martes, 18 de octubre de 2016

¿Por qué el cristianismo?






El tema del cristianismo y de su valor en la historia de Europa ha sido uno de los más recurrentes en el blog. Lo he tocado varias veces desde una postura personal que pasó de la hostilidad al interés para llegar a algo parecido a una comprensión profunda de lo que supuso como fenómeno histórico, cultural y trascendental, y de cómo nos llevó de un hilo, y no de otro, por el laberinto de Minos que es la europeidad.

  • Aquí comenté que el retrato negativo de los primeros cristianos como una pandilla de esclavos ignorantes y desharrapados era una completa falacia;
  • Aquí comenté que la presunta contraposición total entre cristianismo y europeísmo no se había verificado en la historia, y que tras milenio y medio de cristianismo Europa se había convertido en un continente pujante y hegemónico;
  • Aquí comenté cosas sobre el papado, la espiritualidad y el celibato eclesiástico a propósito de los cambios que el papa Francisco está impulsando en su Iglesia;
  • Aquí comenté los motivos profundos por los cuales me he aproximado personalmente al núcleo duro e insobornable del cristianismo: el Cristo o Ungido;
  • Aquí amplié el anterior texto presentando el arquetipo del Ungido como recurrente y el cristocentrismo como doctrina superadora tanto del teocentrismo como del antropocentrismo;
  • Aquí me permití una crítica contra las alternativas "odinistas" o meramente neopaganas al cristianismo, que presentan una Antigüedad de ensueño totalmente divorciada de la realidad histórica.

Este presente texto servirá de recapitulación y de punto y aparte, breve pero nítido, sobre este insistente tema (queda pendiente un ensayo sobre el papado, cuyas ideas-fuerza tengo ya solidificadas en mente). Vayamos al grano. Si el cristianismo fuese enemigo de Europa, tras milenio y medio la habría dejado como unos zorros, lo que no fue así. Bien, entonces partiendo de esa base, ¿por qué el cristianismo es mejor que el paganismo, así en términos generales? ¿Qué características fundamentales tiene el cristianismo que le dan ventaja sobre los paganismos previos que encontró al extenderse por nuestro continente? ¿Se basa su éxito en algo más que en una imposición imperial? ¿Cuál es su secreto? 

No basta con decir que durante la era cristiana Europa avanzó más que en épocas anteriores. Otros podrían argumentar que fue "a pesar de". Que los europeos consiguiéramos prosperar a pesar del cristianismo en un lapso de tiempo mucho menor que el que duró el paganismo, que teóricamente según los pro-paganos era mucho más adecuado al "alma europea", podría explicarse por motivos ajenos a las creencias religiosas.

El divulgador Carlos Fisas decía que, si nos ponemos superficiales y caricaturescos, no hay color entre una cosmovisión de ninfas guapas semidesnudas correteando entre bosques y un señor judío ensangrentado y torturado agonizando en una cruz romana. Que nos alegra el día lo primero, y nos desagrada lo segundo. Que nuestra alma quiere corretear con las ninfas pero nuestro cuerpo está claveteado a unos leños. Esa tensión, esa dicotomía en el alma europea, ¿es salvable?

El cristianismo entró en contacto con el alma europea y adaptó su naturaleza y mensaje a ella. El cristianismo es una religión de síntesis, y en esa característica radica buena parte de su éxito histórico. ¿Barrió los viejos ídolos y se puso en su lugar, dejando que el alma europea fluyese a través de los nuevos cultos? ¿O bien aprisionó al alma europea bajo una dura capa de asfalto represivo (betún de Judea, curiosamente) y en tiempos post-cristianos la europeidad renace? Complejas preguntas que uno responde según su sesgo ideológico y cultural.


El Espíritu de la Noche según John Atkinson Grimshaw, 1879. Ejemplo de sincretismo: alas de insecto, aureola divina, venus desnuda pero soltera y virginal, túnica sedosa reminiscente de las rutas comerciales orientales, guirnalda y vara gaélicas .... Como europeos hemos descubierto por qué se hace de noche, pero también como europeos sentimos el deseo de imaginar hadas, de volar y de plasmar y contemplar belleza. Todo eso nos pertenece, tanto lo uno como lo otro, aunque en principio sean difíciles de armonizar. Nuestro cerebro es tanto racional como irracional, y ambas facetas deben ser cultivadas.


Si, como pienso, el cristianismo creó Europa debo explicar por qué. Mi postura al respecto del cristianismo como religión tal vez no haya quedado clara, posiblemente porque no es fácil explicarlo. El cristianismo tiene un núcleo de verdad, el Ungido, y una realización histórica posterior de 2000 años en la que hay de todo y a menudo con muy poca relación con el núcleo de verdad primigenio. También por ello el cristianismo tiene margen de mejora y de actualización, que consistiría básicamente en volver a beber de la fuente pura, el mismo Ungido, arquetipo que sigue entre nosotros y nos acompaña en nuestra andadura, tanto histórica como evolutiva. Pero no nos centremos ahora en el qué sino en el por qué. Si el cristianismo ha construido Europa, ¿a qué se debió?


-Digamos, primeramente, que en tiempos precristianos no había una idea de Europa.

Eso es algo en lo que he insistido con anterioridad. Para los precristianos, Europa era un ser mitológico, una joven raptada por Zeus y llevada a Creta a sus lomos, metamorfoseado el dios en toro. Además, era una joven fenicia. Es decir, provenía de fuera de lo que convencionalmente llamamos Europa como continente, más en concreto del litoral de lo que hoy es Líbano. Para un europeo precristiano, Europa era una ninfa asiática. Y si le dijéramos que él era europeo, se pasmaría porque no sabría de qué estaríamos hablando y nos tomaría por locos o por embaucadores.

Pero si ucrónicamente confeccionásemos un mapa de la Europa precristiana, nos veríamos obligados no a calcar la convención geográfica actual sino a adoptar una convención cultural. Europa era, en el siglo I culturalmente hablando, la expansión territorial romana más la expansión espiritual helenística. El mundo helenizado era el mundo europeo de la Antigüedad o, al menos, siquiera el más aproximado a esa idea. Por tanto, Europa englobaría Fenicia y Judea, así como Egipto y obviamente Anatolia, e incluso los territorios de la helenización alejandrina hasta Persia y más allá. Pero no englobaría Escandinavia, por ejemplo. A efectos culturales, el mar Báltico no estaría mucho más cercano de la Antigüedad europea que el golfo de Guinea, por ejemplo, por muy blancos que fuesen los escandinavos antiguos.

La idea de Europa fue forjándose poco a poco, sedimentándose con los siglos. A ello contribuyó la islamización del Norte de África, tal vez la mayor catástrofe cultural de la Historia. Europa como continente empezó a identificarse con el espolón occidental de Asia, hasta hoy.


La Venus de Dolní Vestonice. Crédito: Petr Novák, Wikipedia, vista en Wikimedia Commons. Si los propagandistas del paganismo como reflejo fidedigno del "alma europea" fuesen coherentes con lo que dicen defender, adorarían a las Venus paleolíticas en vez de al panteón grecorromano en su versión edulcorada, pues esas Venus sí son autóctonas y además mucho más antiguas.


-El dios cristiano es muy similar e identificable con el dios de los filósofos.

Por lo general, los dioses están llenos de características humanas, incluso humanísimas. Dubitativos, falibles, rencorosos, salidorros, coléricos, conspiradores y hasta aburridos de sí mismos y de todo. El dios de los judíos, Yahvé, no sólo no se escapa de esa naturaleza psicológica humana sino que, diría yo, es el mejor ejemplo de lo dicho.

Los primeros libros del Antiguo Testamento, según la hipótesis documentaria clásica, son algo así como un collage de varias fuentes. Las dos principales son la fuente yahvista, en la que a Dios se le llama Yahvé, y la elohísta, en la que recibe el apelativo de Elohim. A esas fuentes se unieron otras, como la sacerdotal y la deuteronomista, y los escribas hebreos del reino de Judá, en un arco de tiempo siglo arriba siglo abajo del cautiverio babilónico, fueron cosiendo esos textos creando el grueso del Tanaj como ahora lo conocemos. Eso hizo del dios Yahvé, por la confluencia de fuentes, una deidad altísimamente compleja y peculiar, muy humana. Unas fuentes aportaron la idea del dios misericordioso y amante. Otras, la del irascible y genocida. Otras, la del castizo y celoso. Otras, la del minucioso y detallista. Yahvé es, sin duda, un dios mucho más completo e interesante que casi cualquier otro de los tiempos antiguos.

Ante un dios tan extremadamente complejo, tan "difícil de entender", los judíos intentaron simplificar en la medida de lo posible su relación con él, mediante sistemas sacrificiales cuya cúspide era el Templo de Jerusalén. Tras su destrucción en el año 70, los judíos se quedaron con su sistema salvífico desarticulado de raíz, por lo que tuvieron que volver a empezar a edificar un nuevo sistema de relación con la divinidad. Pero, al estar disgregados, diasporizados y sin soberanía nacional, no pudieron unificar ese sistema, por lo que ante un dios tan fisgón, quisquilloso y casuístico tuvieron que elaborar un sistema salvífico igualmente quisquilloso y casuístico: el Talmud. Ante un dios que podía responder de una manera chocante y distinta en cada caso, los más doctos entre los judíos tuvieron que discurrir respuestas prácticamente para cada caso imaginable, con reglamentaciones laberínticas que a un filósofo griego habrían pasmado por su neurótico celo.

