral social -el Superyó-, siendo frenados en el comportamiento consciente de la persona -el Yo- originando en su lugar estructuras sociales y culturales acompañadas de malestar en la cultura. El Superyó dicta hacia dónde deben ir encaminados esos impulsos, o de cómo esa energía fisiológica humana puede ser transmutada en algo distinto y constructivo, a cambio de neurosis. La energía expansiva, según Freud y Unwin, embridada hacia fines superiores, deriva en prosperidad social; si se disipa porque el matrimonio monógamo entra en decadencia, esa sociedad se hunde. Y en ninguno de los casos estudiados en el libro la situación ha sido reversible: cuando se entra en decadencia por disipación sexual, no hay ya vuelta atrás a la situación previa a la entropía.



Siendo así, y a falta de una lectura directa de Unwin por mi parte -más allá de fragmentos-, lo referido se corresponde con las ideas-fuerza del ensayo. Es evidente que, a despecho del espiritualismo new-age que nos imagina como seres de luz, somos realidades biológicas con una energía limitada. Nuestro tiempo es limitado, así como nuestra fuerza, nuestra inteligencia y nuestro afecto. Cada uno de nosotros tiene una cuota de energía para realizarse en el mundo. Podemos optimizarla mediante una vida sana, pero no hacerla infinita. Y cuando dedicamos nuestra energía a satisfacer -o intentar satisfacer- los impulsos que nacen de nuestra entropía psíquica, el resultado es entropía social. La crisis de la monogamia y el crecimiento de la promiscuidad derivan en decadencia de la civilización. Lo estamos viendo ahora, con las tasas de natalidad hundidas desde hace décadas y las deudas soberanas creciendo continuamente -esos Estados-providencia que se resisten a autorreformarse, prefiriendo en su lugar continuar con la fiesta, pagada a crédito-. Y parece que no hay vuelta atrás.

La clave es biológica. Los hombres fuertes crean marcos prósperos y estables, que poco a poco van generando otro tipo de hombre, más blando, adecuado a ese marco sociocultural. El hombre blando no puede sostener esas estructuras sociales que cada vez tienden a ser más pesadas, y sobreviene el colapso. Del seno de ese colapso reaparecen los hombres fuertes. Y vuelta a empezar.

En su muy leída Historia de Roma (1971) Indro Montanelli indicaba que la clave de la decadencia romana había sido ante todo biológica. La aristocracia romana, tenida por él como la más excelsa clase dirigente de la Historia, se había arruinado cayendo en batallas pero también en envenenamientos, cuchilladas, orgías, prácticas abortivas y toda clase de decadencias morales. Esa aristocracia no se pudo sustituir con nada duradero, pues las nuevas aristocracias improvisadas para cubrir su hueco no soportaban un par de generaciones sin degenerar completamente. "El pescado empieza a apestar por la cabeza", decía Montanelli. En nuestro Occidecadente el motivo subyacente de nuestro declive es asimismo biológico: el hundimiento de los niveles de testosterona entre los varones. El Estado-providencia, las castas empresariales clientelares de éste, y el voto femenino quieren cubrir ese hueco, como en la Roma antigua, con testosterona improvisada y con inflación. Permítasenos ser escépticos con el resultado.

-Finalmente, Black Pigeon comenta el caso especial de Suecia, la sedicente "superpotencia humanitaria", como uno de los países que más lejos están llevando la política pro-inmigración, si bien se elevan voces de alarma en el ruido de fondo. Y concluye con una serie de reflexiones acerca del fracaso de la utopía izquierdista y de cómo este fracaso no está enraizado solamente en la mujer, sino también en el varón. A fin de cuentas, el varón ha contribuido a crear este marco sociocultural, otorgando a las mujeres derechos y libertades. Otros varones aparecen en el horizonte, con el nada disimulado propósito de suprimir esos derechos y libertades en una sociedad cuya blandura y decadencia huelen a miles de kilómetros de distancia.

Un marco sociocultural caracterizado por la blandura -los Estados-providencia maternales- produce varones blandos, lo que unido a los demás motivos que han hundido la testosterona de los occidentales, ya comentados en su momento y todos mutuamente relacionados, retroalimenta el proceso de reblandecimiento social, en una espiral que sólo termina en implosión o en conquista por varones duros. Y vuelta a empezar. Es como el castigo de Sísifo: estamos condenados a hacer rodar cuesta arriba la gran piedra, intentando coronar la montaña, y cuando parece que hemos llegado a la cima esa maldita piedra rueda cuesta abajo, deshaciendo en instantes lo que nos llevó años. Otra civilización patriarcal surgirá, para después degenerar rodando cuesta abajo una vez más.

La única solución posible, no para salvar nuestro mundo, sino para meramente salvar los muebles, es fomentar mejores niveles de testosterona en los varones occidentales. No hay otra salida. De lo contrario, seremos reemplazados. Las civilizaciones caen y son sustituidas por otras. Por tanto, olvidémonos de ese devenir y enfoquémonos en lo que permanece, en el hombre eterno, el que sigue viviendo aunque su mundo haya desaparecido. En el hombre eterno está el fulgor de una nueva oportunidad.


ACERCA DE LA HIPERGAMIA FEMENINA

Llegando ya al final del presente ensayo, es necesario presentar las últimas ideas-fuerza que nos permitan entender con la mayor transparencia posible este enrevesado escenario histórico. Es preciso aclarar conceptos con la llamada hipergamia femenina. Esta hipergamia llevaría a las mujeres a emparejarse con miras a su mejora social: más estatus, más recursos, más seguridad. Habitualmente prefieren a hombres de más estatura y edad que ellas, lo cual tiene motivos biológico-evolutivos. Los rasgos faciales que denotan madurez en un hombre -mandíbula fuerte, labios finos, cejas marcadas- resultan más atractivos para las mujeres porque sugieren una personalidad dominante. Por contra, a los hombres les gustan jovencitas y fértiles. Les gustan así cuando ellos tienen 20, 30, 40 ó 50 años, eso no cambia gran cosa. Por tanto, es de esperar que entre hombres maduros y mujeres jovencitas surjan relaciones a las que ellos aportan recursos y posición social, mientras que ellas aportan frescura fisiológica y ovulación.

Hace como unos tres años hubo en una cadena televisiva española un rifirrafe entre Joaquín Leguina, un histórico del PSOE, y una joven llamada Beatriz Talegón a raíz de la afirmación de Leguina de que hay mujeres que se unen a hombres ricos por interés económico. Talegón reaccionó desaforadamente, pidiéndole incluso que se fuese del partido. Si los izquierdistas de la generación de Leguina se han dedicado a reescribir el pasado, las generaciones que pretenden heredar sus poltronas ansían nuevas reescrituras para distorsionar nuestra memoria como pueblo. Es conocido, desde siempre, que ha habido mujeres -conocidas en la anglosfera como gold-diggers- que se han unido a hombres que no amaban por su elevada posición y su acceso a abundantes recursos. En tiempos de los cazadores-recolectores eso estaría más amortiguado, de ahí que sobreviva en la mujer el gusto por el hombre apolíneo -su físico fibroso sugiere que puede ser un buen cazador y, con ello, proveedor-, pero en tiempos neolíticos un hombre feo y mal hecho podía atraer el interés femenino masivo en función de sus riquezas acumuladas.


Crédito: Mega Agency. Un caso sonado de hipergamia: Anna Nicole Smith, una joven de feminidad estrepitosa y desbordante, casándose con un anciano millonario en silla de ruedas.

La hipergamia tiende a crear el efecto harén, pues si -siguiendo a Pareto- un 80% de mujeres están interesadas en un 20% de hombres, para conseguir atar al Alfa empieza una competición de mujeres por ver cuál es la más atrayente, buscando la atención del macho deseado -una competición no siempre limpia, pues incluye un arco de tácticas que van de soltar bulos y hablar mal de las competidoras hasta incluso agredirlas-. Esa dinámica se convierte en un espejo de la dinámica antes comentada de la mujer atractiva deseada por muchos hombres, lo que les lleva a su vez a competir entre sí. Esta dinámica cruzada es la clave para entender cuán exacerbado es el salto entre el éxito sexual del Alfa y la radical soledad del Omega.

Cuando comentamos el caso de las war brides o de cómo muchas mujeres de las naciones derrotadas pasaban a emparejarse con, o ser la tercera o cuarta opción de los varones invasores victoriosos, estamos hablando de hipergamia. Si una mujer deja a su hombre por otro que es millonario, o a su dulce y educado novio por un soldado extranjero vencedor, es hipergamia. A lo largo de la historia ha habido demasiados ejemplos de lo dicho como para fingir moralismos. Las mujeres son entes biológicos, como los varones, y buscan maximizar sus posibilidades de supervivencia, porque eso implica supervivencia de la especie o, como mínimo, la de su linaje. Y eso no tiene nada de antinatural ni de marciano, simplemente es así.

Ante esto hay que formular una paradoja, la paradoja del deseo femenino. Por un lado, hay mujeres que quieren unirse a hombres que son poderosos, que son ricos, que son líderes, que son obedecidos, incluso aunque muchos de esos hombres estén ya en la curva descendente de su poderío físico. Por el otro, vemos a mujeres atraídas por hombres que no tienen un duro, que no tienen buenas perspectivas laborales o de ascenso social, y que incluso viven de ayudas sociales o del dinero que esas mujeres les dan por estar con ellas. ¿Son ambos casos de hipergamia, o sólo lo es en el primer caso, cuando se mejora el estatus? Ambas tendencias parecen contradictorias. ¿Las chicas que defienden el "Refugees welcome" son hipergámicas? En realidad parecería todo lo contrario.

Esa paradoja sólo parece desvanecerse cuando el hombre poderoso y rico es joven y guapo. Ése es el caso de los cantantes famosos, que tienen poder -salen en los medios, su opinión se escucha, negocian con el mundo mediático-, son líderes -le dicen a la gente que va a sus conciertos que den palmas o boten, y esa gente-masa les obedece- y están en plenitud biológica. Ahí no se da la paradoja del deseo femenino. Y ahí, significativamente, ese deseo femenino estalla en manifestaciones histéricas y delirantes de entrega, entre gritos y gestos de "estoy disponible". Es el fenómeno fan, abrumadoramente femenino.


Visto en dodho.com. La Beatlemanía en su punto más alto.

Desde Elvis Presley hasta los Justin Bieber y One Direction de esta década, varones altamente deseables por el sector femenino han desencadenado reacciones de fanatismo desmedido, que en el caso de los Beatles desembocaban en orgasmos colectivos cada vez que daban un concierto -tan hastiados quedaron que al cabo de un tiempo renunciaron a tocar en directo-. Esas reacciones fanáticas son en realidad experiencias masivas de hipergamia. No son resultado de un accidente cultural, sino que tienen atávicas raíces en nuestro linaje. Cuando apareció el rock, los sectores conservadores de las sociedades occidentales -con su clásica miopía- quisieron explicar el fenómeno fan diciendo que aquello era "música de negros" algo blanqueada y que esa música infernal hacía actuar a la juventud blanca "como si fuesen negros", una solemne tontería que olvida que el trance extático con la música y la masa humana es algo que los blancos ya conocíamos (XV). Es algo que ya estaba en nosotros así como, por supuesto, en las mujeres de nuestros pueblos.

Una forma de explicar la paradoja es decir que las mujeres tienen ciertas necesidades. Tienen la necesidad de sentirse seguras, de alcanzar estatus, de garantizarse el acceso a recursos, lo cual a su vez asegura que su descendencia sea viable. De ahí que opten por la hipergamia. Por otra parte, tienen la necesidad de sentir el peligro, de satisfacer su curiosidad, de vivir a muchas revoluciones, lo cual las excita y las hace más accesibles al coito, lo cual a su vez redunda en la posibilidad de que tengan descendencia. De ahí que también opten por la hipogamia. Dicho así, tiene sentido.

Pero si lo combinamos con la idea-fuerza del ensayo, el deseo por los varones con alta testosterona, se explicará la paradoja del deseo femenino con más profundidad. Y es que, en mi opinión, no hay paradoja. La clave está en seguir el rastro de la testosterona. La atracción femenina se dirige a los signos de alta testosterona, incluso cuando -atención- el varón que los detenta tiene niveles bajos.

Así, signos de alta testosterona son el físico fibroso, la voz fuerte, la nuez, etc, los ya comentados. También la gestualidad confiada, segura, directa, amplia, el contacto visual prolongado, el optimismo. Pero también el dinero. Ganar dinero está directamente relacionado con la testosterona: cuantos más altos sean los niveles de la hormona, más dinero se ganará. Ser un ganador implica mejores niveles de testo. Pilotar un cochazo de última generación, o meramente escuchar su motor, eleva la testosterona -incluso la femenina: eso explicaría el binomio coche + chica tan habitual en la cultura icónica occidental-. La jerarquía lleva aparejados mejores niveles de testosterona. Por tanto, no sólo los aspectos fisiológicos y psicológicos son señales de testo alta: también los sociales y los utilitarios, incluso los meros objetos, son asimismo señales que la mujer interpreta como indicativas de testo alta. Y cuanto más dinero tenga el varón, más frecuentes serán los orgasmos de su pareja femenina.

Un hombre como, por ejemplo, Flavio Briatore ha tenido muchas amantes atractivas más jóvenes que él. A nivel consciente puede que hayan estado con él por su dinero, tal vez, no lo sé. Pero a nivel subconsciente su cuenta bancaria, sus cochazos, sus yates, su jerarquía y su dinámica de hombre ganador son pistas de que estamos ante un Alfa de testosterona rebosante, incluso aunque en la realidad no sea así, ni tengo modo de saberlo. Los signos sociales de poder son entendidos por el Ello femenino como signos de testosterona. Y quiere atraer a ese hombre para "retirarle del mercado" y poner la testosterona del varón a su servicio y al de su prole presente o futura. Y si esa testosterona proporciona dinero, éste no es un valor en sí sino que sirve para obtener bienes y servicios que aseguren la situación de la mujer así como la de esa prole presente o futura. Por tanto, nuevamente volvemos al sustrato biológico. Volvemos a la hormona del poder. La testosterona es la llave de la hipergamia, el reclamo que la dispara.

Un ejemplo histórico de cómo la hipergamia es en el fondo un rastreo de testosterona y no de recursos fue el de la vida sexual en la Iberoamérica dominada por los españoles. Permítaseme la autocita de mi lejano artículo sobre el "Asian fetish":

"Sea lo que fuere, es interesante verlo desde la perspectiva de las mujeres indias. Ser concubina de un blanco significaba que su vida estaba protegida, y sus hijos mestizos -más claros- tenían mayores oportunidades de promoción social que si eran "indios puros". Aunque eso ya nos lo esperábamos, tengamos en cuenta otro dato: la impresión de poca virilidad de los indios. El cronista Solórzano Pereira señala que las indias despreciaban a sus hombres, prefiriendo tanto a los españoles como a los negros, más varoniles. Aquí el cálculo económico o de ascenso social no cuenta, pues los negros eran el escalón más bajo de aquella sociedad. Otro cronista, Poma de Ayala, también incide en ese desprecio de las amerindias hacia los suyos, afirmando que se enorgullecían de parir hijos mestizos."

El ejemplo hipergámico de las indias sería contradictorio sólo en caso de tomar al pie de la letra la paradoja del deseo femenino. Cuando se entiende que la testosterona es la clave, la paradoja desaparece y el panorama se despeja. Los amerindios eran los cucks de la época, carentes de la necesaria masculinidad para por lo menos no perder a sus mujeres o no ser ridiculizados por ellas. Que los españoles estuviesen arriba en la escala socioeconómica virreinal y los negros estuviesen abajo carecía de verdadera importancia a fin de cuentas, pues lo que se impone es la biología, y ésta siempre dicta que la testosterona manda.


Visto en Pinterest. Crédito: Yevgeni Jaldei. La bandera sóviet sobre el Reichstag, mayo de 1945.

DESDE 1945

Vivimos en un mundo distinto, muy distinto del mundo occidental previo a la II Guerra Mundial. Muchas cosas han cambiado. Las variopintas ideologías y cosmovisiones que amenazan a los pueblos europeos, a las que se alude habitualmente como "marxismo cultural" y que yo prefiero llamar californismo para masas, se han hecho fuertes entre nosotros una vez Occidente se ha convertido en Occidecadente. Antes no habían calado entre nosotros. Puede que fuésemos algo más pobres que ahora, menos cosmopolitas, menos refinados. Pero éramos ricos en testosterona. Y las ideologías disolventes no calaban en nuestros pueblos porque nuestra biología sana lo impedía.

El sistema inmunitario de nuestro organismo está todo el tiempo, a cada instante, chequeando nuestra salud, rastreando amenazas y respondiendo a invasiones que puedan suponer enfermedades, y todo ello sin que seamos conscientes de esa silenciosa tarea de homeostasis. La mayoría de enfermedades oportunistas no pueden penetrar en un organismo inmunitariamente sano. Sin embargo, cuando tenemos un sistema inmunitario debilitado esas enfermedades oportunistas pueden encontrar el acceso a nuestro interior para destruirnos. Es el caso de los pacientes de Sida, que enferman de males que un organismo bien inmunizado rechazaría sin complicaciones.

La masculinidad es el sistema inmunitario de los pueblos. Un pueblo con masculinidad sana no admite en su seno las enfermedades oportunistas del marxismo cultural. Éstas se quedan agazapadas en sus reservorios -ciertos partidos, ciertos sindicatos, ciertas editoriales, ciertas cátedras-, esperando el momento para infectar al cuerpo social. El paulatino declive de la masculinidad occidental ha supuesto la paulatina imposición de ese corpus ideológico, caracterizado entre otras cosas por su completo desprecio de la biología, a pesar de lo muy científicos y antirreligiosos que dicen ser. Antes ni siquiera había calado en los regímenes izquierdistas, que a efectos sociales eran incluso más conservadores que los capitalistas.


Autor: Carles Fontseré. Antes del declive de testosterona, la izquierda era tan viril como la derecha. Ahora se diría que compiten en falta de virilidad.

La desastrosa experiencia del nazismo sentó las bases del mundo actual. El expansionismo alemán dirigido al Este a costa de los pueblos eslavos llevó a la URSS a un salto militar de gigante en el que se jugaba su propia existencia. Los soviéticos pasaron de hacer el ridículo contra Finlandia en 1940 a devorar media Europa sólo un lustro después, y de no haber sido por el bloque anglouseño podrían haber llegado hasta Calais, y quién sabe si hasta Lisboa y Dublín. Eso supuso un impacto enorme tanto en la política como en la intelectualidad:

  • El sector político decidió evitar el peligro de la implantación del comunismo en los países occidentales mediante la creación de Estados-providencia que paliasen desigualdades y casos de miseria que pudiesen llevar a resentimientos sociales procomunistas, y la implantación de partidos socialistas occidentalizados útiles para quitarle votos a los partidos comunistas así como de legislaciones laborales marcadamente obreristas -según Pío Moa la franquista fue la legislación más obrerista que hemos tenido nunca en España-. Después de la caída de la URSS ese pacto social ya no hizo falta y el obrerismo no ha parado de caer desde entonces, de igual manera que los partidos socialistas están entrando en liquidación, pero los Estados-providencia han asumido conciencia propia y se niegan a desaparecer.
  • El sector intelectual, dividido a pachas entre izquierda y derecha antes de la II Guerra Mundial, se hizo abrumadoramente izquierdista desde entonces. Parecerá increíble ahora pero durante la segunda mitad del pasado siglo la intelectualidad se corrompió absolutamente, basculando entre estalinismo, maoísmo, indigenismo y una larguísima serie de -ismos que defendían cualquier barbaridad con tal de que fuese contraria al Superyó cristiano de las sociedades occidentales. En eso mismo cayó la Iglesia Católica, que quiso ponerse al día con el Concilio Vaticano II y le salieron de las sacristías numerosos movimientos filoizquierdistas y filomasónicos, con la Teología de la Liberación como máximo exponente (XVI). ¿Qué se puede decir de una sociedad cuyo intelectual de referencia era Jean-Paul Sartre?

A mayor abundamiento, la derrota del nazismo favoreció que el mundo político y el intelectual se olvidasen de la biología. El nazismo fue el mayor ensayo de biopolítica de masas conocido en la Historia desde quizá las invasiones arias de la India. Su derrota supuso la condena a los infiernos ideológicos de cualquier discurso biopolítico. Para la política y la intelectualidad occidentales, altamente progres, la biología se ha convertido en un obstáculo incómodo que solamente se saca del trastero cuando conviene a sus intereses -por ejemplo, cuando conviene decir que los negros corren más que los blancos o que los chinos tienen más C.I. medio que los europeos: es decir, cuando conviene hundir más el ya debilitado orgullo de los pueblos blancos declinantes en testosterona-.

Los Estados-providencia se mantuvieron en un razonable equilibrio entre 1945 y 1971. Sin embargo, desde el Nixon Shock -que supuso el final de la paridad dólar-oro y el acercamiento a la China comunista- las cosas cambiaron. Lo explicaré rápido. Se abrieron las puertas a la inflación. Comenzó a emitirse dinero descontroladamente, y muchos de los créditos abrieron sectores comerciales nuevos, con la ayuda de China y demás países exteriores al circuito económico occidental, donde se establecieron enormes e innumerables maquilas de mano de obra barata. Los Estados-providencia comenzaron a tirar de inflación generando deuda soberana. Los nuevos sectores comerciales recrudecieron los problemas de contaminación ambiental. La dependencia del crédito hizo que el sector de la alimentación, necesitado de tiempo para amortizar sus deudas, crease supermercados cuyas viandas tenían que durar mucho sin deteriorarse, para lo cual se invirtió en conservación quitándoles valor nutritivo porque lo más alimenticio casi siempre es lo más perecedero. Las gentes abandonan el campo y se mudan a las ciudades, donde está el dinero. Consiguen trabajos de oficina, comen viandas menos nutritivas pero con muchos aditivos, y el alcohol y otros remedios químicos atenúan su desarraigo y su vida antinatural.  También la tele, que les vuelve más sedentarios. Los Estados-providencia exacerban una absurda guerra antidroga que tiene como resultado el crecimiento exponencial de la contaminación química en las dosis y en nuevas drogas sintéticas. Y los varones comienzan a ponerse slips y bóxers por mimetismo mediático. Los pantalones vaqueros de Levi Strauss & Co hacen furor porque se asocian a malotes Alfas (XVII), y para esas prendas es más práctica la ropa interior ceñida. Asimismo, los bañadores y pantalones de deporte ceñidos de algunos deportes olímpicos, que comienzan a ser seguidos popularmente -con esos deportes-espectáculo los Estados-providencia sustituyen la necesidad de Dios por otra cosa, un hueco que esos mismos Estados-providencia quieren cubrir, por eso siempre promueven el deporte-espectáculo por todos los medios-, tienen su correlato en ropa interior con el Y-Front diseñado por Arthur Kneibler. Sólo falta el porno como guinda del pastel para sedar a los Omegas, no sea que armen el taco.

