viernes, 1 de julio de 2016

Comentario de urgencia sobre el Brexit





Como sabéis el solemne alcornoque David Cameron se ahogó en el segundo charco que pisó -el primero fue el referéndum sobre la independencia de Escocia, dos años atrás-, el de proponer al pueblo soberano del Reino Unido -¿a quién se le ocurre consultar al pueblo?, ¿y si nos sale por donde no esperamos?- la pregunta de si deseaba permanecer en la UE o si prefería salirse de ella. El resultado, muy ajustado (poco más de un 51% de los votos válidos), se decantó por la segunda opción, el llamado Brexit. A favor de ella no estaban sólo gente como Farage del UKIP sino también miembros importantes del partido de Cameron (como Boris Johnson, quien últimamente camina más encorvado que el del sorpasso-tortasso). Este mapa indica la decantación de voto por territorios. Más ilustrativo imposible:


Crédito: la web del periódico The Independent. Esa astillita de abajo a la izquierda es Gibraltar.

Han votado en contra, mayoritariamente hablando, los territorios de Escocia, los archipiélagos escoceses de las Orcadas y las Shetland, Irlanda del Norte, Gibraltar y la mayoría de los núcleos urbanos ingleses más destacados, como Manchester, Liverpool, Leeds, Bristol, Plymouth y sobre todo Londres. Han votado a favor Gales y especialmente Inglaterra.

Esa diferenciación tiene su lógica. Veamos por qué.

-Irlanda del Norte no es inglesa. Es irlandesa. Lo normal y lógico es que se reintegre a Irlanda. Antes, sin fronteras comunitarias, ambas Irlandas estaban unificadas de facto. Eso puede haberse terminado, lo cual podría conllevar respuestas imprevisibles. Salseo incoming, cuidao pues.

-Escocia no es inglesa. Es Escocia, con sus dos racimos de islas. Aunque rechazó a Inglaterra en tiempos de Braveheart y de Robert Bruce, una disparatada aventura colonial en Panamá (una proyectada Nueva Caledonia a finales del siglo XVII) hizo quebrar a la Hacienda escocesa, rescatada financieramente por Inglaterra a cambio de firmar una Acta de Unión, en 1707. Podría volver a ser independiente en un futuro.

-Gibraltar no está poblado por ingleses, sino por llanitos (así se llama a sus habitantes, la mayoría de origen genovés, no anglosajón). El territorio es ibero. Aquí influyen factores económicos oportunistas que podrían animar a los llanitos a reintegrarse a España, en función de un peculiar patriotismo rojigualdo sobrevenido.

-Los grandes núcleos de población, y particularmente Londres, están dejando de ser ingleses o no lo son ya. No es que lo diga yo:




No se trata de que Londres sea hoy una urbe multirracial. Lo son las macroúrbes de Usa y Brasil, pero participan de una misma cultura. Londres es la ciudad global por excelencia hoy. Es más, todo el mundo ha ido a Londres a vivir unos meses. Muchos españoles que yo conozco se fueron allí a "aprender inglés" regresando sin tener repajolera del idioma de Donne. Es la ciudad que todos los habitantes del planeta globalizado tienen que visitar alguna vez. No es una ciudad socialmente movediza de fortunas instantáneas de primera generación (como lo podría ser Los Ángeles) ni una ciudad de estructuras seculares (como Florencia, en la que las familias más poderosas e influyentes son básicamente las mismas que las del Renacimiento: en cierto sentido puede decirse que el modelo florentino de ciudad es el perfecto, el más duradero en el tiempo). Es una ciudad de compartimentos. No hay verdadera integración. Hay una pequeña Islamabad y una pequeña Varsovia y una pequeña Lagos y una pequeña Kingston en Londres.

Quienes no son ingleses, con independencia de lo que diga su pasaporte, malamente podrán pensar y sentir como ingleses. Piensan a la escocesa, a la irlandesa o a la global. Comprensible, igualmente, que los ingleses hayan demostrado que piensan a la inglesa.

Y una pregunta: ¿es el Brexit la primera consecuencia de calado de la "crisis de los refugees" o no tiene nada que ver?


Le llamo "comentario de urgencia" a esta minientrada porque ya estaba pensada a las pocas horas del plebiscito pero no pude escribirla hasta ahora, más de una semana después. Tiempo, tiempo, ¿por qué te escapas de mí?



3 comentarios:

  1. Hombre-Lupa, ya que lo mencionaste, ¿qué opinas de del UKIP?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me parece un partido muy original, es bastante clásico en sus propuestas. Lo que más me despista es cómo se posicionan en el tema del medio ambiente y de las energías limpias; en lo demás parecen bastante "liberales clásicos", en la medida que se pueda ser eso a estas alturas.

      Es uno de esos terceros partidos que parecen imposibles en España. Su crecimiento demuestra que Inglaterra quiere despertar. Supongo que al "tercerismo" español el UKIP no le entusiasma porque es demasiado civil. Si se presentasen aquí les votaría.

      Eliminar
  2. Oye, qué falta hacía un comentario así, chico. Profundo y cabal. Faltan los useños, pero no se puede tener todo...

    ResponderEliminar