Sin embargo, el dios cristiano Abbá es sereno y accesible. La relación con él es diáfana, sin rituales. Se le presume siempre benevolente e inmutable. Un filósofo griego estaría mucho más a gusto con ese dios tan desprovisto de pequeñeces, un dios con el que pensar a lo grande, un dios cósmico, entendiendo lo real como Cosmos, como sistema ordenado y regido por leyes.

Y un dios diáfano, sereno y accesible sin duda sería legislador de normas igualmente diáfanas, serenas y accesibles. El Cosmos, por tanto, no estaría regido por un ser caprichoso sino por leyes en las que se puede confiar. No tiene nada de raro que el cristianismo y corrientes doctrinales helenistas se reconociesen en el tiempo, y que los pensadores cristianos medievales quisieran recuperar a los griegos clásicos. Buscaban lo mismo.


-Superioridad ontológica del hombre. No se deifican animales ni accidentes del terreno.

Según la religión precristiana, los dioses intervienen en la Naturaleza a la vista del hombre. Suelen hacerlo con elementos de la propia Naturaleza, adoptando formas de animales o de vegetales, o de elementos minerales, orográficos, atmosféricos .... O bien creando fisuras sutiles en la Naturaleza desde las que actúan y a través de las cuales se manifiestan. El extremo es el animismo, según el cual todo lo perteneciente a la realidad contiene espíritus y divinidades.

Según el cristianismo, Dios interviene en la Naturaleza a través del hombre. Según el cristianismo, el Reino reside en el hombre y en la mujer. Por tanto, hombre y mujer no sólo merecen el mayor respeto sino además un rango superior al del resto de la Naturaleza, por su mayor participación en la divinidad. Eso ha sido lastimosamente olvidado por la andadura histórica del cristianismo, pero sobrevive en su esencia. Los doctos judíos tuvieron una intuición brillante al imaginar a Adán creado a imagen y semejanza de la divinidad. Los animales no lo fueron. Curiosamente, para ser un texto antiguo, el Tanaj apenas contiene animales parlantes (dado que el lenguaje es signo de participación en la divinidad). La serpiente de Edén, la burra de Balam, y para de contar. Eso es en sí muy notable. En su amena Guía de la Biblia el escéptico judío Isaac Asimov destacaba esa peculiaridad, impropia de un texto mítico tan remoto; desde una perspectiva cristiana se puede entender mucho mejor.

Dado que el hombre participa de la sabiduría divina, puede dirigirse hacia Dios y hacia las leyes que todo lo rigen. Llevó su tiempo, pero se hizo.


-El cristianismo es una religión altamente flexible y adaptativa.

Recurriendo de nuevo a Asimov, esa flexibilidad y esa adaptación es santo y seña de las religiones de éxito. El cristianismo como tal muy posiblemente tendría que haberse terminado en el siglo I. Recordemos que el mismo Jesús profirió (o se puso en su boca, asunto que puede discutirse) una serie de profecías apocalípticas sobre la llegada de la Parusía, que se verificaría en esa misma generación que le estaba escuchando. Al no haberse cumplido, la naciente religión cristiana tendría que haberse agostado como cualquier típica secta adventista-profetista que se lleva un chasco al no verificarse un vaticinio. Sin embargo no lo hizo. Las congregaciones cristianas siguieron existiendo, e incluso floreciendo. El cristianismo, parafraseando a Umberto Eco, pasó de apocalíptico a integrado en relativamente poco tiempo, lo que garantizó su continuidad y su posterior éxito.

También mostró adaptabilidad al cristianizar elementos paganos que se fue encontrando por el camino de su expansión. Barrió algunos, pero aprovechó sabiamente otros, porque se entendió que contenían un núcleo de verdad. A éste el cristianismo aportó su núcleo de verdad. La historia va y viene, pero el folclore y el arte tienden a permanecer lejos del devenir, reflejando mucho mejor esa confluencia de verdades.


El Graal según el prerrafaelita Edward Burne-Jones. Sincretismo pleno, armonioso, entre lo cristiano y lo precristiano europeo.


-El cristianismo es una religión de expansión urbana.

Al paganismo se le llama así porque era la religión de los pagos, de los campos, de las zonas rurales, que se había quedado obsoleta y arrinconada por la pujanza urbanita del cristianismo.

La expansión cristiana calca básicamente la expansión cultural helenística, que se dio asimismo de ciudad en ciudad. El Mediterráneo era el centro irradiador de cultura, no sólo continental sino incluso mundial (los célebres Guerreros de Terracota de Xián son de inspiración griega); el cristianismo siguió un patrón similar. La pujanza del islam llevó a una reorientación evangelizadora hacia otros territorios que los griegos habían desdeñado, y se hizo igualmente mediante núcleos civilizados. El mejor ejemplo es la cristianización de América: los españoles fuimos los mayores fundadores de ciudades de la Historia. De esa red de ciudades se tejió la América cristiana de hoy, y que sólo dejará de ser cristiana cuando se aburra de serlo.

La vida rural es hermosa para nosotros ahora. Pero hasta hace dos generaciones era muy dura. Era también más salubre que la vida ciudadana, pero no era edénica ni perfecta en absoluto. Los pueblos atrasados no viven en paraísos sino que se afanan tanto o más que un urbanita en el trabajo personal. Están todo el tiempo haciendo cosas, con bajísima productividad, simplemente sobreviviendo. Muchos citan el Manifiesto Unabomber como crítica de la civilización tecnoindustrial, pero no se acuerdan de cómo Kaczynski destruye el mito anarcoprimitivista refiriendo la dureza de la vida preindustrial de los pueblos primitivos.

Si la vida rural tiene cosas buenas, también las tiene la vida urbana. Una de ellas es que las ciudades permiten una gran concentración de inteligencia. Son como redes en las que la creatividad humana interconectada se desarrolla exponencialmente.


Crédito: NASA (izquierda) y Wadsworth Center (derecha). Hay más fotos como ésta en la Red, en las que se hace notar la llamativa semejanza entre la estructura de una ciudad y la de una neurona humana. ¿Son las ciudades grandes cerebros?

Es por eso que siempre digo que una cosmovisión identitaria nunca debe abandonar la ciudad para refugiarse en el campo, "con Odín y nuestros ancestros", fingiendo europeísmo castizo para esconder la falta de soluciones a la hora de imponerse en marcos urbanos, que son donde se corta el bacalao y donde se decidirá el futuro.


-El cristianismo fue difundido por hombres y mujeres libres.

El nietzschismo de regional preferente que algunos vocean insiste en presentar al cristianismo como una religión de esclavos, de "chandalas", cuando lo cierto es que sus propagadores eran gente libre de la lacra de la esclavitud. Tanto Jesús como sus apóstoles y sus discípulos más destacados eran libres. También atrajeron desde el principio el interés de otras gentes no sólo libres sino además acomodadas. A destacar el peso extraordinario de las primeras mujeres cristianas. Bravas, resilientes e insertadas en el corazón mismo de su pueblo, tuvieron un peso formidable en la configuración y el florecimiento de la nueva religión. Aquéllas sí eran mujeres fascinantes.

El ser hombre y mujer libre tiene una dimensión especial a la hora de enfocar la propia vida. El esclavo está mantenido. Es tratado como un objeto, recibe maltrato, no tiene perspectiva personal de futuro .... pero al menos el amo le da alojamiento y manutención, e incluso con el tiempo un pequeño peculio personal para gastos. El hombre libre no. El hombre libre debe trabajar y prever el futuro. Debe proveer para sus hijos y para su vejez. El hombre libre es responsable. Ha de serlo. En II Tesalonicenses 3: 10 el apóstol Pablo daba matarile al paguiterío con su célebre "el que no quiera trabajar, que no coma", cita que demuestra el ridículo de quienes quieren presentar al cristianismo original (que no su impresentable versión vaticana actual) como "progre" o "proto-progre". La frase paulina debería estar impresa en todos los frontispicios, y clavada en la mente de todos nosotros. Más aún, Dios dispuso que Adán tendría que trabajar en el Paraíso, detalle que a menudo se olvida.

Es cierto que la historia no ha ido exactamente por ahí. Es cierto que las sociedades cristianas mantuvieron la esclavitud hasta el mismísimo siglo XIX. Es cierto que la alegoría de los cristianos como rebaño ha sido muy desafortunada, por unas cuantas razones. Es cierto que la religión tradicional romana se infiltró en el catolicismo con una carga machista que el mensaje cristiano no tenía, relegando a la mujer a un absurdo y antievangélico papel secundario. Es cierto que el catolicismo, infitrado de romanidad tradicional, adoptó el "pan y circo" creando redes de mendigos paniaguados, en contra del mandato del apóstol Pablo. Todo eso es cierto. Pero a pesar de sus errores históricos, aún tiene el cristianismo ese núcleo de verdad al que me refería.