Y ya tenemos el cuadro completo anti-testosterona: asistencialismo público, estrogenización química, comida-chatarra, sedentarismo, estrés, vida artificial, ciclos diarios artificiales, alcohol, drogas, obesidad, pajillerío y las pelotas apretadas al cuerpo. De eso al "Refugees welcome" basta una generación. Y así ha sido.


CONCLUSIÓN

La generosidad de las chicas fértiles del "Refugees welcome" tiene una motivación biológica. Esa motivación es suplir el déficit de testosterona en las sociedades en las que viven. Significativamente, también la generosidad de los hombres que se adhieren al pro-inmigracionismo tiene un porqué biológico. A menor nivel de testosterona en el hombre, más desprendido y generoso se vuelve. Esa generosidad tiene su exponente extremo en el cuckoldismo: el hombre de baja testo ofrece a su esposa o pareja a otro hombre frente al cual se siente biológicamente inferior. Ese impulso pro-refugiados se recrudece al contemplar los campamentos de los inmigrantes. Ven a esos varones jóvenes y fuertes, pujantes, que han atravesado muchas penalidades -el hecho de superar pruebas que la vida nos pone delante sube la testosterona- en su camino hasta Europa, ven Alfas en sentido estricto viviendo en campamentos como si fuesen Omegas, sin chicas alrededor, ociosos, resentidos y levantiscos. Y la biología de las chicas fértiles exacerba su impulso por dejarles entrar, en público con pancartas multicoloreadas y en privado con su voto en una urna.

A sensu contrario, cabría esperar que los varones occidentales sin emascular sean más críticos con los procesos migratorios que estamos viviendo. Que estén dispuestos a defender su dinero y su territorio. De no ser así, de no poder recuperarse nuestra masculinidad perdida, el futuro que nos aguarda será la sumisión o la desaparición. Recuperar la masculinidad se convierte en tarea imprescindible para la resurrección de Europa. Somos biología, así nos ha querido Dios y así debemos vivir, de acuerdo a Su ley. Quien no lo haga será arrojado a la gehenna del olvido.

Un pueblo dispuesto a luchar es un pueblo con futuro. Pongo el ejemplo del pueblo judío. Ellos establecieron con su dios Yahvé un pacto mediante el cual configuraron una sociedad reciamente patriarcal. Es más, la señal de judeidad pasaba por una alusión a la masculinidad: la mutilación del prepucio. Mediante esa mutilación al queratinizarse el glande los varones perdían mucha percepción de placer sexual, lo que les quitaba de la cabeza diluir su energía expansiva en correrías amorosas, centrándose en instituciones duraderas y proyectando como un rayo láser esa energía en ellas. No es extraño que de los mil pueblos que pisaron Próximo Oriente sólo sobrevivan ellos, y estén floreciendo todavía ahora. Mientras tanto, nosotros los pueblos gentiles derrochamos nuestra energía expansiva en frivolidades. Y un pueblo que se vuelve frívolo no está en condiciones de luchar, ni quiere luchar.

Un pueblo que no quiere luchar es un pueblo que invariablemente morirá, y Dios entregará su reino al pueblo que dé sus frutos. Mateo 21: 43. Lleva dos mil años escrito.






(I) - Lo cual se corresponde armoniosamente con el interés masculino por la mujer fértil. De hecho, el rostro de la mujer en fase de ovulación es elegido con más frecuencia por los varones como más atractivo por encima del rostro femenino en fase lútea. 

Durante la ovulación la simetría facial de la mujer, así como otras simetrías (como las de los pechos y los dedos de la mano), se acentúa. La voz es más aguda y llamativa, los labios más rojos (el carmín como maquillaje es obviamente un reclamo de fertilidad para el varón, para advertirle subconscientemente de que está ante una mujer ovulando), el olfato más sensible a la presencia de feromonas masculinas (también los hombres pueden apreciar olfativamente si una mujer ovula, lo que dispara sus niveles de testosterona), y la gestualidad más atrayente (las bailarinas "sexys" consiguen más ganancias durante sus períodos de ovulación).


(II) - Curiosamente, el sistema mediático occidental manda mensajes confusos y contradictorios, porque no todas las mujeres tenidas como "diosas de la belleza" cumplen esos cánones. Es el caso del mundo de la alta costura. Las mujeres bellas por antonomasia en ese mundo parecen algo alejadas del canon que gusta al hombre de testosterona elevada:



Crédito: Hope Lingerie.

Por ejemplo, Gisele Bundchen tiene una ratio cintura-caderas que tiende a 1. Hay quien opina que su físico es más bien "boyish", de chico (según he leído, tiene los pechos operados: imaginadla con el pecho plano). 



Visto en perezhilton.com.

Otra diva, Alessandra Ambrosio. Es ventajista meterse con las celebs que van con poco o ningún maquillaje, pero no se trata de eso. Que Dios me perdone, pero Alessandra parece un "shemale".





Isabeli Fontana, compatriota de Gisele y Allessandra, es otra top-model con un rostro muy masculino. Son ejemplos como muchos otros que se pueden poner.

Resulta curioso que el tipo de mujeres que desfilan en las pasarelas más selectas de Occidecadente ha sido seleccionado por un pequeño grupo de modistos de alta costura en el cual la condición homosexual tiene una representación elevada. ¿Puede deberse a bajos niveles de testosterona generalizados en esa élite de modistos, lo que les llevaría a buscar rostros poco femeninos y cuerpos más bien de chico, a menudo con bajísimo índice de grasa corporal -las modelos anoréxicas-, o son ganas de buscar tres pies al gato? Ahí dejo la pregunta.

(III) - Ese neologismo alude a un subgénero del porno llamado "cuckold" (cornudo), casero en origen pero adoptado ya por la industria pornográfica californiana, que básicamente va de lo mismo: un matrimonio de blancos contrata a un chico negro para que copule con la mujer en la habitación de un motel mientras el marido mira. El matrimonio suele ser cuarentón, y el hombre está notoriamente bajo de forma, mientras que el negro es joven, está fibroso y luce una notable dotación priápica. En ocasiones la escena termina con el varón blanco lamiendo el semen del chico negro.


(IV) - El matriarcado en sí suele ser menos gratificante para la mujer que la ginarquía. Un ejemplo moderno de matriarcado, de preponderancia de la mujer como madre, en la actualidad es el de la comunidad negra de USA. En ella el 72% de los niños negros son tenidos y criados por sus madres en solitario (sobreabundancia de machos-alfa ausentes, en contraste con la mayoría de las demás sociedades, en las que los alfa suelen ser un porcentaje mucho más reducido), una tarea penosa pero de la que depende la continuidad histórica de la minoría afrouseña. Los varones beta negros, para mantener esa situación y que la comunidad afrouseña no implosione, procuran convencer a las mujeres negras de que deben lealtad sexual a "sus hombres" y que no son deseables por el varón blanco mediante el cultivo del estereotipo de la "angry black woman" -gruesa, gritona y de "pelo malo"-, ocultando a esas mujeres que el matrimonio blanco-negra en USA tiene una tasa de divorcio  un 44% menor que el matrimonio blanco-blanca.

(V) - Es el caso de las memes que han inmortalizado a la useña Laina Morris:




La cara de flipada de Laina -al parecer una chica adorable en la vida real- ha dado lugar a infinitas memes sobre novias patológicamente celosas, que son esos casos en que se invierte el solipsismo femenino de anteponer sus metas a una relación con un hombre. Ahora bien, cierto es que la conducta celópata encierra una fuerte dosis de egocentrismo maridado con inseguridad. 

Como muestra de la intensa feminización del varón occidental, a Laina le han encontrado un "hermano" en Internet:






(VI) - Son los que Jesús denomina "eunucos por el Reino de los Cielos", expresión vilmente tergiversada por la Iglesia Católica -que en realidad es la religión tradicional romana con un barniz cristiano- para justificar la existencia de clero célibe, más desarraigado, manipulable y barato de mantener.

(VII) - Hace no mucho encontré en Internet una página en la que una chica exponía las ¡¡26 cosas!! que una mujer espera en un hombre para resultarle atractivo. Y entre esas 26 no estaba ni el Lamborghini ni el six-pack ni que la hiciera reír (supongo que serían 29 cosas en total).

(VIII) - Se me podrá argumentar que el matrimonio con chica virgen es más duradero debido a la ignorancia mundana de la chica, que no tiene término de comparación con experiencias previas y acepta a su marido porque al no conocer otra cosa no la puede echar en falta. Pero también yo puedo contra-argumentar que el gran número de amantes no garantiza sabiduría amorosa, pues cuantos más se tengan más probable es que la mujer promiscua se divorcie, lo que teóricamente no debería pasar pues su experiencia le daría un mayor criterio para acertar. El caso es que no importa la experiencia. Si la mujer promiscua ha acertado con un buen hombre para casarse, su arruinado vínculo de oxitocina le impedirá amarle y el matrimonio hará aguas como las haría si hubiera escogido a un mal hombre.

(IX) - En el brillante manifiesto californista Sapiens: de animales a dioses (2011) el israelí Yuval Noah Harari (fenicio étnico) abunda en esa soledad radical del humano, ya que el Sapiens es la única especie que ha quedado del género Homo, no tenemos hermanos ni primos en el mundo animal y por ello tendemos a sentirnos distintos de los demás animales, diferentes, especiales, elegidos.

(X) - Un exponente de ese cambio ha sido la desaparición del "metrosexual", que con su gusto por la ropa cara, el maquillaje y los restaurantes y locales de postureo daba demasiadas pistas de su buena situación económica. En su lugar ha aparecido el "spornsexual", que viste más barato, se deja barbita, se tatúa, se maza en el gym y no se preocupa gran cosa de ligar. Si liga, bien; y si no liga se entretiene viendo porno al final del día. El spornsexual es por ahora la última alternativa que la sociedad ha dado a los hombres de nuestra clase obrera para tener rollito con mujeres acomodadas. 



Crédito: Alex Minsky.

(XI) - Es el caso muchas veces visto de la mujer occidental cuarentona o cincuentona, lejos ya de su esplendor biológico, que tiene como pareja a un joven inmigrante negro altísimo, guapo y musculoso. Si bien las mujeres que están en primera línea de los movimientos "Refugees Welcome" suelen ser veinteañeras fértiles, ese pro-inmigracionismo da de rebote oportunidades amatorias a mujeres que ya han dejado atrás su juventud.

(XII) - Es necesario por mi parte hacer un inciso-disclaimer. Al decir que el ser humano de piel oscura que está en la foto entre los dos seres humanos de piel clara es un varón estoy presumiendo un género, pero no lo hago por transfobia. No soy transfóbico en absoluto. Lo que hago es aplicar una convención basada en la expectativa razonable de que ese humano de piel oscura es un varón con pene y testículos básicamente porque por mera estadística es altamente probable que así sea. Eso no significa que niegue que ese humano de piel oscura pueda ser en realidad una mujer con pene, o un hombre con vulva. Que quede claro. Y quien quiera entender, que entienda.

(XIII) - Nota bene cinéfila. En el vídeo se inserta una breve secuencia de "El imperio contraataca" (1980, Irvin Kershner) en la que la princesa Leia Organa sucumbe al encanto canalla de Han Solo. Esa escena hoy quizá un poquillo incorrecta políticamente proviene de un tratamiento de guión de una veterana del Hollywood clásico, Leigh Brackett, fallecida poco antes del estreno del film. Es posible que Brackett tuviese un punto de vista sobre los gustos femeninos más sabio, más realista, "de abuela", que el de los guionistas jóvenes del Hollywood correcto y feminista de hoy.

(XIV) - A despecho de algunas idiotas leyendas urbanas según las cuales si la mujer no se resiste el violador se decepciona y desiste de su repugnante propósito, lo cierto es que cuanto más se resista la mujer más posibilidades tendrá de zafarse de ese trance. 

(XV) - En su espléndido ensayo-divagación La facción caníbal (2012) Servando Rocha nos recuerda que los bailes extáticos delirantes ya existían en suelo useño mucho antes que el rock. La secta de los Shakers, emigrada desde Inglaterra y adoctrinada en la naturaleza dual, masculina-femenina, de Dios ya organizaba trances fanáticos en sus sesiones, durante los cuales los adeptos se movían espasmódicamente, perdiendo el sentido, entregados a la divinidad. La condición pseudodivina de los cantantes de moda y la habitual soltería de sus fans refuerzan cierto paralelismo con los Shakers, que exigían celibato una vez se entraba en la secta.

(XVI) - Antonio Escohotado, un gran intelectual español que en su juventud cayó también en veleidades marxistoides -estuvo a punto de alistarse en el Vietcong (¡!)-, dice que el papa Francisco es un teólogo de la liberación, y parece que el mismo Francisco se empeña en darle la razón.

Poco más puedo decir acerca de la corrupción izquierdizante de la intelectualidad occidental desde 1945 de lo que magistralmente han dicho Paul Johnson en Intelectuales, Jean-Francois Revel en La gran mascarada o Ricardo de la Cierva en España: la sociedad violada. Imprescindibles.

(XVII) - El sector canalla de la sociedad ha causado siempre una malsana atracción en el sector respetable, de manera que éste le copia rasgos distintivos. Las mujeres casadas copiaban la vestimenta y el maquillaje de las prostitutas. Los pequeñoburgueses copiaban la estética de los "apaches" y bajos fondos de las ciudades de principios del siglo XX. Y ahora se copian los tatuajes y estética béisbol de los traficantes. Nada nuevo bajo el sol. Y todo por parecer más sexualmente atractivos. La biología manda.




147 comentarios:

  1. ¿Para qué quieres inmigración de "mujeres, niños y ancianos"? Esos no cotizan.

    Vienen personas de 20-45 años porque es la franja de población más activa laboralmente y la que menos carga supone para las arcas del Estado. Claro, también es la franja de edad que más delinque.

    ResponderEliminar
  2. Vienen varones jóvenes porque son pujantes. Su masculinidad es pujante. Son prescindibles en su cuerpo social, porque aunque queden unos pocos hombres en su país de origen éstos bastarían para embarazar a todas las mujeres, en "efecto harén", de manera que la mayoría puede lanzarse, arriesgándolo todo, a proyectar su masculinidad en la femenina, acogedora, cálida, paguitera y sumisa Unión Soviética Europea.

    Las mujeres generalmente no vienen no porque no puedan trabajar sino porque en sus países de origen están sujetas al varón, no son libres. Cuando las mujeres son sexualmente libres, están más sueltas y vienen aquí igual que los hombres. Es el caso de las dominicanas, por ejemplo, que son trabajadoras, que vienen por su cuenta y cuando llegan aquí -visto por mí en mi pueblo y en el barrio donde vivo- arramblan con todos los hombres.

    ¡Salud! Espero terminar el ensayo este domingo, Dios mediante. Proyecto un par de artículos-hijuela, uno sobre MGTOW y otro sobre cómo potenciar la testosterona. Pero Dios dirá.

    ResponderEliminar
  3. Con el avanza de la cirugía plástica y el maquillaje, los travestis van hacer casi igual a las mujeres y así todos follan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los últimos años se está inflando una burbuja-shemale. El interés y el morbo del occidental sedicente hetero hacia las shemales cada día crece más. El porno shemale, no sólo el californiano y brasileño sino el autoeditado mediante chaturbates varios, igual no para de crecer. Influyen los bajos niveles de testosterona pero también la cirugía y farmacología (en los años ochenta los travestis eran lastimosos pero ahora se ven auténticas muñequitas). Es síntoma de una sociedad entrando en fase terminal. Es como el final del paganismo en tiempo de Constantino, un paganismo totalmente corrupto y degradado, con sacerdotes travestis.

      Estoy convencido de que unos cuantos MGTOW van a ir por esa vía. Van a cambiar a las mujeres por trannys, y eso sin dejar de ser heteros, o eso creen ellos.

      Eliminar
  4. Su articulo me recuerdo esta canción, incluso los alfas están dispuestos a dar la vida por una mujer. https://www.youtube.com/watch?v=2Claqsc1co0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a tener que fiar de tu palabra porque sólo he aguantado un minuto XD

      Eliminar
  5. Pues no voy a terminarlo hoy. Creo que va a ser el texto más largo del blog. No contaba con eso.

    Puede que muchos ya conozcáis el vídeo de Black Pigeon. Se esté o no de acuerdo con su contenido, creo que merece la pena verlo y entenderlo.

    ResponderEliminar
  6. Tremendo artículo Hombre-Lupa, y muy interesante el video de Black Pigeon, la verdad es que iba a esperar a que lo terminaras para comentar, pero como te está llevando tu tiempo me adelanto a decir algo, aunque creo que poco se puede aportar a todo lo (de momento) dicho.

    Con respecto a la promiscuidad, las feministas en su empeño obsesivo y enfermizo de igualarse en todo al hombre no han tenido en cuenta las diferencias biológicas ( que la ideología de género niega) ni por supuesto el peaje a pagar. Los hombres podemos llevar una vida promiscua durante la veintena y la treintena por ejemplo, y "sentar cabeza" y formar familia en la cuarentena, sin mayores problemas, ahora bien si una mujer hace lo mismo habrá desperdiciado su época de mayor fertilidad y sufrirá las consecuencias a la hora de tener hijos

    Luego está el peaje biológico de la promiscuidad, además de las enfermedades venéreas que compartimos hombres y mujeres, las mujeres al ser promiscuas multiplican sus posibilidades de un embarazo no deseado, en este sentido los anticonceptivos le han venido muy bien al feminismo; aún así, se siguen produciendo embarazos con lo cual el feminismo no ha tenido mas remedio que defender como un derecho la "solución final" abortiva, que ahora pretenden suavizar con el eufemismo de "interrupción voluntaria del embarazo", que es lo mismo que calificar al homicidio como "interrupción voluntaria de la vida ajena". Las feministas han decidido inmolar a sus propios hijos en su vientre en aras a cumplir el delirio de "igualarse" al hombre. Les jode enormemente que un hombre pueda ser promiscuo sin consecuencias biológicas, con lo cual la única alternativa que les quedaba era erradicar por lo sano esas consecuencias biológicas con el argumento falaz pero efectivo de que "ellas deciden sobre su propio cuerpo", con la "pequeña" salvedad de que el cuerpo del no-nacido no es su cuerpo, sino otro cuerpo distinto incubándose dentro del suyo.

    El feminismo en última instancia es una rebelión no contra el patriarcado sino contra la misma naturaleza y lo estamos viendo con la ideología de género que llega hasta el extremo de negar las diferencias biológicas entre hombres y mujeres considerándolos hechos "culturales".

    No obstante creo que hay otro factor anterior al feminismo que puede ser una causa importante de la disolución de la familia y las sociedades burguesas occidentales y es el sentimentalismo romántico. En otros tiempos el matrimonio se aceptaba como una responsabilidad con la sociedad o con la estirpe, un contrato en el que el hombre renunciaba a su poligamia y la mujer a su hipergamia en aras a tener descendencia y perpetuar el linaje. Luego, lo que llamamos "amor" podría o no podría surgir, pero en todo caso el hombre y la mujer tenían presente su misión social y eso hacía que la base del matrimonio y por lo tanto de la sociedad fuera mas sólida. La cosa cambia cuando fundamos el matrimonio en lo que se ha venido a llamar un tanto ligeramente "amor", que no son mas que sentimientos volubles y a veces simples caprichos y encoñamientos temporales, que con el paso del tiempo cada vez duran menos.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola, amigo Alex. En efecto el feminismo vive de espaldas a la biología, puede que no todo el feminismo pero por lo menos el mediático sí, y el de la "tercera ola" (el que dice "eres lo que sientes, y los sentimientos vencen a los hechos": una burbuja de irrealidad cuyo mantenimiento las feministas exigen a los hombres, con su fuerza física y con sus impuestos) no digamos.

      El look de las feministas da la espalda deliberadamente a los mensajes naturales de seducción. El sobrepeso, habitual en muchas de ellas, sabotea la ratio cintura-caderas. No se pintan de rojo los labios (recordemos que eso es un reclamo de ovulación) sino que usan otros colores (incluso azul o violeta) que cierran el camino subconsciente al varón. Y a veces se rapan el pelo, o una sien, lo que hace que sus feromonas (a las que el varón es sensible) se disipen en la atmósfera en vez de concentrarse bajo la pantalla del cabello.

      En lo de la "interrupción voluntaria" tienes asimismo toda la razón. Es lenguaje políticamente correcto: aséptico, oscuro y lleno de giros.

      Supongo que si los géneros son culturales, entonces si un hombre decide ser mujer empezará a ser más proclive al lupus y a otras enfermedades autoinmunes pero se olvidará felizmente de sufrir nunca cáncer de próstata .... a cambio de tener más boletos para un cáncer de mama. Delirante.

      También de acuerdo con lo burra que es esa exaltación del romanticismo. Un teólogo progre pero interesante como Miret Magdalena decía que tras esa exaltación romántica del amor latía una justificación decimonónica del adulterio. Recuerdo haber leído a los ingleses, "El vicario de Wakefield", Darwin, gente que escogía esposa con la cabeza, sin enloquecer por detalles tontos y pasajeros, y cuyos matrimonios funcionaban a la perfección. Prefiero el amor, pero el amor inteligente, no el amor tarugo y alucinado.

      ¡Salud!

      Eliminar
  7. Como omega e incel q soy, me di cuenta hace muy poco q mis problemas de abstencion, timidez y depresion son en gran parte quimicos, ergo, me falta testosterona.
    Hace poco agregue el jugo de granadina y el huevo crudo a mi dieta (y junto a la abtencion a la masturbacion), y he empesado a notar cambios, sobre todo en mi estadi de animo.
    Esperare con ansia tu articulo para potenciar la testosterona. Por cierto, eh pensado en recurrir a una escort para sacarme las ganas y adquirir confianza, ¿te parece una buena idea?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tuviera una semanita libre para estar en la finca con los tomates, volver a entrenar con brutalidad y sacar más artículos, como el de la testosterona.

      El estado de ánimo mejora muy rápidamente, y retroalimenta el proceso, te sientes mejor y vas a más, subes la apuesta para conseguir más testo. Entonces uno se pregunta cómo pudo vivir con niveles tan bajos, cómo estuvo tantos años arrastrándose.

      La práctica de sexo con una mujer eleva la testosterona. En el tema de la prostitución tengo mis reservas morales, aunque no pretendo imponérselas a nadie como quieren los herbívoros progres. Cuidado con engancharse a ese vicio. Si te enganchas puedes arruinarte.

      ¡Salud!

