martes, 5 de diciembre de 2017

Microquimerismo en la mujer: una aproximación







Dentro de la Anglosfera MGTOW se están popularizando dos conceptos biológicos con nombres muy poéticos: microquimerismo y telegonía. De hecho, ha sido visitando la Anglosfera como he llegado a saber de ellos. El microquimerismo, definido sumariamente, es la presencia en un individuo anfitrión de células de otro individuo, ajenas a aquél pero viviendo en él. La telegonía es una hipótesis que sugiere que la prole de una pareja puede heredar caracteres de otro macho que se hubiese apareado con la hembra con anterioridad. La Anglosfera MGTOW ha concretado ambos conceptos dentro de la sexualidad humana, indicando que tanto el microquimerismo como la telegonía demuestran que en el organismo de la mujer quedan recuerdos genéticos de varones anteriores con los que tuvo sexo, y que esos recuerdos genéticos se hacen fuertes en el organismo femenino -microquimerismo- e incluso influyen en su prole futura con otro varón -telegonía-. Según esa lectura, la promiscuidad femenina tiene la consecuencia de que la mujer es invadida por ADN masculino, con consecuencias imprevisibles, y que el varón con el que se asiente para formar familia tras concluir su etapa promiscua no puede estar seguro de la paternidad de su prole, porque en ella habrá entrado el ADN de otros amantes anteriores de su mujer.

En el presente artículo voy a centrarme en el microquimerismo, dejando la telegonía para otra posible ocasión. Este artículo tiene tres vertientes. Primero, la divulgativa: voy a procurar expresar con mis palabras lo que se puede considerar cierto y bien apoyado en evidencias en el tema del microquimerismo. Segundo, la referente a la Filosofía MGTOW: entraré en si ese concepto biológico está bien empleado en las relaciones varón-mujer de nuestra especie o si se ha aplicado abusivamente. Tercero, la hipotética: formularé mi teoría personal de por qué el microquimerismo se da en nuestra especie, partiendo de la base de que ésta es naturalmente ginárquica, basada en las elecciones femeninas, la prevalencia del útero y la condición desechable de casi toda la población masculina. Dicho lo cual, entremos en materia.


Microquimerismo fetomaternal humano. Imagen vista en Wikimedia Commons, autor Asdfghjk.

EL MICROQUIMERISMO EN NUESTRA ESPECIE

Este concepto, que por comodidad expresiva llamaré MQ a partir de ahora, no es biología-ficción ni nada parecido. Es un hecho biológico real que se ha observado en varias especies de mamíferos placentarios, y que podría estar totalmente extendida entre ellos. Los humanos somos también mamíferos placentarios, y es gracias a la placenta como el MQ fetomaternal tiene lugar. Se sabe que células del feto pueden atravesar la placenta y habitar el cuerpo anfitrión de la madre, generando estirpes celulares que pueden durar décadas e incluso toda la vida de ese cuerpo.

Todavía no tenemos suficientes datos para dar una respuesta tajante del porqué último, evolutivo y fisiológico, del MQ fetomaternal. Es posible que esa "contaminación" de la gestante con ADN fetal sea inerte. Pero resulta más posible, a tenor de lo que sabemos, que esas células tengan funciones en el organismo materno. Se han encontrado concentraciones de células MQ en el estroma del cáncer de mama, así como en los tejidos afectados por enfermedades autoinmunes como el lupus y la esclerodermia. No obstante, esa presencia no es concluyente. Lo digo en el sentido de que no se sabe si esas células MQ desencadenan los procesos cancerígenos y autoinmunológicos, o si bien trabajan en su curación. Por poner un ejemplo, cuando hay un incendio lo normal es encontrar mayor concentración de bomberos que en zonas donde no se ha declarado, pero eso no quiere decir que sean los bomberos quienes provocan los incendios.

Dicho esto, el MQ fetomaternal tendría tres posibles tareas en el cuerpo de la madre:

-Un posible efecto protector, al aparecer en tejidos amenazados. El MQ podría ser eficaz para la reparación de tejidos dañados, ejerciendo en ellos la función de "bombero"· y no la de causante del mal. Todavía no tenemos suficiente evidencia. Con todo, sería evolutivamente absurdo que el MQ se hubiera mantenido hasta hoy si su efecto es negativo.