-El cristianismo da importancia a la alfabetización.

El cristianismo es una de las religiones del Libro y, por tanto, ha de hacer necesario énfasis en la lectura de los textos sagrados. Al ser de origen irritual, el acercamiento del hombre a Abbá se realiza mediante la Palabra. Eso es compatible con nuestra naturaleza, dado que nuestra inteligencia es básicamente lingüística, e implica tanto la oración y la meditación como el conocimiento directo de la misma Palabra, que quedó impresa en los Evangelios. Un hombre alfabetizado es un hombre con las herramientas suficientes para asomarse al texto sagrado y entenderlo.

La insistencia en alfabetizar a los niños para que vayan familiarizándose con la Biblia es algo que, cuanto más se intenta acudir al cristianismo original, más se da. Así pasó con las confesiones protestantes y evangélicas, que quisieron procurarse un lugar bajo el sol con la Biblia en la mano, como en un particular éxodo buscando la Tierra Prometida en la que desarrollar su vida y seguir sus creencias. Y cuanto más lejos se está de ese cristianismo original, como le pasó al catolicismo infiltrado de romanidad, más lejos se quiere tener al pueblo de los textos sagrados, hasta el extremo de traducirlos sólo a lenguas cultas y dificultar su acceso a las gentes llanas para así seguir perpetuando los dogmas católicos, netamente antievangélicos en muchos casos. Se nos dice que la Palabra debe ser interpretada, para justificar así el clero católico como filtro. Pero ¿acaso cuando Jesús predicaba había un cura al lado haciendo de traductor-intérprete? No. Jesús quiso dirigir la Palabra al Pueblo, el verdadero receptor de la soberanía colectiva.


-El cristianismo da importancia a lo material.

Frente a cosmovisiones de los primeros siglos como el gnosticismo, según el cual la materia es una cárcel para el espíritu (cosmovisión que ha reaparecido en el sovietismo y el californismo), el cristianismo valoraba las cosas materiales. Según ellos, el Cristo se había hecho carne y había habitado entre nosotros. La carne, la materia, es veneranda porque en ella vive el espíritu. El cristianismo prefigura la intensa imbricación entre organismo y mente que es propia de los humanos, como ahora sabemos. Antes del cristianismo los judíos daban gran importancia a lo material. Un buen ejemplo es la Fiesta de los Tabernáculos: el mismo Yahvé dispuso con una minuciosidad casi delirante hasta los mínimos detalles materiales de la celebración. La materia tenía importancia. Al fin y al cabo Yahvé había observado su Creación y había pensado que era buena cosa.

Con posterioridad, esa idea de lo material como venerando resultó fértil. El mismo santo Tomás decía que todo conocimiento proviene de previo conocimiento sensible. Es decir, la materia es algo de lo que uno se puede fiar, pues al fin y al cabo está sujeta a leyes, no está habitada por dioses caprichosos que quieren engañarnos.

Eso no quiere decir que el cristianismo sea una religión cornucopista. Ni tampoco lo contrario, necesariamente pauperista. Durante los siglos más duros de la Alta Edad Media se impuso una visión pauperista del cristianismo, más por motivaciones externas, de la realidad misma, que por un motor interno. Cuando Europa comenzó a prosperar desde el siglo XI, la lectura cornucopista del mensaje evangélico fue a más, hasta la teología del enriquecimiento personal de los calvinistas, para quienes la fortuna personal era signo de estar en gracia de Dios. Entre ambos extremos tiene que estar la verdad. La doctrina social de la Iglesia ha sido una eficaz respuesta a la hora de saber situarse entre el extremo cornucopista y el extremo pauperista.


-El cristianismo no está atado a un ámbito geográfico concreto.

Su flexibilidad y adaptación, su apoyo en la Palabra y en textos sagrados, su difusión urbana por hombres y mujeres libres, tienen como corolario su postulación universal. No es una religión de desierto, ni de jungla, ni de cordilleras, ni de mar, ni de estepa. Ni siquiera tendría que estar ceñida a nuestro planeta. Dado que el Reino reside y habita en cada hombre y cada mujer, su predicación es posible allá donde estén hombres y mujeres.

Es llamativo el caso de China. Ya Niall Ferguson en su Civilización apuntaba que el gigante asiático es el mayor editor de Biblias del mundo, a pesar de la presión del PCCh sobre el cristianismo, que recuerda a la que sin éxito decretaron los antiguos césares. Hoy las imprentas chinas editan una Biblia por segundo. Podría ser el país con más cristianos del mundo en el 2030. Vaya puntazo sería, ¿no creéis? También es llamativo el caso de Corea del Sur, el segundo país que envía más misioneros de todo el mundo. Desde la postguerra mundial los católicos surcoreanos han pasado de un 2% a un 11% de la población, y son más jóvenes y ricos que la media nacional. El protestantismo está en un 18%. ¿Por qué crece el cristianismo en países tan lejanos, con mucha tradición cultural, prósperos y tecnológicamente punteros?


-El cristianismo aporta mártires y señales.

La recurrencia de milagros, lugares de poder y particularidades esotéricas del cristianismo merecen artículos aparte, y algo hablaré de todo ello en un futuro. Los cristianos tuvieron en un principio la virtud de la ejemplaridad. Esa virtud ha continuado en el tiempo, con fluctuaciones porque hay épocas más heroicas que otras, y se mantiene hasta hoy. El cristianismo sigue dando mártires. Un mártir es, etimológicamente, un testigo. Testifica con su sacrificio una verdad superior, un núcleo auténtico que ha encontrado en el cristianismo y al que no tiene intención de dar la espalda. Se sacrifica no por aturdimiento intelectual ni por estupidez, sino de modo sereno y sobrio, sabiendo el precio que va a pagar.

El asunto es demasiado rico para despacharlo con dos párrafos. Queda abierto para otra ocasión. La mística cristiana es tan asombrosamente rica que bien lo merece. Y seamos francos, las religiones abrahánicas se caracterizan por la posibilidad de un fanatismo que es raro de encontrar en las religiones paganas mediterráneas y en muchas de otras latitudes, y que a veces da la victoria.


-El cristianismo supera y quiebra las identidades tribales.

Eso es algo que ni siquiera el islam ha logrado conjurar. La identidad tribal subsiste intensamente en ellos. También subsiste, es cierto, en los países subsaharianos si bien en ellos la cristianización debe considerarse históricamente aún muy reciente.

El cristianismo ha sido un factor unificador, por ejemplo, en Iberia, y eso que nuestras identidades tribales no se han ido del todo, han subsistido bajo el manto cristiano. Las absurdas polémicas entre pueblos por sus vírgenes, por poner otro ejemplo: que para los de Villarriba su virgen sea más milagrera que la que los de Villabajo sacan en procesión es reminiscencia de tensiones tribales absurdas propias de tiempos paganos. Que un país como España se haya mantenido unido hasta hoy a pesar de toda la tensión tribal de la que no nos hemos liberado (a finales del siglo XVII los señoríos de Vizcaya y Guipúzcoa casi fueron a la guerra por una mina de carbón, algo que dudo mucho que se comente en las ikastolas, pero si se comenta agradecería que me sacasen de mi error), y que subsiste gracias al desdichado Estado-taifa autonómico, ha de apuntarse en el haber del cristianismo. Cuando España se descristianice, no habrá España. De hecho los partidos políticos de implantación nacional más netamente descristianizados son los más dados a tolerar y alimentar las liliputienses diferencias étnicas entre regiones españolas y a desentenderse de la unidad nacional.


-El cristianismo estimula altos valores.

Uno de ellos, sumamente importante para la evolución de nuestra especie, es la compasión. Tenida como debilidad por el subdarwinismo tarugo, es reivindicada hoy con fervor pero también con buenas razones. La evolución humana no fue sólo competitiva, ni siquiera mayoritariamente competitiva. Fue mayoritariamente colaborativa. La habilidad humana para pulsar las teclas de la inteligencia emocional garantiza futuro y prosperidad. Cuando la compasión se olvida, la vida es áspera y los logros mediocres. La práctica de habilidades emocionales como la empatía y la compasión mejora el comportamiento pro-social (de ahí la potente cohesión de las congregaciones cristianas, su solidaridad interna) y las funciones neuronales (el córtex de las personas con sentido religioso trascendente es más denso, y ellas son menos propensas a la depresión). Pero incluso la compasión es mejor que la empatía. Ésta supone participar del padecimiento ajeno, poniéndose emocionalmente en su lugar. Es una actitud pasiva. Por contra, la compasión es necesariamente activa. Tiene una parte de participación emocional, sí, "por alguien" y no "con alguien", a la que le sigue una pro-actividad en favor del prójimo, de quien sufre.


Crédito: Universidad de Ginebra, Centro de Ciencias Afectivas.