      Eliminar
  8. La verdad es que esa"filosofía" de vida del "eres lo que sientes" es un síntoma de que vivimos en una ginocracia, con una tendencia a superlativizar el sentimiento, o el sentimentalismo, lo mismo que en otras épocas mas patriarcales se rendía culto a la razón. Un ejemplo paradigmático es el de aquel hombre padre de familia cincuentón que de repente dice "sentirse" una niña de 6 años y finalmente es adoptado por una familia y lleva efectivamente la vida de una niña de esa edad. Confundir el Ser y lo Real con el mundo proteico, voluble y engañoso de los sentimientos es un pasaporte directo a la disolución de la personalidad y la aniquilación del ser humano, porque ¿donde está el límite?. De cara a la galería queda muy guay y muy políticamente correcto decir que uno es lo que siente ser, pero llega un momento en que la persona quiere dar el siguiente paso que es "transformarse" efectivamente en lo que "se siente", desde una niña de 6 años, a un gato, o un marciano andrógino (todos ellos casos reales), y aquí es donde entra en juego la cirugía, las pastillas, y el transhumanismo, que realmente es un palabro engañoso, lo más correcto sería hablar de infrahumanismo, pues la única transcendencia posible para el ser humano es la espiritual. Si lo que hacemos es manipular nuestra propia materia para adaptarla al mundo de los sentimientos, lo que obtenemos es una masa amorfa continuamente maleable sin Norte ni Centro, mas allá de las veleidades caprichosas de la mente o los sentimientos. Hoy puedo sentirme una niña negra de seis años, mañana un adolescente chino homosexual de 14, y pasado un gato siamés, el sistema ampara eso como mi "derecho" y obliga a los demás a reconocer mi "identidad" en cada caso bajo anatema de "transfobia". Realmente lo que se esconde detrás de todo esto es Luciferismo puro, una rebelión contra la naturaleza y contra Dios, como predica la New Age: convertirnos cada uno de nosotros en auto-convencidos diosecitos de andar por casa subvencionados por el Estado-Providencia en todas nuestras veleidades.Hacia ese camino va hoy no ya Occidecadente si no Occidemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco esos casos, sí. Son paradigma de nuestra época, la época de lo ingenioso. Tuvimos un arte ingenioso (el arte "moderno") y ahora se ha extendido a todo. La gente busca liberarse, no sabe del todo bien de qué quiere liberarse pero sí nota que lo necesita, y como decía J. A. Marina lo hace a través del ingenio, de las prácticas vitales ingeniosas, la ocurrencia entronizada como axioma.

      La gente con disforias no está a gusto. Es como la gente que se droga o que bebe para sedarse. Están a disgusto en sus propias vidas, en sus propios cuerpos. Quieren ser otra cosa, ser maleables, cambiar, migrar de aspecto, migrar de configuración física, como si su alma fuese una fiera enjaulada buscando la libertad. Es un gnosticismo, el cuerpo como prisión del alma, la reaparición de una corriente espiritualista que siempre ha estado ahí, desde que se manifestó el Cristo en Judea es como si el Diablo hubiese contraatacado plantando semillas de gnosticismo entre nosotros. Ese gnosticismo es rabiosamente subjetivista y solipsista. Es una ruptura entre conciencia y realidad similar a la de Descartes, pero cambiando el "pienso, luego existo" por el "tengo sentimientos, luego existo". De ahí que haya que ir con mucho cuidado porque hay mucha gente cuyos sentimientos son lastimados si se habla con franqueza .... con la excepción de los cristianos, cuyos sentimientos cotizan bastante a la baja en la bolsa de esta sociedad.

      Mientras unos modifican el cuerpo para adecuarlo a sus sentimientos, otros imponen su presencia con su cuerpo y voluntad trabajando a la par. La testosterona vencerá, como siempre lo ha hecho. Es una certeza biológica.

      Eliminar
    2. Si, el tema del gnosticismo es muy interesante, los cátaros por ejemplo podían considerarse como gnósticos y estaban en contra del matrimonio y el nacimiento de niños porque eso contribuía a perpetuar el reino satánico de la materia, del Demiurgo. La ideología dominante actual también aboga curiosamente porque no nazcan niños y por la disolución del matrimonio y además en nombre de la "libertad" cada vez es más furiosamente puritana, aunque parezca contradictorio, pero podemos verlo en este afán por señalar y prohibir comportamientos masculinos como el manspreading porque son "ofensivos".Sin embargo no es ofensivo que cientos de hombres enseñen nalgas y genitales públicamente durante la "semana del orgullo", para la ideología dominante es obvio que hay dos masculinidades, una "opresora" y la otra "igualitaria". De aquí a unos años los hombres nos veremos abocados a "salir del armario" o convertirnos en MGTOWs, la persecución de las leyes viogen, ojalá me equivoque, pero irá a peor.

      Creo que el comunismo tendría todas las papeletas para ser considerado un nuevo brote de gnosticismo laico, aunque también estoy de acuerdo con la expresión "Teología Satánica", que empleaba Donoso Cortés. De hecho el feminismo con todas sus olas y mareas hasta la más reciente ideología de género no son más que esquejes del comunismo, cualquier observador objetivo puede ver como se limitan a cambiar los términos: lucha de clases x lucha de sexos, el proletariado como clase oprimida x la mujer y "minorías sexuales" como "géneros oprimidos",hegemonía del proletariado x sociedad ginárquica, sociedad sin clases x sociedad sin géneros, paraíso comunista x paraíso gay o "igualitario". El enemigo de clase no es ya la "burguesía opresora" sino el "heteropatriarcado opresor", en el comunismo y el nazismo ocurría que eras potencialmente culpable no por lo que hacías sino por pertenecer o bien a la clase social opresora e inferior,(la burguesía), o bien a la raza opresora e inferior (judíos), ahora con las leyes viogen los hombres somos potencialmente culpables hasta que no se demuestre lo contrario ya que pertenecemos al sexo opresor e inferior (masculino), todas estas campañas como la del dichoso "manspreading" van destinadas a criminalizar cualquier comportamiento masculino, no sólo el "despatarre", también han llegado a decir que mesarse el mentón, o apretarse las manos efusivamente son "micromachismos". A algunos les puede parecer exagerado pero vamos por el camino de que la masculinidad sea declarada fuera de la ley. Aunque eso sí, ese ataque es muy selectivo, se persigue con especial inquina a la masculinidad blanca, europea y cristiana, la "opresora" por excelencia, lo cual contrasta con la indulgencia que Occidecadente exhibe ante la masculinidad islámica, sin importar la historia, el presente, o el machismo que esas sociedades puedan demostrar. Como bien argumentas puede haber una base biológica en el entusiasmo que demuestran las jóvenes europeas por los "refugees", de hecho siempre ha sido así en la historia: cuando los españoles conquistaron américa encontraron muchas indias solícitas para entregarse al invasor, la mujer o su biología siempre va a apostar al caballo ganador en cada momento histórico, lo cual desde un punto de vista puede considerarse como traición, pero de otro como pura adaptación evolutiva. Es así, la Naturaleza y la Historia son implacables y no conocen de sentimentalismos, si una civilización se tambalea, vendrán unos "bárbaros" que le darán el golpe de gracia, matarán a los hombres decadentes y poseerán a sus mujeres y vuelta a empezar el ciclo.

      Eliminar
    3. La legislación Viogen va a ir a más. De hecho está en preparación una reforma ampliadora de aquella ley de Zapatero.
      Los "gruesos batallones de demolición" saben bien a quién atacar. No hay escraches FEMEN a mezquitas. Esa gente rastrea baja testosterona y ataca ahí. Donde interpretan que hay testo alta, no van. Rastrean baja testo en el voto católico y les aprietan las tuercas a los del PP y C's, quienes además no pueden responder con contundencia porque si lo hacen se organiza en LaSexta una campaña-maratón que podría durar años para demonizar a "la derecha" (¿¡?!). Saben dónde pedir y saben qué cables no pelar.

      Teóricamente hay contradicción entre el feminismo radical y el islam. También teóricamente, entre el feminismo y la omnipresencia del reggaetón como música popular hegemónica hoy (con sus vídeos netamente machistas de un tío con pinta de traficante rodeado de jacas bailando y pidiéndole atención). Pero si vemos que todo confluye en sustitución de lo europeo por otra cosa, entonces no hay contradicción. Y siempre la testosterona subyace en el tema. Siempre está ahí.

      La idea de opresión ha saltado en todas direcciones. Es una idea muy efectiva. La opresión está llegando a ser sinónimo de sentimientos ofendidos, micromachismos y microagresiones everywhere. Es eficaz porque ya se aplica uno mismo los protocolos anti-agresión. Aun así, hace falta vigilancia pública para justificar su presencia, su coste y su capacidad sustitutoria de Dios. Hacen falta policías de la diversidad (ya las hay). Pero todo eso sólo es posible si el varón occidental tiene la testo deprimida. Esa policía de la diversidad no se aplica a todos los varones que viven en nuestro suelo, como ya sabemos. Ojo con tocar esos cables pelados.

      Es irónico, y triste, ver cómo políticas feministas radicales son aplicadas mediante el dinero que pagan los hombres con sus impuestos y mediante la coercitividad de la fuerza física de los hombres. Una ley se aplica si hay fuerza física viril aplicándola, no hay más. Y los Betas pagando la fiesta. Esto no va a durar mucho ya.

      Eliminar
  9. Algo no me juega con el tema de la testosterona y en parte es por el caso de las lesbianas. Este grupo es muy fuerte en el brazo político (y a veces en el violento) de los movimientos LGBT y Feministas. Me es difícil imaginar un gobierno progre sin su apoyo y entonces ¿qué papel jugaría es ese caso la testosterona?
    Si las lesbianas tuvieran otras motivaciones esto aplicaría también para los hombres con baja testosterona y mujeres urgidas o con ganas de ser mantenidas?
    Está claro que los politiprogres quieren votos, y sus votantes femeninas apuestan por un gobierno proveedor, lo que termina empujando la sociedad hacia la trampa del populismo. ¿Pero esto no pasa sin la variable inmigrantes/testosterona en la ecuación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el auge del feminismo en nuestras sociedades lo que juega su papel no es la testosterona sino la ausencia, o los bajos niveles, de ella. En un entorno patriarcal de varones altamente hormonados el feminismo de tercera ola no aparece. Que tengamos gobiernos progres tiene la misma raíz: una población progretizada, emasculada, que se encoge en vez de hacer un "manspreading" social que ponga las cosas en su sitio. Si uno ha visto debates políticos en España se habrá dado cuenta de que los candidatos compiten entre sí para ver quién es más maternal, quién dará más derechos y prestaciones, quién pondrá las cosas un poco más cómodas en esta burbuja irreal que es nuestra sociedad. La "derecha" no se salva, y casos como el de Alicia Rubia son muy elocuentes.

      El tema de inmigración + testo es similar al final de la Roma clásica, "bárbaros viriles" a quienes nadie detiene dando el golpe de gracia a una sociedad aburrida de sí misma y carente de energía vital concentrada, de fuerza generadora. Biología fatalista: es un proceso que ya no se puede revertir. La llegada de "bárbaros viriles" es siempre la guinda del pastel en sociedades esclerotizadas y reblandecidas, con omnipresencia estatal, inflación crónica y sacrificios de víctimas propiciatorias en los altares estatales (eso también pasa ahora, sólo que no te arrancan el corazón como en "Apocalypto" pero sí puedes acabar civilmente muerto, eres la víctima propiciatoria del sistema, el verso suelto, y debes pagar por ello). Siempre esa gente viril es menos numerosa que los anfitriones, y siempre gana. Todo esto es irreversible.

      Eliminar
    2. Cualquiera que conozca un poco de historia notará que estamos calcando el final del Imperio Romano. Sustitución poblacional, descenso de la masculinidad autóctona comparada con la testo rebosante de quienes llegan, concentración creciente de riquezas en pocas manos, burbuja de gastos suntuarios absurdos y enloquecidos, obscenidad en los espectáculos públicos, alcoholización social, disipación de la energía sexual, rapacidad de las clases altas unida a sobrecarga de impuestos en las clases modestas, y súbditos que son "esclavos bajo una apariencia de libertad", en reveladora frase de Salviano de Marsella.

      Acabaremos igual. Es cuestión de tiempo que terminemos de describir la curva. Está escrito. Somos historia, en todos los sentidos. Disfrutad el declive.

      Eliminar
    3. En efecto la situación es muy parecida, pero tendríamos que preguntarnos también por las consecuencias, es bien sabido lo que terminó ocurriendo con el Imperio Romano: sucumbió ante una oleada de invasiones de bárbaros, algunos de ellos como los visigodos muy romanizados, que eran vitalmente superiores a los romanos, pero culturalmente inferiores, con lo cual al cabo del tiempo los conquistadores acabaron conquistados por la cultura invadida, y en España por ejemplo con Recaredo se convirtieron al Catolicismo Romano.

      Ahora bien, en nuestro caso la situación es muy distinta, los llamados "refugees" traen consigo el Islam, una religión históricamente fuerte y expansiva, que ha arraigado en todos los países donde se ha implantado, (con la única excepción de España, curiosamente), lo único que puede oponer Occidente al Islam son ideologías crepusculares, solipsistas, decadentes y degeneradas, todas ellas excrecencias del marxismo y de la escuela de Frankfurt, en principio lo más lógico es que Europa se islamizara y no que los musulmanes se "convirtieran" a la ideología de género. De hecho tanto el multiculturalismo, como el hembrismo, el homosexualismo, etc no son fines en si mismos, sino medios para destruir a Europa y provocar una sustitución poblacional, una vez se consumara la sustitución ya no tendrían razón de ser y serían aniquilados por la misma "cultura" invasora.

      Pero hay algo aquí que no me acaba de encajar, los globalistas y sus instituciones como la ONU no apuestan por ninguna religión en particular, si no me equivoco lo que pretenden no es implantar el Islam en el mundo sino una religión global, sincrética, masonizante, luciferina,con lo cual el Islam solo puede otro medio más para destruir Europa y no un fin en si mismo. Asi pues, ¿se equivocan en parte los identitarios cuando dicen que vamos hacia un a islamización de Europa?. Digo en parte porque en efecto, se está produciendo esa islamización, pero no creo que para la élite eso sea un fin en si mismo, en este sentido tanto el Islam como las ideologías crepusculares tienen una misión meramente destructiva. Los progres europeos van codo con codo con los Imanes, pero no tienen más futuro juntos que el que tenían los aliados con la URSS en la 2ª Guerra Mundial.


      Eliminar
    4. Los "bárbaros" -en muchas cosas bastante más dignos que los civilizados sureños- sentían una intensa admiración por la cultura clásica o, al menos, por lo que les llegaba de ella, los signos externos de magnificencia (algo similar a los hijos de los varegos establecidos en la llanura ucraniana que se hicieron cristianos por admiración a Bizancio .... y por poder beber alcohol XD ), algo que ellos no tenían. A otra escala también le había pasado a Roma tras tomar Grecia, que les dio por el culturetismo helenista, escribir en griego, conseguir preceptores griegos para los cachorros patricios .... Claro que, como bien dices, el Islam es otra cosa, no tiene que ver con el débil paganismo de los bárbaros, abandonado muy rápidamente. No va a ser un choque Islam vs. Cristo sino Islam vs. el "wrist icicle" de Ariana Grande. Es imposible que una vanguardia altamente testosteronizada se permita empaparse de las pseudoideologías emocionales que aguantamos aquí.

      Tampoco calan en los países del Este, que están más testosteronizados que nosotros de promedio. Han tenido un Estado-providencia -el comunista-, pero muy pobretón y cutre, nada cómodo sino todo lo contrario. Comen tradicionalmente, no están tan llenos de disruptores endocrinos, ni tan gordos .... los países del Este, merced a su biología de varones bien hormonados, parece que se salvarán.

      Eliminar
    5. Ya tenemos una religión mundial. Es el fútbol. Dado que los deportes-espectáculo sustituyen al éxtasis religioso, es una religión humanista, una religión sin Dios porque la misma dinámica del show deportivo elimina la sed de Dios en nosotros. Tenemos a cambio algunos diosecillos como Leo y Cris, cuyos números de dorsal se pueden ver hasta en las favelas más horrorosas, los nombres de multimillonarios en los sitios más pobres al igual que en esos sitios vemos fotos del Papa, que vive rodeado de lujo, ironías de la vida y de las religiones, las viejas (el catolicismo puede considerarse anterior a Cristo) y las nuevas.

      Los templos futboleros se llenan cada domingo, no como los templos del cristianismo tradicional. Una cosa quita la otra. Sí, habrá quien vaya a misa y luego al fútbol, pero la tendencia general es otra. Ya lo puse en otro sitio, el himno de la Champions recoge las palabras de Sadoc, el primer sacerdote del Templo de Jerusalén, y eso tiene de casual lo que yo tengo de geisha.

      Eliminar
  10. Gracias, hombre lupa. La metáfora del ‘"manspreading" social’ me parece muy acertada.
    Y supongo que ante la debilidad masculina a las mujeres les toca ponerse fuertes, como ocurre en algunas manadas de animales. La mujer “mide” al hombre y si no da la talla pues hay consecuencias. Solo que en este caso no es a nivel individual y es la mayoría lo que importa.
    “Está escrito. Somos historia, en todos los sentidos. Disfrutad el declive.”
    Hombre ¿de verdad crees que no hay solución? ¿Crees estamos condenados sin remedio?
    Y otra cosa, me gustaría que cuando tengas tiempo dediques una entrada a los manuscritos del mar muerto, lo iba a poner en el post sobre el cristocentrismo con toda una cuartilla de respuesta pero ya hay tantos comentarios que no vale la pena seguir en lo mismo, cada cual tiene sus ideas y sus ideales y ya está.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las mujeres siempre están examinando a los hombres. Ejemplo, los famosos "shit tests" o pruebas de paciencia tan típicas, conoces a una chica que se cuelga de ti pero luego no te habla en media hora, o la que no responde whatsapps, o la que parece coquetear con otro tras haberse acercado a ti .... son pruebas de testosterona. El varón confiado, con testo elevada y activa, relajado, seguro, no salta ni pierde la paciencia. Si se altera y su alteración es visible con el "shit test", la chica le descarta, pues a sus ojos ha demostrado baja testo.

      El hueco de masculinidad o es cubierto con masculinidad de las hembras (como en el experimento Universo 25, en el que pierden todo instinto femenino de maternidad), o es cubierto con masculinidad importada. La Naturaleza parece tener cierto "horror vacui" en términos biológicos. Si un pueblo no defiende su nicho, será sustituido por otro pueblo, o por otra especie animal.

      No hay solución para nuestra ginarquía hedonista, y es buena cosa que así sea. Esta sociedad, tal como está, no aguantará mucho más. ¿Realmente alguien con el espíritu limpio quiere que esta bacanal cansina y aburrida se eternice? Estamos condenados, sí, pero a elegir entre la masculinidad y la extinción. Esa elección no es nueva, no es un marrón únicamente del tiempo que nos ha tocado vivir. Es el hombre eterno frente al homúnculo, el siervo, el mangina, el adicto al "bienestar digno de lástima".

      El tema de los apócrifos me interesa. Incluso hace tiempo pensé en dedicarle una entrada al Evangelio de Tomás. Ahora mismo, sin embargo, lo veo algo lejano.

      ¡Salud!

      Eliminar
  11. No me refiero a los libros apócrifos sino a los manuscritos que encontraron en Qumrán, a orillas del mar Muerto.
    Según la wiki: son una colección de 972 manuscritos, la mayoría datan de entre los años 250 a. C. y 66 d. C., antes de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén por los romanos en el año 70 d. C.
    Se supone que los manuscritos pertenecen a cierta secta judía que hacía cosas raras como bautizar, confesar pecados y tal, por lo que algunos (sobre todo conspiranóicos) suponen que pudo ser esa la secta de Juan el Bautista.
    Ejemplos de textos según la wiki:
    "ninguno extienda su mano para derramar sangre de alguno de los gentiles por causa de riqueza o ganancia, ni tampoco tome nada de sus bienes".
    “¿No odian todos los pueblos la maldad? Y sin embargo todos marchan de su mano. ¿No sale de la boca de todas las naciones la alabanza a la verdad? y sin embargo ¿Hay acaso un labio o una lengua que persevere en ella? ¿Qué pueblo desea ser oprimido por otro más fuerte que él? ¿Quién desea ser despojado abusivamente de su fortuna? Y sin embargo ¿cuál es el pueblo que no oprime a su vecino? ¿Dónde está el pueblo que no ha despojado la riqueza de otro?”
    Lo raro de todo esto es que son las ideas al estilo paz y amor de Jesús en manuscritos anteriores a su venida al mundo lo que da a suponer que:
    a) Jesús es un cuento.
    b) Solo fue uno un promulgador más de las ideas de dicha secta y por tanto no dijo nada nuevo.
    Lo que más me interesa es ¿cómo queda la idea de Jesús después de estos descubrimientos? No he encontrado en la red una “posición oficial” de los grupos religiosos al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa, fue un lapsus. La primera vez que leí sobre el tema de Qumrán y del Maestro de Justicia fue en un libro de la editorial Martínez Roca, muy dada al esoterismo, llamado "La gran impostura" de un tal Emmanuel Evsing. Su tesis consistía en que todo lo relativo a Jesús estaba inventado y plagiado a partir de las enseñanzas del Maestro de Justicia. Supongo que no sería el único autor afecto a la tesis conspiranoica de la fabricación del cristianismo con materiales esenios previos. A mi entender César Vidal dejó el tema más que zanjado con su "Jesús y los Manuscritos del Mar Muerto", de modo que lo que yo podría escribir no pasaría de pálido remedo suyo, Vidal tendrá sus cagadas pero en esa temática es una autoridad innegable.

      Es probable que Juan el Bautista hubiese sido un adepto de Qumrán o, por lo menos, le hubieran influido. Quizá también Jesús haya tenido cierta influencia esenia. De hecho, a juzgar por la Síndone, Jesús lucía una trenza esenia. Pero las semejanzas se acaban ahí. La idea de Jesús y de Pablo era trascender el marco judío, que no sólo el pueblo de Israel fuese el pueblo de los hijos de Dios sino que todos lo fueran a través del arquetipo del Ungido, mientras que Qumrán era una secta neuróticamente obsesionada en sí misma, en su purísimo ombligo. Si a algo me recuerdan el Maestro de Justicia y sus seguidores, Dios me perdone, es al Palmar de Troya y sectas similares, reconcentradas en ellas mismas e incapaces de expandirse. De hecho, para entrar en aquella congregación hacían falta unos requisitos que ríete tú del Leibstandarte Adolf Hitler. Si tenías un testículo sin descender ya no eras apto.

      El bautismo se hizo común en el culto cristiano, pero bueno, Jesús no bautizaba. Bautizará con fuego, eso sí (cuidao pues).

      Eliminar
  12. Este año es para los que se guardan lo mejor de sí, y luego están sembrados. Bravo Hombre-Lupa.

