miércoles, 14 de febrero de 2018

Mi año en el gimnasio: impresiones lapidarias





-Hace como un año, un poquito menos, que me puse a ampliar mi rutina de calistenia con gimnasio. Al cabo de ese tiempo, decidí unos días atrás dejar de ir. Acabo de cancelar mi suscripción. El pasado sábado fue el último día. Ya no me verán más el pelo por allí.

-Seguiré haciendo calistenia al aire libre. Me va mejor, y tengo otros objetivos. No necesito ponerme más masivo. Quiero seguir desarrollando potencia en todos los ángulos.

-Eso que digo no significa que no recomiende ir al gym. Sí lo recomiendo, si se sabe aprovechar con cabeza. Lo he dicho en varias entradas: hit the gym! En mi caso siento que me ha aportado todo lo que tenía que aportar, pero mi caso es distinto, tengo otros objetivos.

-Ha sido un año fructífero, me alegro de haberme apuntado y de haber ido. He aprendido. He mejorado. Y ahora sé qué es lo que me va mejor.

-Este año pasado en el gym ha reforzado mi intuición de que el Homo Sapiens es, ante todo, un cargador de bultos. Si alza pesos del suelo y los acarrea -deadlift, farmer's walk- o si se levanta a sí mismo -calistenia en estado puro-, su salud mejora. 

-Es mejor cargar el propio cuerpo, o un cuerpo desde el suelo y alzarlo o trasladarlo, que otro tipo de carga.

-Es mejor manejar una carga libre que hacerlo con máquinas o con poleas. Así refuerzas potencia adaptativa en las articulaciones, lo que se nota especialmente en los hombros.

-Con una máquina o una polea, el hombro o está anormalmente descansado al manejar el peso o está anormalmente torsionado y estresado. Por eso picoteé un poco con máquinas y poleas pero las dejé rápidamente. No hay nada como manejar y levantar peso libre.

-Máquinas y poleas confieren cierto margen de seguridad. El peso no se desparrama si hay fallo muscular, porque está alineado verticalmente en stacks o planchas de unos 5 kgs cada una habitualmente.

-Por tanto, máquinas y poleas permiten la relajación del ejercitante. A menudo se ve a gente reposando en el asiento de la máquina entre serie y serie. En ese plan, los descansos entre series tienden a alargarse, y el ejercitante a desconectar de lo que está haciendo. 

-Por eso, si se quiere usar esos aparatejos, es mejor hacerlo entre dos o entre tres, porque a base de turnarse uno evita "dormirse" y enfriarse entre series.

-Entiendo que máquinas y poleas son buenas para culturistas. Sirven para hacer buenos aislamientos. Si son meras copias de rutinas de peso libre, como esa máquina que imita el press de banca pero con el tío sentado, son ridículas.

-Entiendo que las rutinas de aislamiento son eficaces en ejercicios de rehabilitación, para reforzar un determinado músculo que ha sufrido una lesión, o cuando un culturista quiere dibujarse más.

-Los ejercicios compuestos no le bastan al culturista, porque unos músculos se cansan antes que otros. En el press de banca los tríceps siempre se me cansaban antes que el pecho. Los aislamientos intentan "compensar" eso, cuando a lo mejor no hay nada que compensar: a lo mejor lo natural y apropiado es que nuestra especie desarrolle más el brazo que el pecho.

-Pero el culturista necesita "pecho de toro" a toda costa y recurre a los aislamientos, mientras que el push-up de toda la vida basta y sobra para que cualquiera de nosotros esté top. También las chicas hacen esos aislamientos para pecho. El ejercicio de tren superior más común en ellas es el pec-deck empujando con el antebrazo. Para presumir de busto, supongo, no sé. Otro motivo no se me ocurre.

-Las máquinas quitan esa sensación de conjunto de cuando manejas pesos libres. Sirven para que hagas un recorrido perfecto en tu movimiento, pero en la vida real esos recorridos perfectos ni se dan ni se necesitan. Antes al contrario, esa sensación de "salto sin red" cuando te pones a manejar un peso libre bastante bestia es lo que te fortalece de verdad y lo que te aporta la testosterona.