La investigadora Olga Klimecki ha descubierto que los canales bioquímicos que nuestro cerebro emplea para generar empatía son los empleados asimismo para el estrés y el dolor emocional. Por decirlo de modo algo tosco, el canal de la empatía pertenece a nuestro "cerebro primitivo". No es extraño ver conductas empáticas en otros mamíferos. Contrariamente a eso, el canal cerebral de la compasión es el mismo que atañe a la toma de decisiones conscientes, y no genera sufrimiento emocional sino placer y bienestar.

La compasión, tan cultivada por el cristianismo, es pues una función evolutiva superior y muy sofisticada, que beneficia tanto a quien la siente como a quien recibe las atenciones del compasivo.

También el trabajo duro, la sinceridad, la fidelidad conyugal, la benevolencia .... Son muchas las virtudes cristianas, ya enunciadas por el mismo Jesús. Hay un factor muy importante, una virtud extra que es más rara en el paganismo: la autocontención, el autoprohibirse cosas, el postergar gratificaciones. No insistiré más en lo bueno que es eso, pero sí diré que a menudo en el paganismo se divinizan conductas humanas bastante poco presentables. El cristianismo las condena con energía. Tanto el paganismo como el cristianismo saben que esas tendencias pertenecen a nuestra naturaleza, pero mientras uno "tira la toalla" el otro está dispuesto a seguir la lucha.


-El núcleo de verdad.

Es algo a lo que he aludido en varias ocasiones a lo largo de este texto. A pesar de lo mediocre, criticable y hasta condenable de buena parte de la evolución histórica del cristianismo, contiene un rescoldo de autenticidad. Algo pasó en el siglo I. El Ungido se manifestó con más fuerza que nunca. Es algo que incluso admiten muchos ateos, que al leer los Evangelios "hay algo" que no encuentran en los mitos griegos, una interpelación directa y actual a la conversión.

Los arquetipos nos acompañan en nuestro caminar por el mundo. El Ungido está ahí, con nosotros. Y a lo largo de la historia quizá haya sido el cristianismo original la forma más lograda de conectar con Él y canalizar Su presencia en nuestras vidas. Por eso, a pesar de la Inquisición, del juicio a Galileo, de la Pornocracia, de Francisco y de todo lo que se os ocurra, sigue habiendo "algo" en esa doctrina que ha cambiado el mundo y nos ha cambiado a nosotros.


Sic vidi res.



29 comentarios:

  1. El elenco de virtudes "cristianas" expuesto en el artículo puede perfectamente atribuirse a otras religiones, abrahámicas y no abrahámicas, y también a numerosas tradiciones morales o filosofías sapienciales. Ni las inventó ni las ostenta Jesucristo en exclusiva. Piensen por ejemplo en los filósofos clásicos o en los monjes budistas, unos y otros de varios siglos antes que Jesús de Nazaret, por cierto.

    Quiero decir con esto que el artículo no deja de ser un panegírico, muy general, muy calculado y también muy personal, que con dos pequeños arreglos podría vestir a otros grandes hombres o doctrinas espirituales de la historia.

    El autor del blog hace también hincapié en el elemento nuclear del cristianismo, el arquetipo del ungido, y ahí quería llegar yo. Ése es el elemento que yo impugno en primer lugar. Un espíritu libre no espera ni necesita un mesías. Me cabrea bastante, además, que las religiones abrahámicas, responsables de ese enorme vacío entre el hombre y la divinidad, corran después a ofrecer soluciones al problema que ellas mismas han generado. Me parece un chantaje en toda regla, propio de la peor política.

    Tampoco estoy totalmente de acuerdo con lo del carácter universal del cristianismo. Más que el judaísmo, sí, desde luego; pero otras religiones y filosofías -pienso nuevamente en el budismo- tienen más cartas para ser verdaderamente cósmicas. Dice el autor del artículo que "dado que el Reino reside y habita en cada hombre y cada mujer, su predicación es posible allá donde estén hombres y mujeres", y yo pregunto no ya por los chinos, sino cómo podríamos encajar entonces a los eventuales seres de otros planetas en la ecuación. Será que no han tenido todavía el privilegio, no tan universal, de conocer a Jesús de Nazaret...

    Y por último, como señalé en los comentarios del otro artículo, creo que el éxito europeo no fue gracias a, sino a pesar del cristianismo. El éxito europeo es el éxito de la raza europea. Etiopía, por ejemplo, es una nación cristiana aún más vieja que las europeas (allí se custodiaría, según los rumores, el Arca de la Alianza), y continúa siendo uno de los países más atrasados de África, que ya es decir.

    Como ya apunté, el cristianismo es una religión semítica y, en mi opinión, por completo ajena al espíritu europeo. No veo ninguna elevación ni ninguna épica en entregarse a las vías salvíficas de estas tradiciones, sino más bien sumisión e impotencia. Para mí es muy significativo que, mientras que los judíos y musulmanes no creyentes se siguen llamando a sí mismos "judíos" y "musulmanes", los europeos modernos nos autodenominamos "occidentales" y no "cristianos". Ciertamente, hay algo en el cristianismo que provoca la repulsión del alma europea y, que a falta de otros referentes, la aboca al ateísmo, a un paganismo regresivo y a otros errores.

    Por lo tanto, si las respuestas no están en Abraham, quizá estén en el Dharma, en la rueda de la vida, en la esvástica, símbolo ancestral no sólo de Europa, sino de la práctica totalidad de los pueblos.

    SW/GM

    ResponderEliminar
  2. Sobre el machismo, no hay mayor obra misogina que la biblia:

    GÉNESIS 3:16 (Dios a Eva)

    Dijo asimismo a la mujer: Multiplicaré tus trabajos y miserias en tus preñeces; con dolor parirás los hijos, y estarás bajo la potestad o mando de tu marido, y él te dominará.

    LEVÍTICO 12: 1, 2 & 5

    Hablo Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé luz a un varón, será inmunda 7 días.... Y si diera luz a una niña, será inmunda dos semanas...

    ROMANOS 7: 2

    Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido.

    EFESIOS 5: 22 & 23

    Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

    Éxodo 20: 17

    No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

    Martin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Martín... ¿Lutero? ¿O quizá la "pagana" del otro artículo?

      Para ser "feminista" te tienes muy bien leídas las Escrituras... ; )

      Un poco de honorabilidad, por favor.

      PD. De haber sido un personaje contemporáneo, Jesús de Nazaret habría abanderado el feminismo, sin ninguna duda. Como hace hoy la judería internacional, por cierto.

      Eliminar
    2. No he querido intervenir hasta ahora en los comentarios de este artículo, la verdad es que no quiero volver a responder lo de siempre a lo de siempre. Ahora bien, no tiene mucho sentido pretender falsar el alto valor que el cristianismo primitivo, aún no romanizado, otorgaba a la mujer citando textos precristianos. En cuanto a la cita de Romanos, es obvio que no la has entendido. Efesios es seguramente pseudoepigráfica, coló como de autoría paulina, nada más.

      Eliminar
    3. Pues, esta clarisimo lo que dice romanos: la mujer está sujeta a la ley del marido. Es decir, esta tiene que obedecer sin chistar a los requerimientos de este. Por ejemplo, si el machote de turno quiere sexo, pues esta se lo tiene que dar asi no quiera, ¿alguien dijo violación?.

      Martin

      Eliminar
    4. No seas demagogo y lee la cita de Romanos en su contexto. Esa ley ya no se aplica, se nos dice en la epístola. Los cristianos no están ya bajo la ley.

      Por lo demás, la sujeción legal no implica que la mujer pueda ser violada, como si fuera un objeto o una cabeza de ganado, sino que mientras no enviude no puede casarse de nuevo.

      Eliminar
    5. Hombre, es que si esa ley siguiera vigente (y si tuviese que interpretarse tal como lo hace Martín), según él, por estos lares habría tal cantidad de violaciones que los noticieros ni se molestarían en reseñarlo.

      En España, cuando una mujer es violada, es noticia de portada de todos los periódicos del país. Martín, mira si eso pasa en otros lugares más "avanzados" como Marruecos o Arabia Saudí, y luego nos cuentas lo "atrasados" que son los cristianos de la actualidad.

      Tan "atrasado" está hoy en día el cristianismo que incluso con ciertas tiranteces (o a pesar de ellas, en todavía muchas ocasiones, pero cada vez más bajando), muchas veces es la propia Iglesia cristiana la que denuncia casos de pedofilia y de abusos sexuales en su seno.

      Ahora vete a países coránicos y nos cuentas a cuántos muftís han denunciado por violar o tocar a niñas de corta edad...o por casarse con ellas.Para muestra creo que por ahí han colgado algunas citas coránicas muy ilustrativas, y que sí tienen vigencia en la actualidad.

      Eliminar
    6. No confundan, yo siento repulsa por todas las religiones sin excepcion (pero mas con las abrahamicas que se llevan el premio a las mas abusivas, intransigentes e intolerantes), estas no sirven mas que para atacar y destruir muchas veces los derechos mas fundamentales de las personas, sobre todo los colectivos vulnerables como mujeres, niños, etc.

