miércoles, 5 de octubre de 2016

Un alto en el camino






Estimados lectores:

En agosto del año pasado comencé un nuevo ciclo laboral, con otros horarios y otras expectativas. Me acuerdo, recuerdo aquel entusiasmo, que me inspiró un artículo. El ciclo laboral, que no se ha cerrado, abrió asimismo un ciclo vital que según puedo interpretar a día de hoy sí se está cerrando. Se avecinan algunos cambios, a los que estoy abierto de corazón. 

Posiblemente habréis notado un descenso en el ritmo de publicación. También se ha producido a la hora de responder en la barra de comentarios. En los últimos meses el volumen de trabajo se ha vuelto muy duro de manejar, lo que unido a la temporada veraniega (llevo muy mal el calor) me ha convertido en homo faber casi a tiempo completo. El pasado mes de septiembre sólo entrené cuatro veces. Tuve que dejar la calistenia casi por completo. Y tengo aún por delante más volumen de trabajo, que me seguirá impidiendo una mayor dedicación al blog. Si en las próximas semanas el lector no ve más publicaciones, o que tardo más de la cuenta en aprobar comentarios, que no me lo tenga en cuenta. 

A veces me he encontrado con blogs que de repente se detienen, justificándolo el blogger en que ha cambiado de trabajo, o que ha encontrado uno, con lo cual su entretenimiento de desempleado ha perdido sentido. No ha sido el caso de Iberia Futura. El blog ha seguido. Y, aunque algunos de los artículos que he publicado en los últimos 14 meses no han tenido la densidad de otrora (además la intrusión de temática cinéfila desvirtúa un poco el hilo del blog, es una tentación en la que me permito caer con demasiada frecuencia), otros artículos sí me han gustado mucho. Estoy muy agradecido por el éxito que ha tenido la intro a la calistenia, que va directa a convertirse en la entrada más leída del blog, y que puede formar parte de un cambio de tendencia en él, hablando de cosas más prácticas y menos abstractas. El pequeño ensayo sobre el precio del petróleo, a pesar de su coyunturalidad, contiene a mi entender claves plausibles para entender por qué seguimos aún en precios relativamente moderados y por qué los productores no consiguen ponerse de acuerdo para encarecerlos (en el momento en que redacto esto, el barril Brent está en 51 dólares, lejísimos de la cotización de hace dos años y medio). También he incurrido en otras de mis míticas aproximaciones diletantes, llenas de rodeos, sobre el "problema judío" (concretamente en su relación con el porno y con el bolchevismo). También he presentado algunas de mis lecturas durante este tiempo, incluida la relectura del Quijote. He intentado ser original, denso pero ameno, y coherente. 

Por lo dicho, si he de hacer recuento debo afirmar que estoy contento y orgulloso del trabajo intelectual no remunerado que he podido plasmar en mi blog en los últimos 14 meses (ó 13, dado que septiembre pasó in albis).

Tengo un montón de cosas que escribir. Algunos de los artículos más ambiciosos proyectados están ya a medio redactar. También tengo las ideas-fuerza para otros artículos. Pero el tiempo pasa y los temas que eran de actualidad cuando reuní esas ideas-fuerza están ya olvidados. Y últimamente me siento algo reacio a tocar temas de historia, más que nada porque -seré sincero- tienen pocas visitas en comparación con otros temas más actuales. Lo que no pasa de moda tiene menos tirón bloguero que lo que pasa de moda, pero al pasar de moda me deja sin nada que decir. Menos mal que se sigue hablando de Mindfulness en revistas y publicaciones (leí hace poco que ha entrado como materia de libre configuración en un instituto gallego), porque me apetecía dedicarle un artículo y no quería que se quedase en el tintero como muchos otros.


-----------------------------


-Mi sensación actual, a nivel personal, ante el tema de la política en España ha cambiado desde que abrí el blog. Pensaba que habría sitio para una opción identitaria seria, rigurosa, no-liberticida y contemporánea para problemas y desafíos contemporáneos. Hoy en día veo que no. La política identitaria en España no se da. El PP es un macropartido que engloba y desdibuja todo lo que quede a la derecha de las "alternativas de progreso". Desde el 2013 ha crecido muy notablemente Ciudadanos, un partido de centroizquierda con algunas buenas ideas, y ha aparecido Podemos, ideológicamente viejísimos, odres nuevos para unos caldos que ya se han avinagrado y cuyo recurso fundamental es el cultivo del resentimiento entre clases. 