    Un saludo afectuoso, ánimo y coraje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Un gran abrazo y suerte en todo.

      Eliminar
  13. Bueno, ensayo concluido (le falta algún detallito que añadiré pronto, pero está básicamente todo lo que quería aportar). Os debo artículos sobre MGTOW (hay muchísimo polvo y paja, quizá más paja que polvo XD sobre el tema éste, así que conviene despejar ideas) y sobre la optimización de testosterona, así como otro que está relacionado sobre la burbuja de la noche.

    Un dato que es ya del año pasado y en el que no había reparado hasta hoyb dato de USA: sólo el 48% de la generación Z -millennials no mayores de 20 años- se declara heterosexual. Ya entre los millenials talluditos estaba en un 65%, y menudo bajón ha pegado. Dirección de la noticia por si no la conocíais:

    https://www.lifesitenews.com/news/experts-rip-study-claiming-only-48-of-teens-identify-as-straight

    La encuesta es pequeña, pero el dato está ahí. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  14. Este articulo da fuerza la hipótesis de que moriré virgen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te agobies, colega. Es cierto que a la Madre Naturaleza el 90% de los varones le importamos un bledo, pero al Padre del Cielo sí le importamos. No te estreses, optimiza tu testo, sé independiente y vive cada día hasta el tuétano. ¡Salud!

      Eliminar
    2. He ampliado un poco el ensayo explicando, algo apelotonadamente, por qué todo este hundimiento de la masculinidad se ha producido después de 1945. Un link al experimento de Pollet & Nettle, un par de notas más, y listo, doy por bueno el resultado.

      Si sirve para abrir los ojos de mucho bello durmiente, habrá cumplido su función. Agradezco sobremanera a la gente que a su vez ha linkeado este texto en foros y redes sociales, no esperaba tantas visitas para un blog que hace menos de un mes estaba muerto.

      Hablad del tema con vuestros colegas. Buscad info de la buena. Y preparaos para la lucha, que tiene que ser diaria. ¡Salud!

      Eliminar
    3. Colega, con esa actitud ya has perdido la guerra antes de empezarla. Resulta evidente que tienes Internet (que es una valiosísima fuente de información en la que encontrarás todo lo que necesitas aprender, garantizado; la prueba es que estás aquí). Por ello, asumo también que tienes acceso a las comodidades y utilidades de la vida moderna. Eso y una pizca de discernimiento para separar el grano de la paja y tienes los ingredientes.

      El resto es tu duro trabajo diario, físico y mental. Ah, claro, es que eso sí que no se puede culpar a los políticos, a los bancos, a los judíos, al feminismo o al patriarcado de que no lo tienes. Prueba de que la gente está moralmente en bancarrota, y espiritualmente en pañales, es la fetichización (dotar de personalidad a fuerzas abstractas) y la culpabilización generalizadas de este tipo de entidades externas. No sé si es tu caso pero me ha venido muy bien para comentarlo. Se trata de la voluntad de hacer o no hacer, la consciencia de que uno es libre, el ejercicio supremo de la autonomía, la capacidad de decir: yo elijo.


      ¿Cuál es tu excusa?

      He aquí un conglomerado (por tanto, no debe tomarse como una cita literal) de sabias palabras del autor de este blog, que amasé en un buen consejo para mí mismo: no creas en politicastros, charlatanes ni echadores de cartas, cree en el trabajo duro, que es el único que cumple lo que promete.
      ¿Qué te promete el ateísmo? Un mundo altamente sofisticado, regido por la racionalidad, la ciencia y el orden, en el que la religión no volverá a causar ningún mal. ¿Qué entregará el ateísmo realmente? Nada, no sólo la nada espiritual, sino nada de verdad, porque, atendiendo a las estadísticas de tasa de número de hijos, cohesión social y demás indicadores, el mundo futuro pertenece a la gente religiosa y no a los ateos quienes, en el mejor de los casos, serán una minoría irrelevante e impotente, cuando no extintos.
      No quiero decir que no seas ateo, ya que es una opción tan respetable como las demás, sino ejemplificar que, en resumen, primero cree en ti mismo.

      Saludos.

      Eliminar
    4. Para el tío que cree que morirá virgen y para el colega Alex que se considera un beta, os propongo una cosa. Medid la longitud de los dedos índice y anular de vuestras manos. Si los anulares son más largos que los índices, eso significa que recibisteis suficiente dosis de testosterona durante vuestra gestación, de manera que convertiros en Alfas será más fácil de lo que creéis, porque tenéis la "materia prima".

      En caso de que no sean más largos, no os agobiéis. Simplemente os costará más. Hay que hacer de nuestros objetivos una cruzada personal. Así podremos arrastrar a más gente y esa gente arrastrará a más a su vez, con lo que conseguiremos salir de este marasmo.

      Muy de acuerdo contigo, 123. ¡Salud!

      Eliminar
    5. -Un mundo altamente sofisticado:
      ¿Los religiosos no son sofisticados? ¿No hay ateos simples?

      -regido por la racionalidad:
      Porque seguro no hay ateos artistas, o filósofos o dementes.

      -la ciencia:
      Cliché clásico: los ateos son científicos; la ciencia es solo de los ateos.

      - y el orden: Este es nuevo, ahora para ser ateo hay que ser ordenado. ¿Nunca has conocido a un rockero ateo?

      -en el que la religión no volverá a causar ningún mal:
      ¿Qué? Los ateos suelen ser más tolerantes con la religión que los religiosos de otra religión.
      Y a menos que sea un ateo militante no creo que pretenda que la religión acabe pronto (o algún día).

      <>
      Te dedico el escrito de arriba porque te pega.

      Eliminar
    6. No, no me pega, porque, sin acritud, creo que no has entendido nada de lo que he dicho:

      1. No me queda claro si me estás respondiendo como si mi comentario hubiera sido pro o anti-ateo (no me gustan las etiquetas tan tajantes, pero simplifiquemos). En todo caso, quedaría patente que mi argumento era anti-ateo porque en el mismo párrafo llamo al ateísmo MENTIRA (“no entregará nada de lo que promete”).

      2. Contextualicemos. El comentario está relacionado con el artículo del blog; olvida el Ser y vuelve al mundo del devenir. Esto NO es un debate teológico, no se pretende demostrar la existencia o inexistencia de Dios, de la moralidad de una u otra opción, cuál es más verdadera que la otra o qué sexo tienen los ángeles. El ateísmo es, eso sí, una MENTIRA BIOPOLÍTICA (que explicaré más abajo), pero me voy a detener en el ateísmo tal cual es propugnado hoy día:

      2.1. El ateísmo moderno no es tanto una hiper-exaltación de la ciencia como salvadora de la humanidad (que también) sino una denostación de la espiritualidad y de la religión. La religión, para ellos, es una fuente de irracionalidad, retrógrada, un lastre que siempre ha frenado el progreso de la humanidad. No hay más que escuchar a los famosos estandartes del ateísmo (Dawkins, portavoces feministas varias y compañía).

      2.2. Por ello, hay varias cosas de tu comentario que me dejan perplejo:

      “- Un mundo altamente sofisticado: ¿Los religiosos no son sofisticados? ¿No hay ateos simples?”

      ¿En serio? Por el contexto, era evidente que me refería a la otra acepción de sofisticado (“técnicamente avanzado o complejo”: coches voladores, androides, el váter que te limpia solo el culo; esas cosas). El ateísmo promete un mundo sofisticado, pues es la consecuencia lógica, y totalmente deseable, del favorecimiento de la ciencia, es decir, inventos e innovaciones técnicas.

      “-regido por la racionalidad: Porque seguro no hay ateos artistas, o filósofos o dementes.”

      Nuevamente, el ateísmo “mainstream” se presenta a sí mismo como una avanzadilla de la razón ante la “irracional” religión, que discrimina, pelea y mata por seres imaginarios y en los que la gente estúpida cree para sentirse mejor. El ateísmo promete que esas cosas malas bajo su manto no ocurrirán, pues no tendrán razón de ser.

      Por cierto, ser artista no te convierte en un ser irracional, ni filósofo en racional.

      ---CONTINÚA EN COMENTARIO SIGUIENTE---

      Eliminar
    7. “-la ciencia: Cliché clásico: los ateos son científicos; la ciencia es solo de los ateos.”

      En este punto es que no sé ya si acaso vivimos en el mismo planeta, porque no sé qué clase de ateísmo conoces tú. EL ATEÍSMO TIENE POR ELEMENTO ESENCIAL Y FUNDACIONAL EL USO DE LA CIENCIA Y DEL MÉTODO CIENTÍFICO EN EXCLUSIVA. El ateísmo promete Ciencia.
      Eso no quita que un religioso pueda utilizar el método científico, no son mutuamente excluyentes.

      Y sí, es un cliché clásico y bastante estúpido, porque los grandes personajes científicos de la Historia, tienen casi como rasgo común el ser creyentes o religiosos de alguna manera.

      “- y el orden: Este es nuevo, ahora para ser ateo hay que ser ordenado. ¿Nunca has conocido a un rockero ateo?”

      Volvemos a los problemas semánticos. Cuando he puesto “orden” te estarías imaginando una habitación limpia y ordenada. Creo, otra vez, que estaba bastante claro que me refería a una especie de orden social, en abstracto, regido por los principios científicos y de racionalidad. El ateísmo promete orden en estos términos.

      Ya que estamos, ¿por qué dices rockero? ¿Es que porque uno sea rockero no puede tener sus cosas limpias y ordenadas? Sé que te referías a la persona que nos viene a todos a la cabeza cuando escuchamos la palabra “rockero”, pero, para que veas, es exactamente el mismo argumento que has empleado en todo tu comentario.

      “-en el que la religión no volverá a causar ningún mal:
      ¿Qué? Los ateos suelen ser más tolerantes con la religión que los religiosos de otra religión.
      Y a menos que sea un ateo militante no creo que pretenda que la religión acabe pronto (o algún día).”

      Nadie niega las atrocidades hechas por los religiosos fruto de la intolerancia o el desprecio a otros grupos; yo al menos no conozco de ningún atentado reivindicando el ateísmo. Dicho esto, así es la vida, y gana el más fuerte.
      Por otro lado, eso de que suelen ser más tolerantes es muy, muy discutible. La ofensa contra la religión es el pan de cada día ( ;-) ) en los medios, en la cultura y en Internet. Los religiosos son tenidos como ignorantes, primitivos y palurdos (sin negar tampoco que habrá una buena porción que lo sea). Que se dejen ver cosas como el Piss Christ (financiado con dinero público), ya dice bastante, y eso por no mencionar las incontables manifestaciones, espectáculos y “performances” en la misma línea.
      Que no te quepa duda que esto es un proceso de ingeniería social totalmente intencionado para extirpar en el humano moderno cualquier atisbo de cohesión y fortaleza, pasión y deseo de trascendencia y hacerlo más dócil.

      Como cierre a esta primera parte, repito que esto no es un debate sobre el ateísmo como doctrina en sí misma. Dicho sea de paso (y esto va contra los ateos, no el ateísmo): mucha ciencia y mucho Dawkins y DeGrasse Tyson, salvo cuando nos metemos a investigar en la biología de las razas o sexos y sus diferencias y la genética de ciertos rasgos, ¿verdad?

      Pasemos ahora al argumento central y que te ha pasado silbando por la oreja:

      3. Con “mentira biopolítica” me refiero a que es una cosmovisión falaz porque no tiende a asegurar la continuidad de quienes la adopten. Por el contrario, los religiosos se reproducen más, están más cohesionados y son un grupo social más fuerte y unido y que, por tanto, serán quienes se acaben imponiendo. Correlación no es causalidad, pero las cosas caen por su propio peso, de forma lenta pero segura. Precisamente el artículo va sobre todo esto a su manera.
      Añadir que no podemos obviar que el ateísmo suele ir de la mano con el progresismo (un ateo de derechas es una rara avis de cojones), el cual es otra de las grandes y sucias mentiras biopolíticas de nuestro tiempo.

      Difícilmente el ateísmo podrá cumplir estas promesas (sin entrar en que eso pueda ser o no), si no hay nadie que lo apoye porque se han desvanecido en las generaciones, ¿no?

      Eliminar
    8. Me tendrás que disculpar pero no leeré toda tu respuesta, tranquilo, siempre hay un curioso que la lee completa.
      Pero tocaré este punto que fue el primero que vi y prueba perfectamente mi punto: tu percepción de los ateos es una parodia, una caricatura.
      “Por el contexto, era evidente que me refería a la otra acepción de sofisticado (“técnicamente avanzado o complejo”: coches voladores, androides, el váter que te limpia solo el culo; esas cosas). El ateísmo promete un mundo sofisticado…”
      También me refería a esa acepción. Y repito ¿acaso no hay y ha habido personas simples que además han sido ateos? Piensa en el Medioevo, un campesino en su granja, sin aspiraciones a carros voladores ni a planetas esferoides. Un tipo que simplemente no se cree el cuento que le contó el cura. Puede ser ordenado o no, buena persona o no. Bruto, listo, mediocre da lo mismo. Lo único que tienen en común todos los ateos es que no se creen lo que cuentan las religiones, nada más. Lo otro son implicaciones sin fundamentos.
      Aclaro que el ateísmo existe desde el nacimiento de la humanidad. Solo que decirlo abiertamente podía costar la vida, o al menos status social.

      Eliminar
    9. Bueno, los ateos no se creen los cuentos de las religiones .... salvo los cuentos de la religión progre, que ésos se los comen con patatas y relamiéndose. Un ateo puede ser tan rematadamente crédulo como un religioso. Hace unos siglos era distinto, porque apenas nadie había "salido del armario", pero en los últimos dos siglos los ateos han acumulado tal cantidad de burradas y de estupideces como cualquier religión. Ya no hay grupos ni ideologías de pureza inmaculada.

      Eliminar
    10. "Un ateo puede ser tan rematadamente crédulo como un religioso.
      Ya no hay grupos ni ideologías de pureza inmaculada"
      Totalmente de acuerdo, hay ateos crédulos, supersticiosos, sin pensamiento crítico pero..
      "salvo los cuentos de la religión progre, que ésos se los comen con patatas y relamiéndose"
      Nop. Hay quienes lo creen, claro, como también hay religiosos con mentalidad progre. Hay de todo en este mundo, personalmente he conocido homosexuales-comunistas-cristianos-yorubas y los puse en plural porque para mi desgracia he conocido a varios, me atrevería a decir que a muchos.
      Repito: lo único que tienen en común todos los ateos es que no creen en las religiones, solo eso, no hay "grupo" más heterogéneo que los ateos.

      Eliminar
    11. Entiendo lo que quieres decir, es cierto que la infiltración progre lo impregna todo y el cristianismo no se salva. Pero me temo que los ateos son mucho más homogéneos de lo que piensas. Por regla general los ateos en proporción se casan menos, tienen menos hijos, tienen peor salud, están más gordos, se drogan más, se deprimen más, se suicidan más que los religiosos. Además votan abrumadoramente a la izquierda, y son más proclives a liberalizar el aborto. Minoritarios en la población general, están muy sobrerrepresentados en el colectivo LGTBIQWERTY. Hay links para todo lo que he afirmado. Hay excepciones, obviamente, tanto de un signo como de otro (yo fui ateo y ya por entonces era antiabortista), pero la población atea tiene también sus patrones y se hace predecible como la afecta a cualquier culto religioso.

      Además he notado en mi caso particular que el grado de susceptibilidad y "piel fina" de los ateos no dista mucho del de los musulmanes. Muchos sentimientos ofendidos por encima de los datos.

      ¡Salud!

      Eliminar
    12. Aclaro, por si es necesario aclararlo, que no tengo nada contra la gente atea (yo mismo fui ateo, y personas de mi familia son ateas), y que no desprecio a quien esté dispuesto a remar a mi lado por una causa común. Pero pienso que hay algo en la mentalidad atea convencional -con las innegables excepciones que siempre va a haber- que la homogeneíza bastante, no son simplemente personas que sólo comparten la ausencia de fe. Comparten más rasgos.

      Y permítaseme decir que, hoy por hoy y vistos los datos, ser ateo no me parece gran negocio que digamos.

      Eliminar
  15. -Brutal. No me había fijado: Angela Merkel no tiene hijos, su homólogo Macron tampoco, Theresa May tampoco, Gentiloni tampoco, Löfven tampoco .... y Francisco obviamente tampoco. ¿Cómo va a promover la natalidad europea gente que ni siquiera la ha promocionado en su propia vida?

    -Trump ha llevado de vuelta a sus países a dos keniatas y 95 somalíes (los 95 todos hombres, casualmente) en situación irregular. Obama acaba de decir que es imposible deportar a todos los ilegales, que no es realista. Bueno, a ver.

    http://www.the-star.co.ke/news/2017/01/25/95-somalis-two-kenyans-deported-from-us-after-trump-policy_c1494579

    -Si estás en París o quieres ir ya te puedes bajar una app para saber cuáles son las "zonas delicadas" de no-go o non-droit. Ya hay bulevares "sólo para hombres en público", como La Chapelle. Lo que ya no sé es si esa app habla de "jóvenes", de "locos" o de "camiones asesinos".

    -Nuestro querido progre George Clooney, cantando las bondades de las fronteras abiertas mientras salta de mansión en mansión, no encuentra ya segura Inglaterra:

    http://www.breitbart.com/big-hollywood/2017/07/06/clooney-moving-twins-back-america-security-reasons/

    Y se pira a California, al calorcito. Ahora no recuerdo si él también dijo que se iría de su país si ganaba Trump. Lo único que sé es que ha regresado a él.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  16. Hola! Enhorabuena, es brutal. Yo no me explicaba del todo está decadencia tan brutal no solo moral, sino de sentido común y defensa. Pero teniendo en cuenta la biología, cosa que no he tenido en cuenta mucho, tiene más sentido está decadencia. Y me he visto reflejado. Me considero un beta.
    A todo esto, tiene algún artículo o recomendación sobre cómo elevar la testo? Gracias, y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, colega Alex, bienvenido. La biología es inesquivable. El llamado "marxismo cultural", por ejemplo, pudo haber calado en los pueblos europeos antes de la II Guerra Mundial, pero no caló porque la masculinidad tenía las hormonas en su sitio. En Alemania la República de Weimar era de un puterío y una depravación que habrían hecho las delicias de Suetonio. Si una chica berlinesa a los 16 años seguía siendo virgen o eso se creía de ella, era objeto del cachondeo general, y esto que estoy diciendo no lo dejó escrito ningún nazi, sino el judío Stefan Zweig.

      Pero como aún había testosterona entre los hombres alemanes, ese marxismo cultural fue suprimido. Fue suprimido por el nazismo, OK, mala opción, pero quiero decir que el cuerpo social tenía poder de reacción -aunque esa forma concreta de reacción me disguste- porque no había sido emasculado.

      Uno de los próximos artículos versará sobre la optimización de testo, creo que será un buen complemento del presente ensayo y del próximo sobre el MGTOW. Para potenciar la testo hay que atacar en todos los frentes: alimentación, fitness, descanso, actitud, rol social y autoprohibición de unas cuantas cosas. No basta con un solo frente. Ha de ser una ofensiva generalizada y las 24 horas del día. Dios mediante, espero publicarlo pronto.

      ¡Salud!

      Eliminar
  17. Excelente, excelente ensayo. Ya hace más de un año que comenté (https://laiberiafutura.blogspot.com.es/2016/05/las-dos-diosas.html) lo mismo en una especie de ultra-resumen de lo que has expuesto, y precisamente con el ejemplo de las elecciones austríacas.

    Huelga decir que no soy ninguna mente brillante, sino que repito lo que en la anglosfera ya lleva años gestándose (“pastilla roja”, "neomasculinidad", "iluminación oscura"... Términos con los que todo varón que me lea debería familiarizarse inmediatamente). En este sentido, me alegra que, como bloguero hispano, te hayas marcado un tanto, pues recordemos, señores, que la des-testosteronización (?), es como una fantasía onanística de todo progre: no entiende de razas, culturas o idiomas, es internacional y permea toda frontera, como una plaga mundial (la estrogenización química, por ejemplo, ha llegado hasta comunidades humanas relativamente aisladas y con modos de vida pre-industriales).

    ---

    En otro orden de cosas, hablando de tendencias de internet, me quedo perplejo con el auge de las shemales y el tema de la transexualidad (¿recuerdas lo del autobús naranja? Qué porculo, Dios mío). Si esto es sintomático de los estertores de la sociedad occidental, me da escalofríos pensar qué clase de fetiche depravado indescriptible habrá tomado el lugar cuando ésta exhale su último aliento.
    Breve inciso: no pretendo incitar al odio a la transexualidad. No es sino una enfermedad mental, y como tal no debería ser promovida o defendida (ni tampoco odiada), sino comprendida y tratada con los mismos medios y compasión que tratamos a un esquizofrénico o a un depresivo.

    Por otro lado, he observado también una tendencia con el nazismo que lo pone en una especie de “luz positiva”. No es una exaltación directa de la ideología; no es un fenómeno de un foro de cuatro gatos (más bien permea por todas las redes sociales y webs con una gran afluencia de gente, como Reddit); no es obra de unos neonazis, precisamente, sino de gente corriente y moliente. Hitler ya no es tabú, resulta un tipo simpático, se hacen memes con su figura o con el nazismo, “se echa de menos”. Desde luego, no vamos a verlo en las noticias de las dos, pero no deja de ser un cambio en el sentido contrario. Me cuesta explicarlo, pero cualquiera que haya navegado un poco por la red sabe a lo que me refiero (algo parecido con Franco en el caso español, o con Stalin en los izquierdistas).
    Internet no deja de ser una ventana a la psique colectiva, y creo que esta especie de anhelo por los fascismos y dictaduras de antaño es una reacción, si quiera subconsciente, a la que nos está cayendo. No por nada en particular con el fascismo, sino porque es el último atisbo de orden que ha habido en la sociedad europea desde entonces con mejor o peor fortuna, como bien ha dicho Gardner.
    Esto es algo a considerar. Una hipotética reacción blanca traería consigo un régimen más patriarcal y radical que mil nazismos. No es que la idea me resulte agradable (aunque la elijo antes que esto), es una cuestión impepinable de X acción = X reacción.

    ---
    No pierdo ocasión en recomendarte el blog http://roguehealthandfitness.com/ Como "revolucionario" e interesado en la salud, estoy convencido que le sacarás partido. Interesantes ideas en testosterona, envejecimiento y demás, basado en ciencia y sin gilipolleces.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He revisado lo que comentaste en aquel hilo y sí, creo que estamos en una senda convergente.