      Martin

      Eliminar
    7. Supongo que eres consciente, Martin, de que los derechos más fundamentales de las personas también se pueden defender desde una perspectiva religiosa, por ejemplo contra tiranías ateas que niegan el núcleo sagrado del hombre. Es precisamente el carácter sagrado de la vida un aporte de las religiones, y tiene un tronco abrahánico. Los ateos y seculares han copiado con todo descaro ese carácter sagrado de la vida humana, sin atribuíselo a sus verdaderos padres, y eso en los países que mantienen una tradición moral cristiana. Cuando ésta falta porque no la había o porque se ha reprimido de manera inmisericorde, como en las tiranías comunistas, lo sagrado ya no es el hombre ni la mujer ni el niño ni ningún colectivo vulnerable, sino el Partido, el Hombre del Mañana y abstracciones varias. Los ateísmos basan su moralidad en la tradición cristiana que se han encontrado.

      Eliminar
  3. No sé si el autor del blog ha añadido algún párrafo después de mi primer comentario, o si no reparé yo en ello la primera vez que leí el artículo, pero quiero puntualizar que en absoluto Judea, Fenicia o Egipto eran Europa "culturalmente hablando".

    Europa es la raza europea, en primer lugar. La cultura, la lengua, la religión... definen la nación antropológica, de segundo orden respecto a la nación biológica; pero tampoco entonces judíos, fenicios o egipcios eran europeos en ese sentido, es decir, asimilables cultural, lingüística o espiritualmente a aquellos "escandinavos antiguos" o a los primeros griegos y romanos.

    Cuando no se tienen claros los conceptos es cuando uno acaba adoptando como "hermanos mayores" a quienes, con una sangre diferente, han conseguido "endosarle" previamente su cultura. Si al menos la adopción fuera recíproca...

    ResponderEliminar
  4. En ese sentido, y mirando escrituras sagradas, sobre machismo no sé yo si gana la Biblia. Recordemos algunas joyitas del Corán, sí, esa religión que a pesar de ser tan parecida al cristianismo y hasta peor, jamás puede ser criticada abiertamente por x motivos. El machismo no es privativo del cristianismo. Si no, echen un vistazo.

    Versículo An Nisa 4:34 – “Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquellas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles!”
    Según este versículo las mujeres son inferiores a los hombres, y deben ser gobernadas por éstos: “Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres porque Alá los ha hecho superiores a ellas”. Este versículo también habla en las palabras muy claras que el hombre está permitido a pegar a la mujer y hacerla sufrir. Ahí se ve el valor de las mujeres en el sistema del Islam. Eso resulta que en los países islámicos millones de mujeres están torturadas y sometidas al machismo. Y los musulmanes quieren seguir estas mismas normas hacia las mujeres en la tierra de España también por lo que les enseña el Corán.

    Versículo Al Baqrah 2:223 – “Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Alá y sabed que Le encontraréis! ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!”
    El Corán compara a la mujer con un campo (tierra cultivable) a ser usado por el hombre según su voluntad: “Vuestras mujeres son vuestro campo de cultivo; id, pues, a vuestro campo de cultivo como queráis” según el Corán la mujer no es nada más que una muñeca que se puede utilizada por un hombre por el motivo del sexo.

    En ningún lugar del Corán se dice que los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos. En ningún lugar se dice que sin ninguna duda hay que respetar a las mujeres. El Corán estaba escrito por un hombre machista por eso contiene todo en el favor de los hombres.

    Se puede decir que una religión es juzgada por lo que ésta dice acerca de sus mujeres. El Corán dice mucho acerca de ellas. Todas las citas del Corán son de la traducción de Yusuf Ali y pueden ser encontradas en Qur'an online.

    Los hombres tienen más derecho con relación al divorcio que lo que tienen las mujeres.
    “Las mujeres divorciadas esperarán con relación a sí mismas por tres períodos menstruales en tres meses. Ni les es licito para ellas esconder lo que Alá Ha creado en sus vientres, si ellas tienen fe en Alá y en el Último Día. Y los maridos de ellas tienen mejor derecho a tomarlas de nuevo en ese período, si ellos desean la reconciliación. Y las mujeres tendrán derechos similares a los derechos contra ellos, de acuerdo a lo que es equitativo; pero los hombres tienen un grado (de ventaja) sobre ellas. Y Alá es Exaltado en Poder, Sabiduría,” (2:228).

    ResponderEliminar
  5. Más:

    Los hombres Musulmanes pueden casarse hasta con cuatro mujeres, pero tal provisión no es posible para las mujeres Musulmanas.
    “Si tienen temor de no ser capaces de tratar justamente a los huérfanos, Cásense con las mujeres de su escogencia; Dos o tres o cuatro; pero si tienen temor de no ser capaces de tratarlas (a ellas) justamente, entonces, sólo una, o (una cautiva) que su mano derecha posea, que será más adecuada, para prevenir que ustedes hagan injusticia,” (4:3).

    La herencia de un hombre tiene que ser la porción de la herencia de dos mujeres.
    (Así) los dirige a ustedes Alá con relación a (la Herencia de) sus Hijos: al varón, una porción igual a esa de dos mujeres: si sólo hijas, dos o más, su cuota es dos tercios de la herencia; si sólo una, su cuota es mitad,” (4:11).

    Es correcto golpear a las mujeres.
    “Los hombres son los protectores y sostenedores de las mujeres, debido a que Alá le ha dado al uno más (fuerza) que al otro, y debido a que ellos las sostienen por sus medios. Por lo tanto, las mujeres justas son devotamente obedientes, y cuidan en la ausencia (del marido) lo que Alá les dé para guardar. En cuanto a aquellas mujeres en cuya parte temen deslealtad y mala conducta, (primero) amonéstenlas, (Después), rehúsen compartir las camas de ellas, (Y por último) golpéenlas (ligeramente); pero si ellas vuelven obedientes, no busquen contra ellas Medios (para molestarlas): Por que Alá es Más Alto, grande (encima de ustedes todos),” (4:34).

    En el Paraíso, mujeres voluptuosas esperan a los hombres para darles gratificación sexual.
    “Con ellos habrán (Doncellas), castas, restringiendo las miradas de ellas, cuyo hombre o Jinn no las ha tocado anteriormente,” (55:56).
    “Hemos creado (las Compañías de ellos) de creación especial. 36Y las hemos hecho vírgenes; 37puras (y sin mácula), Amadas (por naturaleza), iguales en edad, 38Como para Compañías de la Mano Derecha,” (56:35-38).
    “Verdaderamente para los justos habrá un cumplimiento de los deseos (del corazón); 32Jardines encerrados, y viñedos, 33Y mujeres voluptuosas de igual edad,” (78:31-33).

    Cómo pegar a las mujeres según textos coránicos:
    ¡Hay que pegar a las mujeres, sí, pero hay maneras y maneras de hacerlo: a la que es delgada, con un bastón; a la robusta, con el puño; a la gordita, y sólo a ella, con la mano bien abierta..., de modo que uno no se haga daño a sí mismo ! (Claude Aner, citado por H..Bousquet: L ' éthique sexuelle de l ' islam, p. 171).

    ¡Cuando para satisfacer su deseo el hombre llama a la mujer, que ella acuda corriendo aunque esté con las manos en la artesa! (Talq bin Alí).

    ResponderEliminar
  6. Hola Apolo 16

    "Para mí es muy significativo que, mientras que los judíos y musulmanes no creyentes se siguen llamando a sí mismos "judíos" y "musulmanes", los europeos modernos nos autodenominamos "occidentales" y no "cristianos"."

    Lo que hoy conocemos como "Europa" se denominó durante siglos como la "Cristiandad", esta Cristiandad se rompió en el siglo XVI con la "Reforma" protestante, que en rigor debería denominarse "Ruptura" porque rompió la Cristiandad en dos bloques, (la verdadera "Reforma" ya se había iniciado en España con personajes como Cisneros y culminó en el Concilio de Trento, y no supuso una ruptura) y una Revolución comparable, en cuanto a sus efectos y siempre en el contexto de su época a la Revolución Comunista del siglo XX: división de la cristiandad en dos bloques, guerras civiles, persecuciones, matanzas, etc. Después vinieron la Ilustración y las "Luces", con sus ataques a la Iglesia, la Masónica Revolución francesa, y en general un proceso de descristianización o de secularización de la antigüa Cristiandad que culminó en la Revolución Comunista y sus planes de exterminio de la religión cristiana y la idea de Dios y la religión.

    Los judíos y los musulmanes no han pasado ni por la Reforma, ni por la ilustración, ni por la Revolución, los judíos de hecho eran un pueblo dispersado en otras civilizaciones, no una civilización en si, los musulmanes si constituyeron una civilización, pero como tal no conocieron nada parecido a una secularización o "desislamización", ni por supuesto ni Renacimiento, ni Reforma, ni Ilustración, ni Revolución. Lo cual por cierto, significó su estancamiento como civilización.