-Por ejemplo, la máquina Smith es muy usada para sentadillas, más que el peso libre. Tu movimiento en la máquina, que asegura el peso insertando la barra en un soporte dentado, es artificiosamente lineal y le quita mordiente a la sentadilla auténtica, que no consiste sólo en empujar kilos pa'rriba sino en conseguir tu propia estabilidad al verticalizar. Pasé totalmente de la máquina Smith, también.

-Hay asimismo más máquinas que encontré ridículas. La que remeda el press militar fuerza al hombro en un ángulo demasiado torsionado y, lo que es peor, fijo. Según subes un peso libre sobre tu cabeza, el hombro hace su juego. Con un ángulo único el hombro puede sufrir. De hecho, yo noté que me hacía daño usando esa máquina, y eso que no estaba poniendo mucho peso. A lo mejor yo la estaba usando mal, pero entiendo que no hace falta un máster en preparación física para usarla correctamente. Al menos nunca vi que se lo exigieran a nadie que se sentaba en ella.

-Una máquina particularmente asombrosa para mí es la de hacer oblicuos. Jamás me he sentado en ella. Me daba hasta miedo. Me parece mucha mejor alternativa, puestos con máquinas y poleas, hacer oblicuos con cable, que te permite mucha más libertad, incluso saltando de eje para alternar un oblicuo tras otro. 

-Otra máquina que me flipa, la de aductores. Es usada abrumadoramente por chicas. Siempre hay una sentada en ella. OK, entiendo que se pueda usar con una idea clara de qué se quiere conseguir. Pero no sé qué pretenden haciendo ¡cientos! de repeticiones casi sin peso. ¿Una especie de cardio comodón ahí sentadas?

-En general las máquinas de piernas me producen bastante prevención. La de extensión de pierna, especialmente. Es un movimiento muy raro en nuestra vida cotidiana. ¿Cada cuánto tiempo levantas peso alineando la espinilla con el muslo en horizontal? Aparte del estrés que le aportas a los tendones y a la articulación. En fin, nunca nadie me vio sentado en esa máquina .... además no podría, ¡siempre está ocupada! Espero que  por lo menos no se excedan poniendo peso.

-La plancha para piernas era un poco mejor, pero no acababa de convencerme. Notaba demasiado estrés en la región lumbar, aparte de que eso de levantar 150 kgs casi sin despeinarse me dice que algo ahí no encaja del todo. Por cierto, la mayoría de usuarios de la plancha de piernas son chicas.

-Y es que, a efectos de entrenamiento, ellas son de Venus y nosotros de Marte.


Combustible visual para la Ginarquía, visto en Pinterest. El fitness para chicas es básicamente tren inferior.

-Los gimnasios se dividen habitualmente en cuatro zonas específicas. Una es la de cardio, con bicis estáticas, treadmills y elípticas. Generalmente ni miro para allí, aunque alguna vez he hecho cinco minutos de elíptica, en plan "una de mi lista de 1000 cosas que quiero probar". A riesgo de que las feministas se enfaden conmigo por asumir géneros, diría que hombres y mujeres están representados en un aproximado 50%.

-La segunda es de estiramientos, isométricos, ab-crunchs y similares. Hay unas espalderas y bastante suelo libre para que la gente se tienda. Ellas son un 75% de quienes se ejercitan ahí.

-La tercera es la de máquinas y poleas, un auténtico laberinto de hierros, cables, acolchados y salientes con los que hay que ir con ojo de no golpearse. Los aparatejos de entrenar tren inferior están copados por las chicas, mientras que en los de tren superior la presencia masculina es mayoritaria. Curiosamente los aparatos de tren superior son del gusto de los pocos señores mayores que acuden al gym. Un varón de 70 años estará casi seguro enfrascado en uno de esos sucedáneos de press.

-La cuarta es la de pesos libres, en la que hay habilitadas un par de barras para darle a la calistenia, así como un aparato de dominadas y dip-stands asistidos, con una plataforma para los pies. En esa zona los varones en plenitud física son hegemónicos.

-Parece como si, según los varones van cumpliendo años, se fuesen desplazando de la zona de pesos libres a la de máquinas. En ésta se encuentran más descansados, porque pueden sentarse y no gastan energía extra en controlar el peso.

-Entonces, tomándolo en sentido contrario, si un varón quiere rejuvenecer ha de regresar sí o sí a la zona de pesos libres.