-Un efecto cardioprotector, pues las células MQ pueden migrar hasta el corazón tras una cardiomiopatía y ayudar a reparar el tejido lesionado, actuando como células madre.

-Un efecto neuroprotector, que puede concluirse de este importante estudio sobre la presencia de ADN masculino en el cerebro de mujeres. Efectivamente, al estudiarse los cerebros de mujeres muertas en la mayoría de los casos se ha encontrado ADN masculino, y en numerosas áreas cerebrales. El estudio tiene un universo pequeño, pero es extraordinariamente detallista y muy útil porque establece una relación entre MQ y salud mental, más concretamente la incidencia de la enfermedad de Alzheimer.

El ADN masculino puede atravesar la barrera hematoencefálica, un complejísimo anillo defensivo que filtra lo que el riego sanguíneo hace llegar al cerebro. El origen de ese ADN no está zanjado al cien por cien, pero los autores del estudio recogen lo que parece opinión general: que ese ADN proviene de MQ fetomaternal. Así, la mujer gestante recibe a través de la placenta el aporte genético de su hijo varón y se queda con él hasta la muerte. Otras hipótesis para explicar la contaminación en las muestras de los cerebros femeninos tienen también una raíz similar: ADN de un feto malogrado o de un feto varón de un embarazo anterior.

El estudio deja claro que, a mayor concentración de MQ masculino en las áreas del cerebro femenino, menos incidencia de enfermedad mental y concretamente menos incidencia de Alzheimer. Asimismo, observando las áreas cerebrales más directamente afectadas por este mal, se concluye lo mismo: las concentraciones de MQ son menores en los cerebros afectados por Alzheimer, y mayores en los cerebros sanos.


Imagen: Pixabay, vista en adn.com.

POSTVERDAD MGTOW

Hasta aquí, lo que sé. Sin embargo, en la Anglosfera MGTOW no se paraban en lo dicho sino que iban mucho más allá. Como Neo, el tema me interesa y no quiero sustraerme a él. En varios puntos de Internet -canales, blogs y webs MGTOW en inglés- el asunto del ADN masculino en los organismos femeninos ha sido magnificado, llevándolo por otros derroteros.

Los actuales movimientos de neomasculinidad establecen una relación de tira y afloja con la alt-right. Estoy convencido de que unos y otros tienen que llegar a entenderse. Lo digo como Neo, como liberal oscuro y como varón europeo a secas. Ambos movimientos comparten raíces y objetivos similares. También comparten modos de actuación bastante análogos, como la proliferación horizontal y descentralizada sobre todo en Internet. Es posible que Internet salve al varón desechable de nuestra época, de igual manera que puede ayudar a la sociedad en que vive, porque la transmisión instantánea de grandes cantidades de info + valoración que la Red permite nos coloca en una dimensión radicalmente distinta que hace dos décadas, cuando el sistema patriarcal ya se había agotado y el varón no tenía referentes, que ya ni el sistema mediático audiovisual le ofrecía. La neomasculinidad comenzó medio de broma, con los Hechos de Chuck Norris y similares, pero con el paso de pocos años se está viendo que muchos, cada vez más, no estamos de broma. Es nuestra vida, y es nuestro deber vivirla bien. Internet, neomasculinidad y alt-right están condenados a entenderse.

Siguiendo con las semejanzas y convergencias, digamos que también en la Anglosfera MGTOW -apenas conozco nada, a día de hoy, sobre la Hispanosfera: personalmente, como bloguero generador de contenidos, me siento más solo que la una- se ha incurrido en la misma tendencia de la que ha cojeado la alt-right: la tentación de caer en la postverdad. Entre los Neos anglos, al igual que entre los derechistas jóvenes useños, se han colado voceros bastante dados a prefabricar noticias, a generar bulos, a viralizar contenidos tóxicos y a malinterpretar los datos de la realidad. El arco de la postverdad puede oscilar desde la invención pura y dura de algo hasta la tergiversación de hechos reales, interpretando sesgadamente y elucubrando para luego pretender pasarlo como real. Ha sido el caso del hallazgo de ADN masculino en el cerebro de mujeres.

