miércoles, 7 de junio de 2017

Por qué no se ha actualizado Iberia Futura





Muy buenas, lectores y lectoras del blog. He estado ausente por completo durante más de medio año, ni siquiera me había logueado para publicar comentarios, simplemente dejé morir el blog. Hoy, sin embargo, me he animado a entrar y a escribir algo. Quizá porque por primera vez en mucho tiempo tengo ideas que contar que me parecen interesantes. 

Dejé el blog por una serie de motivos que, si Iberia Futura hubiera sido una catacumba más del blogroll identitario, no vendría a cuento explicar. Pero dado que el blog tiene más de un tercio de millón de visitas, ha tenido cierto eco y ha dejado cierta huella, y para más por primera vez en mucho, mucho tiempo noto que mis ideas están frescas, debo decir algo.

-Iberia Futura nació como medio de expresión personal en el contexto de un creciente movimiento de búsqueda de alternativas, ante el fracaso del bipartidismo, del autonomismo, del asistencialismo y demás -ismos que han asolado España. Yo quería contribuir con mi granito de arena a un cambio político. 

Sin embargo, la alternativa ha resultado ser Podemos, Ciudadanos, Pedro Sánchez, la CUP y Jordi Évole & Cía. Por tanto, conmigo que no cuenten. No ha lugar a una Alt-Right castellanohablante mínimanente poderosa ante una masa social tan adormecida como la española. 

-He procurado desde el principio contribuir a una corriente de opinión identitaria que fuese seria y presentable, que pudiese presentar sus propuestas en un marco de corrección y sin faltar al respeto al adversario ni a las "minorías" ni a las "sensibilidades periféricas" ni a los "géneros".

Tanto ha sido así que he estado desde 2013 escribiendo con el freno de mano puesto, siendo aburridamente correcto, aplicándome el crimental cada dos por tres, censurando comentarios demasiado radicales, etc. Os aseguro que es algo agotador. Es horrible escribir así, queriendo tocar temas serios midiendo cada palabra. Entiendo a mucho bloguero que ha preferido trollear alegremente y con términos gruesos en foros aún libres, o a vehicular memes, en vez de seguir con su página personal sopesando cada frase.

-Yo mismo he dinamitado mi blog. He preferido no estar un mes parado y en su lugar he preferido seguir publicando con regularidad entradas que, como las de "las películas que me gustan", no sólo estaban menos curradas sino que rompían con la temática unitaria de Iberia Futura. He convertido mi blog, a base de publicar cosas que no debería haber publicado, en una tierra de nadie ideológica, algo amorfo y sin personalidad. Entiendo que la gente se desenganche y se pierda el feedback, porque a mí me pasaría igual con otros blogs si hicieran lo mismo. Para que un blog prenda y contribuya a un frente identitario, tiene que tener personalidad. De lo contrario, será arrinconado en el trastero de la más pura y merecida indiferencia. Si así ha sido conmigo, pues a cada cual según su merecimiento.

-He dejado de creer, a nivel personal, en el compromiso hombre-mujer como base de la sociedad. Es decir, obviamente ese compromiso es básico, imprescindible, pero no estoy adherido a él como individuo. Soy lo que en la anglosfera llaman MGTOW, un varón que renuncia al compromiso con una mujer. Entiendo que esos compromisos son ahora un poco difíciles y, sobre todo, resultan lesivos para el varón. Un matrimonio es a fin de cuentas un convenio jurídico, en el que los contras que esperan al varón superan los pros, En mi caso me estoy limitando a vivir la vida, a jugar el juego de la seducción, a conquistar, pero no a dejarme atrapar. Dado que el Estado-beneficencia juega el rol de beta proveedor, permítaseme jugar a ser alfa despreocupado. Un día seré algo más específico al respecto.

-La escena identitaria española es tan indescriptible que, para ser coherente, no la voy a describir. He intentado, con mis limitadas fuerzas, adecentar el discurso identitario español (que algún agudo internauta bautizó como idiotitario), por ejemplo con el tema de la cuestión judía. Estoy convencido de que el antisemitismo es una rémora invalidante para el nacionalismo europeo, y que los identitarismos que antes se lo han sacudido de encima antes han prosperado. Pero el caso español es alucinante. Los partidos principales en España son el PP, el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Para mí son cuatro partidos de izquierdas, sólo que los del PP van a veces a misa. Las opciones identitarias españolas ni están ni nadie las espera. Es asombroso, pero es así.



---------------------------------------


Por primera vez en más de medio año, me han entrado ganas de escribir. No prometo nada. Tal vez no vuelva más, o escriba muy de vez en cuando. No lo sé. Pero tengo ganas de escribir.

Algunos de los artículos prometidos, Dios mediante, serán publicados. Y tengo otros temas que me hace ilusión tocar. No sé qué haré, pero por primera vez en mucho tiempo tengo ilusión por escribir. 

Hasta pronto, espero. Viva Iberia libre y unida, y viva Cristo Rey.