    "Ciertamente, hay algo en el cristianismo que provoca la repulsión del alma europea"

    Eso que dices no se sostiene por ningún lado, decir que el Cristianismo "provoca la repulsión del alma europea", es no conocer la historia, porque lo que hoy conocemos como "Europa" no es más que una derivación moderna de lo que siempre fue la "Cristiandad". Lo que hoy conocemos como "Europa" se sostiene en tres pilares: Grecia, Roma y el Cristianismo, posteriormente el Cristianismo derivó en el Catolicismo que es una síntesis entre el helenismo heredado por Roma y el Cristianismo, es decir entre Razón y Fe. Esto quedó reflejado en la síntesis tomista, que aportó el elemento aristotélico y la Revelación Cristiana, sobre esto se ha construido lo que conocemos hoy como "Europa" o "civilización occidental".

    Si, como dices, el cristianismo "repugna al alma europea", entonces lo lógico hubiera sido que los nativos europeos romanizados, se hubieran convertido al paganismo o al arrianismo de los visigodos, ostrogodos, lombardos, vándalos, francos, etc, sin embargo era tal la "repugnancia" del alma Europea hacia el Cristianismo que resulta que esos bárbaros se acabaron convirtiendo al Cristianismo, (en España tenemos el ejemplo de Recaredo) y lo mismo hicieron los vikingos que después de sus saqueos se establecieron en zonas de Europa, y los Magiares que acabaron dando lugar a la muy Católica Hungría. Si "Europa" ha sido abocada al ateísmo o al paganismo regresivo como comentas, es precisamente por haber dejado de ser la "Cristiandad" (recordemos desde el siglo XVI con la Ruptura), es decir, por haberse descristianizado, no por culpa del Cristianismo.

    Si observamos las grandes invasiones que sufrió "Europa", ( bárbaros,musulmanes, vikingos, magiares, turcos), ¿como se explica que "Europa" persistiera en el Cristianismo e hiciese de él su seña de identidad?, me parece una tozudez un poco extraña para unos europeos que sentían en su alma una innata "repugnancia" hacia el Cristianismo.

    ResponderEliminar
  7. Tampoco estoy totalmente de acuerdo con lo del carácter universal del cristianismo. Más que el judaísmo, sí, desde luego; pero otras religiones y filosofías -pienso nuevamente en el budismo- tienen más cartas para ser verdaderamente cósmicas."

    Una cosa son las Cartas y otra distinta es la realidad, y la realidad dice que el Cristianismo se ha impuesto en dos grandes continentes, (Europa y América), y partes significativas de Africa, Asia y Oceanía. Solo el islam es comparable, sin su vocación ecuménica el cristianismo es incomprensible.Como también sería incomprensible la vocación universalista de todos los grandes Imperios Europeos desde la Edad Moderna, desde el español hasta el británico.

    En cuanto a las "filosofías" propiamente dichas, la que ha alcanzado mayor difusión como pivote de la civilización occidental ha sido el Aristotelismo, de hecho no se qué filósofo dijo que toda la filosofía occidental puede considerarse como simples notas al pie de página de Aristóteles, y precisamente el Aristotelismo ha formado parte de esa síntesis tomista que ha dado lugar al pensamiento escolástico-cristiano.

    "Europa es la raza europea, en primer lugar. La cultura, la lengua, la religión... definen la nación antropológica, de segundo orden respecto a la nación biológica; pero tampoco entonces judíos, fenicios o egipcios eran europeos en ese sentido, es decir, asimilables cultural, lingüística o espiritualmente a aquellos "escandinavos antiguos" o a los primeros griegos y romanos."

    Conceptos como "nación" o "raza" son muy modernos, en todo caso "Europa" fue la Cristiandad en primer lugar, (después del ensayo previo del Imperio Romano) sin ese elemento aglutinante jamás se hubiera podido cohesionar a tantos pueblos y "razas" tan heterogéneos, como griegos, romanos, celtas, iberos, galos, germanos, bárbaros, vikingos, magiares y tantos otros en un proyecto común llamado Cristiandad, este es un hecho histórico que creo no admite discusión: primero fue la Cristiandad, después "Europa" y la Cristiandad como elemento aglutinante de la identidad "europea" no está definida por la biología sino por la creencia común en el carácter del Ungido como Hijo de Dios y la vocación Trascendente del Destino del Hombre, en suma, el gran mensaje del Cristianismo ha sido el triunfo de la Vida Eterna sobre la Muerte, en cambio "Europa" hoy se descristianiza y vemos en cambio un triunfo de la Cultura de la Muerte sobre la Vida,(aborto, homosexualismo estéril, materialismo) cuando Europa deje de ser Cristiana, Europa se acabará.( y vamos por ese camino).

    "De haber sido un personaje contemporáneo, Jesús de Nazaret habría abanderado el feminismo, sin ninguna duda. Como hace hoy la judería internacional, por cierto."

    Eso es igual de falaz que decir que de haber sido un personaje contemporáneo, Jesus hubiera abanderado el marxismo, el comunismo, o la teología de la liberación. El feminismo actual es un subproducto del marxismo ateo, es otra teología laica de la liberación que propugna la lucha de sexos,(por lucha de clases), el empoderamiento de la mujer( por dictadura del proletariado), y la sociedad sin sexos ( es decir, la sociedad del "género" a la carta), por no hablar de su defensa y promoción del exterminio masivo de no-nacidos y su hostilidad sañuda hacia la Iglesia y la religión. En todo caso y para resumir, promete al igual que el comunismo un "paraíso terrenal" en esta tierra, y no el Reino de Dios que no es de este mundo ¿te parece que Jesus apoyaría esto?, en tal caso, no sabes absolutamente nada acerca del mensaje Cristiano.








    ResponderEliminar
  8. "Por lo tanto, si las respuestas no están en Abraham, quizá estén en el Dharma, en la rueda de la vida, en la esvástica, símbolo ancestral no sólo de Europa, sino de la práctica totalidad de los pueblos."

    La esvástica no deja de ser una cruz, compuesta de un Centro o Motor inmóvil que es a su vez el origen del movimiento de sus cuatro aspas, es decir, de todo movimiento y manifestación. En efecto es un símbolo ancestral, pero la Cruz Cristiana también lo es.

    "Como ya apunté, el cristianismo es una religión semítica y, en mi opinión, por completo ajena al espíritu europeo. No veo ninguna elevación ni ninguna épica en entregarse a las vías salvíficas de estas tradiciones, sino más bien sumisión e impotencia."

    ¿Sumisión e impotencia?, explícame entonces como es posible que los pueblos de la otrora llamada Cristiandad resistieran a todas las invasiones asimilándose la mayoría de ellas (bárbaros germánicos, islámicos, vikingos, magiares, turcos), y después de resistir sin perecer se lanzaran a la conquista, colonización y evangelización de todos los continentes conocidos, jamás he visto una "impotencia" tan espectacularmente potente.

    En cuanto a los mártires y santos cristianos, eran tan "impotentes" que fueron capaces de resistir las mayores persecuciones, torturas, matanzas y privaciones sin derrumbarse en ningún momento y además bendiciendo a sus verdugos, sin embargo en el Occidente laicista de nuestros días cada vez mas gente cae en la depresión y en el suicidio por las causas mas nimias como que te deje la novia, ¿tendrá algo que ver con la falta de Fe?, yo opino que si.

    Seguramente me responderás que ese éxito se debe a la "raza europea" y no tiene nada que ver con el cristianismo, entonces según tu los ocho siglos de Reconquista peninsular y la conquista de América se hicieron fundamentalmente a causa de un componente biológico-racial, y en base a un sentimiento racial. No hace falta decir que eso tampoco se sostiene.

    "El autor del blog hace también hincapié en el elemento nuclear del cristianismo, el arquetipo del ungido, y ahí quería llegar yo. Ése es el elemento que yo impugno en primer lugar. Un espíritu libre no espera ni necesita un mesías. Me cabrea bastante, además, que las religiones abrahámicas, responsables de ese enorme vacío entre el hombre y la divinidad, corran después a ofrecer soluciones al problema que ellas mismas han generado. Me parece un chantaje en toda regla, propio de la peor política."

    El enorme vacío entre el hombre y la divinidad empezó a crearse con el deísmo de los ilustrados, en el cual Dios no era más que una entidad lejana e inaccesible sin ningún tipo de relación con el hombre, de ahí se derivó el agnosticismo, el ateísmo y finalmente el vacío nihilista y el sinsentido existencial. El Cristianismo es todo lo contrario, supone una relación estrecha con el Padre y una comunicación diaria a través de la oración, un hombre con Fe jamás siente vacío ni miedo. El vacío viene precisamente cuando el hombre no cree en nada.









    ResponderEliminar
  9. Bueno, es de sobra sabido el esfuerzo descomunal que realizan algunos "modelnos" por criticar y denostar el cristianismo, pese a hallarse éste, de manera inevitable e ineludible, en su propio acervo cultural. Los bandazos de Apolo16 demuestran bien los extremos a los que estas irreflexivas críticas, surgidas del ámbito puramente subjetivo, pueden conducir.