Dije en el Manifiesto Neo que nosotros tenemos que evitar la misoginia. Es necesario porque esa misoginia, aparte de generar sufrimiento anímico innecesario en nuestros hermanos, enturbia nuestra visión de las cosas de la vida, tuerce nuestra interpretación, nos sesga. Escribir desde la misoginia es como el ciego que guía a otro ciego: no tardan mucho en rodar ambos ladera abajo. Y para mí es evidente que las interpretaciones "creativas" del estudio sobre MQ masculino que he podido leer tienen un fuerte ingrediente de misoginia. He leído algunas cosas sobre el tema, e incluso he encontrado el artículo-fuente de la tergiversación de la noticia. No voy a linkearlo, porque no merece la pena. Ya ha tenido demasiada difusión. Otros Neos anglos lo tomaron y lo viralizaron, hasta el extremo de que para muchos el MQ masculino es prueba de la maldad de la mujer, fruto de su promiscuidad.

Según la interpretación sesgada de algunos Neos anglos, la presencia de MQ masculino en la mujer se debe a que ésta ha llevado una vida tan promiscua que quedan "rastros de hombre" en ella. Más aún, algunos Neos separatistas sexuales opinan que esos rastros de hombre desaconsejan totalmente intimar con una mujer que no sea virgen, porque está "contaminada" con ADN extraño de algún Alfa malote. Y, más aún, eso supondría que la prole que pudieras tener con esa mujer "contaminada" no sería enteramente tuya sino que otros Alfas malotes previos podrían imprimir su huella de paternidad diferida en tus hijos, que no serían sólo tuyos sino "de mil padres". Todavía más: esos rastros de hombre influirían a la mujer de tal manera que ésta no podría ser fiel a su nuevo amor, dado que el MQ masculino la seguiría empujando a la promiscuidad. Su ADN no sería privativo de ella, habría ADN extraño y eso haría de ella no un ser privado y específico, sino un ser público: una mujer pública.

La tesis misógina del MQ masculino tendría este corolario: la promiscuidad femenina pasa factura.

Puede que algunos lectores Neos del blog esperasen un aporte mío en esa misma línea. Puede incluso que hayan oído hablar del MQ en la Anglosfera y que al ver que me dispongo a hablar del tema pronosticarían que me limitaría a presentar a la audiencia una versión más o menos fiel de la lectura anglófona de la cuestión. Pero no puede ser así. Como se atribuye a Aristóteles: soy amigo de Platón pero más amigo de la verdad. Para mí es evidente que el sesgo misógino con que algunos influyentes Neos creadores de contenidos han tocado el presente tema y otros estropea y agria su mensaje. Se han encontrado con el dato real del MQ masculino en mujeres y han querido aplicarlo a su separatismo sexual de manera abusiva, tal vez queriendo apuntarse un doble tanto: presentarse ante los demás como "enterados" y justificar ante sí mismos su misoginia y su probable falta de interacción con mujeres. Ése no es el camino del hombre.


MI POSTURA

-Primero, yo también creo que la promiscuidad femenina pasa factura. Algo comenté al respecto en mi ensayo sobre testosterona e invasión, reseñando que estadísticamente las mujeres con más parejas anteriores tienen más dificultades para formar una pareja actual sólida y duradera, en buena medida porque su capacidad para generar un vínculo de oxitocina se ha deteriorado, y esa promiscuidad se refleja también estadísticamente en peor salud y menor nivel de felicidad.

Pero la factura que gira la promiscuidad no está relacionada con el MQ masculino. No tenemos evidencia suficiente para afirmar que existe esa relación.

-Más aún, si el MQ fetomaternal tiene propiedades cardioprotectoras, el mismo MQ masculino parece tener también propiedades neuroprotectoras, por lo que -con los datos que tenemos en mano: el linkeado estudio de 2012- hay que concluir que parece que el MQ masculino es saludable para la mujer.

¿No han visto eso los MGTOW misóginos que se lanzaron a relacionar MQ masculino con promiscuidad? ¿No se han dado cuenta de que consiguen justo lo contrario, dar a entender que la promiscuidad mejora la salud mental de la mujer? ¿Es tan esotérico acaso lo que estoy diciendo? Porque cualquiera con dos dedos de frente llega a esa misma conclusión.