-He visto poco cachimán por los gyms que conozco. De hecho, se ven pocos por la calle. El culturismo a cierto nivel no ha pasado de ser minoritario. Entrenando he visto a un par de ellos, no más. La hipertrofia no es un fin, sino un medio para optimizarse en otras facetas de la vida. Y el culturismo ha perdido la integridad estética hace décadas.

-Noté que se hacía poca calistenia en la zona de peso libre, y algo más trabajando core en la zona de isométricos. No se aprovechaban los bancos para dominadas australianas u otros movimientos que se salieran de lo esperado. El 99% de lo que se hacía en la zona de peso libre era bombear hierro.

-Los varones no entrenaban tren inferior, salvo unos pocos. Eso parecía cosa de chicas, que atacaban muslo, glúteo, gemelo y core con mucha concentración y aprovechando los espejos. Por contra, ellos se centraban desesperadamente en el curl de bíceps, un absurdo ejercicio de aislamiento que entiendo útil para competición o para rehabilitación, con el que se pierde un tiempo aprovechable para entrenar grupos musculares mayores en los que estaría incluido el bíceps, como el grupo de atracción.

-Como por "contagio", si las chicas levantan peso libre de tren superior, suele ser curl de bíceps, con mancuernas ridículas de colores, y trampeando mucho con el cuerpo, como si fuese una especie de coreografía.

-Yo hacía curl de vez en cuando, pero como primera mitad de un movimiento que me gustaba mucho: curl de mancuernas hasta el pecho, y luego press hacia arriba de la cabeza. Recuerdo que me llenaba de energía y que era uno de mis movimientos favoritos con el peso libre. Pero supongo que es anatema para quien entrena cuadriculadamente, porque así estás dándole a músculos de atraer y de empujar, que son antagónicos. Por alguna regla no escrita, eso "no se puede hacer".

-A mí me gustaba entrenar muchas veces los grupos de empujar por separado, pero también hay que integrar grupos antagónicos en la misma rutina en alguna ocasión por lo menos. Nuestro cuerpo es sinérgico, no dedica un día solamente a empujar y otro a cargar o atraer.

-Del peso libre me gustaba sobre todo el press de banca. Entiendo la fascinación que produce. Las rutinas de press de banca son seductoras porque tienen un ritual especial, y porque cuando apartas el peso de los soportes lo notas sobre ti cual espada de Damocles, lo que te da un subidón: o lo mueves o acaba contigo.

-Pero el press de banca no puede competir con la enorme variedad de push-ups que permite la calistenia. No, no es lo mismo. Sonaré partidista, pero donde esté la calistenia que se quite lo demás ;-)


Visto en Pinterest. ¡Dos tíos haciendo pistol squats! No lo verás en tu gym.

-Noté que cuanto más marcado está el varón, menos acude a la zona de cardio. Cuanto más levanta, cuanto más peso desplaza, cuanto más masivo se le ve, cuanto más bestia está, menos acude a las elípticas o a las cintas de correr. 

-Los tirillas tampoco. No hacen cardio. Su prioridad parece ser ganar masa a toda costa. Y recurren a machacar el tren superior, sobre todo el inevitable curl de bíceps. Se equivocan no trabajando pierna ni glúteo, y se equivocan no atacando movimientos compuestos que involucren al bíceps, como por ejemplo las dominadas asistidas, si todavía no tienen nivel para las libres. Las rutinas de aislamiento son "la guinda en el pastel", no el pastel. Los ejercicios compuestos son mucho más eficaces y mucho más movilizadores de testo y de HGH.

-Yo diría que las máquinas y poleas son para los más perezosos. Puede haber otros motivos, como que te sientas inseguro de tu potencia y quieras despreocuparte de controlar el peso que quieres manejar, o bien que te parezca más espectacular tirar de cables y de brazos articulados, o empujar planchas. O que te sea más práctico porque estás haciendo una rutina combinada y quieres saltar de ejercicio a ejercicio sin preocuparte de colocar las mancuernas o de volver a tomarlas. Lo que tú quieras, pero los pesos libres son más exigentes. Tienes que controlarlos todo el tiempo, y tienes que acarrearlos, y tienes que mantener tu equilibrio en todo momento.

-Los humanos hemos manejado pesos libres desde siempre. Las máquinas son una novedad evolutiva. 