      De la Anglosfera están llegando muchas cosas buenas. Ellos nos llevan bastante ventaja, es normal por tanto que la jerga la acuñen ellos, la uso sin problema desde que estoy red-pilleado ;-)

      La neomasculinidad tiene que ser el opuesto absoluto al feminismo. Eso el progrerío lo entenderá así: como el feminismo es "bueno" entonces la neomasculinidad es "fascista" y "microagresora". Pero hay que entenderlo como la decisión y la necesidad de hacernos valer nosotros los varones en este mundo cambiante y sesgado, de optimizarnos. El neomasculinismo hará que seamos seductores, que tengamos tirón. Y la clave ha de ser necesariamente biológica, a despecho de los tradicionalistos que creen que todo se arreglará si vamos más a misa y adoptamos parafernalia caduca.

      El NWO progre de grandes macroestados-asistenciales sosteniéndose mutuamente mediante préstamos cruzados de dinero inexistente pretende que toda la población mundial se destestosteronice, para poder pastorearnos mejor. Eso como mínimo o, como anuncian las Piedras de Georgia, para reducir nuestro número, aunque eso lo encuentro rebuscado por ahora. Barrios como Molenbeek o La Chapelle dejan claro que los venidos de fuera no se pueden progretizar así como así, más que nada porque no están por la labor de progretizarse. Piensan que si pierden sus señas de identidad serán devorados por el mundo.

      Me apunto tu recomendación con sumo gusto.

      Eliminar
    2. En cuanto al nazismo, ha pasado casi un siglo desde la fundación del NSDAP, con el tiempo las cosas se ven de un modo más sosegado. Sigue habiendo mucha emotividad, preconizada por algunos sectores, como pasa también con nuestra Guerra Civil. Carmen Martín Gaite decía hace décadas, en un estudio histórico sobre los usos amorosos de postguerra, que para la juventud yeyé sesentera la Guerra Civil era una cosa vieja y aburrida de la que no querían saber nada. Y medio siglo después aquí estamos, todavía con la dinámica de "vencedores y vencidos", porque corresponde a una agenda a la que viene bien que se siga hablando de julio de 1936 (de octubre de 1934 no tanto, vaya por Dios) en términos de emotividad y de revancha.

      Sí hay cierto cuñadismo de "si Hitler estuviera en el poder no habría problemas de invasión tercermundista", pero eso vale para casi cualquier dirigente europeo de los años 30 y 40 (las sociedades europeas tenían buenos niveles de testo por entonces, y no hacían el cuck). Muchos admiradores del estatismo le echan la culpa al mercado de los males del mundo, evitando admitir que buena parte de la culpa es de los Estados-providencia. Y el nazismo era un perfecto ejemplo de estatismo de partido. Una cosa lleva a la otra. Una aberración histórica como el nazbolismo es prueba de a qué extremos puede llevar la devoción irracional hacia el Estado.

      Pienso que por ahora el NWO progre seguirá tirando del tópico nazi para sus intereses. Eso a pesar de -suprema ironía- están preconizando una nueva invasión de Polonia.

      ¡Salud!

      Eliminar
  18. Hola Hombre-Lupa, hablando de los Alfas tengo una pregunta, ¿el Alfa nace o se hace?, es decir, ¿hay un determinismo biológico en el hecho de ser Alfa, como parece ser que ocurre con los animales o un Beta se puede "convertir" en un Alfa siguiendo una serie de patrones de comportamiento?.

    Por lo que tengo entendido un Alfa es aquel hombre que tiene acceso a un mayor porcentaje de mujeres que el resto y sin tener que esforzarse demasiado, es decir todo lo contrario que un "nuncafollista", pero creo que esta definición es equívoca, tiene que haber algún tipo de patrón biológico para diferenciar a un Alfa de un Beta o de un Omega, de hecho tu has puesto el ejemplo del tamaño de los dedos índice y anular, lo cual quiere decir que el Alfa nace, y que está determinado biológicamente por su carga genética.

    Creo que se tiende a pensar en el Alfa como en un "hiperfollista" pero aunque hay parte de verdad en esto me parece que puede llegar a ser equívoco, y pongo un ejemplo: un tipo como Kiko Rivera es aparentemente un Beta pero por su fama tiene acceso a un número de mujeres que jamás se le acercarían si no fuera un "famoso", y este ejemplo se puede aplicar a cualquier Beta del montón que por un golpe de suerte pueda llegar a gozar de fama o dinero, está claro que si a un Beta le toca la lotería o se convierte en un "famoso" sus expectativas de ligar se multiplicarán e incluso puede que pase de ser "nuncafollista" a "hiperfollista" pero no creo que el dinero o la fama le "conviertan" a uno en Alfa de la noche a la mañana, de hecho muchos "famosos" que provocan verdadera histeria en multitudes de mujeres tienen unos niveles de inseguridad y de estrogenización que están muy lejos de lo que entenderíamos propiamente por un Alfa.

    Y una última cuestión, la hibristofilia o la tendencia de muchas mujeres a enamorarse de maltratadores, asesinos o violadores, (véase Charles Manson), ¿no es una perversión de la hipergamia?, porque a fin de cuentas detrás de la hipergamia hay un impulso biológico de las mujeres de buscar al mejor proveedor posible y asegurar así la supervivencia de la especie, mientras que la hibristofilia pone en serio peligro la integridad de la mujer, su supervivencia y la de su prole. Así como la hipergamia tiene su justificación biológica la hibristofilia parece ir en contra del puro instinto de supervivencia.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomiendo este canal, las mujeres se fijan en 3 cosas. Apariencia, dinero y estatus.https://www.youtube.com/user/FACEandLMS/videos

      Eliminar
    2. Muy simpático y didáctico ese canal. Como supongo que todo el mundo entiende el inglés -es nuestro deber conocerlo, pues es la lengua franca de nuestra especie, nos guste o no-, echadle un vistazo.

      Cuando pueda respondo a lo demás, estoy arañando minutos entre el curro y el entreno, ¡Salud!

      Eliminar
    3. Esta entrada el blog se ha convertido en un foro de debates. Me pregunto si te es molesto tanto parloteo a veces off topic. ¿Has considerado crear un sitio precisamente para eso? Al menos crea una cuenta en twitter.

      Eliminar
    4. No lo encuentro molesto en absoluto. La única pega es que el filtro de moderación ralentiza ese debate, que personalmente me parece enriquecedor. Además, el tema del hilo es un tema vivísimo, recién salido del horno. No es como el de los suevos en Iberia, por ejemplo, o el de los chuetas de Mallorca :-P Cuanto más vivo está el tema, más participación hay, y más lugar se tiene para el off-topic. ¡Salud!

      Eliminar
  19. Alex, tal vez sea un atrevimiento responder porque la pregunta no va dirigida a mí, si es el caso solo ignora mi comentario.
    El término alfa lo han mal-utilizado tanto que ha ido perdiendo significado, precisamente porque tanta gente ha querido imponerle su propia definición (me incluyo). Así que volvamos a la base.
    El término se comenzó a utilizar para referirse a los lobos líderes, esos son los verdaderos alfas y los betas serían sus seguidores. Luego utilizaron este término para explicar las relaciones de liderazgo en los grupos, de otras especies o de humanos.
    Un alfa es simplemente un líder, así de sencillo. La abundancia de mujeres o de recursos, digamos que viene con el cargo.
    En el caso de los lobos, al alfa lo retan los betas, si gana el retador pasa a ser alfa. Como vez no es un sello en el adn, sino una dinámica social en cuanto a liderazgo.
    En el caso de los humanos, en cualquier tipo de relación habrá uno más fuerte (en cuanto a carácter) que otro. Puede ser relación de amistad, profesional, de pareja etc. El más fuerte sería el alfa y el otro, o los otros los betas.
    Alguien puede alfa en su barrio, beta en su trabajo, alfa con su esposa, beta con su querida, alfa con un amigo, beta con otro amigo etc.
    Pero claro, si alguien llega a ser líder, sobre todo un líder de líderes, y además se aparea con las mejores mujeres, su descendencia debería tener buenos genes y predisposición al liderazgo. Entonces si vemos a alguien alto, fuerte, bien parecido, con rasgos que evocan alta testosterona, asumimos que es un alfa, pero no tiene que serlo necesariamente. Hitler no era así y era un verdadero alfa, no lo digo solo porque tomó el control de Alemania, sino por los testimonios de sus allegados. Hubo uno que escribió que la única persona que le inspiraba temor y lo ponía nervioso era Hitler. Para ponerte otro ejemplo: Marco Rubio es todo un macho alfa, sin embargo al lado de Trump lució como un beta durante la campaña.
    Tampoco hay que confundir cargo oficial con liderazgo. Puede haber un director de una empresa al que uno de sus subordinados lo cuckée constantemente y sea este al que todos sigan realmente aunque las órdenes las de el director.
    En cuanto a las mujeres, pues estas siguen dos cosas, estatus y adn. Pueden estar con un omega si es millonario o con un pobre diablo si tiene buen adn. Muy probablemente se case uno y lo engañe con el otro.
    Entonces ¿es posible convertirse en alfa? veamos:
    Carácter fuerte: dicen los instructores militares que ellos pueden hacer de cualquier inútil un “hombre competente” (a las buenas o las malas).
    Físico : entrenamiento.
    Dinero: trabajo, lotería, herencia (otros)
    Habilidades sociales: práctica, educación.
    Atractivo: Esto es probablemente lo más fácil de desarrollar si ya tienes todo lo de arriba.

    ResponderEliminar
  20. Interesante análisis de la situación,a pesar de algún punto en el que no coincido.

    Te dejo el enlace a una fotografía nada inocentemente escogida por ACNUR para mostrar una pareja alemana acogiendo a un refugiado.

    Las lecturas que se pueden sacar de esa imagen son incontables.
    Así por de pronto, ella está encantada de tener por fin un hombre en casa.

    http://www.unhcr.org/thumb1/56eaba3b0.jpg

    De la web de ACNUR:
    http://www.unhcr.org/news/stories/2015/12/56ec1ebf5/germans-welcoming-refugees-homes.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya conocía la foto pero gracias igualmente, Miguel. Tiene mucha miga.

      El "refugee" en el medio, presidiendo la escena, y más en alto que los europeos, como diciendo "LA TESTOSTERONA YA HA LLEGADO". El cuck en su asiento y la chica dejando la mitad del sofá libre para el Alfa. El cuck con una pared pelada detrás en la que sólo hay unos monigotes de "arte moderno", y la chica respaldada por cientos de libros. El cuck con las piernas dobladas como las secretarias de las pelis antiguas, y el Alfa mientras intentando no caerse de tanto que se quiere despatarrar en clásico "manspreading". Curiosamente, o no tan curiosamente, el Alfa es el que menos está intentando conseguir la aprobación de quienes puedan ver la foto. Desde luego no está intentando dar pena. Es el jefe.

      Eliminar
  21. No sé muy bien por dónde empezar a responder, el concepto de Alfa no puede ser igual al de los animales, nosotros tenemos un margen de libre albedrío mientras que ellos están rígidamente encauzados por los instintos, lo cual está en armonía con la explosión evolutiva de nuestra especie: un paquete de instintos rígidos sirve para especies con vocación de imperturbabilidad, y ése no es -no parece- nuestro caso. Un Alfa, sociológicamente, es aquél que gusta al 80% de mujeres, y ello por una base biológica que justifica la atracción de ellas pero no el estatus social de ellos, de modo que un Alfa puede ser un capitán de empresa o un guerrero admirado pero también un gandul que no tenga un patacón en el banco.

    Todos nacemos para ser Alfas, en el sentido de que podemos serlo -a unos les costará mucho y a otros no les costará nada, pero los humanos somos desiguales- y de que en principio tenemos la base para serlo. Luego es el ambiente el que nos modela de otra manera. La caída de testosterona en los países occidentales proviene de influjo ambiental o, mejor dicho, desde fuera hacia dentro. También la división del trabajo influye. Las instituciones educativas son remedos de las fábricas y las prisiones, de modo que mediante el cultivo del "betismo" es menos arduo llegar a las licenciaturas y doctorados (lo que llevará a Betas cultos a trabajar para Alfas empresarios, ganando menos que ellos y teniendo menos estatus que ellos).

    Un Alfa es un líder, sí. Pero un Alfa puede ser un líder sin seguidores, sin empleados, sin soldados. Un tío Alfa que va a su bola y decide según su conciencia, con testo alta (lo que suele llevarle a tomar decisiones de justicia, a veces de manera violenta), es líder de sí mismo en el sentido de que no sigue a nadie, sólo a su propio ser. Hay Alfas aquí y allá que no son ricos ni mandarines, pero que son Alfas porque siguen su propio camino (MGTOW, o de cómo convertir en Alfa a un Beta: eso es el MGTOW si se quiere resumido en una frase). Quien es líder y quien no sigue a líderes son ambos Alfas, y ambos gustan a las mujeres porque éstas siguen la pista de la testo alta. Por eso comenté en el ensayo que la paradoja del deseo femenino es una paradoja aparente.

    Kiko Rivera es un chaval feote, y no sé si tiene testo alta o baja, tan fino no puedo hilar por ahora, pero tiene rasgos que -como ya expuse en el ensayo, con links- son interpretables como de alta testo aunque él no tenga alta testo. Ya salir por la tele da estatus. Ganar dinero sube la testo, y la testo alta hace ganar dinero. Por tanto, se puede pasar de "nuncafollista" a "hiperfollista". Lo que no diré es que sea fácil, porque como todo lo valioso va a estar jodido. Y la base es la biología.

    Me hacen reír los PUAs con sus trucos de ligoteo, de si hay que gastar más pasta en la cazadora y los zapatos o en la camisa y el pantalón, o de a qué altura hay que sostener el cubata cuando se habla con la chica. Para ser fucker HAY QUE OPTIMIZAR LA BIOLOGÍA. Me vale la optimización del estatus y de la cuenta corriente, pero recordemos que ésas son señales que ellas interpretan como de hombre dominante, con testo alta. Tener dinero está bien, pero el dinero se gasta y se va. Lo interesante es un tío no ya que tenga dinero, sino que se vea capaz de seguir generándolo indefinidamente, y ahí juega su papel clave la testo.

    ¡Por eso la lotería no sirve! En USA el 70% de los ganadores de lotería acaban arruinados al cabo de no mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  22. La hibristofilia me parece una confirmación, patológica pero ahí está, de la hipergamia. Matar a otro ser humano es un acto extremo de dominación. Desde una perspectiva evolutiva, si las tribus vencedoras se imponían matando a los varones vencidos y apoderándose de sus mujeres, esa dominación implicaba que el linaje de esas mujeres podía continuar sin extinguirse (es el caso contrario a Occidecadente: aquí sólo tenemos varones vencidos, con lo que los linajes de las mujeres comienzan poco a poco a extinguirse: el "Refugees Welcome" está servido para que el pueblo-masa siga su andadura biológica).

    Hay que tener en cuenta que estamos hablando del mundo de los sentimientos, de los deseos, de los anhelos e incluso de los fetiches. Estamos hablando de un mundo de decisiones irracionales. La mayoría de nuestras decisiones lo son, incluidas las económicas. Lo que parece irracional -encoñarse con un asesino anciano como Manson- muy posiblemente lo sea y bajo ello subyace una razón biológica. Esa irracionalidad y esa razón biológica proyectan luz sobre esas rarezas, o de cómo un cantante melódico estrogenizado atrae a tanta chavala, porque luce signos interpretables como de testo elevada aunque no la tenga.

    Muchos líderes no son fuckers. Yo no veo a Bill Gates, Mark Zuckerberg o Amancio Ortega como depredadores del folleteo. En otro orden de cosas, pongamos que un Omega llega a millonario. Atraerá a mujeres, pero no porque sea ya un Alfa. Sigue siendo Omega, pero los rasgos de riqueza y estatus son -perdón por insistir tanto- interpretados como de testo alta, y ejercen su tirón social. Luego la chica que conquista al Omega millonario se da cuenta de que no le "pone" y se busca un amante Alfa aunque no tenga dinero. O bien, dado que según Pollet & Nettle 2009 las mujeres tienen más orgasmos con hombres que tienen más dinero, se enamoren realmente del Omega millonario. Por cierto, muchas veces un Alfa millonario que se arruina no es abandonado por la mujer. Pasan una mala racha pero salen adelante. Al tener testo alta eso es indicativo de que volverá a ganar dinero, que volverá a correr riesgos, que volverá a ser triunfador, lo cual retroalimentará más testo, manteniendo el interés de la mujer.

    Siento si no me he explicado claramente, tengo el día algo disperso XD ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi comentario no fue totalmente comprendido.
      Avisé que no había que confundir cargo con liderazgo. Puse Un ejemplo en que un empresario es cuckeado por sus subordinados. El empresario es jefe, sí, y es quién paga y da las órdenes, pero la secretaria se moja con el grandón pelúo que se burla en la cara del jefe y le hace bulling frente a los demás.

      Hay líderes sin seguidores, claro, imagino a Donald Trump siendo un vago sin casa (un lobo solitario). Nadie lo seguiría pero sería el dueño de su basurero y que se cuide quien intente invadírselo, no creo que eso vaya en contra de mi punto.

      No sé quién es Ortega y no conozco casi nada de la vida personal de Gates aunque con Zuckerberg no creo que aplique lo que dices pero igual, el punto es que ellos serían líderes solamente en ciertas situaciones. Como dije puedes ser alfa en unos casos y beta o hasta omega en otros.

      Voy con otro ejemplo. Imagina dos amigos en la universidad, casualmente un blanco y un negro pero no es que sea importante. El blanco es relativamente más culto (arte clásico, modales finos, etc) El negro es un tipo duro "del barrio". Cuando ambos amigos se mueven en el "mundo" del blanco, este es todo un alfa, es a quien todos escuchan y a quien las mujeres adoran, el otro termina en un rincón encogido de hombros, asintiendo sin escuchar, ignorado y con ganas de irse.
      Cuando se mueven en el "mundo" del negro es al revés, este está mejor adaptado para ese ambiente y el blanco parece un extraterrestre como si tuviera la postura, el tono de voz y hasta la actitud incorrecta. Este ejemplo es un caso real, en la universidad los dos son alfas, cuando se visitan uno opaca al otro al extremo.

      También hay ciertos "líderes" que son solo buenas herramientas: un agitador político que es el perrito de un líder político local; un ingeniero experto, líder de equipo que se la pasa adulando a su empleador. Como esos hay muchos. Bill Gates es un empresario exitoso. ¿Eso lo hace alfa? en su círculo de poder sí. Pero si su chofer se acuesta con su mujer, en esa situación solo es un cuck haciendo el papel de un beta altamente proveedor.

      La diferencia principal en nuestros puntos de vista, a mi parecer, es que tú vez al alfa como aquel que cumple ciertos estereotipos: alta testosterona, atractivo sexual, etc.
      Yo me guío más por lo que logra demostrar, en contextos específicos. Aunque sea un afeminado, bajito, con voz de pito, si logra atraer un montón de mujeres y triunfar en situaciones competitivas relevantes, para mí es un alfa. En cambio un grandote, con quijada cuadrada y barbúo pero inútil (o con alma de seguidor) sería un beta o un omega.
      Y en el caso de los hiper-folladores, si logran ligar en situaciones competitivas entonces estarían demostrando liderazgo: un bar, 20 chicas, 60 aspirantes, 18 se llevan una o dos chicas a casa. Así sean una escoria social en otros aspectos, en ese contexto son líderes, a menos que estén pagando que ya sería otra cuestión.
      Lo que mencioné de la lotería va de cómo crear un alfa: el carácter, el físico y las habilidades sociales se forman, el dinero se gana ya sea con esfuerzo o de casualidad (como es el caso de la lotería) y el atractivo (que no es solo una cara agraciada) sería muy fácil de obtener si logras lo antes mencionado.
      O sea que lo veo más como una cuestión de actitud. Y recuerden que también hay hembras alfas, humanas o no. No son grandotas de pelo en pecho pero logran dominar a otras hembras y atraer a los machos que desean.

      Eliminar
  23. He intentado publicar antes como anónimo, pero veo que no aparece el comentario. Interesante ensayo, aunque no coincido en todo.

    Me recuerda bastante a un libro que he leído hace poco, "Extensión del campo de batalla". Muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que no hubiera aparecido tu anterior comentario, no sé qué pudo ocurrir.

      Houllebecq se ha convertido en todo un referente, eso es innegable ;-) Anoto tu recomendación.

      Eliminar

  24. Gracias por vuestras respuestas, Anónimo y Hombre-Lupa, está claro que el tema del Alfa tiene muchos matices y es más complejo de lo que parece, salud

    ResponderEliminar
  25. El problema quizá de que a veces nos malinterpretemos es que el concepto de Alfa en nuestra especie es más escurridizo que en los demás mamíferos. Con ellos el instinto lo reglamenta todo mientras que las categorías sociales humanas conservan cierta imprevisibilidad y no tienen los contornos totalmente definidos, quizá porque seguimos evolucionando aún ahora.

    En el caso de este ensayo preferí definir salomónicamente al Alfa como el triunfador con las mujeres, es decir, recurrí a un referente externo al mismo Alfa. Los signos fisiológicos de testo alta son sólo una parte; luego están los signos sociales que sugieren testo alta, a pesar de que -siento ser tan repetitivo- en realidad no sea alta.

    Alguien como Bill Gates no puede ser tenido nunca como Alfa, y ninguna chica de insituto tendrá fotos suyas en la carpeta -¿se sigue haciendo eso?-, porque Gates tiene un look de Omega redomado. Pero muchas veces la "erótica del poder" tiene una base biológica, ya digo que ganar dinero, desempeñar jerarquía y tal son causa y consecuencia de testo alta, generando una dinámica de macho ganador que a veces suple la falta de atractivo estándar.

    Pienso que en el fondo estamos bastante de acuerdo. ¿Que hay Alfas en unas facetas que se comportan como Betas en otras? Sí, claro. Pero pienso que son excepciones. Un Beta lo es a tiempo completo. En cuanto al ejemplo del blanco y del negro, estás en lo cierto pero habría que preguntar a las chicas ;-)

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  26. Dos noticias leídas hoy en la prensa.

    -Según la UNAD, oenegé española de las más importantes a nivel europeo sobre tema de adicciones, las demandas de tratamiento por parte de mujeres por problemas de alcohol superaron el año pasado por primera vez a los hombres.

    ¡Pero bueno! Con lo liberada y feliz que debería ser la mujer española hoy -no lo es, las occidentales son menos felices que hace 45 años-, y nos encontramos con esto. El alcohol es un modificador del ánimo. Hay algo que hace que estemos incómodos, desazonados, a disgusto con nosotros mismos, pero parece que con un par de tragos esa desazón remite y nos deja un poquillo en paz.

    Paliando síntomas en vez de ir al núcleo del problema, signo de nuestra época.

    -Las concentraciones de espermatozoides en los hombres occidentales (Europa, Norteamérica y las antípodas) se han reducido A LA MITAD EN CUATRO DÉCADAS, según Human Reproduction Update en un meta-análisis. No se ha notado caída significativa en varones de países no-occidentalizados.