-El MQ es un hecho biológico natural, cuyas repercusiones estamos empezando apenas a entrever. Es la enésima demostración de la maravillosa complejidad de nosotros mismos, de nuestra biología. Es también otra demostración de que no estamos hechos de una pieza. Estamos habitados. Nos habita la microbiota, cuya relevancia sólo tardíamente estamos entendiendo, no sólo la intestinal -con la que el vulgo está ya familiarizado- sino otras microbiotas de nuestro cuerpo. También es el caso del MQ, por lo menos en mujeres. Tiene un sentido fisiológico y evolutivo que un día podremos comprender cabalmente.

-La tesis misógina ignora deliberadamente el MQ fetomaternal como explicación. Y eso a pesar de que es la más sólida con diferencia, en primer lugar porque está demostrado que se produce. En su lugar recurren al "MQ por semen", según el cual es la entrada reiterada de semen en el cuerpo de la mujer, fruto de su estilo promiscuo de vida, la que termina por "contaminarla". Es decir, que la mujer promiscua ha recibido tanto semen, y por más de una vía de acceso, que está petada de ADN masculino hasta la coronilla, literalmente.

Eso no tiene sentido. El "MQ por semen" no tiene buena base y es fácilmente rebatible:

  • Una mujer no-promiscua podría estar igual de "contaminada" que una promiscua. Teóricamente habría que rechazar a una mujer que sólo haya tenido una pareja sexual en toda su vida y que se ha divorciado o ha enviudado, porque ha podido estar recibiendo igualmente mucho semen masculino en su interior, sólo que de un único hombre. Eso no tiene ningún sentido práctico, porque supondría rechazar a una mujer que estaría aún en condiciones de establecer un fuerte vínculo de oxitocina con su nueva pareja. De hecho, a menudo los segundos matrimonios de las mujeres no-promiscuas son los más felices.
  • Una mujer promiscua no tiene por qué "contaminarse" si tiene la precaución de que sus amantes usen preservativo en sus relaciones. Sería lo esperable en la mayoría de casos, para prevenir ETS y otras contingencias.
  • El semen no parece el vehículo idóneo para generar MQ, y menos en el cerebro. El espermatozoide es una célula haploide, extremadamente especializada, con poca expectativa de vida y que tras atravesar dos fases de meiosis ya no se divide más una vez alcanza su fase definitiva.


Imagen: istockPhoto, vista en tricitypsychology.com. Madre e hijo.

UNA HIPÓTESIS PERSONAL 

Hemos visto hasta ahora lo que conocemos grosso modo sobre el MQ así como hemos criticado su abusiva utilización por determinado sector MGTOW. En tercer y último lugar, voy a proponer una explicación de por qué el MQ ha sido establecido por la Naturaleza, cuál es su sentido en nuestras sociedades, asimismo desde una óptica Neo. En mi opinión, el MQ masculino es coherente con la forma natural que tienen las sociedades humanas de organizarse en función del sexo y la reproducción.

La tesis que vengo proponiendo desde que reorienté el blog entre otras cosas hacia la Filosofía MGTOW es que el modo espontáneo de organización humana es la ginarquía. En un contexto de relativa libertad social, los dos factores cruciales son la elección femenina y el atractivo de una minoría masculina, sobrando casi todos los demás varones. Un 80% de mujeres buscarían los favores de un 10% de Alfas, generando un efecto harén. Un 20% de mujeres, más inteligentes, más previsoras, más sabedoras de que tienen Muro -una pérdida relativamente rápida de atractivo para los hombres, al llegar a los trentaitantos años de edad- y de que necesitan proveedores para su prole, admitirían ser cortejadas por otro 20% de Betas con el objeto de concertar un contrato monógamo. Quedarían un 70% de Omegas ociosos, resentidos, improductivos y levantiscos. Son sociedades muy, muy frágiles, que habrían sido arrinconadas por otras sociedades quizá más pequeñas pero organizadas de un modo más productivo. El sistema patriarcal las borró del mapa durante varios milenios. Pero tras el fin del patriarcado en las sociedades occidentales, la ginarquía de facto ha regresado, y en ella estamos hoy inmersos.