-Nadie grita. Casi nadie resopla ni suda. Apenas se oye algún golpe de una carga que cae. Es como si nadie se exprimiese, como si nadie tuviese interés en acercarse a su límite. La corrección política en su versión fitness se ha asentado.

-El gimnasio es la aparente victoria de la razón sobre la realidad y la evolución. Todo en el gimnasio es racional. Los pesos, agarres, soportes y asientos son regulares. Es de esperar que sea así, para que sean ergonómicos. Pero la realidad es irregular.

-Pasa igual con la calistenia. Generalmente las barras de dominadas son rectilíneas y tienen un diámetro lo bastante reducido como para hacer presa firme con los dedos. No es lo que te encontrarás en la Naturaleza. Si quieres hacer dominadas con la rama de un árbol, ésta será irregular, con corteza, con más diámetro y no totalmente paralela con el suelo.

-Los pesos que nos hemos encontrado en nuestra andadura terrestre y que hemos tenido que cargar solían ser irregulares: animales, rocas, troncos, un bebé, un compañero herido .... El gimnasio separa de la Naturaleza, crea una burbuja de irrealidad racionalista apoyada en música machacona, en superficies perfectamente geométricas, en individuos a su bola haciendo lo suyo, con los cascos incrustados en las orejas, sin crear sinergia ni sentido de comunidad, y siguiendo entrenos pautados -incluso impresos en hojas- en vez de dejarse llevar y saltarse las rutinas, que eso es lo que ocurrió siempre en la vida real.

-El gimnasio es algo similar al colegio, o al trabajo en una fábrica o en una oficina. Tienes que uniformarte, tienes que insertarte en una estructura masificada de gente y de instalaciones, tienes que seguir unos patrones decididos desde arriba y, sobre todo .... tienes que ir hasta allí. El gimnasio es una ocupación.

-Puedes hacer calistenia en tu piso, con mínimos elementos. En eso la calistenia es similar al yoga, por ejemplo. Pero para conseguir toda la parafernalia que hay en el gimnasio, tu piso se queda pequeño. Resulta más práctico pagar una cuota mensual e ir hasta allí.

-El carácter de burbuja racionalista irreal que tiene el gimnasio ayuda a perder de vista un poco lo cotidiano. Eso es lo que pienso cuando veo esos físicos hipermasivos -por fortuna ya se ven menos- que no garantizan ni que seas mejor combatiente, ni mejor trabajador, ni mejor amante, ni mejor argumentador, ni nada de eso. Es el músculo por el músculo, algo absurdo en la Naturaleza y que -tomen nota quienes se mazan para ligar- las mujeres no demandan.


Visto en el  canal Cassady Campbell de YouTube. Fijaos en las elecciones de todas esas chicas tan monas. Los cuerpos más especializados no les atraen. El más votado es el D, que es un físico muy similar al que tengo yo, construido con calistenia. Esto no lo digo para contribuir a una supuesta guerra antipesas -además desconozco la rutina que practica el ejemplo D, que podría ser perfectamente de peso libre-, sino para dar a entender que el gimnasio puede desconectar de la realidad.

-Es mejor ir al gimnasio que no hacer nada, y estoy muy agradecido por la experiencia. Lo repito, hit the gym!, pero si te puedo convencer que la calistenia es mejor no estaré haciendo nada de más.

-Diría que un buen entreno global implica levantar tu cuerpo en un 90% y levantar pesos ajenos un 10%, como todas las culturas han hecho. Sólo en casos de subdesarrollo tribal o de sociedades esclavistas el acarrear pesos ajenos supera ese porcentaje. Hoy en día la maquinaria industrial lo hace por nosotros. Nuestro desarrollo tecnológico nos da la oportunidad liberadora de volver a entrenar nuestro cuerpo según su propia carga. Obviamente, a determinado nivel hay que lastrarse con peso extra. Pero nuestro cuerpo sigue siendo el centro del movimiento y de la atención.

-Por eso nunca he sobreentrenado con calistenia. Pero sí me he pasado de bruto levantando cargas ajenas a mí. Porque, a fin de cuentas, el hierro no eres tú, el hierro es un elemento inerte del entorno.

-Dicen que el hierro nunca engaña. Pero tu cuerpo tampoco, hermano. Piénsalo, infórmate y toma decisiones.