    ¡¡Pero qué sorpresa!!

    Adjunto link al estudio en el cuerpo del ensayo. Por cierto, en la prensa la noticia salía pequeñita, pequeñita. Muy elocuente. Mientras, primeras planas para chorradas coyunturales.

    Gracias una vez más por la acogida que está teniendo esta entrada, que antes de que cumpla dos meses de publicación estará en el podio de las más leídas del blog. Hablad del tema con vuestros amigos, intentad despertar a los durmientes, tomáoslo en serio, pensadlo, informaos y tomad decisiones. Es muy serio, es muy grave. Es nuestra vida, es nuestra supervivencia como pueblo.

    Neomasculinidad o desaparición.

    ResponderEliminar
  27. En contraste con lo chiquitina que salía la noticia de la caída del recuento espermático en Occidecadente, cabeceras de la prensa gallega han dedicado páginas enteras a una noticia digamos más vecinal: el semen de mejor calidad de España lo tenemos en Galicia.

    Fuck yea!

    Ahora más en serio, se han barajado hipótesis que expliquen esto -que ya se sabía, otro estudio de 2008 -cómo pasa el tiempo- decía lo mismo, aquí nuestra semilla es de otro nivel-. Menos industrialización, menos petroquímica. Tal vez. Pienso que nuestra población muy dispersa -Galicia está trufada de pequeñitos núcleos de población diseminados aquí y allá- nos mantiene aún en contacto con lo natural. Tenemos mucha agua de manantial y de buena calidad. De hecho la gente peregrina con garrafas para llenarlas con agua de manantial. Comemos bastante tradicional todavía. Además somos mucho más de cocer los alimentos que de freírlos, básicamente la gastronomía gallega consiste en cocer algo, y freír es más estrogenizante que hervir. Llueve bastante, lo que arrastra muchos disruptores lejos de nosotros. No sé la verdadera respuesta. Supongo que será un conjunto de causas.

    ResponderEliminar
  28. Ayer pude ser testigo de algo muy curioso. Dos chicos y una chica, sentados en el parque, al sol de la tarde. Un hombre ya mayor, 65 años tranquilamente, mal llevados, pocos dientes, voz cazallosa y pinta de estar perturbado, les increpa y se les encara. Según pude entender, algo le habían dicho los chicos, algo ofensivo, sobre todo la chica, que le había llamado de todo. Se les encara, como a ver si se atreven con él, y llama "golfa" y "zorra" a la chica todo el tiempo. Los chicos no se enfrentan con él. Uno de ellos, más aún, ¡se echa a correr! como unos 100 metros en sprint. La chica se levanta, le responde, se insultan. Ella tendrá 16 años y unos shorts de camuflaje muy pero que muy shorts, enseñando medio culo. El tío sigue insultándola y ella se da la vuelta, y se van. El tío aún les sigue un poco más. El chico que no echó a correr camina sin mirar atrás, con la cabeza gacha.

    El señor estaba guillado, seguramente. Ya no se acordará del tema. Pero la chica le habrá dado vueltas. Los dos chavales guapetes y con un corte de pelo a la última no fueron capaces de imponerse, no digo para golpear al hombre, sino para aplacarle, siquiera interponiéndose entre él y la chica. Qué pensará de ellos. O igual no piensa nada, vete a saber.

    En cuanto al que salió disparado, ignoro si todavía sigue corriendo.

    ResponderEliminar
  29. Ejemplos de testo en directo. Un caso que no conocía, el de Simon Mol:

    https://en.wikipedia.org/wiki/Simon_Mol

    Un supuesto refugiado político camerunés que se fue a hacer las Polonias. Su biografía de luchador, según parece, totalmente inventada. En Polonia infectó de VIH a docenas de chicas, y se presentaron cargos contra él acusándole de saber que tenía el bicho. Como falleció, caso archivado. Antes de morir él dijo repetidamente que lo suyo era una persecución por rasiiiiiismo.

    Aquí hablan algunas de las chicas, parece que fueron más de 40:

    http://www.owczarek.com.pl/blog/2007/01/06/all-the-women-of-simon-mol/

    Algún comentario es de enmarcar. Se deja con el novio y hala, con Simon a la cama "porque estaba en el momento justo". Ella estaba pasando por una crisis, y claro, qué mejor que follar sin goma con un señor camerunés que andaba por ahí. ¿Qué podría salir mal?

    En Islandia lo superan:

    http://icelandmonitor.mbl.is/news/news/2015/07/23/man_arrested_for_hiv_infections/

    Un refugee ha presuntamente infectado a chicas islandesas, se ha investigado si sabía que él estaba infectado, y otras 20 se han hecho la prueba. Más de 20 parejas sexuales en apenas un año.

    Escépticos del tema, dejad por un momento de confeccionar pedestales para princesitas y potenciad vuestra testosterona. O seréis barridos. Enésimo aviso.

    Mientras tanto, en París sigue ocurriendo "lo normal en una gran ciudad" -alcalde londonistaní dixit-, alguien en BMW ha atropellado a varios soldados. Un "joven", un "loco", un "BMW asesino", aún no se sabe. Posiblemente haya sido un cuáquero al que hemos fallado. ¡Maldito heteropatriarcado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombrelupa, cuidado con lo que dices, no vayan a censurarte el blog los anti-islamófobos. Ahora, a esos acontecimientos que citas al final de tu mensaje, los conocen como "casos aislados". Hay que emplear bien el lenguaje, como hacen los "periodistas profesionales", y recuerda que el BMW ha sido un "coche que PRESUNTAMENTE arrolla peatones" (vamos, un transformer) XD

      Por lo demás, muy buen artículo. Lo he leído ya tres veces, porque tiene tanta miga que merece ser releído para interiorizar todo lo que en él dices. Y muy ilustrativos comentarios, sobre todo el de la noticia de la notable calidad de semen gallego. Como oriundo de esta tierra, una magnífica noticia, y un dato del que poder presumir. Por desgracia, no ligo mucho, por aquello de que no soy refugiado, tengo la piel demasiado clarita, y encima no trasmito enfermedades sexuales. Una de cal y otra de arena, supongo. Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola, muchas gracias. Que haya que recurrir al monigote de la rana Pepe para sugerir lo que no se puede decir es ya bien indicativo de cuán poco libres somos. Libres para tatuarnos y para dilatarnos los lóbulos, lo que queramos, pero para señalar las cosas como son ahí ya se acabaron las libertades. No vivimos en una sociedad realmente libre, y nos falta un Wallace. Pero claro, un Wallace creía que su patria merecía la pena. ¿Nosotros la merecemos?

      Por eso muchos agachan la cabeza, siguen a lo suyo, no me toques mi puesto de trabajo, mis cañas y tapitas mientras vemos el partido los colegas y yo, mi viajecito para las próximas vacaciones. Con no mirar el problema, éste desaparece, ¡seguro!

      Esto acabará mal. Tendemos a pensar que como sigan acumulándose los casos aislados un día el hombre europeo se levantará. Tal como tiene sus niveles hormonales, realmente lo dudo, y como Unwin profetizó cuando se llega a la ginarquía ya no tiene marcha atrás, esa civilización desaparece y deja paso a otra, en los nietos de la civilización muerta o en los nietos de quienes les sustituyeron, eso último es lo que falta por ver, la única incógnita que me queda.

      ¡Salud!

      Eliminar
  30. Saludos Hombre-Lupa Gardner. Has tenido demasiados comentarios para leerlos todos sin embargo leí tu manifiesto completo de un tirón. (Sublime. Sin lugar a dudas) Cuando mencionaste que "La atracción femenina se dirige a los signos de alta testosterona, incluso cuando -atención- el varón que los detenta tiene niveles bajos" se me ocurrió que podría denominarse EXCLUSIVAMENTE como "testosterona" aquella «sustancia» que influye en la biología de los individuos y con otro nombre (no sé, elige tú, a fin de cuentas eres el autor de este manifiesto/ensayo) a aquella «sustancia» que como elemento configurador que opera en otra dimensión del mismo espacio y tiempo, la sociodemográfica; a fin de que quede claro que "testosterona" no es aquella sustancia química, segregada en el organismo; la que configura ambos planos de la misma realidad, y por tanto la realidad mírese desde el prisma que se mire. Mi justificación no va sólo de que suene bonito y no te tilden de biologicista extremo, sino de que, en esencia, si bien es la misma sustancia material la que opera tanto a nivel individua/biológico y a nivel demográfico y social, ÉSTA OPERA DE FORMA ANÁLOGA PERO NO IDÉNTICA en los distintos planos de realidad humana que señalas. Favor de responder. Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
  31. Lo que señalo también queda reflejado aquí "Por tanto, no sólo los aspectos fisiológicos y psicológicos "son" señales de testo alta: también los sociales y los utilitarios, incluso los meros objetos, son asimismo señales que la mujer INTERPRETA como indicativas de testo alta"
    Y aquí:
    "Los signos sociales de poder son ¿entendidos? por el Ello femenino COMO signos de testosterona"

    *Las mayúsculas y los signos de interrogación (el Ello no es un agente real. Es la mujer, ella en su completud pero a partir de uno de sus prismas, la que INTERPRETA)

    Testosterona sería, como digo, la sutancia material. Pero en lo que ellas IDENTIFICAN es otra cosa. INTERPRETAN ésta como testosterona ergo NO "ES" testosterona aquel elemento dinamizador, al menos, a nivel interpersonal, y por ende, a nivel sociodemográfico. En mi opnión, habrías de crear un término que designe tanto a testo como a la "testosterona interpretada".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no te he entendido del todo bien, Sergio.

      En las sociedades cazadoras-recolectoras de los orígenes, el mejor proveedor era el mejor cazador. Y para ser el mejor cazador hay que tener testo alta y lucir un físico que dé pistas de testo alta. De hecho las mujeres se encandilan con las miradas "de cazador" intensitas que los fotógrafos enseñan a poner a los modelos y actores. Una mirada bovina no gusta.

      Por eso, los mejores proveedores eran los más deseados, pero no por proveer de mucho, pues lo único que proveían era carne. Lo demás: frutos, raíces, moluscos, huevos, hongos -alimenticios o extáticos-, etc ya lo aportaban las mujeres. La cosa no está en proveer, sino en demostrar que se puede proveer, ésa es la hombría.

      Por eso decir como se dice que la mujer escogía al hombre que le aportaba más recursos y se casaba con él es una falacia presentista, la monogamia es un invento patriarcal, durante cientos de miles de años no era así, antes un hombre fecundaba a 17 mujeres, como está demostrado, y los demás a cascarla. Sólo una pequeña parte de las mujeres se resistía al efecto harén emparejándose monógamamente y ellas sí podrían fijarse sólo en el papel de proveedor, que dudo que se fijasen sólo en eso, al poder elegir entre un 80% de Betas-Omegas desesperados la monógama tendría un gran poder de decisión y elegiría al más atractivo, quien a cambio se comprometería a proveer para ella en exclusividad. La mujer calculadora es vieja como el mundo, tanto como la impulsiva. De hecho ambas han sobrevivido hasta hoy.

      De todas maneras, acepto que el asunto de la paradoja del deseo femenino es el más discutible del ensayo. ¡Salud! Puede que no haya respondido exactamente a lo que querías, pero no te he entendido del todo ;-)

      Eliminar
    2. Mirada bovina como la de los manginas (esos tipos realmente son un asco, tratan como basura a su propio genero con tal de conseguir un poco de aprobación femenina).

      Ricardo.

      Eliminar
  32. Interesante estudio sobre la función de la testosterona en el canto de los canarios, no sólo en su habilidad y alegría cantora sino también en su capacidad para aprender una nueva tonada cada año:

    https://www.eurekalert.org/pub_releases/2017-08/sfn-htr080917.php

    ¿Cuánto hace que no canturreas algo? ¿Ni en la ducha? ¿Qué pasa con tu testo? La gente alegre, confiada, que rebosa masculinidad, se une a cantos grupales de manera natural. Ése es el sentido último de los himnos, demostrar testo ante el rival. Y ante ellas. Mientras los Chads cantan, los Virgins clavan la barbilla en el esternón y sienten como un yunque en la nuez, como si no pudieran expulsar ni un leve soplo de voz.

    No sé cómo será la resurrección de Europa, pero estoy seguro de que se hará cantando.

    ResponderEliminar
  33. Las feministas (blancas en este caso) realmente no están contra el machismo, están contra el hombre blanco (de ahí sus frecuentes ataques contra ellos), al menos asi lo percibo yo.

    Ultimamente siento un fuerte asco y desprecio por las mujeres blancas. No existo para ellas, es como que creen que se van a morir o pasarles algo por el solo hecho de mirarme. Toleran a los negros lo que no toleran a nosotros los blancos, amén de mostrar claramente desprecio hacia los hombres de nuestra raza.

    Has visto los videos de Milos Yiannopoulos?, a mi al menos me gusta como las pone en su sitio a las feministas esas.

    Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debemos dejar que el rencor nos lleve. Las mujeres desprecian a los varones con baja testo y, en general, a los que notan que están necesitados. Están evolutivamente "programadas" para que sea así, tiene un porqué. Tienes que mejorarte a ti mismo, tío.

      Como Neo recomiendo que te deshagas ya de la necesidad de aprobación por parte de las mujeres. Pero si lo que quieres es gustar, tienes que plantearte algo. ¿A ti te gustan todas las mujeres? Supongo que no, que tú discriminas. Que las que para ti "no valen" te resultan invisibles. Pues por coherencia si quieres dejar de ser invisible tienes que hacerte valer, potenciar tu atractivo, tu fuerza viril, tu actitud. Y te hace falta, a juzgar por cómo describes la situación, lo tuyo parece "incelismo" de manual :-P

      Trabaja en tus objetivos y en tu crecimiento. Sé duro y disciplinado. Y pasa mierda de la aprobación ajena.

      En cuanto a las mujeres blancas, están convencidas de que son lo mejor que hay sobre la tierra. En los países europeos hemos sido su mercado cautivo. Eso en USA por ejemplo ya se está acabando: los blancos se han abalanzado sobre las asiáticas y últimamente también sobre las Latin como si no hubiera un mañana, y forman matrimonios muy estables con las negras -un 44% menos de divorcios que si se casaran con blancas, un dato demoledor que tanto afrocentristas como identitarios han decidido hacer como si no fuera con ellos-.

      Yo lo veo todos los días. Y cuando voy a ver a mi familia al pueblo lo veo también. Mujeres altivas que se zascan contra el Muro empiezan a buscar "nice guys" que no encuentran porque éstos están más a gusto solos o con otro tipo de mujeres. Chicas dominicanas gorditas y de poca cultura, pero zalameras y expresivas, arrasan con el mercado masculino. Y el que no lo vea es que no tiene ojos en la cara.

      Eliminar
    2. Olvidé comentarlo, los vídeos de Milo están muy bien, aunque le he perdido un poco la pista. He leído que últimamente no se lleva bien con otros alt-righteous youtuberos, no me he enterado de lo que pasó. ¡Salud!

      Eliminar
    3. Agradezco la respuesta, en efecto, es lo que ya estoy comenzando a hacer, mejorarme a mi mismo como persona, hacer ejercicios (ciclismo mas que nada), etc.

      En cierto modo tiene razón en lo del incelismo (aunque no soy virgen, solo estoy en epoca de sequia :-P). Ahora bien, las mujeres blancas (sean extranjeras o de mi pais) no me miran ni de casualidad (caso contrario con las mujeres no blancas, las cuales siquiera me miran de casualidad y en general me tratan mejor que las otras), pero lo que me parece muy curioso es, que a la par de que una mujer blanca no me mire ni de casualidad y pase a mi lado con actitud estirada y altanera, después no dude en abrir las piernas con elementos asi:

      https://chaqchamoda.files.wordpress.com/2011/11/amixer.jpg

      ¿Hipergamia?, ¿por donde?...algo me pareció leer en otro sitio sobre hipergamia inversa o algo asi por el estilo, ¿será el caso?

      Vivo en un pais latinoamericano de mayoría no blanca y es usual ver turistas europeas y de USA con tipos como los de la foto en sitios turísticos. Eso es lo que entienden las mujeres blancas extranjeras por viajes para pensar y renovarse, abrir las piernas con reggaetoneros y negros pandilleros :-P

      Ricardo

      Eliminar
    4. Ricardo, hablando en general los ejercicios de resistencia bajan la testosterona. Y encima la bici tiene la peculiaridad de que el sillín ejerce una presión desaconsejable en una parte crucial de la anatomía varonil.

      Supongo que mejor eso que nada, pero lo idóneo son los ejercicios breves de potencia e intensidad. La calistenia es tu amiga y su coste es cero.

      Las mujeres rastrean alta testo y rehúsan hacer caso de quien no la tiene. Es un mandato biológico, no una cuestión de moralidad. La hipergamia es en realidad eso. Si la mujer rastrease recursos, no pasarían los casos de las chicas polacas e islandesas infectadas que comenté más arriba. El movimiento "Refugees Welcome" es hipergamia hormonal. A efectos de recursos, a efectos puramente económicos, no tiene sentido que una chica en plenitud de fertilidad se manifieste para acoger a varones cuya cualificación profesional se desconoce y que llegan sin un duro, y menos aún que ligue con ellos y hasta que tengan sexo sin protección, lo que puede llevarle a cargar con una ETS o con un hijo que muy probablemente ha de atender sola o con sus padres, esto último también visible en mi barrio.

      A efectos de hipergamia "clásica", de gold-diggers, no tiene sentido. Pero sí a efectos biológicos, que es el plano olvidado de toda esta deriva.

      Eliminar
    5. La calistenia es buena opcion, y si, no es necesario tener dinero para eso, aquí un ejemplo:

      https://www.youtube.com/watch?v=rlOsWH3ouVw

      Sobre el ciclismo, ¿no sirven los sillines con hendidura o hueco en el medio?

      Sobre lo otro, ¿como detecta una mujer baja o alta testo en uno si ni siquiera lo ve?, además, salvo un mangina o algo similar, creo que debe ser difícil detectar baja testosterona en uno a simple vista...aunque claro, me imagino que las mujeres tienen algún sentido extra para detectar eso desde lejos XD

      Aparte, no creo que yo tenga baja testo, supongo que debo estar en niveles normales, aunque no me quede muy claro que sea niveles normales. Al menos las personas que me rodean me definen en general como alguien seguro y que mira directo a los ojos, ¿alguien de baja testo actua asi?

      Además, ¿eso pasa solo con las mujeres blancas?, ¿tienen las mujeres no blancas el "detector de baja/alta testo" atrofiado?, porque si no, no me explico que ellas actúen diferente conmigo :-P

      Bueno, yendo en serio, supongo que por el hecho de venir de sociedades mas conservadoras, no tienen esa hipergamia rampante que si tienen muchas mujeres blancas (aunque no me cuadre que vea algunos casos de mujeres blancas con no blancos que a simple vista, se ven emasculados o débiles).

      Ricardo.

      Eliminar
    6. Una mujer con la testo en buenos niveles reconoce al hombre que tiene también buenos niveles sólo con mirarle la cara. Eso es un hecho y ya dispuse link en el ensayo. Cuando la mujer tiene la testo depre, algo nada raro en España donde entre otras cosas no hay mucha cultura deportiva -¿y para qué la necesitarían?, los españoles somos su mercado cautivo desde hace milenios-, se recurre a otros rasgos más "externos" de testo alta, como la actitud y los signos de estatus.

      Posiblemente las no-blancas que te prestan atención tienen niveles sanos de testo femenina, eso no lo sé. O puede que estén convencidas, por su sentido de la observación, de que los Alfas malotes reacios al compromiso son un cáncer de las sociedades y están sobradamente avisadas porque les han visto en acción muchas veces, y prefieren otro tipo de hombre.

      Mientras, para las españolas sin ir más lejos esos malotes tienen tirón exótico. Los Betas cumplidores y fiables, de los que dicen que llegan a las 18:35 y en efecto llegan a las 18:35, no les atraen, lo les hacen "sentir mariposas en el estómago". En cambio, para mujeres que se hayan criado en sociedades demasiado abundantes de malotes tóxicos que desaparecen cuando la chica tiene una falta en la regla, los hombres fiables y cumplidores son los "exóticos".

      Eliminar
  34. Interesantísimo dato de valor evolutivo sobre la depresión postparto masculina. Sí, los varones también pueden deprimirse aunque no sean ellos los que gesten y den a luz:


    https://www.scientificamerican.com/article/postpartum-depression-can-affect-dads/


    Es sumamente interesante. La depresión postparto en hombres dobla el porcentaje de depresión general en nuestro sexo. Está relacionada con un descenso de la testosterona. Eso pasa en varias especies animales, cuando llega la camada al progenitor masculino se le deprime la testo. Y es de enorme importancia en nuestra especie, por el valor que tiene la presencia del padre en la cría de los hijos. Los bebés humanos son particularmente prematuros, necesitan muchos años de cuidado y atención. El descenso de testo tiene un sentido biológico-evolutivo: hace del varón alguien más hogareño, menos dado a aventuras sexuales, más volcado en la relación de pareja y en el niño, menos agresivo en suma. Ahí tenemos la explicación para los "cara padres" que empujan carritos de bebé y acompañan a la mujer a aburridísimas compras en centros comerciales, con aspecto manso y abatido.

    De todas maneras, hay que releer y repensar este magnífico artículo. Y por otra parte, una bajadita de testo que nos haga más sociables y más padrazos no tiene importancia en circunstancias normales. Lo que pasa es que no estamos en circunstancias normales. Estamos en una total decadencia de testosterona, y una bajada extra con motivo del nacimiento de un hijo en la época actual equivale a depresión.

    ResponderEliminar
  35. Que cosa curiosa las feministas, querian hombres igualitarios, mansos, dóciles, sensibles, que hagan las labores tradicionalmente femeninas, etc; pero ahora que ya tienen eso, los rechazan y van a por los rabos de hombres rudos, rebosantes de testosterona y brutalmente patriarcales y misóginos (si, eso que SUPUESTAMENTE las feministas odian)...pero claro, eso explica la muy evidente "musulmanfilia" de estas elementas.

    ¿Saben que?, que se j**an..yo al menos no voy a ayudarles en nada para cuando todo colapse (colapso causado por ellas precisamente), que vayan a ayudarles su Ahmed o su Muhammad, claro si que que las van a ayudar XD

    Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serenidad, colega. Nuestra civilización va a la deriva y lo que necesitamos es fortaleza mental, a prueba de bombas, y luchar por nuestros sueños y objetivos. No podemos pedir a las mujeres, o a quien sea, algo que no pueden o no quieren darnos. Una cosa es lo que digan las mujeres, o lo que proclamen las feministas, y otra muy distinta lo que realmente piensan, e incluso lo que de verdad les vendría bien en sus vidas. No puedes agobiarte por eso.