Si la ginarquía es el modo natural de organizarnos -que no el mejor-, lo que espontáneamente surge del cuerpo social, es de esperar que las naturalezas masculina y femenina se adecuen mejor a ese modo natural que al patriarcal. Eso debería valer también para el MQ masculino. Como hemos visto, éste optimiza la salud de las madres. No sólo el MQ es cardioprotector y tenga otros efectos positivos aún hipotéticos, sino que también el MQ masculino es neuroprotector en las madres. Es decir, que la Naturaleza "premia" a las mujeres por tener hijos varones con una menor incidencia de enfermedades mentales, especialmente en el caso del Alzheimer. Eso redunda principalmente en su mayor esperanza de vida, en durar mucho más. En la ginarquía primigenia, o ese hijo varón tiene un padre Alfa que se ha borrado del tema, o tiene un padre Beta que muere prematuramente, porque el destino del varón es morir prematuramente pues hay que purgar la masculinidad sobrante, quedando viuda la madre.

Entonces tendremos más claro qué es lo que la Naturaleza pide a los varones en el estado primigenio y natural de ginarquía:

-A los Alfas, les pide que intenten fecundar al mayor número de mujeres que sea posible.

-A los Betas, les pide que atiendan las necesidades de las mujeres más inteligentes, con tendencias monógamas, y que desarrollen unos mínimos niveles de productividad para atender a su prole reconocida, productividad de la que se beneficiará todo el cuerpo social.

-A los Omegas, les pide que cuiden a sus ancianas madres.

Ése es el sentido socioevolutivo del MQ masculino, al menos en origen: evitar el ostracismo social, el resentimiento, la paranoia y las tendencias destructivas del Omega, dándole una tarea fundamental, la de servir como proveedor de la madre por la ausencia del padre Alfa desconocido o Beta fallecido. Es la figura del Omega enmadrado, muy recurrente a lo largo de la historia. Nuevamente la Naturaleza privilegia la supervivencia del útero, incluso del ya estéril por razón de edad.



Con la llegada del patriarcado, esas madres duraderas mutaron en suegras despóticas, pero ésa es otra historia. Sic vidi res.





13 comentarios:

  1. Un youtuber en español ya le dedico un vídeo a la telegonía. Me hizo pensar seriamente en no reproducirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La telegonía es por ahora, con datos en la mano, una superstición, y bastante antigua. Se ha dado algún caso de telegonía en el reino animal, en alguna rara mosca de la fruta, nada más. Por otra parte, le veo sentido biológico-evolutivo al microquimerismo, pero a la telegonía francamente no, no por ahora.

      No sé el caso del youtuber que comentas, pero pienso que la tentación de emplear la telegonía como una forma de causar alarmismo está ahí. Estoy convencido de algo: ser Neo es ante todo crecimiento personal, centrarse en los sueños y objetivos de uno mismo, no un "refugio", una huida de las "vaginas dentatas" que hay allá afuera en el mundo.

      Otra conexión entre MGTOW y alt-right que hay que considerar: cierta tendencia al maguferío. Ahí tenemos trabajo para enmendarlo y aportar info de la buena. La verdad nos hará libres.

      Eliminar
    2. Bueno, ya se dice que las mujeres promiscuas suelen almacenar restos de semen de diferentes hombres en su útero, asi que por ahí debe ir la cosa...pero igual debe ser difícil que los espermatozoides se mantengan vivos después de mucho tiempo en ese ambiente.

      ¿Que opinas de las feministas esas que dicen que los hombres cosifican, violan y matan mujeres porque tienen miedo (¿en serio?) del hecho de que sean ellas las que engendran la vida?

      Es que no pueden ser mas ridículas, cada dia se superan XD

      Martin

      Eliminar
    3. Algunas feministas se criaron intelectualmente con lecturas de psicoanalismo marxista magufo cosecha del 68, y tanto ellas como sus seguidoras tienden a soltar perlas de ese jaez, pretendiendo "explicar" ingeniosamente procesos psíquicos muy tortuosos.

      ¿Qué opinan ellas de las mujeres que han matado hombres a lo largo de la historia? ¿Cuántos hombres han muerto envenenados? ¿Es que esas mujeres tenían miedo de que ellos tuviesen miedo de que ellas engendran vida?