23 comentarios:

  1. En las barras de calistenia nunca he visto a algún hombre haciendo ejercicios de pierna. Los ejercicios de calistenia tampoco parecen ser muy efectivos, para tener buenas piernas. Lo que tienen buenas piernas son los bailarines, convendría aprender de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ejercicio estrella para piernas es la sentadilla. Y para ella no necesitas barra. Tu cuerpo, más el lastre que quieras añadir. Uno de los tres pilares de los adoradores del hierro es en realidad calistenia + lastre.

      Si me dices que la gran variedad de sentadillas que hay no es efectiva, ya me explicarás qué es efectivo. Un tío que haga series de pistol squats libres tiene las piernas en forma, sin necesidad de que le estallen las costuras del pantalón de puro masivo.

      ¿Qué hacen los bailarines con sus medias sentadillas agarrados a una barra, sino calistenia de baja intensidad?

      Eliminar
  2. Solo comentar que me encontré este blog por casualidad (uno de tantos regalos que me ofrece forocoches de vez en cuando) y me ha encantado. Especialmente los artículos de afrocentrismo y el de la invasión refugees con el tema de la testosterona. Con muchas ganas de leer el resto de posts. Iba a hacer alguna pregunta sobre calistenia pero mejor me leo tu intro y vengo más preparado.

    A seguir así y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, hermano. Espero que te convenza la calistenia ;-)

      Eliminar

  3. Las máquinas son más atractivas para la mayoría de la gente y simplifican el proceso. Los ejercicios sin máquinas requieren conocimientos y en algunas disciplinas meses de aprendizaje. Las máquinas, en cambio, son de uso instantáneo y uno puede pasar de una a otra fácilmente si se aburre.
    Parte del propósito de un gimnasio es entretener.

    Sobre los ejercicios de piernas, yo prefiero los saltos a las sentadillas. Aunque los autores del vídeo parezcan algo lelos, esta es una gran rutina:
    https://www.youtube.com/watch?v=Sgtlesh7LHw
    Yo he añadido "frog jumps" al final.

    Trabajar saltos en la playa o en la montaña no solo te dará fuerza, sino también un gran volumen en las piernas.
    Cuando he entrenado con otros he visto la variedad de fuerzas que existen en las piernas. Uno era mejor haciendo sentadillas, otro en poses estáticas tipo kárate, otro en saltos horizontales, otro verticales... etc.

    Yo solo uso ejercicios con peso y de aislamiento como prehabilitación para hombro, muñeca y codo; los tres lugares que tienen más riesgo de lesión para mí, en ángulos que habitualmente no uso.

    A parte de los ejercicios de piernas, algo que suele faltar en calistenia y gimnasio es la flexibilidad. Reconozco que a mí me llevó años empezar, pero ahora lo veo esencial. Es algo cuyas virtudes solo reconoces cuando empiezas a desarrollarlo.

    Está bien que hayas probado el gimnasio, creo que la gente tiende a encerrarse en disciplinas, a ser solo escaladores, solo yoguis, solo crossfiteros, solo calisténicos... cuando uno siempre puede aprender algo de las disciplinas ajenas. A mí no me gusta mucho el mundo del yoga, pero he aprendido cosas de ellos.

    Si hay una disciplina de deporte individual completa, y no la hay, para mí es Mallakhamb. Fuerza muscular, fuerza articular, agilidad, velocidad, resistencia, superación del miedo... no es extraño que fuera disciplina utilizada por los soldados desde hace siglos.

    ResponderEliminar
  4. Buenas Gardner. Me preguntaba qué opinas de la segunda enmienda y si ves bueno o viable implantar algo parecido aquí en España (en su aspecto social o cultural, claro, legalmente ya sabemos lo que hay).

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, francamente nunca me había planteado en serio ese tema. No lo veo necesario en un país como España, pero no está mal que ese debate se abra -que dudo que lo haga-. Un hándicap es que los españoles no tenemos mentalidad suiza.

      Sí sugiero que cada uno de nosotros tenga una "segunda enmienda": que se practique una arte marcial o por lo menos que se refresquen sus técnicas básicas si se practicó con anterioridad, como es mi caso, me gusta patear y golpear con buena técnica. Más allá de eso ....

      La delincuencia quinqui que conocemos pegará un bajón muy grande en las próximas décadas, cuando desaparezca el dinero en efectivo.