      La islamofilia del progresismo, incluido aquí un feminismo que no sé si es islamófilo pero que contra el machismo de los países islámicos tiene la elocuencia de la piedra pómez, tal vez no sea sincera o tal vez se base en idealizaciones baratas, muy hollywoodienses, del esplendor califal. Pero ambas direcciones, progresismo y promoción del islam, son una pinza para arrancar a Cristo de Europa. Cristo es el Neo perfecto, que estorba tanto a quienes no quieren que haya empoderamiento masculino como a quienes creen tener a un profeta mejor.

      ¡Salud!

      Eliminar
    2. Las ayudarán con la minga XD

      La verdad es que a mí también no deja de hacerme gracia lo rápido que desaparecen las críticas según el destinatario de las mismas. Las chicas de Femen, tan activas para ciertas luchas (por ejemplo, apoyar a que entren más y más refugiados, a pesar de los numerosos "casos aislados" que se suceden día tras día), desaparecen por completo cuando algún muslim suelta barbaridades tipo-Jomeini, y a ninguna se la oye ni mú entonces, tan feministas que son.

      Seguramente todo estará relacionado con lo que aquí se habla, con el tema del texto. Hoy por la TV en algunos ayuntamientos ya no se andan por las ramas al respecto: que vengan refugiados a repoblar zonas deshabitadas. Y digo yo, ¿no sería más fácil promover el nacimiento de niños facilitando ayudas a los padres que desean tenerlos? Porque esas ayudas podrían facilitarse perfectamente. De lo contrario, que alguien me explique de dónde sale entonces el dinero que se destina a mantener a miles de refugiados, que ya sabemos, no se van a molestar en trabajar, porque no han venido aquí a eso, y no creo que vayan a instalarse en aldeas abandonadas en mitad de la sierra (téngase en cuenta que estos brillantes planes incluyen que esas aldeas crezcan y prosperen con su trabajo...no comment)

      Eliminar
    3. Una vez un par de Femen irrumpieron en una conferencia islámica en Francia. Una turba se abalanzó sobre ellas y las pateó. Había una francesa en el público, vestida de "college liberal", a la que se veía deambular como sonámbula. Debe andar el vídeo por ahí .... Creo que desde entonces no lo han vuelto a intentar. Es otra forma de pensamiento mágico: piensan que su desnudez equivale a una armadura, y no, no es así.

      Sobre el tema de la repoblación, sí he leído algo últimamente, que algunos políticos han expresado su deseo de asentar en el abandonado rural castellano a muchos refugees que han recorrido miles de kilómetros porque se mueren de ganas de deslomarse en tareas agrícolas. ¿Pero en qué mundo vive esa gente?

      Eliminar
    4. Creo que las ayudas a la natalidad no bastan. ¿Cómo se hacía antes, que se tenían tres hijos por mujer sin ayudas? El sistema ofrece a las chicas un salario, mucha atención masculina non-stop, muchas gratificaciones sensoriales, mucha mundanidad, muchas tiendas, muchas discos, muchos viajes de solteras al Caribe y similares .... ¿Qué ofrece el asistencialismo público que pueda igualar esa oferta? ¿Un descuento en pañales? Imposible. Seguirán disfrutando la ausencia de hijos hasta la llegada del Muro, cuando entrarán las prisas. Lo estamos viendo, la edad al tener el primer hijo está ahora en 31 años.

      Eliminar
    5. Si por celibato entendemos la ausencia de pareja, aquí hay muchos célibes, incluido yo, y bien que estoy así. El celibato no es un fin, sino un medio, un medio para que canalices tu energía vital hacia tus metas personales. Estoy convencido de que ese egoísmo sano y sensato hace más por la prosperidad ajena que un intento directo y deliberado de promoverla. Aprovecha tu caudal metabólico para ti.

      No es una condena. Es una postura personal ante la situación que vivimos todos los días. Somos muy pocos los que conscientemente hemos elegido este camino, y ya hay un montón de "artículos", blogs, foros, webs y demás poniéndonos a parir. Porque no se atreven con los verdaderos responsables de esta situación, porque somos blanco fácil de cuñadismos que apestan a aftershave de entreguerras, porque no se han tomado la molestia de entender nuestras propuestas, porque no han ingerido la pastilla roja. Que nosotros siendo tan pocos estemos recibiendo esa contestación, con unos argumentos tan cutres y gallináceos, es buena señal. Este hámster se ha salido de la rueda, señores, y nuestro número no va a parar de crecer hasta que consigamos ser una masa crítica que cambie las cosas o si no, que consigamos sobrevivir esperando un mañana mejor.

      Eliminar
  36. Dos gráficas que confirman la tesis del "efecto harén" y el 20% de varones atractivos según la regla de Pareto, frente a un gusto masculino más "democrático":

    https://blogs.sas.com/content/sastraining/files/2014/10/okc_rating_curve.png

    https://blogs.sas.com/content/sastraining/files/2014/10/okc_rating_curve1.png


    La tesis de que, sin patriarcado verticalmente impuesto, la sociedad se organiza -o se desorganiza, según se mire- en ginarquía abastecida de varones prescindibles se refuerza nuevamente. Añadiré las gráficas aquí o en el Manifiesto Neo. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  37. Extraordinariamente interesante estudio, que sin duda viene a avalar la tesis central del ensayo:

    http://www.independent.co.uk/life-style/men-gym-visit-more-socioeconomic-equality-believe-class-research-brunel-university-a7752741.html

    Los tíos mazados creen menos en la "redistribución de la riqueza" y son más proclives a que un grupo poderoso se imponga a otros. Bajo esa realidad estadística late la testosterona optimizada con el entrenamiento de potencia y con la ganancia de dinero.

    A sensu contrario, si te dejas físicamente y no entrenas tu testo bajará, lo que te hará más redistributivo con dinero ajeno pero también con el propio -puse link a esto último en la conclusión del ensayo, por tanto no es invención mía-, más defensor del Estado-providencia, con una postura vital menos viril y menos resuelta, menos autosuficiente, menos preppy incluso.

    Parece que la meme progre que dice que "estar mazado es ser facha" puede tener una raíz biológica necesaria. El estándar "normativo" del físico atlético sería, por tanto, "fascista". Eso explicaría de paso por qué los y sobre todo las activistas de "Fat Acceptance" gustan de proclamarse antifascistas.

    ResponderEliminar
  38. Otra joyita sociológica a aportar en esta barra de comentarios que se está convirtiendo en una auténtica mina, a falta de conocer el desglose del voto alemán por sexos -que espero como agua de mayo- aquí va el resultado de una encuesta de este mismo año sobre pasión sexual y orientación de voto en Alemania:


    https://www.thelocal.de/20170407/afd-voters-are-the-most-adventurous-in-bed-study-claims


    Los votantes de AfD son los más fogosos y aventureros en el folleteo. Son también los que más confían en sí mismos para encontrar nueva pareja rápidamente si se quedan sin la que tienen. También son más proclives a apreciar el físico de la pareja y si se ajusta a sus gustos.

    En general todo eso me hace pensar que los votantes de AfD, ellos y ellas, tienen un nivel de testosterona mejor que el del resto de electores. Es sólo mi opinión, pero creo que hay indicios para sostener lo que afirmo. Qué curioso que los votantes con más testosterona apoyen una opción identitaria, territorialista y nada amiga de "justicia social cósmica". Todo sigue encajando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa derecha suena al skinhead típico. El miembro típico de la derecha alternativa nunca ha conseguido novia, es un beta resentido.
      https://www.youtube.com/watch?v=8FjZMj-lZ0s

      Eliminar
    2. Hay de todo. Has puesto ejemplos de frikismo extremo, de tíos que hace 20 años serían trekkies a secas. También hay SJW que por -intentar- ligar algo comulgan con piedras de molino.

      Hay mucho Beta, y mucho Omega, en el ciberwarriorismo. Pero entre la gente que da la cara, pone de su bolsillo para campañas, albergues y comida, defiende su territorio, tiene iniciativa, tiene una noción nítida de la justicia defendida a veces con las manos, se niega a cuckizarse y se declara en contra de la "redistribución universal", la testo está en el nivel adecuado.

      Eliminar
    3. Y así todo, al final, suelen ser los betas quienes realmente forjan el mundo, o por lo menos quienes más pujan por cambiarlo una vez les han calentado las narices lo suficiente.

      Eliminar
    4. Es así. La civilización es el resultado de la productividad del beta casado, unida al talento de otros betas y algún alfa que decidieron ser omegas por el reino de los cielos.

      El desarrollo cultural apropiado para nuestra especie es el realidad el subdesarrollo. La pobreza es nuestro estado natural. La ignorancia, la productividad ínfima, la escasez. Con algunas excepciones, hemos estado cientos de miles de años así. Sólo con el patriarcado, que exalta la productividad del beta, hemos llegado a hacer puentes, construir barcos, crear rutas y formular los elementos de Euclides.

      Eso es extraño a nuestra naturaleza. Las máquinas, la ciencia, la música compleja, la moral, la autocontención, el estudio, la arquitectura vertical, los códigos legisladores, los parlamentos, todo eso es artificial, inexistente en una especie ginárquica como la nuestra hasta que se impuso la excepción histórica del patriarcado. Por eso la civilización nos agobia y abruma, como varones desechables no hemos evolucionado aún lo suficiente para estar a gusto en ella y por eso siempre tenemos la tendencia a pensar en un Edén primigenio, sin lazos sociales, con todos haciendo lo que nos da la gana.

      Y lo que da la gana es que el 80% de mujeres quieren al 20% de hombres.

      Forjar el mundo nos va a producir siempre, siempre, malestar en la cultura.

      Eliminar
    5. Esta canción, sin quererlo, te da la razón.
      https://www.youtube.com/watch?v=bA3G1S27GmI

      Eliminar
    6. Todos nos hemos sentido así alguna vez.

      El problema está en que o cambias la civilización, para lo que necesitas penetrar en ella, o te apartas a vivir "asalvajado", por lo que no es extraño que te cacen como a fiera salvaje.

      Es fácil decir "a la mierda todo", pero lo que espera ahí afuera es un mundo desagradable de bajísima productividad. Yo no quiero eso. Ése no es el camino del hombre. No estoy dispuesto a escupir sobre 3000 años de creatividad y prosperidad conseguidas, en altísima proporción, gracias a hermanos varones marcados como desechables por la ginarquía primigenia. Yo no renuncio a la carga de la cultura, por pesada que llegue a ser. Para regresar al caos originario siempre hay tiempo.

      Eliminar
  39. Leído en la prensa últimamente. Primero, sobre los squats de Atenas. Son así llamados los "espacios autogestionarios" donde el SJW-flauterío acoge a algunos refugees. Según ellos, son totalmente independientes del Estado y no lo reconocen como tal. Una especie de viejo sueño anarquista recuperado para la ocasión, y que ha atraído a juventud española del palo caracterizada por tener esa ideología, por estar en el paro y, como dato también destacado, por la abrumadora presencia femenina, chicas españolas jóvenes en plenitud biológica atendiendo "espacios autogestionarios" que ofrecen hospitalidad a la testosterona que el pueblo-masa emasculado necesita para sobrevivir.

    El fenómeno está generalizado, sigue un patrón y busca en el fondo lo mismo, una autorrealización personal que es en realidad una autorrealización biológica, y no veo nada de extraño ni de inimaginable en ello. Era de esperar. Es más, no es sólo acogida en el pueblo de uno. Es ir a otro pueblo, a muchos kms de distancia, en el "frente" de las llegadas. Y más todavía, es crear un pueblo ex novo, una comuna, para hacer realidad un sueño que si uno se fija bien tiene ciertos ribetes tribales, si no de letra sí de espíritu.

    ResponderEliminar
  40. Segunda noticia, de hace unos meses: la agencia española del medicamento ha hecho notar que el consumo de fármacos opiáceos ha aumentado, entre 2008 y 2015, nada menos que un 83%. Puede que algo haya tenido que ver la crisis económica, la verdad es que no lo sé pero puede que haya algo ahí de fondo. Aparte de eso, estoy convencido -y como yo mucha gente- de que la sociedad española está sobremedicalizada.

    Sería frívolo criticar a quien se medica porque lo necesita. Pero todos hemos visto casos de sobremedicalización. A veces hay tanta que la persona no consigue absorber tanto medicamento en su vida diaria. ¿Cuántos cajones llenos de pastillas tiene la gente en los hogares españoles? ¿Se recetan con demasiada alegría? ¿No es un derroche que un determinado medicamento a la venta tenga por ejemplo 40 pastillas como cantidad fija única en el frasco cuando llegan 4 ó 5 para que remitan los síntomas y las otras 35-36 pastillas acaben tirándose? Eso lo responderá mejor alguien puesto en la materia. Lo pregunto "desde fuera".

    Veo diariamente que la gente no soporta ningún dolor. No digo dolores serios o crónicos, sino dolorcillos. Una pastilla y hala, fuera dolor. Es una generación blanda. Un dolor grande ha de ser sedado. Un dolorcillo es un recordatorio de que a lo mejor no has hecho algo bien. Preocúpate de la causa profunda del dolorcillo, no del síntoma. Aprende del síntoma.

    Esta sociedad huye del dolor y de la idea de la muerte. Es débil. Y la sobreabundancia de medicamentos afecta a nuestra salud endocrina y con ello a los niveles adecuados de testosterona.

    Es poco conocido, y chocante, que durante las huelgas de médicos muera menos gente. Curiosidades de la sociedad del exceso.

    ResponderEliminar
  41. "Un dolorcillo es un recordatorio de que a lo mejor no has hecho algo bien. Preocúpate de la causa profunda del dolorcillo, no del síntoma."
    Lo mismo que digo yo pero mejor expresado.
    Aunque creo que la generación de mis padres es la más adicta al 'pastilleo' porque he visto a muchos de mi edad (27 años) negándose a automedicarse por tonterías.

    En mi caso personal ante un dolor prefiero ser capaz de sentirlo, como una manera de monitorearlo, para saber si mejoro o si algo va mal.
    No se puede confiar en los síntomas si están camuflados o eliminados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy de acuerdo. Ir sedado por la vida no es sano. La vida está llena de dolor. Tenemos el dolor muy cerca, ese coche que pasa a centímetros de nosotros, ese pico de la mesa que sobresale, esa puerta que se cierra un segundo antes .... estamos rodeados de posible dolor. Por eso no se puede huir de él, y es importante darle un sentido cuando se manifiesta. Lo veo desde una perspectiva logoterapeuta, de darle sentido a algo cuando ocurre o, mejor aún, darnos sentido a nosotros mismos a través de lo que nos ocurre. Como decía el maestro Frankl, si no podemos elegir la situación, podemos en cambio elegir la actitud.

      Hay también aprensivos que huyen del dolor porque para ellos es un "memento mori", un insulto a su peterpanismo. La voluntad de sentido puede ayudarles a ellos también.

      Supongo que las generaciones anteriores a la nuestra eran más confiadas, más optimistas con el sector sanitario. Su implantación masiva se presentaba prometedora y solucionadora de todo. Es normal que con el tiempo nos hayamos vuelto un poco escépticos.

      Eliminar
  42. He notado que algunos deportes ponen eufóricos a los hombres. Principalmente el boxeo, las artes marciales mixtas y el fútbol.
    ¿Existe alguna relación entre esto y la testosterona? ¿ Podría ser beneficioso verlos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe relación, hay estudio sobre el tema. Si tu equipo gana, tu testo sube. Si pierde, baja. Eso explica el "bajón" del forofo cuyo equipo perdió el día antes y que en el trabajo recibe las coñas de los forofos cuyo equipo ganó. Es una versión light y vicaria de los babuinos y sus cosas.

      Supongo que por eso cuando no existe el factor ciudad, que fideliza al equipo local, la mayoría termina siendo forofa de los equipos que suelen ganar.

      Me parece más beneficioso dedicar ese tiempo a hacer deporte, no a verlo ;-)

      Eliminar
  43. Anécdota sobre testo:

    http://people.eecs.berkeley.edu/~shiry/projects/yearbooks/yearbooks.html
    "Cara media" en los anuarios de secundaria americanos por década.

    Puede verse en los hombres el paso gradual de rostros más serios y viriles a otros con una estructura más femenina y blandengue en general.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente aporte, amigo. En las primeras décadas aún se veían algunas mandíbulas cuadradas; después todo rostros finos.

      También se sonríe más, cierto, un rasgo bastante californista. Ha desaparecido la gravedad de semblante.

      Eliminar
  44. Valiosísimo link a los desgloses de voto en las pasadas elecciones alemanas:

    http://www.zeit.de/politik/deutschland/2017-09/german-election-alternative-for-germany-angela-merkel

    Imperdible. Como es de esperar, como se sabía conociendo las tendencias de voto de años atrás, y como uno podría imaginar tras seguir la argumentación del ensayo, el voto femenino a partidos que quieren frenar la inmigración excesiva ha sido menor que el masculino. Es el caso de AfD, sin duda. También, en menor medida, del FDP, que apostaba en su programa por una inmigración controlada y profesionalmente cualificada. Que el voto femenino haya ido a esas formaciones en mucha menor medida que el masculino era algo esperado. Parece que los sucesos de Colonia y otras ciudades no han cambiado la tendencia.

    Todo esto era predecible a tener de lo argumentado en el hilo, y se cumple a rajatabla. ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y según las feministas: "es porque las mujeres tienen mas humanidad que los hombres" XD

      Ricardo.

      Eliminar
    2. Eso lo he leído / escuchado más de una vez. Es una clara muestra de sexismo.

      Olvidan que con reinas en el trono había más guerras entre reinos:

      http://odube.net/wp-content/uploads/2015/11/Queens_Oct2015.pdf

      Eliminar
  45. Interesante artículo en ROK, o de por qué si admitimos inmigración ésta debería ser primeramente femenina, algo que no ocurre:

    http://www.returnofkings.com/131793/foreign-women-should-come-before-men-in-any-immigration-plan

    Una mayor inmigración femenina -significativamente dice de la Europa eslava y del Sudeste asiático, donde están las mujeres que se consideran "más femeninas"- aliviaría la Ginarquía, nos daría más opciones a nosotros porque dejaríamos de ser un mercado cautivo, y haría que las autóctonas fuesen de otra manera.

    También dice que el feminismo parece potenciar la entrada de inmigración masculina precisamente para potenciar la Ginarquía, a más porcentaje de varones sobre el total más se revalorizan las mujeres.

    Son ideas interesantes y si lo hubiera leído a finales del año pasado aplaudiría el contenido del artículo. Pero ahora no puedo, porque no estoy de acuerdo en lo esencial:

    -Se prima la inmigración masculina no por los manejos del feminismo, sino porque el pueblo-masa rebosa ya de estrógeno y lo que pide a gritos es testosterona. Recordemos la idea-fuerza de que el pueblo-masa actúa como un ser vivo.

    -La feminista prototípica está relativamente ausente en las vanguardias "Refugees Welcome", donde lo que hay son por lo general chicas dulces estándar.

    -Al Estado-providencia no le interesa "importar úteros". Los Estados-providencia han perdido la batalla de la natalidad. Y les resulta más barato traerse a varones ya adultos que gastar dinero en guarderías, colegios, becas, comedores, descuentos en libros, polideportivos, universidades, etc etc etc durante veintitantos años. Se trae a alguien de fuera, se le asigna una renta, se le da un móvil, y al Estado-providencia le sale mucho más a cuenta.

    Nuevamente -al igual que con el tema shemale- uno de los puntales de la alt-right useña lo centra todo en lo ideológico, olvidando la biología, que es lo que ha inclinado la balanza.

    ResponderEliminar
  46. A ver dices que el Estado providencia quiere ahorrarse todo ese dinero de universidades, colegios, etc.. pero si precisamente se les está dando a las familias no autóctonas, por lo tanto no ha perdido la batalla de la natalidad, si no que la inclina hacia el extranjero. Que vengan hombres jóvenes por tanto no es para evitar gastos si no para un mestizaje de la población autóctona con otros fines, ¿No crees?. El Estado providencia no busca desaparecer, busca hacer desaparecer al hombre autóctono libre.

    ResponderEliminar
  47. Ten en cuenta que el "Refugees Welcome" es una huida hacia delante, es el último cartucho del Estado-providencia para salvar su sostenibilidad. Piensan a corto plazo. Para el Estado-providencia es más barato traerse a un adulto y asignarle X euros, más una ayuda al alquiler, redondeados con el móvil y otras cosas que le dará Cáritas u otra ONG, ten en cuenta que todo eso se lo va a gastar, es un dinero que va a volver a entrar en el circuito económico, generando PIB y si generas más PIB puedes seguir endeudándote como país y seguir ganando tiempo.

    Compáralo con el enorme gasto de criar niños durante 20 años para que luego su mano de obra cualificada se vaya a otro país. Todo ese dinero es más cantidad y su retorno está diferido dos décadas, y a ver si al final se verifica ese retorno. Al Estado-providencia le salen las cuentas con el adulto refugiado, no con el bebé, sea del color que sea ese bebé. Por eso el Estado-providencia ha dado por perdido el tema de la natalidad. La prueba es que las madres inmigrantes acercan sus ratios de natalidad a los de las autóctonas. Aquí no tienen 8 hijos. Tienen 1'7 hijos, según el INE.

    Pienso que al Estado-providencia le da igual el color de la gente que llega. Para él somos números. Lo que sí es cierto es que a buen seguro en determinada élite incrustada a medio camino de lo público y lo privado anida el interés por el vuelco étnico:

    -Puede ser porque, a pesar de que se presentan como antirracistas, son unos racistas radicales que ven en los varones blancos a un rival peligroso cuando se despierte, y en los varones no-blancos a unos niños grandes fácilmente manipulables y que no les moverán nunca la silla de poder.

    -Y puede ser porque desde las logias quieren erradicar a Cristo, que se ha hecho fuerte en las naciones blancas. Piensan que haciendo desaparecer la blanquitud reducirán a Cristo a la irrelevancia.

    Entre una hipótesis y la otra estará la verdad. O en ambas.

    ResponderEliminar
  48. En USA se celebra ya el LGBTQI History Month. Y esta noticia ha saltado en los portales de noticias de allí. En la biblioteca pública Michelle Obama (facepalm) una drag-queen caracterizada de demonio con cinco cuernos (facepalm) y llamada Xochi Mochi (facepalm) adoctrinó a los niños allí congregados un sábado (el día de Cronos, del satanismo, de las cinco puntas como los cinco cuernos del oficiante) sobre ese tema. La biblioteca está en Long Beach, California (¡¡pero qué sorpresa!!).

    http://www.theblaze.com/news/2017/10/17/drag-queen-with-demon-like-horns-reads-to-children-at-michelle-obama-neighborhood-library/

    Cuando decae la masculinidad de los pueblos, aparecen ideologías oportunistas que antes no tendrían cabida pero que ahora contribuyen a realimentar el proceso. Recordemos el dato de la caída de la heterosexualidad a un 48% en la Generación Z. No necesito una bola de cristal para predecir que eso irá a más, salvo que cambien factores importantes en la sociedad, algo por ahora poco probable. Es posible que Unwin tenga razón.