6 comentarios:

  1. Bienvenido de nuevo Hombre-Lupa, me alegro de que vuelvas a escribir, o a postear como se dice en el argot, efectivamente los llamados identitarios en España estamos huérfanos de representación política, los cuatro principales partidos del espectro (y nunca mejor dicho), político español son: uno de extrema izquierda bolivariana (Podemos), otro de izquierda socialdemócrata con pulsiones hacia la extrema izquierda (PSOE), otro de centro-izquierda socialdemócrata, (Ciudadanos), y otro de izquierda "moderada", (PP), todos apoyan o son condescendientes con la misma línea ideológica: corrección política, multiculturalismo, ideología de género,hembrismo, globalismo, homosexualismo, laicismo, relativismo, antihispanismo, son como dijo Ibn Asad, las cuatro patas del sistema.
    De momento tenemos que conformarnos con el debate intelectual,veo muy lejano que aparezca un partido identitario en España, y si apareciera creo que no pasaría de disidencia controlada, tipo VOX, quizá tengamos que desengañarnos del parlamentarismo y de los partidos y centrarnos en otras vías, la vía espiritual principalmente, en mi opinión el NWO, va mas allá de un asunto meramente político como algunos piensan, sino que va mas allá y pretende una desviación, una contra-iniciación de la humanidad, o hablando en términos más Cristianos y Bíblicos: el Reinado del Anticristo, de Satán.

    Un abrazo. Viva España unida, grande y libre y viva Cristo Rey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, ¿qué ha sido de Ibn Asad? Un día tiene que explicarnos por qué dice que la sociedad israelí está "enferma" (las de sus vecinos están sanísimas, como es obvio).

      Mira que la sociedad useña está podrida de progresismo, y sin embargo ha surgido la esperanza con Trump. No puedo siquiera visualizar un mundo con la horrible Hillary de jefa, cómo habría sido. Han podido darse una esperanza. Pero allí la derecha alternativa tiene poder mediático, tiene gente muy buena.

      ¿Qué tienen en común un celta borde como McInnes, un griego mariquita como Yiannopoulos, un judío lenguaraz como Ben Shapiro, un anglosajón altanero como P. J. Watson o un persa pichabrava como Roosh, o gentes como Black Pigeon? Que dominan la anglosfera, son muy buenos y se dan codazos por chupar cámara. Aquí lo más parecido es Álvaro Ojeda :-O Necesitamos una voz mediática fuerte e intensa, de gente joven, un tío como Roberto Centeno puede repartir todavía muchos zascas pero hace falta savia nueva, es ley de vida.

      ¡Salud, amigo!

      Eliminar
  2. Huelga decir que no debes a nadie ninguna explicación, pero me pareció muy desconsiderado respecto a tus lectores más veteranos y asiduos el que desaparecieras así, sin más. Una simple nota en la que se diga que tomas un parón indefinido hubiera sido de agradecer, especialmente cuando, a medida que pasaba el tiempo, deseché la idea de que fuera un hiato artístico y empecé a pensar que te había ocurrido algo.
    Como ves, no he dejado de visitar de vez en cuando, a ver si alguna de estas ocurría el milagro. En todo caso, me alegro del regreso, por provisional que sea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Tenemos que aceptar que, yendo las cosas como van, nos va a pasar algo. Que moriremos abrupta y cruentamente. Puede ser. Y que después concurriremos al juicio de Dios. Tal vez estas ideas no gusten o sean "reaccionarias" pero por si acaso yo me iría preparando, podemos desaparecer de un día para otro, y rendiremos cuentas.

      Si he sido desconsiderado, mis disculpas. Aquí estamos de nuevo. Cada día puede ser el último y por ello cada día cuenta.

      ¡Salud!

      Eliminar
  3. Me alegro de q hayas vuelto, yo en lo personal tambien eh estado pasando por cambios personales e ideologicos (cada vez me atraen mas las ideas mas duras de los neorreaccionarios de la anglosfera).
    Ojala sigas publicando, tus ensayos no tienen desperdicio (aunque te confieso q me aburren un poco los de cine).
    PD: podrias hacerte un twitter, te serviria para dar a conocer mas tus ideas.
    ¡Salud y exitos! ¡Cristo Rex y Arriba España!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que te alegre ;-) En la anglosfera está la clave, hay que aprender de ellos. Tenemos que desprendernos de la hojarasca y del casticismo. Alucino con la gente que se sigue llamando carlista hoy en día, por ejemplo. Es como si a mí me diese por proclamarme isabelino, una chorrada. Así no se va a ninguna parte.

      El mundo es como es y no como debería ser, ésa es la primera realidad con la cual familiarizarse y maniobrar. Nuestra civilización se dirige a su terminación, entre llantos y carcajadas. Pensemos en salvar y en reconstruir, porque esta mole que llevamos encima y que vive de nosotros ha tomado demasiada inercia como para poder detenerla entre cuatro.

      No volveré a tocar el tema cinéfilo en este blog. Posiblemente abra otro para esas cosas, en caso de que tenga tiempo, nuevamente el volumen de trabajo me está dejando casi sin margen para escribir. Llevo cuatro días sin entrenar, y hace unos meses entrenaba a diario.

      Eliminar