      Eliminar
    2. Vaya, te hacía, aunque sea solo como liberal, un mayor defensor del tema :-P

      Estoy de acuerdo en que, como país, de momento nos ha ido bien, pero lo veo más a largo plazo. No importa cuán distópico y policial se ponga el futuro, el derecho a portar armas garantiza una última oportunidad contra la tiranía; todo lo demás que implique son sacrificios necesarios. Por ello envidio muy mucho la segunda enmienda.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Me parece bien que se abra el debate, pero como liberal yo emprendería antes otras 100 reformas que me parecen más acuciantes ;-) ¡Salud!

      Eliminar
  5. La gente prefiere la máquina porque es más cómoda como ya se ha dicho, además si hay fallo muscular y pierdes el control es muy difícil salir mal parado. La máquina permite aislar e hipertrofiar más rápidamente, algo que se supone salta antes a la vista, porque el 80% de la gente no va al gimnasio por salud , sino para tener un aspecto determinado(o al menos pretenderlo)
    He ido a bastantes gimnasios y he hecho y hago calistenia hace unos 4 años y sí, pienso que la combinación de ambos es lo ideal.

    Una forma de ejercitar pierna caseramente es encajar dos mancuernas pesadas en los hombros y hacer unas tres series con poco descanso(veinticinco segundos máximo) entre ellas de unas 20 repeticiones. Esto complementado con alguna buena sesión de bicicleta al aire libre y unas cuantas series de sprints de unos 120 metros a tope, perfecto. Subir no menos de 7 pisos de escaleras a máxima velocidad(con cuidado de no dejarse los dientes por un tropezón) también es una simple rutina efectiva.
    El ejercicio explosivo de velocidad sólo hipertrofia y fortalece si no es demasiado corto ni demasiado prolongado.

    ResponderEliminar
  6. La calistenia, aunque no es lo mismo, tiene mucho que ver con la gimasia olímpica masculina de siempre, de hecho vendría a ser una especie de gimnasia "free style" suprimiendo el fin estético o"coreográfico".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy parecidas ambas disciplinas, parten del mismo principio, sólo que el street workout carece de toque académico y de precisar entornos controlados.

      En calistenia también se usan las anillas, por ejemplo. Ahora bien, no las verás en un parque público :-P Supongo que tienen cierta peligrosidad, pero también la tienen los columpios.

      Eliminar
    2. En mi ciudad -Zaragoza- sólo hay un parque de calistenia digno de tal nombre...¡y tiene anillas!( a no ser que en estos días el vandalismo haya terminado con ellas, algo que tampoco sería raro)

      Eliminar
    3. Es una cosa muy fastidiosa que pasa habitualmente con lo público, los lugares públicos, que como "no son de nadie" impera el vandalismo en ellos. La idea de las anillas es buena, porque es una forma de decir a la gente "aquí podéis entrenaros, ¿eh?, no hemos puesto estas barras y estos pivotes por capricho". Si ves unas anillas, pues apetece probar con ellas, ¿no? Igual que con una cuerda, o con una escalera horizontal. Tienen un toque lúdico que puede animar a la gente a practicar.

      Eliminar
    4. En España los parques de calistenia han ido pasando de ser unas pocas barras para preparar oposiciones (¡a menudo hasta hechas de madera!) a tener espalderas, paralelas, barras verticales y a veces hasta anillas, aunque casi ninguno albergue absolutamente todas estas cosas.
      Dado que son los adolescentes los que piden a ayuntamientos que hagan o renueven nuevos parques, estos tienden ahora a tener las típicas barras a distintas alturas para hacer saltos de una a otra, y que aseguran que estén llenos de chavales escuchando reguetón y rap y a veces hasta fumando porros.

      Las anillas son un gran ejercicio, pero hay que respetarlas. Si intentas imitar a un gimnasta, con posturas como el cristo, es probable que te dejes las articulaciones ahí. La gente de gimnasio a menudo infravalora la fuerza motor que estos ejercicios requieren, pensando que si pueden levantar tantos kilos en una máquina no deberían tener problema con ejercicios con su propio peso.
      Por eso, y teniendo en cuenta la falta de paciencia que tiene la gente ahora -solo hay que ver las lesiones que ya están ocurriendo con carreras como la media maratón-, estoy convencido de que el día que las anillas se pongan de moda, el precio de los cirujanos de hombro va a subir.