      En ese mundo tan mediático y politizado, a menudo quien la suelta más gorda es quien recibe más atención. Con Twitter eso se ha exacerbado. Decía J. A. Marina que vivimos en una era ingeniosa, de modo que las perlas feministas serían un exponente de esa era ingeniosa. Pero la era ingeniosa pretende exorcizar el miedo al vacío dejado por el fin de las religiones, y su contenido es bastante humorístico, se rinde culto al humor, mientras que al feminismo le falta muchísimo sentido del humor. Más que de era ingeniosa, yo hablaría de era asistencial: las cosas serían distintas sin determinadas subvenciones y determinados "observatorios".

      Eliminar
  2. Hola Hombre Lupa.
    Hace mucho que no entraba al blog y que no te leía(he tenido una larga temporada de disipación y cierto nihilismo) y veo que te lo has trabajado un montón y has escrito unas entradas muy buenas sobre la neomasculinidad y todo lo que la rodea y la explica.

    Hasta hace muy poco no tenía ni idea que era ser un MGTOW, pero me ha sorprendido descubrir que por naturaleza siempre he sido un"NEO" moderado. Mi caso es curioso: pese a tener características de Alfa, siempre he tendido a tener ramalazos de beta e incluso alguno de omega.
    Leer todas estas entradas me sirve para no obviar ciertas actitudes que me han lastrado y me podrían volver a lastrar con las relaciones con las féminas y también conmigo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, A.J, yo también atravesé una etapa parecida XD Bienvenido.

      Eliminar
  3. Yendo más al tema, yo sí creo que existe una telegonia , pero no una telegonia física y biológica, sino sentimental y psicológica.
    Cada hombre que ha tenido sexo con una chica-y más si ha habido eyaculación interior- deja "una marca" en su psique.

    ResponderEliminar
  4. Sobre lo prescindibles que somos los hombres desde un punto de vista biológico dada la regla de Pareto, no estoy del todo de acuerdo. Lo que sí es cierto es que la inseminación artificial, consecuencia del avance tecnológico y la relajación moral, refuerza esa prescindibilidad. Conozco tres o cuatro solteronas rebotadas de diez relaciones que se lo plantean. Yo, como buen y orgulloso reaccionario , les digo claramente lo egoísta, materialista y artificial de tal acto sin importarme nada lo que me digan. A varias de ellas he conseguido quitárselo de la cabeza con argumentos de moral básica... de momento.

    ResponderEliminar
  5. Lo que la experiencia nos dice es que las mujeres con un pasado sexual ajetreado tienden a ocultarlo o a edulcorarlo, porque los varones lo entendemos como un devaluador, mientras que no sucede lo mismo al revés, el Alfa no se preocupa en ocultarlo y tanto Betas como Omegas lo amplifican o se lo inventan con todo el morro, porque es un revalorizador. Como el chiste del parchís: comen una y cuentan veinte. En el mercado de la seducción no parece haber paridad, y tiene que haber motivos biológicos-evolutivos subyacentes que lo expliquen.

    La inseminación artificial, al menos en los casos que conozco con alguna cercanía, parece una consecuencia previsible del regreso a la organización ginárquica de la sociedad: un semen-Alfa considerado el más interesante fecundando a muchas, madres solteras que han de proveer por ellas y sus niños, y ausencia de figura paterna estable. Una amiga quería inseminarse porque quería que el hijo fuese solamente "suyo", sin un hombre que interfiriese. Ella rondaba los cuarenta años por entonces. No sé en qué acabó la cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En el mercado de la seducción no parece haber paridad, y tiene que haber motivos biológicos-evolutivos subyacentes que lo expliquen"

      En la anglosfera, en particular en Rational Male, se da una explicación con base evolutiva. Obviamente, no hay demostración, pero parece tener sentido.

      Esto es, en la naturaleza suele ser la hembra la selectora porque es la que cargará con la descendencia, siendo un gasto de recursos importantes. Esto hace que busque buenos genes para su descendencia (el típico Alfa). Cuando eso se mezcla con especies que son gregarias o tribales, hace que entre en juego dos estrategias, la del alfa ya conocida (tengo buenos genes y predisposición para dar a tu descendencia) y la del beta (mis genes igual no son tan buenos, pero tengo recursos para minimizar el impacto de sacar adelante la prole y asegurar su supervivencia hasta la fase adulta).