    Por ejemplo, acusar a un religión de no ser europea por ser semítica, para justo después, asegurar que la espiritualidad europea se debe buscar en el Dharma (concepto originario de la India), que por lo visto sí que es europeo (¡¡¡)

    Su persistencia en referirse a un "espíritu europeo" que no logra ser capaz de definir con exactitud recuerda un poco a cierta noción de supremacismo. Pero al margen de ello, es difícil definir la idea de Europa sin recurrir a uno de sus elementos vertebradores centrales: precisamente, el cristianismo.

    Y esto es así, porque así ha sido la historia de ese pequeño continente (que desde el punto de vista estrictamente geográfico ni siquiera lo es, porque es más una construcción cultural que otra cosa, y esa construcción se cimentó sobre una religión y sus valores), y que jamás estuvo realmente unido hasta que llegó una religión semítica a unirlo. Pretender decir otra cosa es faltar a la verdad, a la historia, y a la cultura "europea" que construyó ese término y sus implicaciones.

    Al final es una cuestión de aceptación de la realidad. Entiendo que los neopaganos y orientalistas (en el caso que nos ocupa, una peculiar mezcla de ambos, turnándose según escribe o le da el día), creyéndose más "guays" que el promedio, no sean capaces de asumirla porque ello supondría perder ese "guayismo" que les hace sentirse bien, superiores a la media, y especiales. Es más barato que una sesión en el psicólogo, eso sin duda. Pero hay que cuidarse, porque a la larga, estos métodos caseros de autoestima pueden salir muy caros: con inconvenientes como el distanciamiento de la realidad o la manipulación y deformación, intencionada o no, de ésta.

    ResponderEliminar
  10. Off-topic total.

    Hombre-Lupa, ¿qué opinas sobre el nuevo presidente usano, el Sr. Donald Trump?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te me adelantaste, Anónimo.
      Por lo que te he leído, Hombre-Lupa, Trump no es santo de tu devoción (muy populista, no cree en el calentamiento global...) pero me gustaría saber qué piensas que será su actuación en esta legislatura. ¿Se le acabó el chollo a Soros y compañía o se la han colado a los americanos?

      Eliminar
  11. Su victoria es el acontecimiento del año. Va a dejar pequeño al Brexit.

    La campaña de Trump ha sido idiocracia de manual, con un discurso de bajo nivel de elaboración aliñado con guiños a sectores de la sociedad useña que acumulan resentimiento desde hace ya décadas. Pero no ha sido el único, pues también Clinton ha manejado un discurso ramplón, menos borde pero igualmente de poco vuelo. Eso por no hablar de la idiocracia que hemos tenido que soportar en los medios españoles, prensa especialmente (lo digo porque no enciendo la tele desde hace quizá meses), antes de las elecciones y después, con un continuum de faltas de respeto no sólo a Trump sino también a sus votantes y, de paso, al perfil de potencial votante occidental, como si los obreros blancos "cisgénero" fuésemos unos fascistas y unos cretinos. Al menos Trump va a llevar un discurso distinto a partir de ahora, mientras que los voceros que nos martillean día sí día también insistirán en el suyo, que recicla antiyanquismo setentero e insensatez apocalíptica. He tenido que leer cada cosa .... y me atrevería a decir que casi nadie sabe casi nada del programa de Trump.

    No ha ganado él. Más bien ha perdido Hillary, una continuista tanto de su apellido de casada como del legado de Obama, que con sus cosas mejores y peores tiene más talento político que ella. Hillary tenía peor discurso que Obama, menos imagen que Obama, y a buen seguro mucho peor equipo de colaboradores que Obama. Da la sensación de que Hillary lee la prensa española y se creyó que la "América blanca" no volvería a ganar nunca, como se dijo tras la derrota de Romney, y que bastaba con apelar a lo progresista y lo multirracial como si fuese una especie de genio de la lámpara electoral, pasando olímpicamente de la clase media blanca empobrecida (esto último no lo digo yo, sino ellos mismos, reconocen haberse equivocado en ello). Trump ha conseguido menos votos populares que Romney, creo recordar que dos millones menos. La clave ha estado en el desgaste demócrata, con una pésima candidata. Y también que es habitual allí que tras ocho años de demócrata se bascule a ocho de republicano, con algunas excepciones pero desde Truman viene siendo así.

    ResponderEliminar
  12. El programa de Trump contiene alguna que otra cuadratura del círculo, pero me parece interesante cómo va a ser ese plan de choque para los primeros 100 días. Hay medidas que llegan tarde y que Obama no quiso imponer, como el estatus de "manipulador monetario" de China, que ha estado recurriendo sistemáticamente a devaluaciones de divisa para seguir con su dinámica exportadora y su ya agrietado papel de "fábrica del mundo". En el último año las exportaciones chinas han caído por debajo de la devaluación, tanto en dólares como en yuanes, da la sensación de que ese recurso ya ha agotado completamente su ciclo, pero no es descartable que desde la cúpula china se lea como algo coyuntural debido a la deflación petrolera global y que sigan apostando por más devaluaciones.

    Otro punto, que suprimirá el aporte useño a la lucha global contra el cambio climático, destinándolo a políticas medioambientales internas. Trump tiene ramalazos magufos, y está influido por el lobby negacionista del cambio climático. Espero que ahora que ha llegado a la presidencia esté mejor asesorado y tome medidas más sensatas. Pensar que el CC se está produciendo no le hace a un ni "progre" ni "mundialista", eso es una necedad, y pienso que tenemos suficientes elementos de juicio para dar como altamente probable que estamos en un CC antropogénico bastante acelerado, y que ante eso las soluciones globales serán todo lo "menos soberanas" que se quiera pero sí serán más eficaces.

    Las medidas proteccionistas deben cogerse con pinzas. Me interesa el tema de la reducción de impuestos y la congelación de empleos federales. Necesitamos más empleo privado, es un problema tanto de Usa como de España (ha sido muy comentado últimamente en el caso español, por la previsible ruina del sistema de pensiones y de cómo la mejor manera de evitarla no consiste en desglosar partidas y zarandajas varias sino en crear empleo) y eso que ellos tienen mucho menos paro, las últimas cifras de la era Obama han sido realmente buenas.

    Por otra parte Trump no era el candidato de la élite californista, eso desde luego. Ha sido interesante ver la reacción de sus marionetas. Ver a Miley Cyrus, quien ha aparcado por un rato sus twerkings y sus diademas-dildo, llorando cual Magdalena ha sido de aurora boreal.

    ResponderEliminar
  13. Incentivos fiscales y apoyo público para un macroplán de infraestructuras (hacen falta, muchas acusan envejecimiento), deducciones fiscales por el cuidado de niños y ancianos, rebajas impositivas a los matrimonios con al menos dos niños, un sistema de capitalización para gasto sanitario flexible y heredable que sustituirá al Obamacare .... muchas cosas suenan bien. En cuanto a la cuestión migratoria, es obvio que los países tienen fronteras, y las tienen para algo. Sin fronteras no hay países desarrollados, y sin fronteras no hay democracia que valga. Menos mal que la evolución de las especies no ha sido progre y nos ha dotado de fronteras biológicas como la piel, las membranas celulares y la barrera hematoencefálica, pues de lo contrario ni existiríamos. Trump va a llevar a cabo una política bastante drástica sin necesidad de lo que Naomi Klein llama "la doctrina del shock", es decir, actuar en caliente ante una tragedia tras la que no se descartaría una "mano negra". No ha habido un shock como el 11-S en este caso, aunque sí un goteo continuo de atentados islamistas en suelo occidental, preferentemente europeo pero que ha llegado a salpicar a la sociedad useña. Súmense los casos de Colonia y de Calais, y se entenderá mejor. Más que un shock, ha sido una lluvia fina a la que hay que atribuir buena parte del éxito del Brexit y no tanto el de Trump (insisto, le votó menos gente que a Romney) como la desafección demócrata al ver que Hillary no iba a hacer nada salvo predicar buenismo. Y llega un momento en que un pueblo se harta.

    La regla de trabajadores useños primero no debería sorprender, dado que en los países de Iberoamérica por regla general (googléense los respectivos estatutos laborales si no se me cree) las empresas con diez o más asalariados sólo admiten un 10% de extranjeros, o hasta un 20% si son puestos cualificados o de asesoramiento.

    En ese tema yo pensaba, ante la situación actual, que quién le pondría el cascabel al gato. Pues en este importante año 2016 han salido varios dispuestos a ponérselo.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Hombre-Lupa.

      El premio de consolación para paliar la disonancia cognitiva de los perdedores es que “no ganó Trump, sino que Hillary perdió”. Ella no tiene carisma, es corrupta y traicionera (cf. “mailgate”, con una serie de misteriosas muertes a su paso) y financiada por Wall Street (para que luego venga con el rollo “hija del pueblo”), por no mencionar las cuestiones sobre su estado de salud y que no supo gestionar. Es cierto, una piedra habría hecho un mejor trabajo.