      Eliminar
    5. Muy cierto. No hay que frivolizar con las anillas.

      La chavalada sana tiene que reivindicar esos lugares. Si queremos un cambio real en nuestro pueblo, que nazca de él y que necesariamente ha de estar relacionado con la recuperación de la masculinidad sí o sí, hay que recuperar ese espacio. Yo ya no puedo, no puedo entrar en una pandilla de chicos de 18, pero si alguien de esa edad nos lee y está interesado, que sepa que esas barras y esos bancos están para algo más que para perder el tiempo , que la juventud lleva perdiendo el tiempo desde que el mundo es mundo y hay que hacer cosas nuevas.

      Lo que es la edad. Un joven lánguidamente abandonado a sí mismo en el banco de un parque es una estampa que muchos encuentran poética. Si en cambio quien está en esa pose tiene cuarenta tacos, da lástima.

      Eliminar
  7. Para piernas vale todo. Vale saltar, vale subir escaleras, valen las series de sprints, y desde luego las sentadillas y las posturas flexionadas, por ejemplo haciendo tabatas. Y subir cuestas. Y el mallakhamb, desde luego, que el bíceps femoral es el gran olvidado y con esa disciplina se le da duro. Uno tiene que probarse y saber qué le va mejor. Parecerá una obviedad, pero por lo que se ve no lo es, si los hombres no entrenan pierna o si cuando lo hacen es recurriendo a esas máquinas infernales o corriendo robóticamente en una cinta hay algo que falla. Y luego no consiguen el cuerpo que anhelan. Y abandonan. Normal.

    En las máquinas confluyen oferta y demanda. Oferta porque para los gimnasios es un alivio, es complicado lastimarse con una máquina salvo que sobreentrenes. Si se te escapa un agarre, lo normal es que no te caiga ningún peso encima. Dan seguridad. Y demanda porque es más cómodo y también tiene algo de "futurista", hombre y máquina integrados. Funcionan como reclamo. Un gym petado de esos chirimbolos es más molón para miradas superficiales. A mí antes de probar las máquinas la verdad es que sentía curiosidad y un puntito de fascinación, "a ver si son mejores que la calistenia", pensaba antes de empezar a usarlas. Bueno, al poco tiempo pasé de ellas totalmente. Hay una "burbuja" de máquinas, también XD

    ResponderEliminar
  8. Sobre la imagen de los sujetos haciendo sentadillas pistola, ya no me sorprende que estén tatuados, algo desde mi muy particular punto de vista innecesario (tampoco juzgo a las personas solo por esto) es muy frecuente ver a deportistas tatuados el mismo Messi que al principio de su carrera y durante mucho tiempo mantuvo su extremidades “limpias” hoy luce unos tatuajes y eso que es alguien de quien se rumora sufre cierto grado de autismo.
    Curiosamente los que se niegan a esta moda son los fisiculturistas varones quizás no quieren que nada opaque sus musculo, aunque paradójicamente en fisiculturista mujeres si es frecuente ver tatuajes. Entonces de esta manera mando una petición de ser posible un artículo futuro sobre el llamado arte corporal tatuajes, perforaciones extensiones o al menos dime tu opinión Hombre Lupa. Para terminar solo quiere agregar algo más recientemente leí que las personas tatuadas supuestamente tiene más autoestima y que Reino Unido es el país con más personas tatuadas pero no decían si por porcentaje o numero bruto saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tattoos son una moda que ha pegado fuerte. Dos factores, masculino y femenino. El masculino: se pretende fingir masculinidad con tatuajes, porque los niveles de testo están tan por los suelos en Occidecadente que hay que hacerse el MAN con tinta subcutánea. Esos tatuajes serían para muchos el pasaporte al éxito en el ligoteo.

      Factor femenino: estamos en Ginarquía, ellas deciden y para echar más leña al fuego sugieren promiscuidad con tatuajes:

      http://www.rebelcircus.com/blog/tattooed-women-likely-cheat-relationship-study-finds/

      A mí que no me vengan con rollos de que los pictos o los varegos se tatuaban -que puede que fuera pintura externa lavable y no tatuada-. Últimamente no he visto a ningún picto ni a ningún varego pero he visto a un comercial de telefonía megabetazo sin testo pero con más tinta que un salvatrucha, he visto a chonis sin cualificación profesional pero repletas de tinta, he visto a macarrillas de gym que levantan la mitad que yo pero parecen ideogramas ambulantes, he visto a mucha gente que corresponde a un perfil concreto, mental y profesional.