    ResponderEliminar
  49. Ahora existen tratamientos estéticos para tener la estructura facial típica de un alfa, lo raro es que quienes se hacen ese tipo de intervenciones son afeminados.
    https://www.youtube.com/watch?v=YZmf67HzZog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen aporte. Parece que la sociedad entera se ha vuelto loca por operarse.

      Me viene a la mente Justin Jedlica, quien se implantó musculatura de silicona. En vez de entrenar para crear su propia testo y sus propios músculos, se hizo implantes de bíceps, deltoides, ¡abdominales!, de todo, al menos de cintura para arriba. Justin es abiertamente gay.

      El alfismo sale de dentro afuera. No basta con arreglillos en la mandíbula. Las mujeres con testo sana se olerán el embeleco, le notarán raro, son cientos de miles de años de ginarquía como para dársela con queso. Y si alguna chica cae gracias a esa mandíbula de pega, por Dios, toda para él.

      Eliminar
  50. Un par de apuntes. El primero, si alguien conoce los porcentajes de las últimas elecciones austríacas de voto masculino y femenino, que facilite el dato -pero no linkeado a una web española de noticias, por favor-. No lo he encontrado todavía.

    El segundo, Jerry Brown el gobernador californiano parece haber convertido el estado en un "santuario" para "dreamers". Tremenda noticia doblemente atroz porque escribo desde una tierra también calcinada últimamente por incendios dantescos:

    http://gatesofvienna.net/2017/10/california-set-itself-on-fire/

    ¡Salud! Y un poco de sentidiño.

    ResponderEliminar
  51. ¿Qué se puede hacer en caso de mandíbula estrecha pero alta masa muscular? En Internet hay multitud de ejercicios faciales, pero no he notado prácticamente diferencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te daré mi respuesta sincera de lo que hay que hacer en estos casos:

      -Olvídate de la mandíbula.

      -Potencia tu mente. Tu disciplina, tu memoria, tu autocontrol, tu capacidad para automotivarte, tu entusiasmo.

      -Potencia tus habilidades laborales y sociales.

      -Potencia tu cultura.

      -Potencia tu solvencia financiera.

      -Potencia tu desapego de la aprobación femenina.

      -Potencia tu ídem.

      -Sigue olvidándote de tu mandíbula.

      ¡Salud!

      Eliminar
  52. Para mí tiene mucho de simbólico que en las páginas de Playboy haya aparecido la primera "conejita" transgénero, una mulata francesa llamada Ines Rau.

    Es simbólico porque se ha hecho justo tras la muerte de Hugh Hefner. Es como si el patriarca de la publicación se hubiese llevado consigo esa visión "tradicional" -en realidad hollywoodiense- de lo femenino, dejando un hueco que el "progresismo" no ha tardado ni cero coma en llenar.

    También es simbólico porque Ines no se corresponde con la complexión étnica habitual de las mujeres fotografiadas para esas páginas, ni tampoco con la complexión física acostumbrada, pues es huesuda y estilizada.

    Sí se puede decir que es más guapa que Caitlyn Jenner :-P

    ResponderEliminar
  53. Si resulta un tanto decepcionante ver a las actrices porno sin maquillaje,lo que pasaría con los travestís seria peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El maquillaje es un engañabobos. Es así, vemos que la chica se ha pintado la cara como hacían los neandertales hace cien mil años, sabemos que es una engañifa, pero igualmente nos influye, aunque no queramos. Pintarse la cara para parecer más joven, o más femenina, o más sana, o que está ovulando. El truco más viejo de la galaxia, sigue más vigente que nunca y los tíos siguen cayendo.

      Con las shemales pasa igual. No es que estén más "feas", sino simplemente que tienen más cara de hombre. Se rompe el hechizo.

      https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/d9/e2/72/d9e27290b97232a807867252b1f372b0.jpg

      Eso pasa en general con la gente del espectáculo, las chicas que viven frente a los focos y de los focos, incluidas las instagrameras. Uno ve a las "diosas" con la cara lavada -como hay que verlas, para que la seducción no sea un engaño- y flipa.

      Habrá entrada sobre seducción y engaño dentro de no mucho, Dios mediante, creo que os gustará. ¡Salud!

      Eliminar
    2. Sugiero sobre el tema de ir a clubs de alterne como actividad masculina o si ligar por internet es buena opción. Otro tema que se me ocurre para sugerir es qué profesiones debe desempeñar un neoalfa! Saludos

      Eliminar
    3. Lo ideal para el Neo es trabajar para sí mismo, autoemplearse. Generar su propia testo mientras genera su propio cash. Más aún, que su dedicación se parezca lo más posible a su sueño. Cuanta más autoconfianza, más autoempleo.

      La pega es que en España los autónomos están crucificados. Normal que muchos se tienten la ropa antes de lanzarse, y prefieran trabajar por cuenta ajena o probar con unas oposiciones no muy duras. Una cosa es lo ideal, y otra muy distinta el panorama español, que se presta muy poco a comerse el mundo.

      Ligar por Internet para un Social MGTOW no me parece mala cosa. Funcionar funciona, hace casi un lustro que no me prodigo, pero a principios de década con Badoo se follaba vaya que si se follaba, eso si no te dejas deslumbrar por tanta foto de perfil falsa.

      Si buscas relación seria, no eres un Neo :-P

      Lo de los clubs es peliagudo, te puedes enganchar. Yo tendría sumo cuidado.

      Eliminar
    4. Sobre el tema del alterne, no sé si hay datos. Se han obtenido datos de testosterona en clubs de swingers, "parejas liberales":

      http://www.dailymail.co.uk/news/article-2239621/Researchers-test-mens-testosterone-levels-rise-arousal--visiting-sex-club.html

      Era algo previsible. La testo sube en picado si tienes sexo, y sube también un poco si te limitas a observar. Es normal, ante la proximidad del acto sexual la testo se activa.

      Cosa distinta puede que sean los clubs clásicos. En el tema swinger hay cierta imprevisibilidad, pero en el alterne vas y pagas con la chica que has elegido, es más maquinal, hay menos expectativa, supongo -no lo sé- que la testo aumentará algo puntualmente, menos que en el caso de los swingers activos.

      Puedo entender el caso del omegazo que está años sin tocar una teta, pero así y todo hay mejores maneras de potenciar la masculinidad.

      Eliminar
    5. ¿Como se puede distinguir a simple vista a un omega?, ¿no se le confunde en ocasiones con un beta?

      Por supuesto, me refiero a como distinguirlo mas halla de su nula o casi nula capacidad de tratar con las mujeres (que ya es un rasgo muy característico de ellos).


      Ricardo.

      Eliminar
    6. Los betas tienen habilidades sociales. Suelen asumir responsabilidades. Son productivos. Visten de manera convencional, pero presentable. Son gregarios. Ríen cuando toca reír. En cambio los omegas son en cierto modo reversos totales de los Alfas: también siguen su propio camino, pero el camino del friki. Visten llamativo como los Alfas, pero en malo, los jerséis que les compra mamá, de punto con el piquito, flequillo cuando conservan el pelo, o alopecias que no disimulan rasurándose.

      Los alfas y betas suelen rasurarse cuando son alopécicos. A veces lo compensan ciclándose: pierden pelo, se rapan y hala al gimnasio a tomar batidos y otras cosas que no son batidos, trabajando sólo tren superior, y consiguiendo unos brazos enormes -sin puta definición, eso sí-, un pecho enorme, unos dorsales enormes .... y un barrigolo enorme también. Siempre que veo a gente así, y conozco a unos cuantos, lo interpreto como un obvio mecanismo de compensación.

      En cambio los omegas tienen alopecias muy antiestéticas que no intentan disimular. No todos, pero me parece que ahí existe un patrón de conducta. Es como si hubiesen renunciado a gustar, o como si nunca se les hubiera ocurrido eso de gustar.

      Eliminar
    7. Ya me lo imaginaba, me imagino que eso es lo que define a un omega a grandes rasgos, aunque claro, no creo que en todos sea igual la cosa, pero tal como dices, hay una serie de patrones comunes.

      Las feministas y sus huelepedos los manginas se ríen de estas clasificaciones de Alfa, Beta y Omega y según ellEs son solo pretextos de machistas para justificar su poca o nula capacidad de conquistar (palabrita machista para estos elementos) a una mujer. Según las feministas, les dan asco los Alfas (aunque me imagino que ellas por Alfa entienden otra cosa, no se, el mas machirulo pegalon, putero, etc.), pero lo que si es cierto, es que en lineas generales, desprecian a los manginas (en secreto claro esta).

      Ricardo.

      Eliminar
    8. Una cosa es el discursito de cara a la galería, y otra muy distinta lo que realmente les gusta.

      Un hombre débil, o un hombre necesitado de aprobación, no interesan. O se acepta eso de inicio o no hay nada que hacer. El mangina que se hace feminista para ver si "pilla" no se diferencia en nada del mangina que da likes a todo lo que publican las supernenas en las redes asociales, a ver si alguna cae en la cuenta de que existe y le hace caso, que es muy meritorio y fatigoso eso de darle al botón de like.

      Que no les guste la clasificación Alfa-Beta-Omega tiene su sentido, porque el varón que la asuma va a asumir también que puede saltar de un puesto a otro de esa clasificación. Y eso no les interesa: el negocio del Pagafantado está en la sobreabundancia de Betas solteros.

      Eliminar
  54. Sería interesante que pusieras ejemplos de "mujeres con rostros muy simétricos y muy femeninos, más suaves, sin rasgos duros" y sus opuestos. Como también lo de la silueta del reloj de arena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las actrices de Hollywood suelen ser muy simétricas de rasgos faciales. No sé si Weinstein u otro les hace un test de simetría al empezar. Jennifer Lawrence, Margot Robbie, Emma Watson, etc etc, son por lo general muy simétricas.

      En el caso de los hombres, con algunas excepciones, la simetría facial no es tan exigente. Sí es importante la simetría corporal, está demostrado que a mayor simetría corporal masculina más orgasmos femeninos. De ahí que sea interesante simetrizarse con entrenamiento de potencia, otro motivo más para ensalzar la calistenia (o las pesillas).

      El reloj de arena es tan absolutamente fundamental que en cuanto la pacatería cinematográfica cayó empezaron a verse y a hacer época. Ursula Andress y Raquel Welch impactaron en los años sesenta por su reloj de arena, no por tetoncios ni por culamen. Ratio caderas-cintura, ésa es la piedra de toque número uno.

      Casi todas, si no todas las modelos de Instagram tienen una ratio de vértigo. Algunas la agudizan más todavía con su exuberancia en curvas, pienso en Giselle Lynette por ejemplo.

      Eliminar
    2. ¿Y los opuestos?

      Eliminar
    3. No pretendas utilizarme como tu buscador.

      Eliminar
    4. Perdona, no quería abusar.

      Eliminar
  55. Sobre la masturbación frecuente. Ya hemos comentado en más de una ocasión que el exceso de masturbación baja la testo. Pero además es peligrosa para la salud cuando uno es joven. Circula por ahí la idea de que si te la pelas como un mono tienes menos riesgo de cáncer de próstata que si eres no-fapper. Es muy bueno eso para meterle miedo a la gente para que no haga desafíos de pureza.

    Lo cierto es que el exceso de masturbación en veinteañeros y treintañeros está asociada a mayor riesgo de cáncer de próstata, se sabe desde hace años:

    https://www.webmd.com/prostate-cancer/news/20090127/masturbation-and-prostate-cancer-risk#1

    Es a partir de los cincuenta cuando parece venir bien. Pero claro, cuando interesa reconducir toda esa energía que se pierde matándonos a pajas es cuando se es joven y está uno intentando abrirse camino. Es también cuando somos más vulnerables a la necesidad de aprobación femenina y, por tanto, más proclives a la frustración cuando no se obtiene, lo que a menudo se canaliza pajeándose y no empleando esa energía en la automejora.

    ¡Salud! Y realismo.

    ResponderEliminar
  56. Esta noticia confirma lo que básicamente ya sabíamos y ya linkeé en el ensayo, que a mayores niveles de testo más riesgo, más ganancia .... y más riesgo nuevamente:

    https://www.marketwatch.com/story/wall-streets-testosterone-problem-2017-10-17

    En Wall Street, uno de los templos de la testo en acción. El ahorrador cauteloso, pues, el inversor que esquiva las burbujas, sería el Beta productivo que ha contribuido de manera crucial a crear nuestra civilización. Las sociedades patriarcales no basarían su permanencia y estabilidad sólo en frenar al Alfa amatorio, sino también al Alfa generador de burbujas.

    Una segunda reflexión. Eso no quiere decir que tengamos que bajar nuestra testo para ser más constructivos y menos burbujistas. No. Lo que tenemos que hacer es canalizarla bien, usarla con cabeza. Nosotros los Neos tenemos que tener testo alta bien empleada, también en el manejo de dinero.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  57. Una de las noticias más deliciosas que he podido leer en los últimos tiempos, no por sorprendente sino por todo lo contrario. Cuatro personajes de la muy progre Buzzfeed se hicieron un test de testosterona y los resultados fueron, como ya dice el artículo, los esperados, y con creces:

    http://www.dailywire.com/news/22906/buzzfeed-guys-test-their-testosterone-levels-amanda-prestigiacomo

    Por los suelos la testo de estos estimados representantes de una "nueva masculinidad para el siglo XXI". Mirando la cara de los cuatro no se hace difícil saber quién es Eugene, el único con unos niveles mínimamente comparables a los de un anciano de dos generaciones antes -y tengamos en cuenta que la gente mayor "se deja" físicamente mucho, que si no lo hiciese serían otros sus niveles-.

    Como ya expuse en el ensayo, a menos testo en varones más generosidad, a ser posible con dinero ajeno, que eso es básicamente el progresismo. Y cuanta más testo más sentido drástico y claro de la justicia, de lo que realmente le corresponde a uno, lo que merece.

    Somos biología. Este artículo que acabo de leer me reafirma al 100% en la tesis defendida en el hilo.

    ResponderEliminar
  58. Comparto con vosotros un vídeo de motivación de una modelo "plus-size" llamada Ashley Graham que me ha parecido muy .... elocuente:

    https://www.youtube.com/watch?v=SN1Pq-P1dgs

    Ya sabéis, chicas, hay que quererse mucho y tal. El vídeo está subtitulado en inglés, no es muy largo, aunque se hace muy coñazo porque las crías están berreando todo el tiempo. Es la típica arenga de empoderamiento, sobre gordura, etc etc, que lo importante está en el corazón, no en la cara -perdona Ashley, pero si no tuvieras un rostro agraciado no estarías ahí, en un plató de Glamour-.

    Es el mismo discurso que nos suena en los oídos continuamente. No tengo nada en contra de eso. Es más, estoy bastante de acuerdo con Ashley en buena parte de lo que dice. Uno tiene que hacer lo que ama, y rodearse de gente que sume, que no sea tóxica.

    Bueno, ¿por qué pongo este vídeo tan anodino aquí, en vez de en el hilo sobre Fat Acceptance? Pues porque Ashley hace referencia en dos ocasiones a que estar bien con uno mismo es un acto revolucionario. Esa afirmación de Ashley, dentro de lo convencional de su discurso, me parecer muy valiosa porque es ilustrativa del estado de cosas:

    -Primero, los actos revolucionarios nacen porque un número de personas NO ESTÁN BIEN COMO ESTÁN. Los actos revolucionarios son actos de cambio, de cambio radical además. Si uno se conforma con cómo está, no hay cambio, no hay revolución.

    -Segundo, los actos revolucionarios SUELEN SER VIOLENTOS. Las revoluciones tienden a teñir de rojo las calles. Ha habido casos de cambios sociales pacíficos y hasta incruentos, pero por lo general una revolución lleva aparejada violencia o, como mínimo, imposición de una fuerza sobre otra.

    -Tercero, los actos revolucionarios SUELEN SER REALIZADOS POR HOMBRES. Hay mujeres en los procesos revolucionarios, nadie lo niega, pero estadísticamente son minoritarias, al menos en los núcleos dirigentes de esos procesos.

    -Cuarto, los hombres se han emasculado tanto, han perdido tanto nivel de testosterona, se han vuelto tan débiles, que NO SE ESPERA REVOLUCIÓN ALGUNA DE ELLOS. Por tanto, los actos revolucionarios en el Occidecadente actual es que las mujeres estén OK con ellas mismas.

    Así lo veo yo.

    ResponderEliminar
  59. Un interesante doble dato cruzado. Como ya sabemos, la carne roja -por su abundancia en zinc- es un buen aliado de la masculinidad y de la testosterona, no se dice nada que no se sepa:

    http://www.express.co.uk/life-style/health/874634/sex-libido-diet-testosterone-red-meat-zinc-best-supplements

    Crúcese con este otro dato que desconocía, el consumo de carne roja en USA está bajando desde hace ya cuatro décadas, al menos en dólares:

    http://fortune.com/2015/10/27/red-meat-consumption-decline/

    La ternera desciende considerablemente mientras el pollo sube, hasta superarla en facturación hace pocos años. Otra "casualidad" a considerar en los niveles de testo occidentales. ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces evo tenia razon.
      https://www.youtube.com/watch?v=CESojDbIOgs

      Eliminar
    2. Bueno, no creo XD

      Teóricamente hay una cantidad similar de estrógeno en la carne de pollo que en la de ternera, una cantidad testimonial pero inevitable, son animales sexuados. Al ganado vacuno se le dan hormonas para que dé más leche, la somatotropina bovina recombinante, aquí hay info:

      https://en.wikipedia.org/wiki/Bovine_somatotropin

      No está permitida en la UE, pero tengo entendido que su prohibición no afecta a la leche obtenida tras inyectar a las vacas. Por si acaso, cuidadín. En mi caso particular nunca tomo leche, ya me destetaron de crío, a veces tomo queso, antes me gustaba mucho pero llevo tiempo sin tomarlo y no lo echo de menos.

      En mi opinión no hay que tenerle miedo al pollo, sin abusar. Eso sí, para subir testo no puede competir con la carne roja.

      Eliminar
    3. Un buen artículo sobre la carne roja, que conviene para completar el hilo argumental:

      https://chriskresser.com/red-meat-it-does-a-body-good/

      Hilo argumental: sustituir la ternera por pollo en función de la demonización de la carne roja por estudios observacionales inconcluyentes implica menos ladrillos para tu edificio testosterónico, hermano. Sustituirla por otros motivos, como la huella hídrica o el precio final, es algo distinto, hay otras motivaciones. Pero pocas fuentes de zinc altamente biodisponible hay tan buenas como la carne roja.

      En mi caso consumo mucho molusco de buena calidad, que es asimismo una fuente magnífica de zinc. También tienen mucho hierro, el exceso de hierro tiene sus complicaciones.

      Hay quien ha aventurado que las mujeres tienen más esperanza de vida que los hombres porque purgan el exceso de hierro durante décadas con sus menstruaciones. No sabría decir si es así, pero es posible que los occidentales consumamos demasiado hierro. También es posible que usemos el café para purgar ese exceso. El café contiene antinutrientes que interfieren en la absorción de hierro así como en la de calcio. Yo soy muy cafetero, y quizá en la vinculación con el exceso de hierro esté la raíz de mi afición. Dos tazas de café al día son algo muy sano, pero a veces me tomo cinco.

      Eliminar
  60. He leído este artículo
    http://varonesunidos.com/sin-categoria/el-mito-de-la-opresion-de-la-mujer-en-occidente-desmontando-al-supuesto-patriarcado/
    y me parece que tiene muchos puntos en común con estada entrada del blog (¿será que encontré a hombre-lupa?) eso da la medida de que cada vez más personas eligen la píldora roja, entonces ¿sería ingenuo esperar un cambio social en un futuro próximo en el tema feminazis, leyes de género, masculinidad?
    ¿Hay alguna forma en que el hombre común pueda apoyar esta causa más allá del apoyo moral y de dar el ejemplo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cambio social es muy probable que se dé, y se va a dar porque no nos van a dejar otra salida. No es de esperar que el Estado-providencia se autorreforme y se baje de la burra, nosotros los varones vamos a seguir siendo la carne de cañón, el matrimonio seguirá siendo una picadora de carne masculina, cuando firmas, cuando das el "sí quiero", te conviertes en rehén en tu propio hogar, seguirá la burbuja nocturna -que consiste en alcohol + intentos de ligoteo, poco más-, seguirá el discurso ginárquico mediático -pelis con Supernenas repartiendo hostias, series y spots con tíos estúpidos y tías listas, vídeo-clips estrogénicos de divas empoderadas-, seguirá la Fat Acceptance, y como el Estado-providencia no va a podar esas ramas vamos a tener que hacerlo nosotros desde el sector privado. Va a ser el mercado el que reviente esto. No veo otra salida.

      Más hombres van a mirar al céntimo su peculio y su autonomía y las consecuencias antes de comprometerse. Más hombres van a preferir estar solos, ir de Peter Pan por la vida el mayor tiempo posible, probar con shemales, salir con chicas extranjeras que aún son dulces y zalameras, etc etc, el mercado nos va a dar un abanico muy grande de opciones, que nosotros mismos -varones libres y creativos- vamos a forjar. Está ocurriendo. Esto ya no lo para nadie. Nos hemos cansado. Ya no somos mercado cautivo, tenemos alternativas. Se acabó el chollo de las princesitas.

      Eliminar
  61. Nuevamente los ftalatos como posibles responsables del descenso de espermatozoides, de su movilidad y de su salubridad -daño en el ADN-:

    http://nationalpost.com/health/a-study-found-that-chemicals-in-shaving-cream-could-contribute-to-lower-sperm-counts

    No sólo parecen afectar directamente a nuestra masculinidad, sino también a la de la prole, por epigenética -al igual que el alcohol, por ejemplo-, deprimiendo los niveles de testosterona que el feto adquiere durante la gestación.

    Comprobad la composición de vuestros champús, espumas de afeitar, after-shaves y demás artículos de cuidado personal. De todas maneras, se están encontrando ftalatos en el medio ambiente. Esto hay que tomárselo en serio.

    ResponderEliminar
  62. El gran Paul Joseph Watson se ha hecho eco de la movida "soy boys":

    https://www.youtube.com/watch?v=FTSvLKY7HEk

    A grandes rasgos las ideas clave ya las sabíamos. Lo de la gente que Watson comenta lo desconocía a ese nivel de detalle -con conocer a los izquierdistas españoles me llega y sobra-, y debo decir que no estoy sorprendido.

    Como de costumbre, a Watson se le sigue entendiendo todo y es muy didáctico. Dadle likes y publicitadlo -y este ensayo mío también, jeje-.

    ResponderEliminar