      Respecto a lo que comentas de que para el hombre es un revalorizador, se debe (segun esta explicación) a la llamada preselección. El proceso de selección de los humanos no solo se basa en atributos externos, sino también internos (inteligencia, sagacidad, fortaleza mental...) y el que un hombre haya sido ya seleccionado por muchas otras mujeres, le da ventaja en la preselección. De hecho, es una "estrategia"básica de los PUAs, mostrar (o fingir) preselección. Es decir, sería como mostrar un curriculum con buenas referencias para acortar el proceso de emparejamiento.

      Eliminar
  6. es imposible qeu no haya una incorporacion de material genetico o hormonal en la mujer de parte de un hombre cuando este eyacula en una mujer, lo digo por lo siguiente hay una tecnica qeu usaban las jovencitas para evriagrace sin tener aliento alcohol conistia en empapar un tampon con licor y introducirlo por la vajina luego estaban herbias imaginate el semen que se queda ahi metido hasta por 32 horas lo se por fuentes femeninas, y creer que el MQ por semen es una hipotesis o un cuento o que es muy debatible o que no tiene fundamentos es como querer tapar el sol con un dedo para personas de un fuerte sentido comun imaginate cuando son 10 20 tipos diferentes eyaculado sobre la misma mujer, que nos quieres esconder con una pocision tan debil frente una asquerosidad de estas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendo esconder nada. Estoy convencido, con datos en la mano -y links que he aportado- que la promiscuidad femenina suele jugar en contra de la propia mujer. Simplemente considero que el microquimerismo, con lo que sabemos por ahora, parece jugar un papel muy distinto, cardioprotector y neuprotector en la mujer, con lo que el nexo con las desventajas de la promiscuidad es non sequitur.

      Que el microquimerismo provenga del semen no sólo no demuestra promiscuidad, pues podría tratarse del semen de su amantísimo esposo, sino que además es una hipótesis descartada por todo el mundo menos por algunas webs zumbadas. De la web que se inventó eso del microquimerismo por semen salieron hace poco unas supuestas declaraciones de Mel Gibson sobre asesinatos rituales en Hollywood, totalmente fake. Es la misma web.

      Lo del "tampodka" es una leyenda urbana que algunas -y algunos: se la atribuyeron hasta a miembros del grupo escocés Mogwai- han querido reproducir, consiguiendo una quemazón espantosa y un ingreso hospitalario. Por otra parte, ahí estás hablando de entrada de la sustancia directamente al riego sanguíneo vía mucosas, algo que nada tiene que ver con el alojamiento del semen en los vestíbulos internos de la mujer.

      Ahora, cuando se demuestre, lo pondré aquí. Por ahora parece haberse encontrado solamente en alguna mosca de la fruta.

      Eliminar
  7. Que tal hombre-lupa, muy buenos los artículos en tu nueva fase mgtow; que creo, a estas alturas, es la de muchos de nosotros. Algunos pensamientos, en orden diverso:

    - Creo que el precursor, y señero, de la neomasculinidad ( cuando nadie conocía ésta palabra) en la hispanosfera fue europa soberana; el blog está inactivo,pero aún se pueden entrar en sus geniales artículos. De hecho vos eras asiduo del mismo, y él te tenía como enlace (así fue como conocí tu bitácora)

    - Europa Soberana tenía un artículo, no recuerdo cual en éste momento;que incluía el tema del microquimerismo, con el ejemplo de la burra (o yegua) que habían cruzado con una zebra macho; y luego en posteriores empadres con burros, las crias presentaban las rayas características de una zebra. Este artículo, hasta dónde sé, es muy anterior a los de la anglosfera

    - Creo que hay puntos que no están suficientemente estudiados, y al ser un tema tabú para la CP, se demorarán; pero los indicios son muy fuertes. A mí entender cotizan dos vectores: la extensión del aborto de bebés tan generalizado en occidente, el microquimerismo del feto desechado no tiene por que ser beneficioso para los potenciales fetos futuros de otro padre, incluso para la misma huésped. la vía del semen no está descartada ni mucho menos, al respecto hay una excelente entrada en, el también excelente blog de greg cochran westhunt.wordpress.com; sobre la guerra del semen y sus incidencias

    Cómo siempre agradecido por tu bitácora, una brújula de inspiración inprescindible en nuestro tiempo

    ResponderEliminar