      Hoy el tattoo es una marca de proletario, o incluso de precariado. Con ella el proletario betazo quiere dárselas de Alfa con las chicas burguesas de oficina que ganan el doble que él, y de paso con las chonis. Hay mucho seguidismo también, porque en ambientes que conozco personalmente donde anda la peña tatuada hay poco pensamiento crítico y poco planificar el futuro, sino "vivir el día", eso está bien pero no basta con vivir el día, hay que planificar el futuro. Los tatuajes no abren puertas laborales. Lo que digo es lo que he visto, que no se me moleste ningún tatuado pero yo digo lo que veo a menudo diariamente.

      Luego están las de Body Positive que también se tatúan. No sabría decir por qué lo hacen pero me he fijado en algo. Antes "la mujer más gorda del mundo" iba con los circos a exhibirse, e igual con "la mujer cubierta de tatuajes". Ahora han salido del circo. O nuestra sociedad se ha convertido en uno, no sé.

      Eliminar
  9. Resistencia Ibérica6 de marzo de 2018, 2:34

    Hola HLG. Aunque me salgo del tema de este "post", sería un placer realmente increible leer algún texto tuyo sobre la "huelga femenista" que se nos viene encima, apoyada por los medios y una sector considerable del gran capital español. La primera huelga de la historia apoyada por la patronal, como ha dicho un amigo mío muy comunista, pero de los de verdad, de los de viejo cuño, que dice que la izquierda está desnortada, perdida y secuestrada por los progres, que él considera que son los perros de presa del capitalismo actual y de las politicas globales. Hoy he discutido con una feminista radical (que hará huelga) y ha terminado atacando al modelo de familia tradicional, trasnochado según ella. ¿Cuándo y cómo podremos librarnos de esta plaga de manipulación e ingeniería social? Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No esperes ningún argumento revelador por mi parte ;-) porque sinceramente el tema no me interesa, no porque no sean importantes los derechos de la gente, mujeres incluidas, sino porque está mal planteado y puede terminar mal resuelto.

      Se diría la huelga más extraña posible. Todo el mundo está de acuerdo, salvo un puñado de columnistas. La amplia mayoría de la población la apoya, los sectores sistémicos la apoyan, es una huelga que parece confirmar la agenda, no ponerla en un aprieto.

      El manifiesto, de muy baja categoría, parece hecho con un algoritmo. No sé si hay ya software para redactar manifiestos. Lo laboral es apenas una parte del manifiesto, en el que se habla del fin de la opresión contra LGTBIQ, la "apropiación patriarcal" del cuerpo femenino y el derecho a moverse por todos los espacios a todas las horas, entre muchas otras cosas.

      La única duda que tengo por ahora es si los piquetes "informativos" serán paritarios o no. Bueno, y ver cuánta repercusión tiene.

      Eliminar
  10. Resistencia Ibérica8 de marzo de 2018, 6:43

    Una pena que tu aguda pluma no nos brinde más argumentos de los que ya hay: una huelga que más parece una representación del NWO, apoyada hasta por ministras del PP. Pura agenda, como tu dices. No sé si hay algoritmos, pero el nivel es muy bajo y está claro que las propuestas son más propias de los sectores más cavernicolas de la izquierda española y nacionalista que de personas con dos dedos de frente. Respecto a los piquetes, será mejor hablar de piketas (con k, que es como les gusta a los promotores de esta "performance"). Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que no te sorprenda que el PP esté metido en el ajo.
      El PP es un partido-como el resto- del régimen del 78 y carece de principios y valores que no sean sus propios intereses electoralistas y de casta.
      El PP no es el problema, el problema es que le sigan votando los cagones conservadores, y peor aún refugiarse en los aún más progres de Ciudadanos.

      Es muy fácil desmontar las arengas de las femimarxistas, sólo hay que aplicar la realidad de las cifras y el sentido común. Son gente fanática y no sirve de nada, además es un gran negocio subvencionado donde está toda la casta política, mediática , funcionarial y sindical del sistema encamada.
      Reunión de castuzos y parásitos, hombre blanco heterosexual desplumado.

      Eliminar