En ese panorama no hay sitio para una opción identitaria seria. Por otra parte, no paro de santiguarme al comprobar los compañeros de andadura que tendría esa opción en España. Creo que hoy por hoy ese camino es estéril aquí. En el tardofranquismo se quiso diseñar un bipartidismo asimétrico para garantizar una transición razonable y no un salto en el vacío (tesis que defiendo en el que todavía es mi artículo favorito del blog); las circunstancias no calculadas entonces (que la socialdemocracia sería potenciada por el otanismo, que aparecería un Estado autonómico de taifas, que se produciría una velocísima globalización) nos han llevado a la situación actual, en que la asimetría devora a un posible tercer partido identitario (al contrario que en casi todos los países europeos, donde además están al alza) y convierte a un tercer partido izquierdista en peón de mayorías socialdemócratas. No hay manera de asomar la cabeza.

Las élites españolas están anticuadas. Piensan a la antigua. Y la alternativa podemita también. Tanto las élites que comenzaron su andadura durante la Santísima Transición como los alternativos sintonizan en las mismas fórmulas fracasadas. Por eso insisten tanto en el carácter no sólo renovador sino casi salvífico de la inmigración en grandes números. Unos y otros son adeptos del culto a la devaluación. Emitir dinero para "políticas expansivas", o bien para que nosotros los ahorradores sostengamos sectores enteros no menos anticuados. Como con el euro ya no pueden devaluar la moneda, han optado por otra devaluación, la salarial.

Durante la campaña de las elecciones vasca y gallega el sector podemita decía que si ganaba metería en las dos comunidades a un total de 100000 refugiados. Quieren meter gente como las élites pero más a fondo y de manera más radical. ¿Por qué? ¿Para aumentar la natalidad? Eso sería si vinieran mujeres pero casi todos los que vienen son hombres. ¿Cómo se les va a emplear si la maquinaria productiva española no consigue emplear a más de tres millones de parados? ¿No existe riesgo de que entren yihadistas entre esa gente, aunque sean una ínfima minoría de ellos? Pero el podemismo defiende la desaparición de fronteras, yendo a extremos prácticamente de anarcoliberales de salón, sin dar verdaderas razones. Es un punto político totalmente irracional. Se niegan incluso a razonarlo. Hay que aceptarlo. Parece lo suyo la aplicación de un dogma religioso.

Ante eso, ante la intensa irracionalidad en que todavía vivimos, que se respira en las instancias políticas y en su atmósfera partitocrática, ¿cuál es tu lugar y cuál es el mío? Cada vez me veo más como un resistente. Como un miembro de la mayoría silenciosa que un día organizará una Resistencia a lo grande pero que hoy por hoy se conforma (me conformo) con una resistencia cotidiana, en los gestos y detalles del día a día.


La serie original "V" estaba dedicada, según sus créditos, al heroísmo de los luchadores de la Resistencia. De la pasada, la presente y la futura.

Estos meses he leído más que nunca sobre la II Guerra Mundial. Creía saberlo todo, para darme cuenta de que en absoluto era así. Y de lo que más me apetecía leer, no me di cuenta entonces pero ahora sí, era sobre los movimientos de Resistencia en los países invadidos por el III Reich y dentro de la propia Alemania, así como de las cosas pequeñas de la vida cotidiana. Era como si mi alma necesitase empaparse de ese espíritu que tenía aquella gente entonces, como si me hiciera falta cuando ahora teóricamente va todo bien y no hay nada que temer.

Ser resistente, en nuestra época. Esperando la Victoria. 1945 fue un año que sirvió de mito fundacional para el mundo contemporáneo, un año en que se celebró una victoria mundial. 1989 fue otro año mítico, con la victoria del mundo capitalista sobre el comunista, que implosionó. Pero ¿para cuándo la victoria de la razón y de la excelencia en nuestra época, en cualquier época? Mientras no llegue, trabajemos por ella. Seamos miembros de esa Resistencia silenciosa. 

-Sobre el californismo, debo admitir que vuelvo a sentirme superado por los acontecimientos. En los últimos años la élite californista ha pisado el acelerador de tal manera que aquello que quiero escribir sobre el tema se vuelve viejo en seguida, hasta el punto de que la única manera de seguir actualizando sería hacer un artículo de enlaces a noticias. No consigo alcanzarles, es simplemente eso. 

Hay que tener en cuenta que los californistas son posiblemente la élite económica más joven, dinámica y ocurrente de la historia humana. No se detienen. Siempre están imaginando algo chocante, a veces genial, a veces irritante pero siempre veloz y llamativo. Además tienen puntos a favor, como su preocupación sincera por el cambio climático y por la transición energética (que ellos quieren capitanear, faltaría más).

¿Cómo explicarlo? Yo escribo en la plataforma Blogger, que es de la californista Google. Y aquí estoy. Es decir .... Sí, son criticables pero ellos HACEN algo. Yo sólo critico. Mi postura, la del crítico, es cómoda. Pero creo que es mejor hacer que criticar. 