      Pero no le quitemos mérito a Trump; podemos criticar su nivel retórico, pero no ha hecho más que combatir fuego con más fuego, no se ha achantado, y eso le ha dado la victoria. En el bingo del “ataque progre” (le han acusado de todo: Hitler, fascista, racista, sexista, violador…) se llevaría el bote. Un ataque asfixiantemente estrogénico y emocional, repetitivo, pedante y que ya no significa nada de nada. Trump ha sabido transformar esa energía negativa en algo bueno para su campaña, recolectando el descontento de una clase media blanca harta de ser demonizada (último ejemplo: movimiento BLM).
      Me alegro por la victoria de Trump, aunque sea sólo por el derechazo que ha supuesto a la progresía, que ahora protagoniza una comedia de vaqueros: llora, corre despavorida, se tira de cabeza por la ventana y se esconde debajo de la mesa. Si finalmente cumple (eso habrá que verlo) y mejora a las clases bajas y medias de EEUU, mejor, y si esto de alguna forma influye positivamente o inspira algo en España, mejor que mejor.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Lo mas gracioso es ver a las feministas chillando con que es por el machismo que gano Trump y no Hillary. Es decir, ellas querían que gane ella por el simple hecho de tener senos, absurdo. Pero igual es interesante ver como anteponen el genero a la calidad humana (cosa que Hillary obviamente no tiene).

      Luis

      Eliminar
    3. Fue sonado el zasca de Susan Sarandon, "yo no voto con mi vagina". Le dan un valor simbólico exagerado a eso, ya han tenido un presidente negro (algo que según muchos progres no se permitiría, por el "stablishment" blanco, etc), sin que haya redundado gran cosa en el bienestar de la minoría negra useña, casi diría que al contrario (lo que no les ha impedido votar nuevamente demócrata en masa; a la comunidad afrouseña le vendría muy bien votar republicano y recristianizarse, sus parámetros de bienestar y de futuro mejorarían mucho, pero obviamente esto que estoy escribiendo es "facha", pues nada, que sigan votando demócrata en un 92% que menudo negocio están haciendo). Quieren un presidente mujer por el "símbolo" de que "las cosas están cambiando". Si las cosas cambian, que sea en algo más relevante que eso. Luego querrán un presidente tranny, no sé. Le otorgan un valor taumatúrgico a eso. Curiosamente, un presidente judío no parece correr tanta prisa para el progresismo rampante. La opción Sanders era la "de los jóvenes", no la opción de un presidente judío como ha habido presidentes de origen alemán o irlandés. Estos progres, tan suyos ....

      Eliminar
    4. Las reductiones ad Hitlerum aplicadas a Trump han reventado el reductionómetro. No se ha visto un ataque tan generalizado, tan virulento y tan descerebrado desde que se emitió el último capítulo de "Perdidos". Trump podrá no ser santo de mi devoción, pero tiene de nazi lo que yo de pescador polinesio. Y han hecho extensivo el insulto hacia mi condición y mi clase social, sólo que aplicada a otro país. Según parece, los trabajadores varones con la piel clara no deberíamos votar, porque si votamos podemos liarla y eso desata el nerviosismo en ciertas terminales. Y el discurso demócrata ante los desafíos de hoy (movimientos migratorios de nuevo cuño, cuarta revolución industrial-tecnológica ad portas, fin del paradigma petrolero-gasístico en las próximas dos décadas (el Brent ha bajado a 43 dólares, sigue muy lejos del equilibrio), progresivo envejecimiento poblacional, contracción de la población activa en países estratégicos, círculo maniático inflación-deflación, nuevas formas de delincuencia) es viejo, trillado, buenista, romo e inoperante. Mucho votante demócrata ha percibido que por ese camino no está la solución.

      Había quien prefería la aburrida certidumbre del continuismo clintoniano, igual que Obama pero en peor, al menos hay que admitir que Obama tiene cierta chispa. A ver. Jiménez Losantos no estaba muy contento, pero hoy le he leído cosas más sensatas, más que nada porque Trump parece mostrarse más sensato.

      La campaña fue muy bronca y con poquitas ideas; ahora bien, a nadie debería extrañarle que haya un Trump gobernante distinto del Trump candidato. Creo que puede presentar un buen equipo de trabajo, ésa es la impresión que da, y que algunas cosas se harán con tacto. La transición post-Obamacare no será traumática, él mismo prometió a Obama que no se lo cargaría todo, y hace bien, las sociedades necesitan seguridad jurídica.

      Eliminar
    5. Y lo de Black Lives Matter es impresentable. Bien está que protesten por los desmanes que a veces comete la policía en el ejercicio de sus funciones, pero parece olvidárseles que la amplísima mayoría de negros asesinados en Usa lo son a manos de otros negros. Ante un negro muerto por una extralimitación fatal de la policía, "ni uno más". Ante la realidad de muchos negros, muchos estudiantes y trabajadores negros, muchos chicos negros, muchas niñas negras, asesinados por gangstas parece que eso es más bien una especie de fatalidad, unas velitas, unas florecitas, una familia destrozada y el olvido. Mínima, o nula, repercusión mediática. Porque claro, ahí no hay nada que rascar en términos de agenda victimista.

      Por favor, consúltense las estadísticas que el FBI hace públicas, y constátense los datos. ¿Es que el 93% de negros asesinados por negros no vale nada? ¿Son asesinatos de segunda, o de regional preferente? ¿Esos padres, esas madres, esos trabajadores, esos chavales, esas niñitas, no valen nada?

      Por favor. No tienen vergüenza.

      Eliminar

  14. Todo esto recuerda a la victoria de G. W. Bush. Los demócratas pensaban que jamás ganaría, que no tenía la inteligencia necesaria etc. Tras la derrota acabaron culpando a un país que no terminan de entender, y sobre todo al resto de la izquierda que para ellos debía subordinarse al partido demócrata por pragmatismo.
    Hay una brecha de izquierdas en occidente. Por un lado la izquierda extrema (Sanders, Podemos, Grillo, Corbyn...) y por otro la moderada (Clinton, PSOE, Renzi). Se odian a muerte y prefieren perder elecciones a estar juntos. Renzi puede ser la siguiente víctima si pierde el referendum en diciembre.
    También hay una incompatibilidad clara entre la derecha de universidad (neoliberalismo simplón, impuestos bajos, lo público es siempre malo y punto, el "outsourcing" y la globalización son inevitables...) y la derecha trabajadora que no quiere que sus trabajos se hagan en China y sí quiere un Estado de Bienestar amplio que ellos necesitan. Veremos cómo Trump contenta a ambos, cuando él mismo hace uso de trabajadores inmigrantes por doquier.

    Como decíamos hace días la gente ya no vota por razones pragmáticas, sino ideológicas. Clinton es una candidata sin una gran definición ideológica y eso es letal en la actualidad. Me pregunto que habría pasado de haber habido un candidato carismático como Perot, Ron Paul o Nader este año.

    En España el miedo al McDonalds sigue siendo superior al miedo al kebab, pero noto en mi entorno más rechazo que antes a la inmigración, y sobre todo entre gente de izquierdas de renta baja.

    ResponderEliminar
  15. No sé si te lo habrán preguntado ya, Hombre Lupa, pero ¿qué opinas del sistema de elección presidencial por voto electoral en EEUU? ¿Lo ves preferible al voto popular? Viendo los resultados de estas últimas elecciones es verdad que Trump ha perdido por casi dos millones de votos populares (California ha sido determinante en este desnivel); sin embargo, el mapa de voto por estado y por condado muestra que, de haber tenido en cuenta prioritariamente el voto popular, cinco burbujas urbanas demócratas (Los Angeles, Nueva York, Miami, Chicago y Washington) tendrían control sobre el resto del país (zonas rurales, áreas deprimidas y pequeñas y medianas ciudades), que ha votado mayoritariamente republicano en casi todos los casos. ¿Cómo lo ves tú?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, perdona por la tardanza en responder. Lo que preguntas es muy complicado, no tengo una respuesta unívoca. Es evidente, si un hombre = un voto la concentración de muchos hombres en una urbe será más decisiva que la dispersión de pocos en un territorio rural por amplio, rico e importante que sea. Las ciudades mandan, y el voto urbano (con sus peculiaridades, y carencias) manda.

      Supongo que algo de eso se quiso solucionar con el sistema representativo que hay en España, y que lleva al clásico ejemplo de que el voto de un soriano vale mucho más que el de su vecino madrileño. Han querido equilibrar el peso del territorio ante el peso poblacional, creando una gran distorsión. Todo sistema electoral parece distorsionado.

      Hillary ha ganado, acabo de leerlo, por 1 millón setecientos mil votos. Ha ganado en votos pero ha perdido las elecciones. Si eso no es una distorsión (sin entrar ahora en el candidato de mi preferencia: ambos eran malos a rabiar, con la diferencia de que el equipo de Trump me parece mejor), que venga Dios y lo vea, como suele decirse.

      Creo haberlo comentado ya en otra ocasión, para mí lo más justo es la circunscripción única. Sin distorsiones y sin primar a partiditos regionales que hacen de su actividad de bisagra una forma de medro. Puede que sea una simpleza por mi parte, pero así es como lo veo. En las europeas la circunscripción es única, por ejemplo, y nadie se tira por la ventana gritando que es un atentado a la democracia, tal vez porque para muchos esas elecciones son una "maría" y el sistema de partidos se lo puede permitir.

      Eliminar