-Yo también tengo que hacer. Pienso en estudiar, ahora que aún soy joven. Me gustaría sacarme una carrera por la UNED, una sencilla, que no esté muy amenazada por la robotización que nos viene. Me gustaría motivar. Si queremos hacer, si queremos contribuir, tenemos que planificarnos. Un plan de vida necesita unos cinco años de perspectiva (como las carreras universitarias, grosso modo). Si no te imaginas a ti mismo dentro de cinco años, con unas metas y unos sueños, no vas a conseguir nada. Pasará el tiempo y la vida te vivirá. No quiero que eso me ocurra a mí. Necesito planificarme con cinco años de perspectiva. Hoy me planifico en días y semanas. Algo es algo (mucha gente ni eso), pero no basta.




Desconozco qué pasará con el blog, ni la orientación que tendrá. Pero si he podido mantenerlo hasta hoy, en cuanto dentro de unas semanas el volumen de trabajo se vuelva razonable lo seguiré enriqueciendo con más textos y mis cosillas.

¡Salud! Y resistencia.



7 comentarios:

  1. Éxitos hermano, en tus proyectos; agradecerte la bitácora que he disfrutado, me ha nutrido y me ha servido de inspiración vital. Me regocija también,de cuarentón a cuarentón; que aún nos llames jóvenes jaja. buena suerte en las nuevas empresas, pero, como lector del sitio; algo he podido semblantear de tu carácter: no esperes que la universidad, o un título, te aporten algo profundo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias.

      Soy manufacturero y la cabeza me bulle. Mi ideal sería poder trabajar con mi mente, no sólo desfogarla en el blog (en las conversaciones en la vida real ya me han dejado por imposible XD

      Me gusta estar días trabajando en la finca familiar, sin mirar el móvil ni una vez; pero también ir a un club de jazz con un libro en la mano, no sé si me explico. Me gustaría poder conciliar ambos mundos, no sé si será posible.

      Hoy por hoy estoy convencido de que lo mejor está por llegar, everything beautiful coming your way


      https://www.youtube.com/watch?v=p5UPoRwUuUY

      Eliminar
  2. Creo sinceramente que no deberias preocuparte por que tus ensayos se queden "desactualizados", siempre da gusto leerte, en lo personal me encantan los de historia y geopolitica, seguire esperando ansioso la segunda parte de los suevos, el rus de Kiev, la resistencia y los que bajan de las montañas...
    Salud y exitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias. Haré lo que pueda ;-)

      Es posible que la geopolítica se quede obsoleta, si no en este siglo posiblemente en el siguiente, cuando todas las guerras no sean físicas sino económicas, y una guerra económica se zanje no por la hambruna del enemigo sino por mucho menos: la impopularidad de su gobierno. Es una idea a desarrollar, nada más. Las rutas comerciales eran algo en lo que mandaba la geografía; eso puede cambiar dentro de no mucho. El mundo no ha parado de moverse y el espectáculo me fascina.

      El acelerón de cambios que está pegando la Noosfera humana, mientras los arroyos siguen siendo arroyos y los pajarillos siguen siendo pajarillos, es tremendo. Y tenemos que cabalgar ese tigre, es nuestro deber.

      Eliminar
  3. Buena suerte, tanto en tu vida personal como en lo referente a este blog. Para mí al menos se ha convertido en una web de cabecera, con artículos completos y bien interesantes. Me apena ver que los de historia se reducirán, pero supongo que es ley de vida: un blog necesita visitas, y para eso, necesita artículos que traten temas que interesen al mayor público posible. Y eso implica escribir sobre temas "de moda". No tengo nada contra la actualidad, pero creo que conocer el pasado también ayuda a entender este loco presente; sin embargo, entiendo que la realidad se impone y también debe saber uno amoldarse a ella un poco si no quiere que se lo trague.
    Enhorabuena de todos modos, esperamos tu siguiente ensayo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchísimas gracias. También es cierto que en materia de historia hay muchos blogueros, y por lo que he leído su labor es competente, hay bastante donde elegir sobre variadas épocas. La blogosfera sobre historia es rica.

      Por ejemplo, había proyectado una serie de artículos sobre la Guerra Civil, arrancando desde octubre de 1934, y al final se quedaron "en el tintero", sólo publiqué uno sobre las Brigadas Internacionales. Hay mucho escrito sobre el tema, no sabría decir cuál sería mi aportación personal más allá de la mera divulgación.

      Supongo que ese tipo de artículos es algo que más o menos nos quedarán iguales a todos una vez redactados. Es cierto, las visitas cuentan, pero también cuenta poder darle un enfoque más personal. El artículo de las Brigadas le habría quedado más o menos igual a otro bloguero; ahora, artículos como "Mundo quinqui" o "Judíos en el porno", tal como quedaron, sólo se me habrían podido ocurrir a mí XD

      ¡Salud!

      Eliminar
  4. Aprovecho para recomendar, por si queréis echarle un vistazo, la web de la Tribuna del País Vasco, algunos de cuyos artículos me llegan al correo. Por motivos de política de links he optado por decirlo así, "en plano".

    ¡Salud!

    ResponderEliminar